LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 EL PUEBLO OLVIDADO

Ir abajo 
AutorMensaje
Xanino
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Xanino

Femenino
Géminis Perro
Cantidad de envíos : 1247
Fecha de nacimiento : 29/05/1934
Edad : 84
Localización : Madrid - España
Fecha de inscripción : 30/11/2009

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: EL PUEBLO OLVIDADO   Jue Jun 17, 2010 2:00 pm



Uploaded with ImageShack.us


EL PUEBLO OLVIDADO


Me fijé en el pueblo cuando vi el grupo de chopos que, como un oasis en el árido paisaje, hundían sus raíces en el riachuelo. Todavía la carretera general lo partía en dos. A la derecha, las casa de los más ricos. Estaba el valle, los trigales, los campos bien cuidados. A la izquierda, la montaña cerraba el paso y allí sólo se podía tener algún pequeño huerto y llevar a pastar las vacas ajenas o cuidar algún montón de cabras. Nuestra casa estaba en ese lado izquierdo, adentrándose un kilómetro y medio entre los rastrojos del campo que nadie cuidaba.
El pueblo había cambiado. Ahora, en la esquina, cuando ya se dejaban atrás las casas, alguien había tenido la ocurrencia de poner una gasolinera. Antes, en el mismo sitio, había una tienda de comestibles y lo que, entonces, se llamaba "Posada".
Mientras llenaba de gasolina el depósito de mi coche, mi mente comenzó a girar y girar recordando los tiempos pasados.
Mi madre murió cuando yo tenía doce años y mi hermana Piedad cinco. Los otros tres chicos andaban entre la edad suya y la mía. Nunca supe de qué se murió mi madre, creo que ni siquiera lo supo aquel médico cansado que venía del otro pueblo metido entre montañas. El caso es que se murió y nos dejó solos con mi abuela y mi padre.
Mi abuela era una mujer pusilánime, triste, silenciosa, que trabajaba continua pero lentamente como si todo lo hiciera por inercia. Le daban un empujoncito y funcionaba hasta que el impulso se agotaba. La primera vez que mi padre me llevó por la fuerza a su jergón lloré hasta cansarme, la segunda, le odié y juré matarle. Era un hombre rudo, autoritario, inculto y violento hasta el extremo de hacernos probar más de una vez en nuestras espaldas, los latigazos de su correa.


Un coche se puso tras de mi en el puesto de la gasolina y conduje mi auto hasta un rincón para dejarle espacio libre. Necesitaba descansar y fui al Bar del Hotel a tomar un café. Allí, sentada en una mesa junto al ventanal desde el que se divisaban las montañas, continué evocando mi vida tan lejana ya.


Todo empezó el día en que cumplía catorce años. Yo era una niña deslavazada, poco desarrollada. Mi abuela decía que parecía el tronco de un árbol y aquel día, como era domingo, estrené vestido. Blanco con unos cuadros muy pequeños de color azul y como ya comenzaba a ser una jovencita, mi abuela que era quien cosía los vestidos, creyó conveniente quitar la lazada colocada en la cintura para cambiarla por un cinturón que se abrochaba con dos botones. También le quitó el vuelo a la falda porque era muy infantil –dijo-, y le hizo un pliegue delante y otro detrás. Cuando me miré en el espejo del armario, vi una chica fea. No tenía cuerpo ni de niña ni de mujer, las piernas huesudas dejaban ver unos calcetines blancos recién estrenados que cubrían unos pies grandes embutidos en unos zapatos marrones atados con cordones del mismo color. Me compadecí de mi misma y con ánimo de embellecer algo mi aspecto, me deshice las trenzas para sujetar el pelo suelto con unas horquillas por encima de las orejas.
Le dije a mi abuela que me iba a misa cuando oí a mi padre cortar leña en el patio adosado a la casa. Entonces decidí hacerlo.
Mi padre había techado con uralita un pequeño rincón en la parte posterior de la casa donde guardaba herramientas, azadas, hoces y guadañas que procuraba estuvieran siempre bien afiladas y entre todos los cachivaches se encontraban unos barriles de insecticida para mantener con vida los pocos perales que nos daban buenas peras de agua y vendíamos los jueves en el mercadillo del pueblo. Allí, a la sombra, conservaba también un garrafón de vino que entre faena y faena, acostumbraba a beber a morro. No estaba muy segura de lo que hacía pero el odio era demasiado profundo y sólo deseaba que aquel hombre que me había engendrado, desapareciera de mi vida. A puñados eché al insecticida en el vino, me lavé bien las manos y me marché a la ermita del pueblo que estaba algo retirada de la carretera, a mano derecha, donde vivían los ricos.
No me acuerdo si era alguna fiesta, ha pasado demasiado tiempo y yo estaba bastante alterada, sólo recuerdo que la misa fue larga, con cantos desafinados de la gente que abarrotaba la pequeña iglesia y mareantes aspersiones del incensario alrededor del altar. Su perfume y el olor de las velas estuvo a punto de desmayarme. Cuando salí, me fui hacia el campo a pasear yo sola, tenía miedo de volver a casa y había decidido escapar en el coche de línea que me llevaría a la ciudad. Sin titubeos, daba vuelta a mis pasos para dirigirme al pueblo y entonces lo vi. Mi padre estaba allí, en medio del campo, mirándome fijamente. El terror me paralizó, había venido a por mí, había descubierto el veneno del vino, quería violarme otra vez. No podía pensar con coherencia, un cúmulo de imágenes se sucedían unas a otras en mi mente, empujándose para tener cada una de ellas la primacía. Me habían descubierto y tenía que huir. Eché a correr entre las hierbas y los matojos para llegar a la carretera, no sabía donde iría, sólo pensaba en la huida. La Guardia Civil vendría a por mí, me llevarían a la cárcel, al reformatorio... No sabía qué hacer. Y volví a pensar en el coche de línea, debía huir... huir. Miré hacia atrás y no pude ver a mi padre, ya no me perseguía. Pensé que habría vuelto a casa a la espera de mi vuelta, por lo tanto debía hacer las cosas con rapidez. Necesitaba dinero para marcharme. Seguí corriendo, atravesé la carretera y me dirigí a la casa, tenía que llegar antes que él. En la caja de hierro escondida en la alacena, quedaban algunos billetes, mi abuela los guardaba allí. Al llegar oí gritos, llantos de mis hermanos y entré asustada. Las voces llegaban del cobertizo donde estaban los aperos y el garrafón de vino. ¡Lo habían descubierto! Mi hermana Piedad entró en la casa con la cara desencajada, sólo supo decir: "¡Padre...!". Me acerqué al cobertizo. Mi abuela lloraba a gritos llevándose las manos a la cabeza, mis tres hermanos, con la boca abierta, observaban la figura de mi padre. Una hoz, desprendida de la pared donde estaba colgada, le había segado el cuello. El cuerpo sin vida, se encontraba medio volcado en el suelo junto a los paquetes de insecticida. El garrafón de vino intacto.

-¿Cuándo ha sucedido? - pregunté, extrañada. Yo acababa de ver a mi padre en el campo de la parte contraria, no hacía más de cinco o diez minutos, no tenía tiempo de haber vuelto y ocurrir el accidente.

-No lo sé...- respondió mi abuela entre sollozos -pero ha debido de ser poco después de que fueras a misa. Mira... la sangre empieza a coagularse... Se le ha debido caer la hoz encima.

-Hay que avisar a la Guardia Civil-dije. Y sin más cogí el garrafón de vino y regué con él los perales del huerto. Luego, en la fuente, lo lavé y lo puse otra vez en su sitio. Mi abuela continuaba llorando y mis hermanos se sentaron en el suelo como si contemplaran una obra de teatro, ni ellos ni yo llorábamos.

-Rafael, vete al cuartelillo y explica lo que ha pasado- le dije al mayor de ellos.

Mi hermano, se ausentó y yo me quedé pensando. ¿Por qué había visto a mi padre en el campo al salir de misa? Nunca pude darle a este suceso una explicación racional, sólo sé que lo vi, probablemente en el momento de su muerte. La vida se había tomado la venganza dejando mi conciencia tranquila.
Con el tiempo todo se vendió y nos fuimos a la ciudad, de allí cada uno buscó su camino. Mi abuela murió pronto, a mis hermanos y a mí nos acogieron en los orfanatos sociales hasta nuestra mayoría de edad y eso nos sirvió para formarnos intelectualmente de alguna manera. Yo no me he casado nunca, trabajé, estudié y ahora soy una empresaria reconocida.

El café se había quedado frío, pagué la consumición y fui a por el coche. Mi hermana Piedad me esperaba en el convento, la habían nombrado Madre Superiora.
Cuando avancé por la carretera aceleré el coche, no quería recordar nada de lo que había sucedido en aquel pueblo olvidado.
MAGDA
Volver arriba Ir abajo
http://loscuentosdemagda.blogspot.com
Marioes
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Marioes

Masculino
Pez Gallo
Cantidad de envíos : 4307
Fecha de nacimiento : 23/02/1957
Edad : 61
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 14/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concurso Honrando a la poesía 2012- 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: EL PUEBLO OLVIDADO   Jue Jun 17, 2010 2:26 pm

Precioso cuento Xanino que a pesar de su extensión se lees fácil.
Una historia que tiene caracteristicas muy personales,pero que bien puede proyectarse .
También salí de un pueblo así, sin mirar para atras, de un pueblo olvidado del cual ni yo puedo recordar.

Muy buen cuento.

_________________
En busca de la Fortuna.
Marioes.
Volver arriba Ir abajo
Xanino
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Xanino

Femenino
Géminis Perro
Cantidad de envíos : 1247
Fecha de nacimiento : 29/05/1934
Edad : 84
Localización : Madrid - España
Fecha de inscripción : 30/11/2009

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: Re: EL PUEBLO OLVIDADO   Jue Jun 17, 2010 2:43 pm

Gracias marioes. Me alegro de que te haya gustado. Este cuento lo tengo escrito desde hace ya un tiempo,como muchos de los que pongo en este foro- A mi también me gusta, creo que deja entrever unos sentimientos muy variados y profundos, desde el odio, la venganza, el dolor y también el amor e incluso yo diría que también cierta ternura, sin apenas palabras
Gracias por leerlo.
Volver arriba Ir abajo
http://loscuentosdemagda.blogspot.com
Jaime Olate
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Jaime Olate

Masculino
Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2034
Fecha de nacimiento : 17/01/1941
Edad : 78
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 01/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: -Escritor con textos DESTACADOS
Mención Mención: Lobo ,El Detective. Texto EXCEPCIONAL
Premios Premios: 1ºLugar Concurso "Ecología" parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: Re: EL PUEBLO OLVIDADO   Sáb Jun 19, 2010 9:56 pm

Sí, querida Xanino, ciertamente es un cuento que coge y no suelta.
Una historia hermosa, dentro de las tragedias que allí se relatan, de fácil lectura, pues tu talento como escritora hace que leamos un texto perfecto.
Es tan perfecto, como todas tus historias, que me deleité con ese castellano tan pulcro en el cual no es posible encontrar una falla siquiera. Cada párrafo con la puntuación en su debido lugar, que va dando fluidez al relato.
La construcción de la historia es una obra maestra, partiendo desde el título hasta la palabra final. Mi admiración por el recato que has tenido con las escenas fuertes y referidas a las violaciones; indudablemente la narración tiene ese fondo, pero comprendemos que es la excusa central para armarlo.
Descripciones de paisajes, situaciones y sentimientos nos llegan con claridad a nuestra mente y a nuestro corazón.
Felicitaciones, mi querida amiga.
Jaime.
Volver arriba Ir abajo
Xanino
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Xanino

Femenino
Géminis Perro
Cantidad de envíos : 1247
Fecha de nacimiento : 29/05/1934
Edad : 84
Localización : Madrid - España
Fecha de inscripción : 30/11/2009

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: Re: EL PUEBLO OLVIDADO   Dom Jun 20, 2010 4:00 am

¡Muchas gracias, como siempre a tus halagadoras palabras! Me alegra tanto que te guste mi manera de escribir... Cada escritor tiene su estilo y a mi me cuesta mucho narrar según qué momentos. Todo lo erótico es muy difícil para mí, tal vez porque soy de otra época (como dicen mis hijos de la "época de la represión sexual" aunque yo nunca me he sentido reprimida pero bueno... eso es cosa de cada cual...) A lo que íbamos. No sé si se puede considerar defecto o virtud o simplemente estilo de escritura, pero esa dificultad para describir lo erótico a veces me fastidia un poco aunque reconozco es inevitable. Creo que actualmente los textos son más desenfadados y los jóvenes no tienen reparo en escribir detalladamente cualquier tema. Recuerdo que cuando fui al Taller de Escritura, (yo ya era una mujer muy mayor) había una niña de 16 años que sólo escribía sobre sexo y francamente... cuando leía sus escritos en la clase delante de todos, yo no sabía donde mirar... ¡Dios, qué apuro...! No podía entender como una niña tan jovencita tuviera tanta experiencia sobre cosas sexuale. Supongo que lo ha dado el sistema educativo de la sociedad. Antes nos quedábamos cortos y ahora se pasan de la raya... ¡creo yo! Bueno hay opiniones para todo, en la variedad está el gusto.
Gracias por leerme, comentar mis escritos, y agasajarme con tus palabras. Un beso.
Volver arriba Ir abajo
http://loscuentosdemagda.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: EL PUEBLO OLVIDADO   

Volver arriba Ir abajo
 
EL PUEBLO OLVIDADO
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» impermeabilizacion estilo pueblo
» El pueblo ibérico
» HE OLVIDADO TU NOMBRE
» Foro amigo: El pueblo paleta
» la entrada a mi pueblo

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: