LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 El desvanecimiento de las musas de Enero

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Encoma Ilusoria
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 53
Fecha de inscripción : 31/07/2012

MensajeTema: El desvanecimiento de las musas de Enero   Lun Ene 07, 2013 11:46 am



Una noche oscura y fría. La lluvia se exhibe como telón de fondo y los cohetes anuncian la entrada del nuevo año repiqueteando iracundos al otro lado de la ventana, la que da al patio de luces. Enero lo tiene todo previsto: una cama blanca de papel (individual, le gustan los espacios hechos a medida), un licor aventurado a posicionarse entre el sabor amargo y el cítrico, y un cauce de tinta al borde del vaso medio lleno en sus manos.

El ambiente yace cargado de expectativas que cumplir. Lleva horas esperando a que sus tres preciosas concubinas aparezcan por sorpresa, como suelen hacer, con las mejores alhajas, ropas y sin más equipaje que sus provocativas intenciones. Enero, hace rato que ha acalorado el clima con música envolvente, pues unas notas bien escogidas son la señal fehaciente que necesitan tres burbujas para danzar en el aire, y mezclarse sin llegar a tocarse a un ritmo efervescente.

Espera ansioso, viendo cómo el segundero de la paciencia se iba encogiendo, y encogiendo y encogiendo…, hasta casi adoptar un aspecto quebradizo y fantasmal. Pero casi en el último aliento de esperanza que le cobija en aquel solitario habitáculo, y de repente, aparecen las tres: Lira, Tesam y Pasina; preciosas, fogosas y sonrientes, como cabía esperar.

Enero nota unos largos y finos dedos acariciándole el cabello, sin duda alguna es Lira. Nunca presumió de ser la más bella, pero era la única reina capaz de darle brillo y firmeza a las huellas que él mismo deja en su cama de papiro. Pronto Tesam se hace notar. Su silueta cargada de líneas rectas, se amolda a la cintura de Enero, y son sus caricias contorsionistas las que corretean por el torso hasta alcanzar la parte del pecho que a él le cuesta conceder.

Entretanto, Enero empieza a advertir cómo el derroche de tinta china se va acumulando al filo de sus dedos, y cómo éstos, al borde de la desesperación, juguetean a ser Dios. Pero es Pasina la que siempre domina el terreno de juego, es la diva efímera de la volubilidad; es su agua en el desierto, su mendrugo de pan en la catedral, su puñado de arena, su sal; su agujero de lombriz, su ombligo, su luz de neón en la oscuridad, su ceda el paso, su pasaje a la integridad. Pasina actúa a modo de ritual, es impuntual, caprichosa y mordaz; primero le mira a los ojos, para asegurar el cargo de supremacía de poseen sus pupilas; convencida del dominio que tienen sus ojos de cascabelescos de emperatriz, se relame el filo de los labios, lista para morder. Enero está atrapado entre las curvas y rectas antojadizas de las tres figuras que conforman la divinidad. Un halo de erotismo ahumado se apodera de su resistencia para dejarse arrastrar, cayendo en un abismo orgiástico, alejándole de la realidad. Caricias, mordiscos, arañazos y gemidos de palabras que se van trazando sobre su mesa de escritorio; ríos de vino encontrando el cauce en un papel que tan sólo momentos antes parecía virginal. Los colores de la sala juegan a mezclarse. El sabor a mirada lasciva lo impregna todo. Enero está a punto de eyacular; su sangre se amontona coagulada sus venas, comienza a notar la presión. Pero siempre es Pasina la que juega no terminar, la que lleva el Royal flush pero no se detiene a enseñar. Es Pasina, la que sin previa despedida se va. Como ahora, que ha dejado su esencia en la cama sin apenas haberla rozado.

Es cuestión de segundos que Lira y Tesam se desvanezcan en el olvido, junto a Pasina. Y antes de que Enero sea consciente del tiempo de placer que le queda, de pronto, la luz del amanecer entra por la rendija de la ventana, alumbrando la única imagen que yace entre las cuatro paredes de la habitación: su propia sombra, la soledad.
Volver arriba Ir abajo
http://nubesenbotella.blogspot.com.es/
 
El desvanecimiento de las musas de Enero
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» LAS MUSAS LEVANTARON VUELO
» 18-ENERO-Robert Pattinson ahora es pelirrojo
» 5 Enero- Nuevas Imágenes Hots de Robert Pattinson en Bel Ami
» 13 Enero - Rumor : ¿Nuevo proyecto para Robert Pattinson?
» 19 Enero - ¿Qué opináis de esto? - La ley SOPA, como nos afecta.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: