LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos
LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos
LETRAS Y ALGO MAS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

 

 Lobo, el Detective (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre)

Ir abajo 
3 participantes
AutorMensaje
Jaime Olate
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Jaime Olate

Masculino
Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2240
Fecha de nacimiento : 17/01/1941
Edad : 80
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 01/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: -Escritor con textos DESTACADOS
Mención Mención: Lobo ,El Detective. Texto EXCEPCIONAL
Premios Premios: 1ºLugar Concurso "Ecología" parte Textos, Octubre de 2010

Lobo, el Detective  (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre) Empty
MensajeTema: Lobo, el Detective (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre)   Lobo, el Detective  (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre) Icon_minitimeMiér Abr 21, 2021 8:46 pm

La patrullera daba tumbos por la calle de tierra, envuelta en una polvareda; la gente del lugar, expectante, reconoció a Lobo. Los  subalternos,  una bandada de loros, risas y chistes.

Con sus jóvenes 24 años, el Detective Lobo ya dirigía un grupo de policías; su actuar responsable, lleno de criterio y buen tino ganó el mando. Sus colegas  reían de su voz profunda que, según las muchachas, aumentaba su  atractivo;  se escondía detrás de un ceño fruncido y escasamente, cuando había que reír, lo hacía con risa fuerte y franca.
El problema que estaba investigando con sus compañeros lo traía de peor carácter: una cantidad enorme de  pobres pobladores había cometido estafas de muy poco monto al Hospital de la comuna, pero la suma total era muy seria,  por lo cual la Comisaría estaba repleta de detenidos.
_Pero, Lobo ¿Qué te pasa que tienes cara de perro? _nuevas risotadas ante el  imperturbable Lobo que, molesto, movió desaprobadoramente la cabeza.
_No me agrada esta investigación, no le veo ninguna gloria.  Sólo   pobres muy necesitados y … ¡ Diablos, haberse metido en este lío!

El carro policial, empolvado hasta los vidrios, se detuvo frente a  un sitio cercado  de alambres. Una choza al fondo era la única vivienda visible; una joven mujer en avanzado estado de embarazo  restregaba ropa en una artesa;  tres niños, descalzos, vestidos sólo con una camiseta; nalgas y pequeños genitales al aire correteaban alegremente.
La mujer se dio cuenta de la llegada de la policía, pero continuó  fregando y escobillando. Lobo entró, seguido por uno de sus colegas más gracioso,  ahora con careta de  policía y comportándose  como tal.
_¿ La señora Rosa Pérez? _la voz del duro Detective sonó como un disparo, el silencio le respondió. Los infantes  asustados corrieron a refugiarse cogiendo  la falda de su madre, como polluelos bajo sus plumas;  ella siguió aparentemente inmutable en su trabajo.
_¡Señora, ¿Conoce usted a Rosa Pérez?! _nuevamente tronó la pregunta.
La mujer continuó laborando y  Lobo se acercó como ave rapaz; estaba acostumbrado a cazar a sus presas sin misericordia, pero sus seguros pasos hacia su víctima fueron haciéndose cada vez más lentos. Vio que por el rostro de la joven madre corrían las lágrimas; ella era su  trofeo, también había cometido la pequeña ratería junto con su marido, quien  ya estaba detenido en el Cuartel.
Lobo nunca había cedido ante llantos ni ruegos; su formación moral y ética lo hacían un Detective duro, temido por los bandidos e incluso por los honrados pobladores.
No comprendía qué le estaba pasando; estaba listo para atrapar su pieza de caza, aprestando sus garras, pero ese algo le impedía continuar. La veía  lejana, rodeada de un cerco imposible de salvar; los pequeños se aferraban a su regazo y lo miraban con terror y  ojos llorosos.

Una mano invisible apretaba la garganta del joven policía, le costaba respirar; luchaba con todas sus fuerzas por sobreponerse y continuar su faena. Logró dar un paso más hacia su víctima; ella continuaba refregando y llorando en silencio; los nenes sujetaban  aterrorizados el vestido de  mamá.
Lobo, el perro, el duro, el Detective sin piedad, sentía que su presa se le escapaba, pero …… ¿Cómo? ¿Acaso los bracitos de los niños eran más fuertes que una cadena o que un acerado muro?
Entendió que por primera vez estaba cayendo derrotado, no tenía fuerzas para continuar la batalla que en su interior se había desatado como una tormenta. Se rascó la cabeza, hizo una mueca con su boca, buscó algo en el suelo y como no lo encontrara, alzándose bramó, como salvaguardando su fama.
_¡¡Qué!!... Entonces ¿No vive aquí Rosa Pérez?

Dio media vuelta y alcanzó a ver la mirada interrogante de su subalterno, quien rápidamente franqueó su salida, haciéndose a un lado. Atrás quedó una sufrida madre, restregando ropa ajena, ahora con el agua salobre del dolor y de la miseria que rodaba por sus mejillas. Enmudecidos policías con pasos rápidos se dirigieron a la patrullera, donde sus colegas miraron con gravedad la tremenda lucha que hubo en el corazón de ese joven hombre; aprendieron una lección que la vida les dio y que nunca olvidarían.
Ya no había chistes ni risas, sólo el ronronear del motor que se dispuso a dejar  un barrio miserable, con el drama de la  pobreza  y del hambre; así lo vivieron Lobo, el implacable, y sus silentes colegas.

Nuevos tumbos en medio de la polvareda, la patrullera se alejó con  hombres  endurecidos que habían ganado la  experiencia más rica: solidarios ante una ley inflexible que se atrevieron a quebrantar, porque tenían un corazón grande y generoso.

                                                                  ooOoo
       
Registrarte y comentar la historia
Comentarios:

Escrito por: pajarote       12/12/07 18:24
Hacerse amigos                  Enviar correo
Un gran relato de lectura fácil y sin complicaciones muy bueno. El final me gusto mucho.

Un abrazo.


Escrito por: minerva       27/11/07 17:57
Hacerse amigos                  Enviar correo
Ojalá todos los detectives fueran como el " detective lobo" , la mayoría esconden su cobardía e impotencia detrás de la captura de inocentes, mientras los mafiosos se pasean burlones en su cara.
excelente narración, mucha sensibilidad, rodaron lágrimas por mis ojos al leer esta emocionante historia.

Escrito por: Rina       25/11/07 20:27
Hacerse amigos                  Enviar correo
Que gran acto de humanidad fue le que mostro Lobo...muy bella historia...llevada muy bien...
Nos estamos leyendo
Besos

PD: Ya comenzo la campaña comentario recibido dos por hacer

Escrito por: Garlhod       25/11/07 17:04
Hacerse amigos                  Enviar correo
Magistral, que forma de escribir mi querido Oscar Hugo, extrañaba leerte. Como todo Maestro dejando un mensaje, una lección, en nuestrós pueblos es cada vez mayor la pobreza, que como a esta mujer humilde llevan a otras a delinquir por sus hijos. gente que viven la vida sin mañana... utilizando esta frase del recordado Ali Primera. Por eso te aprecio y te admiro, por tu sensibilidad.
Un abrazo.
Rosa

Escrito por: perrosabueso       25/11/07 13:11
Hacerse amigos                  Enviar correo
Si, se lee muy facil, sin reparos de palabras. Me encantan las descripciones con tino, que dicen mucho en una sola pincelada.

Escrito por: crizangel       25/11/07 05:36
Hacerse amigos                  Enviar correo
Me gusta leer tus historias, siempre es grato llevarse un sabio mensaje entre tus letras, esta historia refleja la realidad que muchos "lobos" deben de enfrentar a veces...
siempre me voy contenta al leerte, siempre muy provechoso el hacerlo.
Un saludo, amigo.

Escrito por: LizAhumada       25/11/07 05:30
Hacerse amigos                  Enviar correo
Una historia que no deja de ser fuerte escrita de una manera muy suave. Muy buena.
Volver arriba Ir abajo
Eitan Brom
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Eitan Brom

Masculino
Pez Cabra
Cantidad de envíos : 176
Fecha de nacimiento : 05/03/1943
Edad : 78
Localización : Galilea/ISRAEL
Fecha de inscripción : 01/11/2019

Lobo, el Detective  (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre) Empty
MensajeTema: Re: Lobo, el Detective (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre)   Lobo, el Detective  (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre) Icon_minitimeSáb Mayo 01, 2021 3:21 am

Interesante, entretenido, muy bien desarrollado.
Shalom amigazo
Volver arriba Ir abajo
Alejandra Correas Vázquez
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Alejandra Correas Vázquez

Cantidad de envíos : 444
Fecha de inscripción : 07/10/2015

Lobo, el Detective  (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre) Empty
MensajeTema: Re: Lobo, el Detective (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre)   Lobo, el Detective  (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre) Icon_minitimeLun Jul 05, 2021 9:39 pm

Muy bien escrito. El tema no es la pobreza sino la ignorancia. No se pueden traer hijos al mundo en un medio miserable. Es la ignorancia.

Alejandra
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




Lobo, el Detective  (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre) Empty
MensajeTema: Re: Lobo, el Detective (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre)   Lobo, el Detective  (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre) Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Lobo, el Detective (Mi primer relato real, demasiado tímido, no puse mi nombre)
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Cambiar a: