LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte
 

 MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final)

Ir abajo 
AutorMensaje
Liel Cor
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Liel Cor

Femenino
Sagitario Gallo
Cantidad de envíos : 7421
Fecha de nacimiento : 13/12/1957
Edad : 61
Localización : VILLARRICA -CHILE
Fecha de inscripción : 08/12/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios:

MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Empty
MensajeTema: MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final)   MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Icon_minitimeJue Dic 11, 2008 1:06 am

No quiso volver a iniciar una relación estable con ninguna mujer, por temor a su primera experiencia. Siempre buscó aventuras, pasatiempos, si te he visto no me acuerdo, eso no dejaba huellas ni cicatrices. Había adquirido una casa, cómoda, la había amoblado a su gusto y tenía a Chepita, mujer encargada de los quehaceres, siempre le dejaba todo preparado, aunque muy pocas veces comía en casa.
Cuando su madre se enteró de su marcha, le criticó y cuestionó su decisión, lo llamó egoísta, mal padre, mal esposo, que era un mal agradecido, un pésimo hijo. Él calló la verdad, para no hacerla sufrir, ella adoraba sus nietos, eran sus ojos, su vida, para que entonces le iba a matar su alegría. Y se fue, sin el beso de la madre, sin su bendición, sólo con el dolor dentro.
Estaba en su oficina cuando recibió el telegrama, Leonora se lo había enviado, su madre estaba moribunda y lo llamaba, por eso iba de regreso.
Ahora, solo estaba a unos pasos de la puerta de la que un día fue su casa, podía apreciar el aroma de las madreselvas a la entrada del jardín, el roble que plantó antes de fallecer su padre, él tenía cinco años, su padre le había dicho, así crecerás, fuerte, firme como este árbol, nunca olvides que será tu sombra cuando estés viejo.
Se detuvo ante la puerta, respiró profundo, tocó suavemente. Escuchó unos pasos en el interior, los reconoció enseguida, eran los de Leonora.
Y ahí estaban, frente a frente, después de casi treinta años, ella lucía hermosa, con sus ojos claros, con su boca aun fresca, esbozando esa sonrisa que siempre él tuvo en sus recuerdos y ese aroma, esa fragancia que fue en algún tiempo ¿su vehemencia?
Leonora le relató en breve sobre la situación, sobre la enfermedad de su madre. Todo había comenzado hacía cuatro meses, doña Jacinta no quiso le avisarán, siempre decía que era sólo un malestar de vieja. Hasta que el doctor dijo lo contrario, pero era ya demasiado tarde, el cáncer la había consumido por dentro y ahí estaba ahora, en sus últimos momentos.
Entró al cuarto, su madre yacía en el antiguo catre de bronce, ese que su padre había adquirido en un remate. Dejó el paquete sobre la cama. La anciana agonizaba, hundida entre las sábanas, casi no tenía cuerpo, su cara desencajada, con su cabeza envuelta en un paño negro, sus ojos cerrados y su jadeo constante. Miró hacía el velador, una foto de su padre con él en brazos y la de los nietos y ¿quién sería el pelirrojo que sonreía en brazos de Julio?, un crucifijo de plata, una imagen de San Judas Tadeo y ese corazón que él tallará cuando cursaba quinto grado en el colegio. Sintió una presión en su pecho, una lágrima afloró a sus ojos, justo en el momento en que su madre abrió los ojos, tratando de enderezarse al sentir su presencia. Él pegado en el suelo, como aturdido, envuelto en desconcierto. Por fin salió de su estado y se acercó al lecho. Se arrodilló y tomó las delgadas y pálidas manos de su madre entre las suyas, las beso despacio, la anciana balbuceó su nombre y se quedó inerte. En su boca agrietada se dibujo una sonrisa y su alma voló en alas del tiempo. Él lloró, aferrado al cuerpo sin vida de la anciana, quedándose así un largo momento.
Luego del funeral, el hombre recorrió la casa, caminó por el sendero de los almendros y se sentó en el banco, ese banco que le traía tantos recuerdos.
Estaba sumido en sus pensamientos que no escuchó los pasos de Leonora, sólo cuando alzó la vista la tenía ante él presente. La mujer se sentó a su lado, le contó de los hijos, estaban en el extranjero y no habían alcanzado a llegar al funeral de la abuela, pero en esos momentos venían viajando y que había tenido un hijo más, Andrés, luego de que él se marchara. Tomándole las manos, lo miró a los ojos, para luego anidarse en su pecho. Entre palabras entrecortadas, le pidió perdón por su engaño, por su mentira, por su traición. Le confesó que al partir él, había roto su amistad con Alfredo, amistad que nunca llegó a una relación íntima, que solamente habían sido amigos, que inventó todo para hacerlo sufrir. Que luego de su partida se había dedicado a cuidar a sus hijos y a doña Jacinta. Pero la confesión que hizo luego, dejó al hombre boquiabierto. Julio e Ignacia eran verdaderamente sus hijos, ella le había mentido, por todas las veces que él la dejó sola, por todas las veces que él la ignoró, por todas las veces que ella sufrió cuando se iba con otras mujeres al cuartucho de hotel, además el hijo que tuvo luego de marcharse él, era suyo también y era ese niño pelirrojo que estaba en la foto. Ella no quiso darle a conocer este acontecimiento, por temor, para no obligarlo a regresar, porque tal vez no le habría creído, aunque todos estos años la consumía el remordimiento, por tanta mentira que le había contado.
El hombre sintió agitado su pecho, eran sus hijos, pero porque no se lo había dicho, por qué mantuvo ese silencio, no, por qué lo castigó así, no había justificación, él habría regresado, si era lo que siempre había deseado, porque él la amaba, si había sido la mujer soñada, sólo que él, no lo quiso reconocer nunca. Que importaba el engaño, él también había mentido, había ocultado ese amor que lo corroía por dentro, en todos estos años, muriendo por volver a verla. La abrazó, la cubrió de besos y ambos lloraron, sentados en ese banco, debajo de los almendros.



LIzamarazul
Volver arriba Ir abajo
Poesiacarnivora
Admin
Admin
Poesiacarnivora

Femenino
Aries Rata
Cantidad de envíos : 16367
Fecha de nacimiento : 16/04/1972
Edad : 47
Localización : Montevideo-Uruguay
Fecha de inscripción : 05/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - A la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1ª y 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Empty
MensajeTema: Re: MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final)   MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Icon_minitimeJue Dic 11, 2008 5:47 pm

Emotivo relato, donde el amor se ve opacado por las mentiras absuradas.
Una situación atipica, aunque no muy lejos de la realidad, donde una mujer miente por celos.
Buen relato, donde dos cosas se aprecian:
Lo imponente del amor y lo destructivo de la mentira,

Que las hadas te acompañen
Volver arriba Ir abajo
http://www.letrasyalgomas.com
Liel Cor
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Liel Cor

Femenino
Sagitario Gallo
Cantidad de envíos : 7421
Fecha de nacimiento : 13/12/1957
Edad : 61
Localización : VILLARRICA -CHILE
Fecha de inscripción : 08/12/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios:

MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Empty
MensajeTema: Re: MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final)   MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Icon_minitimeJue Dic 11, 2008 10:11 pm

Gracias amiga por tu comentario...cariños
Volver arriba Ir abajo
Ignacio Araya D
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Ignacio Araya D

Masculino
Cantidad de envíos : 7399
Localización : La Serena, Chile
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3° Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Empty
MensajeTema: Re: MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final)   MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Icon_minitimeSáb Dic 13, 2008 11:13 pm

Muy emotivo el relato la verdad, buen texto, dificil poder imaginarse que las mentiras puedan llegar a este límite sin desconocer que puede verse y lo he visto, aun no tan exagerado pero si, se puede confirmar en algunos casos con algunas variaciones, las mentiras en el amor, no debieran existir, sigue siendo la comunicación en una relación la base mas importante de ella y es aquí donde se pierde, por la culpabilidad de ambos, y aun cuando ahlla podido tener todo un final feliz, el tiempo perdido es lo que duele, no se si es irrecuperable, se pueden recuperar en algún sentido, pero los momentos perdidos, crecimiento de sus hijos, el amor mismo y el inevitable dolor anidado en el pecho por tantos años, eso si que no...muy buen texto amiga, emotivo y con un mensaje claro en su resumen, en algun grado, deja una moraleja y una enseñanza que extraer...

Un saludito,

Ignacio
Volver arriba Ir abajo
http://ignacioarayad.blogspot.com
Liel Cor
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Liel Cor

Femenino
Sagitario Gallo
Cantidad de envíos : 7421
Fecha de nacimiento : 13/12/1957
Edad : 61
Localización : VILLARRICA -CHILE
Fecha de inscripción : 08/12/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios:

MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Empty
MensajeTema: Re: MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final)   MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Icon_minitimeDom Dic 14, 2008 12:40 am

Gracias Ignacio...muy buen comentario, me agradó... otro saludito....cariños
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Empty
MensajeTema: Re: MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final)   MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final) Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
MENTIRAS VERDADERA (Segunda parte y final)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» REVIEW ACCUSTIC ARTS POWER I (SEGUNDA PARTE)
» Conso ... Y sigo bajando! Ralladillo
» Predators 2
» Fusilamientos de socios segunda parte (Paintball 2, o esto no tira recto segun lugger)
» Otras Haciendas del Altiplano, segunda parte y como llegar a ellas.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: