LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 El Beso, Evangelio de la Caye, parte 17

Ir abajo 
AutorMensaje
Caye
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
León Búfalo
Cantidad de envíos : 500
Fecha de nacimiento : 20/08/1961
Edad : 57
Localización : Tarragona, España
Fecha de inscripción : 21/11/2008

MensajeTema: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 17   Miér Feb 18, 2009 4:50 pm

EL BESO, PARTE 17

Judas se sentía desalentado. Caminaba hacia su destino, pero ya no estaba tan seguro de su misión. El maestro había anunciado que esa era la última cena. Estaba claro que había algo con lo que no contó desde el principio: El hecho de que realmente Jesús fuera condenado a muerte y acabara en la cruz. De pronto, todo su cuerpo se revolvía, Se dio cuenta que no podía formar parte de algo así. Si resulta que esa era la ultima noche... ¿Qué estaba planeando Jesús, exactamente?... ¿Porqué tanto misterio en torno a su participación en el asunto?... ¿Porqué Jesús le había pedido perdón a él?...

Todas estas preguntas se hacía, produciéndosele un remolino en la cabeza. Parecía que le fuera a estallar y sus pies se negaban a moverse, aun así, con toda esa pesadumbre, caminaba en un intento de alejarse de todo, incluso de sí mismo. Se movía algo de brisa en la noche, en el camino y esa brisa le trajo hedor de muerte. Fue entonces cuando entró en verdadero pánico. De pronto decidió desesperadamente cambiar su rumbo. No estaba dispuesto a cometer semejante sacrilegio. Se trataba nada menos que de matar al hijo de Dios. ¿Cómo iba a perdonarse a sí mismo algo así? Además, el propio Jesús estaba siendo cómplice de su propia muerte. De la "Traición".

Se sentó en un lado del camino, lleno de impotencia, de desazón y de miedo... Completamente confundido y desesperanzado... No podía tomar ninguna decisión en aquellas circunstancias. Para él todo estaba saliendo mal. ¿Acaso todas las huestes celestiales iban a dejar que sucediera aquello?¿... ¿Cómo pudo el propio Jesús pedirle que le arrastrara hacia la muerte?. No, ni por un beso ni por mil.

En ese estado se encontraba, cuando vio una luz en los cielos en forma de nube. Estaba estática, sin embargo ni la luna estaba iluminando aquella noche y la nube brillaba con una luz intensa... Por un momento dejó de prestar atención a sus pensamientos y a sí mismo para preguntarse el motivo de aquella visión. No era su subconsciente... estaba ahí arriba y parecía real. Quedó sorprendido al ver que de la nube bajaba un rayo de luz directamente hacia donde él se encontraba, cerró los ojos y se entregó a la experiencia, peor no podían irle las cosas. El escorpión se destruye a sí mismo cuando se siente acorralado y él se sentía exactamente así. Por un momento pensó que los cielos habían oído sus ruegos y venían a auxiliarle. Dejó que la luz lo transportara hacia adentro de la nube y una vez allí abrió los ojos.

Se encontraba en un recinto extraño, con pequeñas luces de colores por todas partes y allí, delante de él, mirándole con cariño y complacencia había dos seres gigantes, de unos dos metros y medio. Con apariencia elegante y bella. Eran un hombre y una mujer, vestidos con ropas extrañas y brillantes que se ceñían a sus cuerpos, completamente perfectos. Alineados y equilibrados. Desprendían una paz inmensa y le hablaron con cuidado y cariño.

-Judas, tranquilízate, somos amigos. Pertenecemos a “La Gran Hermandad Blanca”. Una confederación galáctica que se dedica a auxiliar a los habitantes de la tierra y a velar por el resultado final de la misión planetaria. Vas a ser atendido y limpiado de todos tus temores y tristezas. Ven, túmbate en esta "camilla", deja que cuidemos de ti.

Judas no pudo articular palabra. Aunque de pronto se sintió mas tranquilo, en alguna parte de su cerebro existía la certeza de que aquellos seres eran algo muy grande, algo que venía del cielo para explicarle a él todo lo que necesitaba oír para realizar su cometido. Además, al sentirse tan agotado, no opuso resistencia y obedeció, con la esperanza de que todo terminara con rapidez.

Tumbado en aquella "camilla", como dijeron ellos... una cama estrecha donde solo cabía un hombre, esperó a ver que sucedía. Los dos seres empezaron a realizar unos gestos con sus manos, que a él se le antojaron muy bellos, acabando con las palmas sobre varias partes de su cuerpo. Cuando Judas sintió el contacto con aquellas manos, se adormeció, entrando en un estado muy placentero. Respiró profundamente, dejando salir toda su amargura... Se sentía bien. Los seres empezaron a emitir ruidos con la boca, como sílabas repetitivas... Cantos extraños, pero que le estaban llegando a lo mas profundo de su ser y lo estaban reparando espiritualmente. Así estuvieron un rato hasta que, lentamente se apartaron de él, dejando que toda una nueva energía fuera asimilada por su cuerpo. Judas sentía muchas sensaciones, todas ellas agradables y se entregó a aquel ensueño, sintiéndose feliz, como no lo había sido nunca antes en su vida. Sin entender nada, pero, completamente feliz, pleno, tranquilo y a salvo. Tanto que no tardó en quedar plácidamente dormido.

El comandante Oscar miró a su amada, la teniente Amrita mientras Judas permanecía inconsciente. Ambos se sentían llenos de ternura hacia Judas. Si bien no podían alterar el libre albedrío de los habitantes de la tierra, tampoco podían dejarle en aquel estado. Judas merecía y necesitaba una explicación para seguir con su cometido, pese a que se encargarían de borrar de su memoria aquella experiencia con ellos y parte de los acontecimientos de la cena con los apóstoles. Todo ello para que las cosas se hicieran como habrían de hacerse, pues la misión era demasiado importante como para arriesgarse a que fallara en el último momento. Tenían autoridad para ello, siempre y cuando no dañaran lo esencial en la mente del Iscariote.

-Mientras se recupera, veamos que está sucediendo con Jesús.

Se dirigieron a una especie de panel de control, accionando uno de los botones, apareció en uno de los monitores la imagen de Jesús en el monte de los olivos. Jesús estaba orando, los apóstoles se habían quedado dormidos. El sonido salía nítido por unos altavoces situados alrededor de la estancia...

-Appah... si es posible, pase de mí este cáliz.

Jesús tenía la cabeza inclinada hacia arriba. Estaba temblando. Sentía el peso de toda la tristeza y desesperación de los habitantes de la tierra. Era Uno con Todo y ese Todo estaba a punto de explotar. La raza humana del planeta entero debía dar un salto evolutivo y para ello había que purgar todas las miserias espirituales y nadie, tan solo él por su condición de hijo de dios, podía cargar con absolutamente todo el peso de la maldad, para la liberación del amor, para la salvación de la evolución. Él era el único, mas, pese a su condición de Cristo, también surgía su condición de humano a la luz. Tenía en sus manos un cristal de cuarzo transparente y lo apoyaba en el centro de su pecho. Necesitaba en ese momento de la transparencia, la luz y la fuerza del cuarzo para traspasar toda la angustia que estaba asumiendo por la humanidad. El cristal era idéntico a otro cristal situado en el centro de la nave. Tanto Oscar como Amrita tomaron el cristal con sus manos, transmitiéndole toda la energía que Jesús estaba necesitando para pasar la experiencia. Cerraron sus ojos, dejando que la energía actuara. Los dos cristales estaban en sintonía, activándose para apoyar en aquella explosión emocional a la que Jesús se estaba exponiendo en aquel momento.

-Faltan aun dos mil años para que toda esta energía sea transmutada por el rayo violeta, de momento, Jesús debe asumirla, aunque para ello haya de entregar toda su sangre. Es el acto más grande que jamás se hizo en este universo y en ningún otro universo creado.
-Tampoco va a estar solo, el guardián del rayo violeta estará acompañado en la misión a ambos.
-Fíjate, amada Amrita, son dos caras de una misma moneda. Pero el uno no podría hacer nada sin el otro. Como la luz sin la oscuridad.
-Así es Oscar. Ambos se sienten igual en el mismo momento. Y nosotros estamos atendiendo en lo posible a los dos. Jesús será la luz en el planeta el Cristo, Cristal hecho hombre, Luz condensada y perfecta y Judas la oscuridad, el representativo de lo mas bajo y ruin. Más, tan necesarias serán las dos formas para que la vida siga su curso evolutivo. En nuestro planeta no es así. Todo mantiene su armonía y equilibrio, por ello no hay conflicto ni lucha, aunque también por ello no tenemos otra forma de evolucionar que el servicio a estas misiones.
-No puedo acostumbrarme a estas emociones tan intensas... es admirable la capacidad que tienen los habitantes de este planeta. Mas aún la entrega total que está realizando Emmanuel. Realmente, después de esto si que puede coronarse como Soberano de este Universo. Menudo campo de pruebas que resulta este pequeño planeta para todos...
-Amado Oscar, debe ser así, pues este va a ser un trampolín hacia los reinos espirituales. Ellos no tendrán que pasar “eones y eones” en los reinos mentales como hemos hecho nosotros. Con solo una vida, podrán alcanzar el grado de Divinidad Creadora, como está haciendo Jesús. Él es la puerta abierta, Él es el camino y lo sabe muy bien.
-Miles de seres de todas las galaxias solicitarán venir aquí para realizar ese salto y fundirse con el Creador. Solo será privilegio de unos pocos, aquellos que por sus méritos lo consigan.
-Si y fíjate que, lejos de lo que pueda parecer, mas mérito van a tener los que afronten su papel de "malos" dentro de la historia.
-Hasta que llegue un día en que todo se reconcilie. Si te fijas, a Judas le iba a estallar la cabeza y a Jesús el corazón... mente y sentimientos deberán fundirse y equilibrarse en el nuevo tiempo, para ello son necesarias todas estas tormentas que están sufriendo los dos.

* * *

CONTINUARÁ...
Volver arriba Ir abajo
http://germanmontoya.en.eresmas.com/INDEX.htm
Susy
Moderador
Moderador
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 7449
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 10/11/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: Menciones Especiales en II Concursos Flash de poesía y el I Concurso Conjunto de Fotografia

MensajeTema: Re: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 17   Sáb Feb 21, 2009 8:02 am


Estoy intentanto ponerme al día con la lectura de los textos y por supuesto con esta atrapante e inspirada historia... qué te puedo decir?

Ay amiga!.. me dejas atónita... quisiera comprender qué está pasando, aunque ya te lo dije... esto es algo muy especial. Haces que me introduzca en cada una de las escenas de tu relato y puedo "ver" a través de ellas y sentir.
Se me eriza la piel, mientras leo puntuales frases que tocan profundamente mi alma. Continúa, por favor.

Un abrazo, Caye. amor
Volver arriba Ir abajo
http://sumysel.blogspot.com/http://groups.msn.com/TUYYO-CRECIEND
Puma
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 495
Fecha de inscripción : 15/04/2008

MensajeTema: Re: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 17   Sáb Feb 21, 2009 9:12 am

Querida amiga Caye, es muy interesante lo que estoy leyendo, pero me gustaría darte mi visión con respecto al tema, sin hacer ningún demérito a tu excelente escrito.

Jesús, era un gran iniciado que se llevó toda su vida preparándose para ser capaz de manifestar la altísima vibración del Cristo, el cual cada vez que lo tomaba como vehículo, y aparte de su preparación, tenía una vibración tan alta que rompía capilares, por eso sudaba sangre.

Una vez me dijo un maestro, que el verdadero sacrificio del Cristo como entidad espiritual, no fue la crucifixión, sino la de reducir su vibración durante dos mil años para poder manifestarse a través de un gran iniciado, como era Jesús.

En cuanto a Judas, siempre ha sido el malo de la historia, aunque su propio maestro le pidió que lo entregara para así cumplir su misión; a lo que Judas contestó: Si a ti te pidiera tu maestro que le entregases, lo harías? Y Jesús le contestó: no, por eso mi padre me dió a mí la parte más fácil: ser crucificado.

Espero que sirva de algo este humilde punto de vista, dentro de tu magnífico relato.
Te sigo leyendo, amiga. Me gusta bastante lo que escribes.

Un abrazo de corazón a corazón.


Puma
Volver arriba Ir abajo
Caye
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
León Búfalo
Cantidad de envíos : 500
Fecha de nacimiento : 20/08/1961
Edad : 57
Localización : Tarragona, España
Fecha de inscripción : 21/11/2008

MensajeTema: Re: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 17   Sáb Feb 21, 2009 10:07 am

Por supuesto que me sirve tu aporte, amigo Puma. Te diré además que me siento honrada, pese a que eso sea un signo de inmodestia, por no sentirme la verdadera escritora del texto, de que tu te intereses en él. Sabes que te considero una persona muy importante y elevada.

Un abrazo intenso.
Volver arriba Ir abajo
http://germanmontoya.en.eresmas.com/INDEX.htm
Caye
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
León Búfalo
Cantidad de envíos : 500
Fecha de nacimiento : 20/08/1961
Edad : 57
Localización : Tarragona, España
Fecha de inscripción : 21/11/2008

MensajeTema: Re: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 17   Sáb Feb 21, 2009 10:09 am

Susy, que alegría tenerte de vuelta en mi "Beso" jeje. TE pido disculpas por no atender tus escritos, estoy poniendo toda la energía en este. Ya voy viendo el horizonte y muy pronto llegará el desenlace.

Un abrazo para tí desde el corazón.
Volver arriba Ir abajo
http://germanmontoya.en.eresmas.com/INDEX.htm
Ignacio Araya D
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 7399
Localización : La Serena, Chile
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3° Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 17   Jue Feb 26, 2009 12:58 am

Nuevamente un gran capitulo de esta serie, primero las dudas de Judas con respecto a su misión, y lo que viene, una dosis excelente de imaginación y que para mi no dista mucho de la realidad, aun cuando mi punto de vista con respecto al tema me lo reservo, al menos por ahora...dejas abierta esa posibilidad de la existencia de algo más, de mundos "superiores" que ven a la Tierra como un buen puiente a la espiritualidad...interesante el punto donde hablan de este mundo tan positivamente de su gente, a pesar de la maldad, lamentablemente necesaria...quizás experimentacion, vaya uno a saber...Increíble relato, como siempre Caye...

Un abrazo,

Ignacio
Volver arriba Ir abajo
http://ignacioarayad.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 17   

Volver arriba Ir abajo
 
El Beso, Evangelio de la Caye, parte 17
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El beso. (Evangelio segun Caye) parte 12
» La historia y el regreso de Kopa [Parte 1]
» Gracias por formar parte de esta familia, holaa!
» Kundalini y el primer beso.
» Guerra Civil: Distintivos de Destino Parte 5

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: