LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 LA LEYENDA DE MALAK

Ir abajo 
AutorMensaje
HIPPY
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Masculino
Géminis Gato
Cantidad de envíos : 30
Fecha de nacimiento : 08/06/1987
Edad : 31
Localización : MALAGA
Fecha de inscripción : 03/03/2010

MensajeTema: LA LEYENDA DE MALAK   Miér Nov 13, 2013 11:46 am

" />



PROLOGO





En el principio de los siglos, cuando los dragones eran los amos de los cielos, existía una pequeña aldea a dos lunas de Kanosis, la Capital de La Atlántida, entre un gran río y un frondoso bosque en la que dragones, elfos, gigantes y humanos vivían en armonía y paz bajo la benévola y protectora mirada del Dios Archón (el Dios Supremo Atlante).  Pero el Dios Ydor (Dios de los mares y océanos Atlantes y hermano del Dios Chaos, el padre del Dios Archón, que tenía viejas rencillas con su hermano y estaba celoso del inmenso poder de su sobrino) se rebeló contra el Dios Supremo.  A Ydor se le unieron los elfos y los gigantes; por lo que la Diosa Apollymi (Diosa de la vida, la muerte y la sabiduría Atlante y esposa del Dios Archón) los maldijo convirtiéndoles en criaturas de las sombras.
Los elfos y gigantes rebeldes se formaron en hordas de pillaje y, apoyados en las poblaciones costeras por criaturas marinas enviadas por Ydor, se dedicaban a saquear y arrasar las tranquilas villas y aldeas Atlantes.






I
(EL ORIGEN DE LA LEYENDA)





Parecía que el Dios Misos (el Dios de la guerra Atlante) se había adueñado del paisaje en un dantesco cuadro de muerte y destrucción.  Hordas rebeldes habían tomado al asalto la pequeña aldea y, obedeciendo a sus salvajes costumbres, habían pasado a cuchillo a sus habitantes.
Krán, la joven dragona, descendió de los cielos guiada por Bandik, el gran hechicero Atlante.  Bandik exploró la zona y encontró a una mujer muerta que tenía entre sus brazos a una criatura de dos o tres semanas envuelta en ricas y finas telas Fenicias (que hablaban de su noble cuna) que no cesaba de llorar de hambre.  El hechicero se compadeció de la criatura y, al cogerla entre sus brazos, vio entre sus ropajes un medallón de oro que tenía grabado un dragón rampante y un torreón.
Por aquel entonces había en La Atlantida una profecía que decía que, sólo una guerrera, conseguiría derroptar a Ydor y sus huestes y traer la tan deseada Paz a La Atlántida.
Comprobando que la criatura era en realidad una niña que tenía una curiosa mancha en forma de fresa entre su cuello y su espalda Bandik se guardo el medallón (para entregárselo a la niña cuando esta creciera) y, con la pequeña entre sus brazos, subió a lomos de Krán recomendando a la dragona que voalra con cuidado; pues, en esa niña, quizás estuviera la salvación de La Atlántida.
Krán así lo hizo y cuando llegaron a lo más profundo del bosque, donde se encontraba la vieja y humilde cabaña del hechicero, este ordeñó a una cabra para dar alimento a la niña y se la confió al cuidado de Krán.
Los años fueron pasando y la niña, a la que Bandik llamó Malak, fue creciendo.
Siguiendo las instrucciones del hechicero, cuando Malak cumplió los diez años, Krán se la llevó a la fortaleza de Orek "El Invicto"; uno de los más famosos y bravos guerreros Atlantes (sólo superado por Rak; un mítico y centenario guerrero ya fallecido que fue muy famoso en su tiempo por su valentía, destreza con la espada y bravura en el combate y al que Orek le tenía en gran estima porque en sus ya lejanos años jovenes, cuando Orek era un simple reculta de la guarnición, tuvo el gran honor de estar bajo las ordenes de Rak) para que adiestrará a la chiquilla en el manejo de la espada y la instruyera en el noble arte de la guerra.
Con Orek Malak se paso seis años y, cada vez, la chica crecía más en su destreza con la espada, en numerosas ocasiones la alumna había superado al maestro, y en belleza; pues, a los dieciséis años, Malak se había convertido en una joven singularmente bella.  Ella tenía una larga y sedosa melena roja como el fuego que la llegaba hasta la mistad de la espalda y unos ojos, entre grisers y verdes, que armonizaban a la perfección con un rostro decididamente atractivo y un cuerpo atlétrico
El día de su décimo sexto cumpleaños Krán regfreso a por ella y Orek le entregó a la joven a Istak (una mítica, legendaría y maravillosa espada que, según contaban las viejas leyendas, el mismo Misos forjó con sus propias manos para entregársela a Rak; y este a su vez, sintiendo ya muy cercana su muerte, se la traspasó a Orek)
Malak se enfundó la espada, se despidió de Orek agradeciéndole su hospitalidad y dedicación a ella y subió a lomos de Krán; que alzo el vuelo en buscar del hechicero.
Cuando Malak y Bandik se encontraron la chica corrió a abrazar al hechicero al que ella considerabva como a su padre; pues Malak no había conocido a otro.  Bandik le narró a Malak como fue su primer encuentro y la entregó el medallón.  El hechicero comunicó a la joven que tenía que partir hacía Kanosis y, una vez allí, entrtar a formar parte del ejército del Rey Orak (el Rey de los Atlantes) y entregó a Malak una armadura mágica que la libraría de toda herida y un papiro con un mensaje personal de Bandik para el Rey.
A Krán la encomendó que sirviera a Malak como le había servido a él y entrego a la dragona una armadura esmeralda,
Cuando Malak, a lomos de Krán, ya volaba por los cielos Atlantes el h4chicero recogió leña seca del bosque y formo una pira.  Bandik puso una marmita con agua sobre la pira y encendió la hoguera comenzando a echarle  hierbas del bosque mientras murmuraba extrañas invocaciones.
Cuando el agua comenzó a bullir  el hechicero alzó sus brazos mientras un viento huracanado comenzaba a aullar.
- ¡Por el Dios Archón!; ¡Por el espíritu de Rak!; ¡Por el divido y poderoso Dios Misos! - conjuró Bandik con voz de trueno - ¡De criaturas de las sombras y de Simfora (la Diosa Atlante de la muerte) proteged a Malak!
La noche ya había caído sobre La Atlántida cuando el hechicero regresó a su humilde cabaña



CONTINUARA


Última edición por HIPPY el Mar Nov 19, 2013 11:19 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://hippylandia.spaces.live.com/blog/?&_c02_vws=1
antifaz
Moderador
Moderador
avatar

Masculino
León Perro
Cantidad de envíos : 3590
Fecha de nacimiento : 23/07/1958
Edad : 59
Localización : Villa Colón - Montevideo
Fecha de inscripción : 24/09/2009

MensajeTema: Re: LA LEYENDA DE MALAK   Jue Nov 14, 2013 10:15 pm

Buen dominio de la narrativa, hace la lectura veloz y clara. Evita los paréntesis, no son para las novelas. hay que dosificar la información y brindarla cuando es necesario.

_________________
"Aprendemos de todos y entre todos"
Taller de Escritura (Aula Virtual)





Mis cuentos:

http://www.letrasyalgomas.com/t26420-bolazos-para-gente-seria-y-viceversa#204930



Volver arriba Ir abajo
 
LA LEYENDA DE MALAK
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» LA LEYENDA DE MALAK
» LEYENDA DEL CERO DE LA COFRADIA
» As de Segobriga, leyenda latina SECOBRIS (FAB2181)
» Medalla San Anastasio con leyenda
» Origenes y clàsicos de la leyenda de Nessie

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: