LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte
 

 Pueblo sepultado.

Ir abajo 
AutorMensaje
Invitado
Invitado



Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeMiér Abr 30, 2008 12:40 am


Corría el año de 1933 y el país soportaba todavía los últimos coletazos de la crisis económica de 1930, así mismo, la terminación de la guerra con el Perú y la transición del Gobierno Nacional en cabeza del Doctor Enrique Olaya Herrera. La vida de Sativanorte, próspero municipio ubicado en una planada de la cordillera Oriental en el Norte de Boyacá transcurría normalmente como la de los pueblos de este departamento de Colombia. Los ciudadanos alternaban entre la iglesia y los trabajos del agro. Las señoras cuidaban solícitamente de sus hijos y los niños de edad escolar asistían entusiastas a las escuelas urbanas. Como la vida era armónica con la naturaleza de ese paisaje verde por las arboledas y valles, sus gentes nunca pensaron que el destino de su pueblo y actividades comerciales de las fábricas de telas iría a cambiar para mal en ese aciago día: 18 de Noviembre.

La llanura del pueblo donde se levantaba la plaza principal, con su pila de agua en el centro y con su iglesia vieja, imponente por la pátina del tiempo, ubicada en el costado norte y la iglesia nueva en construcción, ubicada en el costado occidental, la enmarcaban majestuosamente. El invierno en toda la región se hacía muy intenso y continuo. Fueron varios días consecutivos de momentos amargos, cubiertos de aguaceros que pronto incrementaron su frecuencia e intensidad hasta despertar la preocupación de los habitantes. Paulatinamente, las casas empezaron a moverse y a escurrirse de sur a norte. Se produjo un deslizamiento de tierra que duró dos días, dejando en su mayor parte destruidas las doscientas edificaciones coloniales que existían y reduciendo a escombros la plaza pública y las angostas calles que se conectaban con ésta.

Como decían las señoras piadosas:-“La Divina Providencia, tenía señalado a este pueblo, una prueba espantosa.” Sí, el 18 de Noviembre de 1933, a las cinco y media de la tarde los habitantes percibieron por primera vez ruidos roncos y permanentes en el fondo de la tierra que pisaban. Las lluvias permanentes constituyeron un primer aviso y con éstas se acompañaron las súplicas de los más creyentes para que el clima regresara a su estado habitual, que en promedio consistía en una temperatura de 19ºc. No obstante las oraciones de las señoras, las aguas seguían penetrando en el interior del suelo, haciendo de los cimientos, materiales inestables. Desde ese día quedaron suspendidas las labores rutinarias de las fábricas de mantas y sombreros, los molinos de granos, las minas de hierro, la oficina del telegrafista y los talleres de grupos de artistas lugareños que trabajaban objetos de barro.

Transcurrió la noche en la misma situación y como a las nueve y treinta de la mañana del día siguiente, en la única tienda que estaba abierta, se presentó el Sr. Faustino Rodríguez, quien era un ciudadano prestante de la localidad, pero esta vez a diferencia del atuendo de pantalón gris y camisa blanca que acostumbraba usar, traía puesta una ruana gruesa y llevaba un paraguas. El señor Rodríguez con afán expresó a quienes se hallaban ahí reunidos, que en el sector sureste de la población, más exactamente el sitio denominado “Los Pozos”, donde las montañas alcanzaban una altura de 2400 metros, se estaba rodando la tierra por efectos de la humedad que había permeado la superficie de las rocas. En cuanto ésto era comunicado, de manera incontenible, la quebrada Sascanoa se abría un paso más amplio.

Los vecinos de la tienda de inmediato se pusieron sus alpargatas y se echaron las ruanas sobre la cabeza para ir en grupo a observar lo que estaba sucediendo. Al llegar al lugar descrito, tras quince minutos de caminata por un empinado sendero hecho de herradura, constataron lo que les había comentado Don Faustino, pero no calcularon la magnitud de este fenómeno.

Se percataron entonces de la gran amenaza que ésto constituía para la zona urbana. Permanecieron un rato poniendo atención al ensanchamiento progresivo de la quebrada y se devolvieron a sus casas para encontrarse con sus familias y decidir cómo tomar una ruta para huir del pueblo. A las seis de la tarde del mismo día, hora en que se servía la cena y se iban disponiendo las personas para su habitual descanso nocturno, los comentarios y alarmas comenzaron a circular de cuadra en cuadra, alterando la calma de los habitantes. Se sintieron algunos gritos que transmitían el pánico a los niños y luego a las madres. Estridentes voces formaban un eco que venía desde la parte oriental del pueblo.

Parecían estatuas que adornaban las fachadas, unas cuantas cabezas humanas asomadas por los ventanales y balcones, de la gente que impresionada por los ruidos miraba atentamente de qué dirección provenían. Entre tanto, se murmuraba que eran ruidos que más bien emergían de dentro de la tierra, de un demonio furibundo. En instantes, las puertas, aleros y techos de las casas se fueron rajando por mitades. Los faros de luz se inclinaban hasta reventar sus bases.

En medio de esta angustia, quienes podían, recogían en costales una muda de ropa para cada miembro de la familia, además de algunas ollas y crucifijos para colgarse al cuello como símbolo de protección. Los señores salían con lámparas de petróleo y otras de sus pertenencias a las calles. Los niños más pequeños iban alzados y el resto, corrían de la mano de sus hermanos mayores. Sin embargo, había quienes aferrados a sus pertenencias se negaban a enfrentar la tragedia, renunciando a la posibilidad de salir de sus viviendas para salvarse.

Luego de desalojar sus viviendas intentaron trastearse hacia la zona que estaba exenta de riesgo. Estando en el caos total, la población se movía con temor a perder lo que les había costado tantos años de trabajo. Media hora más pasó para que la amenaza se extendiera a toda la comunidad, haciéndose evidente el agrietamiento del terreno que venía desde el sur; era inminente la evacuación. Simultáneo con el estruendo que se producía en las calles, los árboles cercanos se inclinaban inicialmente para caerse, luego arrastrando consigo todo lo que hallaban a su paso.

Buscando la salvación, campesinos y personajes distinguidos se entremezclaban, con los pies mojados y yendo a la deriva por un suelo fangoso, y no faltaba escuchar juicios, propios de su profunda religiosidad, que aludían a que la catástrofe era una maldición que habían traído todos los pecadores del pueblo.

Muchas señoras venciendo los obstáculos llegaron a la Iglesia a orar en voz alta y a implorar misericordia del cielo. Los rincones de las pequeñas vías estaban atestados de gente; allí, ricos y pobres reunidos por la calamidad indagaban sobre los detalles que se iban sabiendo, y otros confundidos por el motivo de su inesperada partida abrazaban al personaje más cercano.

De pronto apareció el Dr. Chepe Suárez, un ingeniero que siempre había sido formal en su trato, junto con algunos colaboradores, con el fin de calmar los ánimos. Como en veinte minutos organizó un recorrido para localizar el área más afectada, la de mayor movimiento de tierra para salir en sentido opuesto. Así, atravesaron la calle Real, donde vivía el médico Senén Arenas, pasaron la cuadra de las chicherías y alcanzaron la esquina suroeste de la calle del cementerio donde se toparon con un derrumbe de increíbles proporciones.

Lentamente, la parte plana donde se encontraban las edificaciones se había deslizado hacia el punto de encuentro de las dos quebradas, que estaba a 1 km. de distancia con una pendiente muy pronunciada. Aledaño al comienzo de la pendiente estaba el cementerio antiguo y con el desbordamiento y las grandes grietas, cadáveres y calaveras daban un espectáculo dantesco, que se hizo inolvidable por su dureza para todos los que contemplaron este desfile.

Cuando el resto de las personas logró movilizarse hasta la plazoleta de la pila, enfrente de la Iglesia, ya las construcciones destruidas en principio, se habían desvolcanado pendiente abajo hasta copar el plano de lo que se llamaban Las Juntas, con una diferencia de altura de 200 metros.

Cuando Chepe Suárez volvió a la plaza, distinguió a un reconocido comerciante amigo suyo, Ricardo Briceño, quien desconcertado con los acontecimientos aguardaba impaciente su experto diagnóstico para saber cómo actuar. Conservaban la esperanza de salvar sus vidas sólo si evacuaban el pueblo. Otros, pensaban en devolverse a sus casas, pero ya era demasiado tarde.

Consternados ante la destrucción de su hábitat y el de sus ancestros, con tristeza vieron cómo sus viviendas quedaban sepultadas. Rasgando el silencio de la noche se encontraban los sonidos de la avalancha interna y las plegarias de las procesiones que desfilaban hacia sitios desconocidos.

En cuestión de segundos, se supo que la salida más segura y corta era ir hacia la Luisiana, una villa propiedad de Don Jesús Sandoval, apoderado de las tierras más fértiles del sector. Esta villa estaba localizada al otro lado de la quebrada Sascanoa, cuyo caudal ya se había transformado en el de un inmenso río.

Como a las siete p.m. del segundo día, el Párroco Publio Roa, quien desde hacía cinco años venía celebrando los ritos religiosos, en un acto de fe, sacó el cáliz sagrado del templo. Siguiendo su ejemplo, aficionados y creyentes regresaron a la plaza principal para rescatar las imágenes de Nuestra Señora de Chiquinquirá, el Sagrado Corazón y San José. Esto ocurría mientras la multitud iba a prisa buscando sobrevivir.

Al mismo tiempo, en cuanto la estructura de la Iglesia se derruía, se oía el lúgubre repicar de las campanas como anunciando el final de aquel pueblo. Lo que dos días antes era el proyecto de una futura y productiva ciudad, estaba consumado en enormes hendiduras y hacinamientos de tierra. A lo lejos, sólo se podía ver que quedaba en pie la antigua torre del reloj.

A las diez de la noche, las filas de gente llegaron a la Luisiana, pero el espacio allí no era suficiente para albergarlos a todos. En la casa se alojaron nueve familias prestigiosas gracias a sus buenas influencias. Así que los demás, que eran aproximadamente 1500, se organizaron entorno al sitio de amparo, refugiados en las pesebreras y en los toldos que improvisados sobre montículos y altiplanos, les ofrecieran seguridad.
Se rumoraba que unas trescientas personas habían hecho un esfuerzo inimaginable por salir, pero no lo habían logrado. Desgraciadamente en un lapso de cinco minutos, el puente para cruzar la quebrada Sascanoa se había ido a pique. Desilusionados, se habían reunido entonces para aguardar la muerte, cerrando con fuerza los ojos y los puños de las manos heladas antes de tiempo. Sin embargo, a la una de la mañana del día 20, el ingeniero Suárez trajo un grupo de jóvenes para poder arreglar el paso hacia la Luisiana. Cuando hubo disminuido la corriente de la quebrada, lograron atravesar dos vigas y así, con un gran riesgo, fueron pasando quienes habían quedado atrapados la noche anterior, claro está, que cerca de treinta personas al parecer entre ancianos y niños, no sobrevivieron. Entre tanto, en el asentamiento se discutía sobre la actitud incalificable del Alcalde, quien ajeno a todo sentimiento de humanidad, abandonó el pueblo para defender sus propios intereses.

En cuanto estuvieron relativamente acomodados los damnificados, fueron a informar sobre lo sucedido a los municipios vecinos de Sativasur, Susacón, Jericó y Socotá, cuyos habitantes los favorecieron con su ayuda. Recibieron entonces la asistencia de la Cruz Roja de Boyacá. Poco después, el Gobernador del Departamento nombró una comisión para conformar una junta de auxilios que distribuyera los víveres de manera equitativa, pero ésto no fue una estrategia eficaz. Unos aprovecharon la situación para vender artículos de primera necesidad a precios exagerados. Al día siguiente, 21 de nov, concurrieron fotógrafos y reporteros de la prensa, ansiosos de poder transmitir los detalles de este desastre natural.

Una semana más tarde, el párroco Ramón Briceño celebró una misa campal dando sus frases de consuelo y elevando oraciones por los fallecidos de la tragedia. Para tranquilizar a la comunidad, Don Chepe Suárez adelantó las investigaciones sobre los factores que habían influido en el deslizamiento. Se llegó a la conclusión de que unas fuertes filtraciones de agua acumulada, generaron un desequilibrio de las capas geológicas, sin descartar que eventualmente, el incidente hubiera podido causarse por el manejo incorrecto del molino de agua, utilizado en la producción de energía eléctrica que se ubicaba en el punto de encuentro de la quebrada Sascanoa con la de las Leonas. Quizás, su cercanía al pueblo, facilitó el desplazamiento de la tierra por la cantidad de agua que se depositó con el paso del invierno.

De este modo, lo más aconsejable fue desechar el sitio en que Sátivanorte había sido fundada, para establecer un nuevo centro urbano apto para la construcción. Posteriormente, el día 13 de Enero de 1934, se fundó la Nueva Sátivanorte, en un sitio llamado el Quintal en la cordillera oriental de los Andes.

En la inauguración, se abrieron los portones de la capilla para el culto religioso y el centro de salud. Además se repartieron los lotes para las viviendas, dando principio a la misión titánica de rehacer un pueblo, pues las lluvias agresivas habían repercutido hondamente, no sólo en la pérdida de las pertenencias materiales sino en la memoria de los habitantes, que habían sufrido al ver cómo se iba abajo el lugar que había sido su cuna y la de sus raíces aborígenes. Todo se destruyó, despareció Sativanorte que tenía una extensión de 138 kms2 y las cosechas quedaron cinco metros bajo tierra. Pero nunca se perdió la visión de constituir un nuevo lugar de pertenencia, un nuevo pueblo.



(El contenido del relato es real, mi abuelo vivió esta historia y quise reconstruirla para que con el paso de los años no se perdiera.)
Volver arriba Ir abajo
Ciudadano del Mundo
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Ciudadano del Mundo

Masculino
Tauro Caballo
Cantidad de envíos : 1554
Fecha de nacimiento : 02/05/1990
Edad : 29
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: Mención Especial en el Primer Concurso Conjunto de Fotografía

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeMiér Abr 30, 2008 6:02 pm

Guauuu que relato, creo que logre meterme en ese pueblo,y el esfuerzo que se puso en el.
Un gran homenaje a tu abuelo en una historia muy bien contada.
Volver arriba Ir abajo
Poesiacarnivora
Admin
Admin
Poesiacarnivora

Femenino
Aries Rata
Cantidad de envíos : 16474
Fecha de nacimiento : 16/04/1972
Edad : 47
Localización : Montevideo-Uruguay
Fecha de inscripción : 05/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - A la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1ª y 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeMiér Abr 30, 2008 11:05 pm

En primer lugar, como dice Ciudadano, un orgullo para tu abuelo que hayas recopilado esta paetwe de su historia .
En segundo lugar la has contado también, con tanto realismo, que uno puede sentirse participe de esa columna de gente escspando del desatre.
Un gran mensaje de esperanza al final de relato, el mismo que siempre trasmiten la gente de antaño, algo que hoy en día no se ve tantopor que el miedo al fracaso es demasiado como para visualizar un volver a empezar.
La gente de antes siempre tienen ese afan de lucha, de no dejarse vencer por las adversidades de la vida.
Me gusto mucho este relato, y pude sentir la voz del abuelo contarla.
Gracias por compartirla.
Que las hadas esten contigo.
Volver arriba Ir abajo
http://www.letrasyalgomas.com
Invitado
Invitado



Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeJue Mayo 01, 2008 12:41 am

Ciudadano, gracias por haber visitado este relato y haberte permitido sentir como el pueblo y su gente ante semejante catástrofe. Un abrazo.

Cynthia, me encanta contar con tu opinión. Te cuento que mi abuelo es mi amigo, y aparte me enseña muchas cosas; a pesar de su edad (86 años) su memoria es asombrosa, y me encanta sentarme por las tardes a oír sus historias. Esta me impactó porque la tenía muy guardada, se le aguaron los ojos mientras me hablaba...y ahí fue cuando pensé en traer lápiz y papel para anotar los detalles. Se la leí ayer antes de colgarla y qué más regalo para mí que verle una hermosa sonrisa y esa cara tan llena de tranquilidad. mmm no sé, la intuición me dijo que la escribiera. Gracias por tu lectura, y sí, la gente de antes era más fuerte, con una clara idea para recomenzar sin importar las circunstancias. Un abrazo.
Volver arriba Ir abajo
Ignacio Araya D
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Ignacio Araya D

Masculino
Cantidad de envíos : 7399
Localización : La Serena, Chile
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3° Lugar en Concursos Letras y Algo Más

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeJue Mayo 01, 2008 6:17 pm

Ufff, un relato excelente Lore, cautivante, donde cada trazo de historia va entrando al lector y transmitiendo cada imagen en forma certera...fue como vivirlo y ademas con esa cuota de realismo que la hace aun mas impresionante...en verdad, un orgullo para ti contar con tu abuelo, un amigo que pueda transcender en el tiempo con esats historias tan llenas de vida...me imagino su sonrisa, ese orgullo, tanto por ti como por la creacion de su relato...bello querida amiga, muy bello, la verdad ha sido un deleite enorme para mi leer esta historia...

Besos,

Ignacio
Volver arriba Ir abajo
http://ignacioarayad.blogspot.com
Invitado
Invitado



Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeVie Mayo 02, 2008 1:13 pm


Nachito, qué bueno que el relato haya cautivado tu atención, así siento que te llegaron las imágenes, por ratos desgarradoras, pero que terminan en la reconstrucción del pueblo, en ese mensaje de seguir adelante pase lo que pase. Un abrazo.
Volver arriba Ir abajo
Etelsaga
Admin
Admin
Etelsaga

Femenino
Cantidad de envíos : 14775
Localización : Cali, Colombia
Fecha de inscripción : 12/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - A la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3º Lugar en Concursos de Letras y Algo Más

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeVie Mayo 02, 2008 1:48 pm

Unas imagenes desgarradoras pero reales. Admiro mucho la memoria de tu abuelo, además la sonrisa de el fue su mejor regalo: orgulloso de su nieta a la cual debe admirar mucho.
Me adentré en el pueblo para vivir semejantes realidades, el afán de todos sus moradores por salvar su vida.
Un abrazo Lore.
Volver arriba Ir abajo
http://lecturasescogidas.blogspot.com
Invitado
Invitado



Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeVie Mayo 02, 2008 1:52 pm


Ethel, gracias por pasar, sí fueron unos momentos duros, pero que trajeron a mi abuelo y su gente muchas enseñanzas, que por fortuna viven hoy en día, aunque deberían ser aplicadas por nosotros con mayor frecuencia. Los ancestros son sabios, pero no nos lo dicen todo, también nos dejan crecer por nuestros medios. (No te lo niego amiga, soy su nieta consentida jajaj.) Un abrazo.
Volver arriba Ir abajo
Eleonor
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Eleonor

Femenino
Libra Tigre
Cantidad de envíos : 1213
Fecha de nacimiento : 21/10/1950
Edad : 69
Localización : De nuevo en mi paisito.URUGUAY
Fecha de inscripción : 06/03/2008

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeVie Mayo 02, 2008 7:49 pm

Un relato historico muy bien elaborado , es un buen trabajo de investigacion.
No en vano tu abuelo esta orgulloso de ti.
Un saludo cordial.
Volver arriba Ir abajo
Rina
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Rina

Femenino
Aries Caballo
Cantidad de envíos : 675
Fecha de nacimiento : 17/04/1990
Edad : 29
Localización : Lima- Perú
Fecha de inscripción : 26/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios:

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeSáb Mayo 03, 2008 2:59 pm

Exclente historia amiga. Magistral la forma en que la relatas. Me quede apegada atus letras desde el comienzo, desde que los primeros sintomas de este suceso empezaron...
El final, simplemente maravilloso, me hizo recordar a cuando mis abuelas me cuentan sus historias y me hacen adentrarme en ellas...y yo imaginandome siendo participe de ellas. Por que en esas historias, se puede percibir el sentimiento y orgullo con el que lo cuentan.
Muy bien amiga, realemtne me ha encantado.
Te sigo
Besos
Volver arriba Ir abajo
Maite Oliva
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Maite Oliva

Femenino
Escorpio Serpiente
Cantidad de envíos : 390
Fecha de nacimiento : 18/11/1989
Edad : 30
Fecha de inscripción : 07/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención:
Mención Mención:
Premios Premios: 1º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeDom Mayo 04, 2008 4:47 am

casi un documento historico, si te dedicaras hacer libros de historia creo que a los estudiantes les encantaria, haces que se vea magnifica.
Volver arriba Ir abajo
Invitado
Invitado



Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeLun Mayo 05, 2008 1:54 am


Eleonor, muchas gracias por tu lectura. Un abrazo.

Rina, amiga, sabiendo lo bien que escribes historias, es muy satisfactorio todo lo que me dices. Mil gracias por estar pendiente siempre de mis letras y vivirlas. Un abrazo.

Maite, no fue tan difícil en este caso porque me motivó mi abuelo que se acordaba muy bien de cada detalle...hasta de los nombres de las personas. Qué bueno que te haya gustado, pero te cuento algo? no considero que pudiera redactar ni medio libro de Historia, para empezar porque a cada rato me quedaría dormida. De verdad gracias por tu comentario. Un abrazo.
Volver arriba Ir abajo
Azucena
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Azucena

Femenino
Cáncer Gallo
Cantidad de envíos : 667
Fecha de nacimiento : 22/07/1969
Edad : 50
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 06/03/2008

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeLun Mayo 05, 2008 8:02 pm

Excelente relato, una buena recopilacion, y prodigiosa memoria de tu abuelo, yo no se ni donde dejo los lentes jaja.
Muy bien contado.
Volver arriba Ir abajo
http://aescribir.mundoforo.com   (Luna de Abril)
Nero
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Nero

Masculino
Escorpio Mono
Cantidad de envíos : 568
Fecha de nacimiento : 25/10/1992
Edad : 27
Localización : Las Palmas de Gran Canaria
Fecha de inscripción : 30/03/2008

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeMar Mayo 06, 2008 2:54 pm

Vaya lore, me he quedado de piedra (soy pablo15 jeje) por dos razones. Una, el texto es impresionante, narrado de manera amena e interesante, y además, parece que se han vuelto las tornas... Yo no soy moderador, tu sí Wink. Pues me alegro mucho de encontrarte por aquí, estaré atento a más textos tuyos, un abrazo Very Happy
Volver arriba Ir abajo
http://www.prosofagos.com.ar
Invitado
Invitado



Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeMar Mayo 06, 2008 10:17 pm

Azucena, gracias por pasar...mi abuelo no se acuerda dónde deja sus lentes tampoco jajaj, pero sí muchísimo de estas historias que sucedieron hace años. Un abrazo.

Nero, nos vamos a leer mucho entonces, me da alegría verte por estos lados. Un abrazo.
Volver arriba Ir abajo
Lenys
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Lenys

Femenino
Cantidad de envíos : 2543
Fecha de inscripción : 23/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - A la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2º Lugar en Concursos de Letras y Algo Más

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeMiér Mayo 07, 2008 11:43 am

Excelente narración amiga, tanto que logras trasladar al lector al lugar de los hechos y vivir cada momento de angustia, pero también de esperanzas y bríos para continuar. Una escena que se me hizo muy familiar, recordando el deslave de Vargas aquí en mi país en 1999, que acabó con más del 60 % de un Estado, y vinieron a mi memoria recuerdos bien tristes...pero al igual que tu historia hubo las ganas por reconstruir y recuperar su nueva vida. Espero al igual que tu abuelo, tener la oportunidad de contarle a mis nietos estas historias, y quien quita que uno me salga escritor como tú jaja.

Te felicito Lore, tu abuelo debe estar orgulloso de ti. Besos.
Volver arriba Ir abajo
http://lenys-corazndemujer.blogspot.com/
Invitado
Invitado



Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeMiér Mayo 07, 2008 2:25 pm


Gracias Lenys, me encanta tenerte por acá. Estas historias nos unen mucho con nuestros abuelos, porque podemos despertarlas una y otra vez si dejamos constancia de que existieron a través de las letras. Un abrazo amiga, sé que tus nietos estarán felices de escucharte. Un abrazo grande.
Volver arriba Ir abajo
David Sandoval
Invitado



Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: La Luisiana   Pueblo sepultado. Icon_minitimeJue Nov 14, 2019 2:52 pm

Llegué a leer este relato en busca de la historia de mis bisabuelos, como dato curioso te comento que el era Don Jesús Sandoval Franky el dueño de la finca la Luisiana.
Volver arriba Ir abajo
Nilda Sena
Moderador
Moderador
Nilda Sena

Femenino
Tauro Búfalo
Cantidad de envíos : 5742
Fecha de nacimiento : 02/05/1961
Edad : 58
Localización : Corrientes
Fecha de inscripción : 26/04/2014

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Grandes Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios:

Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitimeDom Nov 17, 2019 1:53 am

Que bueno que hayan rescato este relato después de más de diez años de que se haya publicado. Está muy bueno.
Veo que en esa época comentaban muchos más miembros los relatos.
Volver arriba Ir abajo
http://www.nildasena.blogspot.com.ar
Contenido patrocinado




Pueblo sepultado. Empty
MensajeTema: Re: Pueblo sepultado.   Pueblo sepultado. Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Pueblo sepultado.
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: