LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos
LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos
LETRAS Y ALGO MAS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  Últimas imágenesÚltimas imágenes  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

 

 ¡HORROR!, ¡40 MINUTOS CONMIGO A SOLAS!

Ir abajo 
AutorMensaje
Francisco de Sales
Escritor activo
Escritor activo



Cantidad de envíos : 1358
Fecha de inscripción : 12/12/2012

¡HORROR!, ¡40 MINUTOS CONMIGO A SOLAS! Empty
MensajeTema: ¡HORROR!, ¡40 MINUTOS CONMIGO A SOLAS!   ¡HORROR!, ¡40 MINUTOS CONMIGO A SOLAS! Icon_minitimeMar Mar 14, 2023 4:09 am

¡HORROR!, ¡40 MINUTOS CONMIGO A SOLAS!


En mi opinión, este comentario que me hizo una persona después de haber tenido que hacerse un TAC (Tomografía Axial Computarizada) me hizo pensar en una realidad muy evidente entre la gente joven y también bastante habitual en los de mayor edad.

Me contó, como si yo no lo supiera, que la habían inmovilizado el cuerpo, sujetándola firmemente, y le avisaron de que la prueba duraba 40 minutos, cosa que le alarmó llegando incluso a intentar negociar si se podía más rápido. No, por supuesto que no, le dijo el radiólogo. ¿Y qué voy a hacer durante tanto tiempo?, preguntó desesperada. Nada, le contestaron. Me voy a aburrir, añadió desesperada. Esta vez la respuesta fue un encogimiento de hombros por parte del radiólogo.

Inmovilizada, a solas consigo misma, a solas con su mente y sus pensamientos, sin teléfono móvil, sin redes sociales, sin whatsapp, sin TikTok, sin conexión con ninguna otra persona, sola y a solas consigo misma, la prueba se presentaba como algo que iba a ser muy difícil o imposible soportar.

Además de esa especie de golpeteo de la máquina, con sonidos machacones y repetitivos en un tono elevado –un golpeteo que llega directamente al cerebro-, estaba el sonido de su desesperación que era aún más insoportable.

Estamos tan acostumbrados a que algo nos distraiga -separándonos del contacto con nosotros mismos-, que quedarnos a solas, sin escapatoria, aterroriza.

En el silencio de la soledad se manifiestan con ímpetu los reproches y los arrepentimientos y los problemas y las dudas y los temores y algunas más de esas otras cosas que sentimos como pensamientos enemigos.

La primera reacción que nos propone nuestra mente es la evasión, hacer como que eso no existe, ojos que no ven corazón que no siente, y como resulta casi imposible expulsar esos pensamientos que se sienten como enemigos intrusos, es mejor no pensar, es mejor ocupar la mente con algo que provoque una satisfacción inmediata y que tenga el poder de anular lo que hemos convertido en peligroso.

La propuesta original del silencio y de la soledad es algo muy distinto a cómo se percibe. Su pretensión es crear el ambiente propicio para provocar el auto-encuentro consciente. Yo. Yo y Yo. Yo y mis cosas. Yo y mi vida. Es el mejor modo, sin duda, de tomar contacto con uno mismo a salvo de las distracciones ruidosas de la vida y del mundo. Todos hemos oído hablar -o las hemos experimentado- de las maravillas que aporta la meditación y la meditación se hace en silencio y en la meditación solo están presentes uno y el Uno Mismo. Uno y su verdad. Uno y su espiritualidad. Uno, o sea quien realmente se es.

Pasar por esta vida sin vivir con atención los encuentros con Uno Mismo es la dolorosa pérdida de una ocasión irrepetible. No hace falta saber si uno fue otro alguien antes de nacer o si será otro alguien en otra vida y otro momento: lo importante es el AQUÍ y AHORA. Ni siquiera es necesario hacer cosas por un posible mejor Karma en una próxima encarnación. Se trata de agradar a la conciencia, que es quien directamente nos propone el Mejoramiento. Se trata de ser ahora y para ser quien realmente uno es antes de saber quién realmente es. El silencio y la soledad ayudan grandemente en esta tarea.

¿Miedo a estar a solas con uno mismo? Eso es algo que hay que cambiar. Hay que hacer las cosas de tal modo que la búsqueda del silencio y la soledad se conviertan en un propósito firme y diario, aunque sean solo durante unos minutos. Que no sea un castigo insoportable sino en el mejor momento del día.

Conocerse no es solo saber distinguirse de los otros, no es solamente ser capaz de reconocerse en una foto o en un espejo: es conocer la propia mente y el corazón, los sentimientos y los deseos, el Amor Propio y la espiritualidad.

Te recomiendo y te invito a que te busques y te encuentres en tu silencio y en tu soledad.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Si le ha gustado este artículo ayúdeme a difundirlo compartiéndolo. Yo he hecho mi trabajo escribiéndolo con la intención de que le sea útil a alguien. Le pido que ahora haga su aportación difundiéndolo entre sus amigos o en sus grupos. Así también tendrá su parte de mérito en lo que pueda aportar a otros y recibirá su recompensa. Gracias.
Volver arriba Ir abajo
 
¡HORROR!, ¡40 MINUTOS CONMIGO A SOLAS!
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» HORROR: YA HE LLEGADO AL TIEMPO DE LOS ARREPENTIMIENTOS. (Primera parte)
» HORROR: YA HE LLEGADO AL TIEMPO DE LOS ARREPENTIMIENTOS. (Segunda parte)
» el tercer horror
» TUS QUINCE MINUTOS DE ORO
» NO ES UN CUENTO DE HORROR. (Crónica).

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: MERCADO PERSA :: Mitología,Filosofía,Ideologías,Reflexiones-
Cambiar a: