LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 Historia de un Detective (23) Final 2/2

Ir abajo 
AutorMensaje
Jaime Olate
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2009
Fecha de nacimiento : 17/01/1941
Edad : 77
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 01/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: -Escritor con textos DESTACADOS
Mención Mención: Lobo ,El Detective. Texto EXCEPCIONAL
Premios Premios: 1ºLugar Concurso "Ecología" parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: Historia de un Detective (23) Final 2/2   Jue Dic 22, 2016 11:04 pm

Bautismo con una Buena Diligencia.

Bueno, aquí la cosa se puso como en las películas. Susurrando nos pusimos de acuerdo en entrar bruscamente al lugar que nos indicó la señora Gonzaga y tuvimos la suerte de encontrar a los otros dos bandidos durmiendo en camas que notoriamente usaban desde hacía tiempo.
Como era mi costumbre fui el primero en entrar y apuntar con mi revólver a los dos sujetos quienes,  al despertar ante nuestra conminación de entregarse, en forma instintiva llevaron sus manos debajo de sus camas y estaban extrayendo escopetas. No quería muertos ni heridos ante una balacera, pues los muchachos entraron dispuestos a disparar; don Juan apuntaba con su rifle. De modo que avancé los dos metros que nos separaban y di un puntapié en la cabeza de un hombre joven y muy fornido. “Chico” Guzmán hizo lo propio con el otro y les pusimos los cañones de nuestras armas apoyados en su cabeza.
—¡No cometan el error de hacer que les disparemos! –Grité, muy alarmado. Gracias a Dios los bandoleros se quedaron quietos ante el numeroso contingente de policías y nuestra amenazante actitud.  Los amarramos con los lazos que había en el granero, brazos y piernas para no darles ni una sola oportunidad; caminaban a saltitos.
Comprendí que los cuatreros no iban a hablar. Me dirigí a la señora de la casa, que estaba llorando, prácticamente le rogué que me ayudara a evitarle sufrimientos a su hijo y que me indicara donde estaban las herramientas usadas para matar al ganado. Con decisión buscó en barricas que contenían granos de legumbres y sacó los utensilios que mi Jefe me indicó que servirían de pruebas en el Tribunal.

Los tres taxis se detuvieron frente a la entrada de nuestra Comisaría, ante la curiosidad de los transeúntes. Me bajé primero para estar atento contra cualquier intento de fuga de los tres prisioneros; mis colegas los sacaron casi en brazos. Miré hacia la entrada del edificio y en la puerta estaban los dos Jefes con una sonrisa y cara de satisfacción. Don Manuel me preguntó, con un leve acento de preocupación, “¿Hubo algún problema … herido? No, uf qué bueno”.

La nota divertida siempre corría en boca de Alexis, a empujones llevaba a uno de los detenidos muy bien amarrado que casi se caía andando a saltitos.
–Jefe, aquí …  aquí   le le le traemos estos “arrollados” ( en Chile cuero de cerdo con carne amarrado con cuerdas). Las carcajadas de todos nosotros se escuchó en toda la calle como un alivio después de la enorme tensión que vivimos y los curiosos sonrieron, pues el “Chico” Guzmán era muy popular en la ciudad.

Don Manuel  Recabal   no cabía en sí de satisfacción. A medida que entrábamos se las ingenió para darnos a todos un apretón de manos, incluyendo al temerario amigo nuestro don Juan Valdebenito que seguía portando su rifle. Cuando entraron los tres conductores de los taxis, don Juan les pagó el doble de la tarifa que habían acordado; les dio un apretón de manos y los abrazó.
–Gracias caballeros, no creo que otros taxistas hayan querido exponerse a recibir balas.

Seguimos interrogando al peón acobardado, pues ni Gonzaga ni los dos peligrosos desalmados quisieron abrir la boca. No hubo sorpresas cuando confesó que la carne de vacuno la entregaban al hermano de Gonzaga, un conocido y acomodado carnicero con un envidiable buen pasar económico y otro abastero que también había enriquecido con el delito de la banda de cuatreros.
Sobra decir que acudimos a sus domicilios y los detuvimos. En sus caras nos reímos cuando nos ofrecieron dinero para dejarlos fuera de sus transgresiones a la ley e hicimos presente la tentativa de coima en el informe con que pasaron todos los criminales a los Tribunales.

Es curiosa la sensación que tengo al escribir en un apretado resumen esta historia, me parece rejuvenecer y estar en esa época con mis 23 ó 24 años de edad. Me di cuenta que tales hechos, esparcidos por la radio y la prensa, me hicieron conocido entre los Detectives de otras unidades. No puedo olvidar que hasta “El Malo”, el Prefecto Jefe de Concepción, con esa desagradable mirada irónica, se quedó observándome cuando una semana después debí concurrir a dejar informes atingentes a la labor normal de nuestra Institución. Le hice una pequeña inclinación de cabeza a modo de saludo, pero me dejó la sensación que casi no podía creer que aquel despreciado y flaco postulante que se había presentado a pedir documentos para ingresar a Investigaciones, en tres años ya era un conocido sabueso. Se encogió de hombros y siguió leyendo el diario, pero en mis adentros sonreí con burla y el “arrastrado” de turno, Detective de escritorio, me miró sonriente y en voz baja me dijo “El viejo no puede creer que seas tú, flaco, esquelético y de aspecto inofensivo, te estés convirtiendo en tan buen sabueso”. Le sonreí agradecido y me retiré de esa oficina, donde todo había comenzado hacía apenas unos pocos años.

Mi Jefe, el Comisario don Manuel Recabal, cada cierto tiempo me recordaba que mi tozudez era la principal característica de mi persona … sí, creo que soy porfiado hasta hoy.
           









Todas estas historias, escritas en esta página literaria "Letras y Algo Más", están basadas en la realidad de los dos primeros años de mi vida policial. Después fui un Detective hecho y derecho, muy cauto y lo más invisible que pude, me cargaba aparecer en la prensa o en las noticias radiales. Quizás se me quite la abulia y escriba como siguió mi vida de sabueso.
- Pirín el Feo, - Un Desagradable Abuso Policial - Inspector Carrados  vs Juan Diablo – Sí, era como una  Mariposa - Deuda Pagada  - ¿Cuándo nos Dejará Libres Señor Detective? - Cuando Después de las Películas … la Realidad – Estos policías ¡Ja! – Cuando el Amor es Imposible – Crimen en mi Barrio - La risa de la Muerte - El Detective “Condor” Valenzuela – Secretos Desvelados por un Sueño Indiscreto – Retoño – El Viejo Capitán Maravilla.  


Hoy, cuando visito Coronel y Lota, nadie me reconoce, salvo poquísimas excepciones de amigos a quienes ayudé durante la dictadura y aún así algunos sufren de “amnesia”. La gente olvida en forma increíble y no falta quien me acusa de haber sido ASESINO Y TORTURADOR del régimen militar y tampoco faltan los que creen tal infundio, sin haber sin haber nacido en esa época desgraciada. Gracias a Dios que me libró de tanto mal, fui investigado (aunque lo nieguen) y hasta hoy, diciembre de 2016, nunca he sido llamado a declarar pues mi actuación, como hijo de minero del carbón, siempre fue transparente. Mi único partido político es Jesucristo de Nazareth y me he guiado de acuerdo a las leyes, como lo debiera hacer todo Detective.






Volver arriba Ir abajo
Manola Vazquez Lopez
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cáncer Mono
Cantidad de envíos : 11766
Fecha de nacimiento : 18/07/1956
Edad : 62
Localización : MARIN - GALICIA
Fecha de inscripción : 08/08/2009

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Grandes Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios:

MensajeTema: Re: Historia de un Detective (23) Final 2/2   Miér Ene 11, 2017 4:20 pm

pues a ver si sigue escribiendo como siguieron sus años de detective D. Jaime y nos deleita con su buen hacer en los textos.
Volver arriba Ir abajo
http://biquinhoseagarimos-manu.blogspot.com/
Laura Margarita Granados
Moderador
Moderador
avatar

Femenino
Libra Cabra
Cantidad de envíos : 12437
Fecha de nacimiento : 15/10/1943
Edad : 75
Localización : LONGCHAMPS BS AS ARGENTINA
Fecha de inscripción : 07/06/2010

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: Textos Destacados
Mención Mención: - por sus Grandes Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: Mención esecial en Concurso de Poesía

MensajeTema: Re: Historia de un Detective (23) Final 2/2   Miér Ene 11, 2017 6:19 pm

Amigo Jaime excelente historia un gusto leerte bendiciones besitos

_________________
               



SI EL POETA NO FUERA LEÌDO MORIRÍA DE TRISTEZA    
             
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Historia de un Detective (23) Final 2/2   

Volver arriba Ir abajo
 
Historia de un Detective (23) Final 2/2
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La historia de una chica rebelde. [FINAL+EPÍLOGO]
» Historia de Un Detective (7)
» Historia de un Detective (22) (Finalizará)
» Historia de un Detective (10)
» Historia de un Detective (6)

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: