LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos
LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos
LETRAS Y ALGO MAS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  Imágenes recientesImágenes recientes  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

 

 YO NO ME QUIERO, PERO QUIÉREME TÚ.

Ir abajo 
AutorMensaje
Francisco de Sales
Escritor activo
Escritor activo



Cantidad de envíos : 1270
Fecha de inscripción : 12/12/2012

YO NO ME QUIERO, PERO QUIÉREME TÚ. Empty
MensajeTema: YO NO ME QUIERO, PERO QUIÉREME TÚ.   YO NO ME QUIERO, PERO QUIÉREME TÚ. Icon_minitimeJue Ene 26, 2023 7:19 am

YO NO ME QUIERO, PERO QUIÉREME TÚ.


En mi opinión, las personas carentes de Amor Propio, y las que disponen de una Autoestima baja o nula, se encuentran con la penosa dificultad de no ser capaces de amarse a sí mismas, de no poder satisfacerse en esa necesidad esencial, y eso les lleva a tener que buscar en los otros -a veces muy desesperadamente- su dosis necesaria de amor, con todos los peligros e inconvenientes que eso puede conllevar.

Quienes se encuentren en el caso de no ser capaces de amarse y tengan que conseguir el amor de los otros –y, lo que es peor, a cualquier precio- se encuentran en una clara desventaja.

Son personas que pueden acabar siendo excesivamente complacientes –para no perder lo poco que reciben de los otros-, que se meten en relaciones de dependencia –porque prefieren un amor malo y escaso antes que nada-, o que se humillan, se malvenden, y se arrastran buscando migajas de cariño o de atención que otros les ofrecen a cambio de su sumisión o su dignidad.

La Autoestima es la base de la personalidad. No me he encontrado nunca con personas con poca Autoestima que tengan la sensación de plenitud en su vida, que se consideren completamente satisfechas de sí mismas, que se sientan realizadas. Los éxitos sociales o económicos que hayan podido conseguir dulcifican un poco su situación real, la enmascaran, pero no llegan a compensar su falta de Amor Propio y Autoestima.

Es habitual en estas personas que vayan en inferioridad de condiciones a la búsqueda de una relación de pareja. Tienen tal necesidad de cariño y atención que casi se conforman con cualquiera que le prometa algo de eso. Su planteamiento es pésimo: sin palabras le están diciendo al otro “yo no me quiero, porque no veo nada interesante en mí, pero quiéreme tú porque necesito que alguien me quiera”. Ese ofrecimiento no resulta atractivo para alguien “normal”, alguien que quiera tener una relación con otro igual que tenga algo que aportar y no solo pedir.

Esa propuesta es una buena tentación para un narcisista, que encontrará en esa persona una víctima fácil, o le irá bien a alguien que no sepa amar bien y en igualdad de condiciones, que verá en esa persona una relación cómoda que no le va a requerir esfuerzo.

Una sana Autoestima y un Amor Propio digno –imprescindibles para la salud emocional- son vitales para cualquier persona. Vivir sin Amor es malvivir. Sentirnos queridos nos proporciona seguridad ya que es hermoso sentir esto y de ese modo nos sentimos reconocidos. También nos ayuda a afrontar con otra actitud las dificultades que van surgiendo en la vida y se refuerza nuestra personalidad. Sentirse querido es sentirse valorado y válido.

Las personas que no se quieren a sí mismas, deberían revisar estos aspectos porque son contraproducentes:

- No tener obsesión por el afecto ajeno. No convertirlo en algo sin lo que no se puede vivir. Está muy bien recibirlo, pero el amor más apreciado es el Amor Propio, el Amor que uno se tiene a sí mismo.
- Cuando se tenga una relación –sentimental o de amistad- no hay que ser obsesivo y controlador. El amor ha de ser libre, porque no se le puede obligar a otro a que ame. El temor a ser abandonado hace actuar de tal modo que se puede espantar a los otros.
- Vigilar la tendencia a desconfiar de que otra persona les quiera (ya que ellos mismos no encuentran motivos para ser queridos) y por eso pueden demandar en exceso.
- Hay que tener cuidado con la auto-convicción de que uno vale poco ya que por ese motivo se suelen aceptar cosas que son inaceptables.
- Cuidado con el exceso de sumisión y renuncia por no perder la relación con el otro.
- Poner mucha atención porque en estos casos hay una tendencia inconsciente a las relaciones de dependencia y eso nunca acaba bien.

Las relaciones, todas, tienen que ser equitativas: hay que dar, pero también hay que recibir.
Volver arriba Ir abajo
 
YO NO ME QUIERO, PERO QUIÉREME TÚ.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» SOY EL AMIGO SECRETO DE.....!!
» PERO... QUIÉN LO VE !!!
» ¿Se puede presentir la muerte? +++RECOMENDADO NOVIEMBRE DE 2012+++
» SER YO MISMO… ¿PERO QUIÉN SOY YO?
» Uno de Terror (ja,pero malo)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: MERCADO PERSA :: Mitología,Filosofía,Ideologías,Reflexiones-
Cambiar a: