LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos
LETRAS Y ALGO MAS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al tema
 

 FABULAS DE LOS ESTUDIANTES - NOVELA (entrega veintitrés)

Ir abajo 
AutorMensaje
Alejandra Correas Vázquez
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Alejandra Correas Vázquez

Cantidad de envíos : 355
Fecha de inscripción : 07/10/2015

FABULAS DE LOS ESTUDIANTES - NOVELA (entrega veintitrés) Empty
MensajeTema: FABULAS DE LOS ESTUDIANTES - NOVELA (entrega veintitrés)   FABULAS DE LOS ESTUDIANTES - NOVELA (entrega veintitrés) Icon_minitimeMar Sep 08, 2020 12:43 pm

FABULAS DE LOS ESTUDIANTES
.....................................
NOVELA
..........

por Alejandra Correas Vázquez
....................................


FÁBULA  VEINTITRES
.......................

DOS  AMIGOS  NUEVOS    
.................................


Dos muchachos se acercaron a la misma pintura, saludando ligeramente a Andrea, y uno de ellos comentó:

—“¿Qué te parece hermano? Es una pintura muy delicada y fina ¿Ves como se entona hacia el naranja esa gama de matices sobre el fondo rojo?”— hablaba con voz suave y muy baja

—“Las figuras están semiesfumadas pero sus formas tienen buen gusto. Se advierte una geometría humanizada ¿Qué te ha parecido Andrea?”— dijo uno de los muchachos mirándola

La aludida respondió con voz más calma que la habitual, como obligada por el acento del joven.

—“¿Cómo estás Marcial?”— respondióle Andrea —“Mi opinión gira hacia
el poema. Cada uno analiza según su propio acento”

Ambos eran amigos de ella y la saludaron con afecto.

—“Es verdad, ahora veremos qué dice mi amigo...”— sugirió el primero

—“Es un colorido fuerte y expresivo, muy plástico”— intervino el otro muchacho —“Las líneas no llegan a ser remarcadas, aunque conservan decisión. Está bien trabajada la transparencia del naranja”

—“Bueno...”— le interrumpió Marcial —“Pero fíjate hermano en que toda esta materia se aúna en una expresión bella. La realiza un espíritu sensible pero que no pierde su contacto con el juego de matices. Maneja una conciencia. Tiene poder sobre sus elementos”

Callaron mirándose los cuatro jóvenes. Luz observábalos con detenimiento, comprendiendo con rapidez que eran estudiantes extranjeros. Su acento de voz era muy preciso y casi castizo, donde se remarcaban las sílabas.  

—“Un lujo hablar así”— pensó ella en su interior recordando su marcada tonada cordobesa

—“Tu opinión es personal, y si hubiese una ley única la humanidad no progresaría, pues cada individuo estaría realizando la misma profesión del vecino. No es válido para la creación artística. Podría hasta perdonársele algún detalle fallido. Yo espero del pintor un trabajo bien realizado, pues es a mi juicio lo que la sociedad espera de él, pero que no pierda sus ideas propias. Busco su identidad en cada obra”— le respondió el amigo

Aquello gustó a Luz, quien sugestionada por la poesía anterior de su amiga, intervino diciendo:

—“Quizás baste con que el artista nos dé una gota de su fuente. Una luz lo arrimó hasta ella. Es el mensajero, y aunque no supiera beberla, debe transmitir para nosotros lo poco que logró recoger. Pueden venir otros autores mejores. Pero lo que trasciende es el rayo”

—“Tu amiga es brillante, Andrea, me gusta su poesía ¿Pero sabes una cosa? Es supersticiosa ¿Cómo se llama?”— dijo el segundo muchacho

—“Mi nombre es Luz... ¿De dónde ha sacado esa opinión de mí? Usted no me conoce”

—“Fue una idea. Días pasados no se atrevió a pasar bajo una escalera”— le respondió él

—“¿Cómo? ¡Qué sabe usted!”— expresó ella sorprendida

—“Yo me llamo Jaime”— díjole éste

—“¡No le hagas caso Luz!”— intervino Andrea —“Ha presenciado tantas Diabladas de Oruro, que puede confundirte. Esa facilidad de palabra es propia de los estudiantes bolivianos y puede envolverte en su juego”

—“Ante todo corrijo, soy de Potosí, altoperuano. Oruro es región de La Paz y con los paceños nosotros los potosinos, tenemos muchas diferencias”— respondió el aludido

—“En una fiesta se puso un mascarón de diablo en la cabeza, pidiéndonos un beso”— insistió ella

—“Fuiste la más cariñosa ... lástima que con el diablo”— recordóle Jaime

—“Bueno ... Bueno ... Bueno”— cortó Luz

—“Disculpen a mi amigo, tiene su temperamento. Pero no lo juzguen mal, en su interior hay un fuego creador”— solicitó Marcial

—“Bueno, tiene su derecho”— volvió a opinar Luz —“En el arte actual también puede haber espectadores actuales y con prisa. Lo que vale es la intensidad”

El potosino sintióse más seguro de sí, al oírla. Ambos cruzaron miradas. La niña estaba intrigada con él, pues habíale dicho supersticiosa, y recordó aquella escalera de los albañiles colocada antes de entrar a su casa ¿Habría estado Jaime observándola desde la vereda del frente? Se detuvo a mirarlo. Era atlético y de buena figura, ancho de hombros, bien trajeado y acicalado al estilo modernista. No creía haberlo visto antes.

—“¿Y cree usted señorita Luz, que hay algo actual?”— el muchacho la miró con detenimiento —“Sí, la descomposición del átomo ¿Pero en la naturaleza del hombre? En la raíz interna no la hay. El arte ha existido siempre y cuando uno de sus profetas o admiradores eleva la bandera de un grafismo nuevo, lo encontraremos semejante al que existiera en siglos pasados”

—“Es un duro mensaje para los artistas”— observó ella

—“Lo que ocurre es que la memoria es corta. De niño a anciano un hombre no recorre generalmente el siglo. El mundo es una ronda. Hay un continuo retorno y la evolución es casi imperceptible. El hombre olvida y sus odios destruyen imperios. El avance se aniquila. Entonces surgen a nuestro oído voces que mantienen la memoria del tiempo. Son tradiciones que nos hablan de pueblos y continentes que perecieron. La permanencia de los valores del arte nos demuestra esa verdad. Una eterna ronda”— concluyó Jaime

—“Pero continúan en la leyenda”

—“Escúcheme Luz, si tal fuera, si unos pocos siglos determinaran la evolución, no nos mantendríamos unidos a los mensajeros que dieron su palabra dos y tres mil años atrás, con Grecia y Roma. Y al recoger lo que resta de sus memorias, encontramos valores maravillosos para nuestra vida actual”

—“¿Y los vehículos que atraviesan la atmósfera, a los que llaman Ovnis?”— insistió ella

—“Nunca descienden para hablar con nosotros”— aseguró Andrea

—“Desconocemos sus culturas”— intervino Marcial

—“Piense usted, Luz”— continuó el potosino —“El hombre trabaja y se enriquece, pero aún no se ha transformado de verdad. Las razas marcan una diferencia, pero sus mensajes artísticos pueden dialogar. Se ha encendido una pira luminosa por medio del pintor, del creador, y es una vuelta de la ronda. Unos dirán que más sencillo, otros que más complejo. La forma no importa. Bajo la faz novedosa de lo presente habrá una verdad, pero rodeada sin duda de varias imitaciones externas”

Luz miraba su reloj-pulsera. Se dirigió a ambos muchachos y les dijo:

—“Se me hace tarde. Tengo que volver”

Las dos chicas saludaron, yéndose. Los grupos que estaban en esa exposición, comenzaron a dispersarse. Algunos solitarios llegaron después. Estos últimos eran como siempre, colegas pintores.

Los colores de los cuadros quedaron impresos en el interior de Luz, mientras retornaba. La luces de la calle se abrían delante de ella, pero el tráfico nocturno íbase tranquilizando. La noche estaba fría.

     
0ooooooooooooo0

Volver arriba Ir abajo
 
FABULAS DE LOS ESTUDIANTES - NOVELA (entrega veintitrés)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 5 Centimetros por Segundo [pelicula DVDRip][RS,MU]

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: