LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 El Beso, Evangelio de la Caye, parte 19

Ir abajo 
AutorMensaje
Caye
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
León Búfalo
Cantidad de envíos : 500
Fecha de nacimiento : 20/08/1961
Edad : 57
Localización : Tarragona, España
Fecha de inscripción : 21/11/2008

MensajeTema: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 19   Jue Feb 26, 2009 3:58 am

EL BESO, 19


Ambrita miraba a Judas con ternura. Para ella, acostumbrada a ver y a sentir las peculiares sensaciones de emoción de los humanos, creados en el proyecto Ur, era sencillo que brotara una inmensa admiración por aquel ser. Mas aún cuando, desde su ínfimo estado de conciencia, estaba dispuesto a negarse a sí mismo por amor. Por un amor que trasciende también la parte Divina. En él se condensaba la fe, la admiración y algo muy intenso como era el deseo carnal hacia Jesús.

Allí tumbado, profundamente dormido, entregado a una experiencia que no podía comprender. Dejándose hacer mansamente. Definitivamente era un ser excepcional, definitivamente, ese Ser no podía perderse por los laberintos obscuros del pozo cósmico. Lugar donde se había planeado depositar todo lo que no fuera recuperable dentro de la creación.

Sabían que uno de los comportamientos mas reprochables del universo era la autodestrucción, mas ésta venía acompañada de la capacidad de negarse a sí mismo en pos de una misión mas grande. De ese tipo de energía debían surgir los planes mas arriesgados, los actos mas revolucionarios y peligrosos que sin embargo, darían lugar a grandes pasos de avance en la historia. Imposible desechar ese tipo de energía, era fundamental e insustituible dentro del plan.

Las cosas en aquella misión era muy distintas. Todo entrañaba riesgo y todo era imprevisible. No existían garantías de que el plan avanzara, a menos que se contara con la colaboración directa de Dios. Esa entidad que mas allá de aquel universo, reposaba observando los acontecimientos, a la espera del regreso de su hijo: Enmanuel, creador del Universo en el que se estaba desarrollando la misión mas arriesgada e importante de la creación. Ya que, en contra de lo que Lucifer pensó en un principio, el Universo del Padre, también se vería afectado si la misión fracasaba. Por ello, El Padre ya tenía previsto un “Plan B” del que Jesús, dentro de su condición de humano y mientras no traspasara el umbral de la muerte humana, para generar de ese modo su “Cuerpo de Luz” no tenía conocimiento. Así pues, no era de extrañar que en el monte de los olivos, se sintiera completamente solo, desamparado... y suplicara clemencia a “Su Padre”. Jesús debía pasar por todo ese dolor emocional, pues estaba llamado a abrir el camino para todas sus criaturas. Después de Él, todo ese trayecto sería mas transitable. Completamente posible para todos, puesto que, en contra de la “Solución” ofrecida por Lucifer de cortar de raíz el error, Dios confiaba plenamente en la capacidad de Jesús de convertirse en el Cristo que salvaría el plan definitivamente. Al parecer, El Padre ya estaba contemplando los logros de esos nuevos y maravillosos Universos creados por los nuevos Dioses Creadores que surgirían del plan. En ellos se regocijaba, mientras Jesús, con su parte humana estaba pasando ya por el inicio de su intensa “pasión”.

Y todo sería desencadenado por ese hombre que dormía en la camilla. Un ser aparentemente insignificante, pero que contenía los ingredientes necesarios para realizar el papel mas indeseado.

Le puso su enorme dedo pulgar entre las cejas para despertarle y cuando hubo abierto los ojos le dijo:

-Judas, amigo, ¿Cómo te sientes?
-¿Dónde estoy, quienes sois vosotros?.
-Hermanos del Universo, somos enviados del Padre.
-Bendito sea, me siento bien, mucho mejor que hace un rato.
-Bien, tranquilo ahora, incorpórate lentamente que tenemos que hablar.

Judas se levantó de la camilla, se sentía ligero, sano, libre y tranquilo. Maravillado de todo lo que estaba viendo a su alrededor, el monitor donde había aparecido Jesús estaba apagado. Miró a la bella Ambrita y le dijo:

-Yo no puedo hacerlo, lo siento, decirle al Padre que yo no puedo consentir que maten a mi Señor. Le he visto despedirse de todos nosotros, está entregado y dispuesto a morir. Yo creo que las cosas pueden ser de otro modo. Vosotros tenéis que sacarlo de ahí. Quiero que me prometáis que lo sacareis de allí cuando corra peligro su vida.
-Lo siento, Judas. No tenemos autorización para intervenir de ese modo. Jesús debe cumplir su destino y tu también. Así está escrito.
-No podéis obligarme a hacerlo.
-Si tu no lo haces, se hará de otro modo. Pero la suerte de Jesús está echada. Al menos tu lo haces desde el amor y la conciencia. Por ello tu serás salvo. Si dejamos que lo haga un discípulo de Lucifer, que los hay... el mundo está contaminado de ellos, no tenemos garantía de que la humanidad sea salvada en su totalidad. No habrá esperanza para los que sean como tu. Es tu responsabilidad, al igual que la de Jesús, abrir el camino para las criaturas que tengan que hacer los papeles menos atractivos de la historia.

Judas sintió como una lágrima rodaba por su mejilla, cuando preguntó con un nudo en su garganta:
-Entonces, ¿Jesús muere en la cruz? ¿Por mi culpa?...
-Así es, Judas, lo siento.
-No puedo... siento mi fracaso, pero no puedo entregarle.

Ambrita volvió a poner la yema de su pulgar en el entrecejo de Judas, muy a su pesar. Eran órdenes estrictas, dictadas directamente por el comandante que estaba al frente de la misión. Había llegado el momento decisivo.

-Olvidarás todo lo que has experimentado en esta nave. Saldrá de tu mente todo gesto o palabra que relaciones con un desenlace desagradable para ella. Dejarás tan solo el concepto de un bien común y un sacrificio necesario. La determinación del cumplimiento de tu verdadera misión, aquella que anhela tu Ser. Por encima de todas las cosas. Tu Ser mas elevado y consciente, te llevará a la realización completa de tu cometido, Judas Iscariote.


* * *

Judas despertó en el borde del camino, se sentía inquieto, debía hacer algo importante y el tiempo apremiaba. Se levantó y empezó a caminar, decidido a reunirse con Zerot.

Desde la nave, Ambrita y Oscar lo miraban con ternura, antes de poner rumbo al monte de los olivos, pues Jesús necesitaba de su compañía y apoyo. Los cristales habían realizado ya su cometido, Jesús había estallado emocionalmente, de todos los poros de su piel brotaban hilos de sangre. El momento mas crucial estaba cercano, el agotamiento físico se hacía presa de su voluntad. Debían apoyarle y atenderle imperativamente. Una cosa es que pasara por tanto dolor emocional y otra muy distinta, dejarlo completamente solo en su desesperación. Lo amaban, lo reconocían como Uno con su Creador. Era el Ser mas grande jamás creado y un ejemplo para todos los demás. Y había consentido bajar a la condición de humano por salvar a sus criaturas. Su condición humana necesitaba el aliento de sus hermanos Cósmicos y ellos tenían el consentimiento de Dios para aliviarlo brevemente. En la justa medida. Debían hacerlo todo desde el ejército de Enmanuel, sin que se deje intervenir a los soldados de Lucifer que estaban al acecho durante todo el proceso. Jesús había superado todas las tentaciones desde su condición carnal. No albergando en su ser ningún tipo de sombra. Ningún juicio, ningún sentimiento de victimismo, ninguna importancia a sí mismo. Entrega total, vacío total. Había llegado hasta allí victorioso y su resurrección era mas que posible. Le faltaba el último tramo. Y ellos estarían allí para recordárselo y animarlo a continuar.

-Vamos para allá, Ambrita, Jesús, nuestro hermano mayor nos necesita.
-Es impresionante esto de las emociones, Oscar... nosotros nos seríamos capaces de soportarlas durante mucho tiempo seguido y eso que tan solo somos espectadores de ellas. Realmente estas criaturas son algo excepcional. Y Enmanuel es digno de ser el soberano de esta nueva especie. El logro mas complejo y el más interesante de todos los universos.
-Vamos a lograrlo, amada, vamos a lograrlo.

CONTINUARÁ...
Volver arriba Ir abajo
http://germanmontoya.en.eresmas.com/INDEX.htm
Ignacio Araya D
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 7399
Localización : La Serena, Chile
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3° Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 19   Jue Feb 26, 2009 2:41 pm

Espectacular capítulo, las dudas de Jesús y las mas variadas èxplicaciones de lo que debe suceder, de lo que es necesario que acontezca por que asi lo decían las escrituras...importante el planteamiento de que Jesús desconocía algunas cosas, el tratamiento del bien y el mal, el entendimiento por parte de la pareja en el asunto de las emociones, algo para ellos, obviamente creado por ese ser superior...me gusta el tratamiento del relato con esta introducción en estos capitulos de las personas "extraterrestres" pero muy humanas al fin y al cabo, es más, hasta ven con cierta admiración algunas variables que ocureen en este mundo y que ellos carecen...planificación, como en el capítulo anterior, planes contingentes, ¿porqué no?...excelente relato nuevamente Caye, espero ansioso los proximos...

Un beso,

Ignacio
Volver arriba Ir abajo
http://ignacioarayad.blogspot.com
Susy
Moderador
Moderador
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 7449
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 10/11/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: Menciones Especiales en II Concursos Flash de poesía y el I Concurso Conjunto de Fotografia

MensajeTema: Re: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 19   Vie Feb 27, 2009 1:23 pm


Bueno, continúo dentro de tu historia.
Cada capítulo, cada entrega es diferente de la anterior, sin perder su coherencia, su énfasis en el tema. Resulta grato el seguirte en la lectura.
La novela, está tomando un matiz más serio cada vez, como la responsabilidad que tiene cada uno de los Hijos de la Luz en estos tiempos y la misión que cumplir.

Como siempre, me asombras en cada uno de ellos.
Te sigo, Caye... me place ser tu amiga.

Un abrazo. TE quiero!
amor
Volver arriba Ir abajo
http://sumysel.blogspot.com/http://groups.msn.com/TUYYO-CRECIEND
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 19   

Volver arriba Ir abajo
 
El Beso, Evangelio de la Caye, parte 19
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El beso. (Evangelio segun Caye) parte 12
» La historia y el regreso de Kopa [Parte 1]
» Gracias por formar parte de esta familia, holaa!
» Kundalini y el primer beso.
» Guerra Civil: Distintivos de Destino Parte 5

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: