LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos
LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos
LETRAS Y ALGO MAS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  Últimas imágenesÚltimas imágenes  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

 

 LA HONESTIDAD EN EL DESARROLLO PERSONAL

Ir abajo 
AutorMensaje
Francisco de Sales
Escritor activo
Escritor activo



Cantidad de envíos : 1357
Fecha de inscripción : 12/12/2012

LA HONESTIDAD EN EL DESARROLLO PERSONAL Empty
MensajeTema: LA HONESTIDAD EN EL DESARROLLO PERSONAL   LA HONESTIDAD EN EL DESARROLLO PERSONAL Icon_minitimeMiér Mar 08, 2023 2:22 am

LA HONESTIDAD EN EL DESARROLLO PERSONAL


En mi opinión, una cosa que marca la excelencia y la mejor dignidad en la propia vida es tener a lo largo de la ella, en todos nuestros actos, una honestidad intachable, impecable, plena.

Es honesto quien es decente, íntegro, decoroso, razonable, justo, digno, ecuánime, recto y honrado. Un cúmulo de cualidades que cuando se juntan en una persona la ensalzan y ennoblecen hasta el grado máximo.

Quien está en un Proceso de Desarrollo Personal busca su realización; desea convertir en realidad ese proyecto de perfección y purificación que somos en esencia y que a todos nos gustaría alcanzar.

Cada persona es libre –o parece libre- para hacer en su vida y con su vida lo que crea conveniente. Cada uno hace –o deja sin hacer- lo que le interesa, lo que le satisface, o lo que su desidia y desinterés le permiten. Quien quiere ser consecuente con sus principios se propone tener una vida de la que sentirse satisfecho, una posición moral y personal que le causen complacencia, y una honradez plena y en paz.

Ser honesto siempre no es fácil, porque implica ser coherente en los pensamientos y actos; es conseguir que haya concordancia entre lo que uno siente que quiere hacer y lo que dice con lo que finalmente hace. Honestidad es sinceridad.

Ser honesto lleva a respetar a los otros pero es, sobre todo, respetarse. Nadie de fuera impone el deseo de serlo: es una decisión propia, un propósito que nace en uno mismo y que solo uno mismo es responsable de desarrollar y cumplir. A su vez, ser honesto le hace conocer a uno ciertos grados de satisfacción personal que de ningún otro modo conseguiría.

Ser honesto es trascender más allá de lo mundanal, es tener un compromiso consigo mismo en el que la excelencia en el comportamiento sea un modo natural de vida, porque la honestidad más que ser una virtud es –o debiera ser- una obligación ética.

Por supuesto que es algo en lo que el ego no se siente cómodo ya que le impide brillar ostentosamente tal como le gusta. El ego queda relegado a último plano porque su presencia lo estropearía todo.

La honestidad saca a la luz y deja a la vista verdades ocultas que el disimulo y el fingimiento tratan de esconder. En la honestidad se queda uno a solas con su conciencia. El autoengaño es un pecado imperdonable. La dignidad no debería admitir ninguna trampa. Cuando uno pretende ser íntegro y honesto lo ha de ser en todo momento, incluso cuando nadie le ve. El honor se involucra plenamente cuando uno decide quién quiere ser y cómo.

Quien desea ser honesto simplemente por ese deseo ya empieza a serlo.

En su contra, para que no se pueda instaurar con facilidad, están las voces internas que nos tientan, que nos invitan a escaparnos de la dureza –a veces- de la honestidad: el miedo a las consecuencias de ser honesto, la oposición del ego, la queja de los deseos que se sienten incumplidos, los deseos que se sienten excluidos, el pasado que siempre tiene algo que decir…y además están los impulsos humanos que pujan por escaparse de lo que pretendemos que sean nuestros principios: las seducciones, los estímulos, la fascinación… a menudo ser honesto implica una lucha interna de la que uno puede salir, si se mantiene fiel a sus principios, reforzado.

¿Cómo está tu honestidad?, ¿quieres revisarla?

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Si le ha gustado este artículo ayúdeme a difundirlo compartiéndolo. Gracias.
Volver arriba Ir abajo
 
LA HONESTIDAD EN EL DESARROLLO PERSONAL
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» APRENDER A VER EN EL DESARROLLO PERSONAL.
» EL PROCESO DE DESARROLLO PERSONAL Y ESPIRITUAL
» LO QUE HAY QUE EVITAR EN EL PROCESO DE DESARROLLO PERSONAL.
» LA LENTITUD EN LOS PROCESOS DE DESARROLLO PERSONAL
» CAPÍTULO 1 - EL PROCESO DEL DESARROLLO PERSONAL

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: MERCADO PERSA :: Mitología,Filosofía,Ideologías,Reflexiones-
Cambiar a: