LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 MI MADRE SE FUE EN INVIERNO (SEGUNDA PARTE Y FINAL)

Ir abajo 
AutorMensaje
Liel Cor
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Liel Cor

Femenino
Sagitario Gallo
Cantidad de envíos : 7421
Fecha de nacimiento : 13/12/1957
Edad : 61
Localización : VILLARRICA -CHILE
Fecha de inscripción : 08/12/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios:

MensajeTema: MI MADRE SE FUE EN INVIERNO (SEGUNDA PARTE Y FINAL)   Dom Mar 01, 2009 7:15 pm



Al día siguiente, la situación continuaba de igual manera, Liza no había pegado los ojos velando el sueño febril de su madre, se sentía impotente, ante el rechazo de su madre, ni siquiera le había aceptado las medicinas, tuvo que dárselas en contra de su voluntad, abriéndole la boca así, como lo hacía con Daniel, cuando no quería un jarabe.
- Mamá, tu estado no está bien, te ruego dejes que te traslade a un centro asistencial, no dejemos pasar mas tiempo, verás que no debes temer, los doctores te atenderán y analizarán tu enfermedad, por favor, hazlo por mi, por tus muchachitos que te quieren ver sanita pronto, te lo suplico mamita.- Rogaba Liza arrodillada frente a su madre y llorando.
- Está bien hija, perdona mi terquedad, llévame, pero no me dejes ni un momento sola.- Respondió la anciana.

Llegaron a la clínica y doña Mercedes fue internada rápidamente. Comenzaron los análisis, los resultados no arrojaban ninguna enfermedad, no había señales de lo que causaba la alta temperatura. Los doctores, sugirieron el rápido traslado de la anciana al hospital, ya que ahí se encontraban los instrumentos mas avanzados en tecnología que podrían detectar el mal que originaba la alta fiebre que no cedía.
Doña Mercedes fue derivada a la UCI, por lo que Liza quedó en la sala de espera. La joven estaba deshecha, sus lágrimas no dejaban de asomar, rogaba a Dios, le suplicaba por la salud de su madre. Mirando por los ventanales hacia la calle que era bañada por la lluvia, recordó el verano, cuando paseaba por la costanera con su madre… “Liza, pensar que yo mas de Junio de este año, no te podré seguir acompañando, siento tanta pena de solo pensar que te harán la vida imposible, que vas a sufrir tanto, sobre todo con este muchachito, Adolfo, será tan soberbio…” Esas palabra que le había dicho su madre, rebotaban en su mente… “Pero mamá, no comiences con eso, por qué dices estas cosas? Tú siempre vas a estar conmigo, eres una mujer tan fuerte, segura…” Siempre la vio fuerte, segura, nada le hacía mella y ahora, ahí estaba, enferma y sin poder diagnosticar los doctores su enfermedad… “ No olvides hija, no quiero velatorio en la casa, no quiero saber de los alegatos por la herencia, por parte de los que dicen ser mi familia y lo mas importante, quiero autorices mi autopsia…” Si, siempre le había pedido que si ella llegaba a morir, le practicaran la autopsia. Desde que la hija de una amiga había fallecido y que luego habían descubierto que había sufrido un ataque de catalepsia, su madre había decidido que le practicaran la autopsia.
- Liza, estamos haciendo todo lo posible por su mamita, lamentablemente, no podemos diagnosticar la enfermedad, la temperatura no cede, nos reuniremos un equipo de doctores en media hora para estudiar el caso, por ahora le solicito, vaya a despachar esta receta, este medicamento no lo tenemos, en la esquina hay una farmacia de turno.- Escuchaba la voz del doctor, que hizo que los recuerdos se alejaran de su mente. Cogió el paraguas y bajó las escaleras camino a la farmacia.
El estado de su madre, continuaba igual, el equipo de médicos no había logrado encontrar una respuesta y dar un diagnóstico certero. El doctor jefe, le permitió pasar a la sala en donde se encontraba su madre, ahí estaba, envuelta en tubos, se acercó, tomó las manos de la mujer, estaba heladísima, la cubrió con una mantilla, rezo por largo rato, apreataba sus ojos para no dejar escapar las lágrimas y sentía el nudo en su garganta, pero no debía llora, su madre no debía escucharla llorar. Luego el doctor, pidió a Liza que se fuera a casa, que descansara y regresara al día siguiente, la joven no quería hacerlo, le había prometido a su madre que estaría con ella, pero no la dejaban ingresar a la sala de la UCI, por ello había permanecido desde que llegaron en la sala de espera del primer nivel del hospital. El doctor le sugirió fuera a la casa para descansar y para traer al día siguiente una muda de ropa para su madre. Liza salió del hospital como sonámbula, ni la lluvia que caía la inmutaba, ni el ruido de los autos, olvidaba que también era madre y que debía asistir a sus hijos, estaba completamente entregada a su madre. Vio una tienda de lencería y entró, eligió la más hermosa prenda de dormir, la compró y salió nuevamente a la calle. No acudió a su casa, se sirvió un café al paso y regresó al hospital quedándose sentada en la gran sala de espera.
- “Hijita, deja que me acomode a tu lado, hace frío y no deja de llover, mañana iré a la ciudad a comprar un regalo para Adolfito, ya se acerca el cumpleaños y no quiero me encuentre desprevenida…” Le decía su madre mientras la abrazaba y se dormía al lado de ella.
Abrió los ojos, se había quedado dormida ahí en la sala y había soñado con su madre que llegaba a su cama a dormir con ella. Miró la hora, las dos de la madrugada. Se volvió a acomodar en el asiento y recorrió pasajes de su infancia, adolescencia y otros, hasta que el sueño la venció nuevamente.
Eran las cinco de la madrugada del día veintiséis de junio del año mil novecientos ochenta y seis, su madre ya llevaba tres días internada, tenía fe de encontrarla mucho mejor ese día, había rogado tanto a Dios, que se sentía segura de haber sido escuchada. Espero que pasaran unos minutos más y se dirigió a las escaleras, llevaba la camisa de dormir entre sus manos y en su corazón la esperanza de ver a su madre ya recuperada. Abrió la puerta y comenzó a caminar por el largo pasillo, no se escuchaban los gemidos de su madre, una felicidad la envolvió y sonrió, su madre estaba mejor, eso era. Caminó más aprisa aun, llegó frente a la siguiente puerta, no encontró a la persona que le impedía el paso normalmente, así que entró sigilosamente y acudió a la sala en donde se encontraba su madre, el cuarto estaba vacío y la cama tendida, su madre no estaba… Dios mío, su madre estaba mejor, de seguro la trasladaron a otra sala, que alegría. Giró rápidamente, feliz. Vio que desde el otro extremo, se acercaba el doctor con una enfermera hacia ella, caminaban pausados y cabizbajos, seguramente agotados por la noche de trabajo.
- Liza, no tenemos buenas noticias, tu mamita… falleció hoy, a las dos de la madrugada. Lo sentimos mucho, hicimos todo lo posible…
¡No, no era posible! Liza cayó a los pies del doctor, se aferró a sus piernas, llorando… todo se le oscurecía, se le derrumbaban las paredes aprisionándola, sin dejarla respirar, la noche la envolvió siendo día. La enfermera la levantó y acomodó en la banca, le daba palmaditas en la cara y el doctor le hablaba tranquilizándola.
Afuera continuaba la lluvia con más fuerzas, el viento arreciaba fuerte, el invierno se llevaba a doña Mercedes hacia el cielo infinito, las campanas de una iglesia cercana repicaron y Liza, quedaba ahí, pegada al suelo, sumida en la tristeza y desolación, abrazando la más hermosa camisa de dormir que había elegido para su madre, mientras allá muy lejos, comenzaba a preparar su equipaje la primavera, que llegaría una mañana a dar el sol nuevamente, al corazón ahora destrozado de Liza.



Volver arriba Ir abajo
Ignacio Araya D
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Ignacio Araya D

Masculino
Cantidad de envíos : 7399
Localización : La Serena, Chile
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3° Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: MI MADRE SE FUE EN INVIERNO (SEGUNDA PARTE Y FINAL)   Vie Mar 13, 2009 7:52 pm

Un buenisimo relato Lidia que me parece que fuera de la vida real...así o no, un texto que llega, conmueve primero por la terquedad de la Sra Mercedes que lo mas probable es que haya planeado su muerte con seguridad, dada las palabras premonitarias de ella tiempo antes... relatas de gran manera los recuerdos y las emociones que va pasando Liza, como su deseo de recuperación de su madre van como un grito transmitiendo esa lucha por dominarse...un gran texto, emoionante y con un final muy bello, la espera de que el tiempo sane las heridas y la tristeza...

Un beso,

Ignacio
Volver arriba Ir abajo
http://ignacioarayad.blogspot.com
Liel Cor
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Liel Cor

Femenino
Sagitario Gallo
Cantidad de envíos : 7421
Fecha de nacimiento : 13/12/1957
Edad : 61
Localización : VILLARRICA -CHILE
Fecha de inscripción : 08/12/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios:

MensajeTema: Re: MI MADRE SE FUE EN INVIERNO (SEGUNDA PARTE Y FINAL)   Vie Mar 13, 2009 10:03 pm

Es real amigo, se vivió y aun sigue aquí... Mi madre, una mujer de belleza física y de alma, pareció anunciar su muerte, sentí durante mucho tiempo, que ella deseaba partir, por sus palabras, por su porfia ante la enfermedad, yo era demasiado joven en ese tiempo, inexperta en varias cosas.. vivíamos muy alejadas de la ciudad, nadie estuvo a mi lado cuando ella enfermó, si no que después... y para tratar de arrebatarme la herencia... pero eso esta escrito en otro relato, que subiré mas adelante...ella me dio todo, si tuvimos situaciones amargas, pero soy lo que soy, gracias a ella, algo le faltó que darme...su la fuerza para enfrentar situaciones dolorosas y difíciles, las cuales pude derribar despues de su muerte... aprendí a fuerza de tropiezos y caídas sola. Gracias Nacho, la verdad, me emociono mucho cuando hablo de ella.... Besossssss
Volver arriba Ir abajo
Poesiacarnivora
Admin
Admin
Poesiacarnivora

Femenino
Aries Rata
Cantidad de envíos : 16322
Fecha de nacimiento : 16/04/1972
Edad : 46
Localización : Montevideo-Uruguay
Fecha de inscripción : 05/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - A la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1ª y 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: MI MADRE SE FUE EN INVIERNO (SEGUNDA PARTE Y FINAL)   Sáb Mar 14, 2009 1:00 am

Sin duda un relato fuerte,por la gran carga emotiva que tiene.Lecciones de vida,de muerte y esperanza ,así lo resumiría.
Insisto en la calidad de relato y no de micro,sobre todo por los detalles,y descripciones que haces.
Un microrelato no se calibra solo por su extensión,de tdos modos este texto es largo,como para calificarlo de micro,hay otros elementos,que manejas perfectamente en la narración de esta historia,que la hacen sin duda un cuento excelente,bien armado,claro,y que conmuve al lector.

Que las hadas te acompañen.

P.D: Liel,las lecciones que nuestras madres nos dieron,muchas veces no las entendimos en su momento,pero que bien nos vienen con el tiempo,y como hacen que ellas,las madres,perduren siempre junto a nosotros.
Gracias por compartir estas vivencias.
Volver arriba Ir abajo
http://www.letrasyalgomas.com
Liel Cor
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Liel Cor

Femenino
Sagitario Gallo
Cantidad de envíos : 7421
Fecha de nacimiento : 13/12/1957
Edad : 61
Localización : VILLARRICA -CHILE
Fecha de inscripción : 08/12/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios:

MensajeTema: Re: MI MADRE SE FUE EN INVIERNO (SEGUNDA PARTE Y FINAL)   Lun Mar 16, 2009 10:36 pm

Si Poe, esas lecciones que ha veces no las captamos al momento, pero que van junto a nosotros y que en algún instante afloran perdurando en la vida.
Quizás tienes razón y no es un micro... es un cuento, por lo que debiera ubicarlo donde corresponde... Gracias por la observación, bienvenida. Besosss
Volver arriba Ir abajo
Susy
Moderador
Moderador
Susy

Femenino
Cantidad de envíos : 7449
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 10/11/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: Menciones Especiales en II Concursos Flash de poesía y el I Concurso Conjunto de Fotografia

MensajeTema: Re: MI MADRE SE FUE EN INVIERNO (SEGUNDA PARTE Y FINAL)   Mar Mar 24, 2009 9:58 am

Y la mía también, sabes?
En pleno junio... coincidentemente con la fecha en que nacerá mi nieta,
20 años después...

Un relato donde los detalles afloran y hacen que el lector se vea
inmerso dentro de cada una de las situaciones que planteas.
Interesante y atrapante a la vez.

Gracias por compartirlo, Liel.
Un besito. amor
Volver arriba Ir abajo
http://sumysel.blogspot.com/http://groups.msn.com/TUYYO-CRECIEND
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: MI MADRE SE FUE EN INVIERNO (SEGUNDA PARTE Y FINAL)   

Volver arriba Ir abajo
 
MI MADRE SE FUE EN INVIERNO (SEGUNDA PARTE Y FINAL)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» SI A LOS TRES AÑOS NO HE VUELTO, de Ana R. Cañil
» REVIEW ACCUSTIC ARTS POWER I (SEGUNDA PARTE)
» Conso ... Y sigo bajando! Ralladillo
» Predators 2
» Fusilamientos de socios segunda parte (Paintball 2, o esto no tira recto segun lugger)

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: