LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte
 

 LA SERENIDAD COMIENZA AL ACEPTAR LA REALIDAD

Ir abajo 
AutorMensaje
Francisco de Sales
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo


Cantidad de envíos : 237
Fecha de inscripción : 12/12/2012

LA SERENIDAD COMIENZA AL ACEPTAR LA REALIDAD Empty
MensajeTema: LA SERENIDAD COMIENZA AL ACEPTAR LA REALIDAD   LA SERENIDAD COMIENZA AL ACEPTAR LA REALIDAD Icon_minitimeJue Nov 21, 2019 5:36 am

LA SERENIDAD COMIENZA AL ACEPTAR LA REALIDAD


En mi opinión, hay demasiadas cosas ajenas y externas a las permitimos que tomen el mando de nuestro estado de ánimo.

Dependemos excesivamente de los otros y sus opiniones, y les permitimos inmiscuirse en nuestra vida y que nos aporten inseguridad y rabia o dolor.

Dependemos en demasía de nuestra mente, que no siempre está de nuestro lado y a nuestro favor, y tiene tendencia a aportarnos insatisfacciones aprovechando la falta de control sobre ella.

Dependemos mucho de las expectativas que nos formamos acerca de la gente, de nuestros planes –muchos son insensatos-, de los sueños que sólo pueden estar dentro de los sueños y no caben en la realidad, del pasado y lo que arrastramos, del miedo a lo que vendrá.

Todo lo expuesto –y mil cosas más- consiguen que el sosiego y la calma no estén entre nosotros.

Tenemos tensiones y una intranquilidad que puede llegar hasta la ansiedad; nos mortificamos pensando y pensando, magnificando las cosas simples que nos ocurren, agravando lo que no debiera estar cargado de gravedad.

Nos oponemos a lo que no nos gusta, a que no se cumplan nuestros deseos –por descabellados que sean-, y sólo queremos que las cosas sean según nuestro criterio, y si no es así… sufrimiento y tensión.

O sea, no sabemos manejarnos bien en un mundo que nos presenta a diario gran parte de las cosas que he expuesto, y somos nosotros –sólo nosotros- quienes hemos de decidir si queremos seguir con estas costumbres masoquistas o si queremos plantar cara a todo esto y salir de la noria que da vueltas en el mismo sitio.

Si aceptamos la realidad –lo cual no quiere decir que nos conformemos o que estemos de acuerdo-, sin oposición, sin exigencias, sin frustración, la serenidad encontrará en nosotros un sitio en el que instalarse.

Esto no es un alegato a favor del pasotismo, ni promulgo la indiferencia o la indolencia. No pretendo que nos arranquemos el corazón y nos pongamos uno de piedra.

Propongo la objetividad –esa capacidad de ver los sucesos desapasionadamente, con lo que ganaremos en realismo-, y sugiero tener una buena capacidad de restar importancia a lo que realmente no es importante, de quitarle autoridad a los inconvenientes, y de relativizar las cosas.

La realidad es innegable y no tiene adjetivos. Somos nosotros quienes se los adjudicamos. Y somos los beneficiados o perjudicados si no lo hacemos del modo correcto.

Las cosas son lo que son, y no son buenas o malas. Aceptarlas nos aleja de la intranquilidad y nos acerca a la serenidad.

Conviene tener una conversación seria con uno mismo, y con los propios sentimientos, y debatir sobre este asunto. Ver qué aporta de positivo y de negativo esa lucha continua contra lo que pasa, esa exigencia desmedida de que todo sea según nuestros deseos, y conviene proponerse la paz como estado de ánimo habitual, ponerse a salvo de lo que nos sea ingrato o doloroso, y todo ello como un merecido acto de Amor Propio, que es algo que ha de prevalecer por encima de todos los vaivenes que nos impone la vida… si nosotros autorizamos a que así sea.

Todo aquello que nos puede afectar negativamente –como lo expuesto- requiere que le prestemos atención.

Instaurar la paz, el orden, la estabilidad, y la serenidad, es una tarea necesaria.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales



Volver arriba Ir abajo
 
LA SERENIDAD COMIENZA AL ACEPTAR LA REALIDAD
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: MERCADO PERSA :: Mitología,Filosofía,Ideologías,Reflexiones-
Responder al temaCambiar a: