LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos
LETRAS Y ALGO MAS
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al tema
 

 FABULAS DE LOS ESTUDIANTES - NOVELA (entrega veintidos)

Ir abajo 
AutorMensaje
Alejandra Correas Vázquez
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Alejandra Correas Vázquez

Cantidad de envíos : 324
Fecha de inscripción : 07/10/2015

FABULAS DE LOS ESTUDIANTES - NOVELA (entrega veintidos) Empty
MensajeTema: FABULAS DE LOS ESTUDIANTES - NOVELA (entrega veintidos)   FABULAS DE LOS ESTUDIANTES - NOVELA (entrega veintidos) Icon_minitimeLun Sep 07, 2020 6:11 pm

FABULAS DE LOS ESTUDIANTES
..........................................
NOVELA
...........

por Alejandra Correas Vázquez
..........................................


FÁBULA  VEINTIDOS
.......................

UNA  EXPOSICIÓN  DE  PINTURA  
..................................................


—“¿Entramos?”— le preguntó Andrea a Luz al encontrarse ambas amigas frente al cartel de anuncio, donde leíase...

SALA I ... EXPOSICIÓN DE PINTURAS

SALA II ... EXPOSICIÓN DE CERÁMICAS

Dando un suave impulso a la puerta de vidrio se encontraron las dos chicas adentro. Los tubos de mercurio con su luminosidad homogénea, iluminaban todo el recinto. Los visitantes variaban continuamente. Comenzaron ellas a recorrer la Sala I por la izquierda, frente al primer motivo. Los ojos de ambas demostraron al contemplarlo, distintas percepciones.

La pintura era atractiva. Una gama roja como fondo, con ciertos matices naranjas. Y sobre aquella superficie flotaban algunas figuras elementales de coloración tierra. Una de ellas más clara, cuyo rostro trataba de definirse, apenas alejada del centro. En el ángulo mas alto una pequeña esfera gris con el centro marcado por una gota blanca.

—“No lleva título”— opinó Luz

—“¿Importa?”— le respondió su amiga

—“¿Debo colocárselo yo?”

—“Sin embargo, aún sin nombre, puede transmitir el eterno mensaje. Físico o espiritual. Para algunos espectadores ya está el mensaje bien expresado, para otros incompleto”

—“Yo estoy entre los segundos espectadores, por ahora”— admitió ella

La niña estaba cautivada por el colorido de la obra, aún sin comprenderla y sin poder darle un título en su imaginación. Su amiga creyó útil hacerle un razonamiento.

—“Te entiendo Luz, estás en la valoración táctil y la hallarás en algunas pinturas de tema más directo, cual te puede brindar el rostro de una persona con todas sus facciones bien detalladas. O una fuente con frutales”— expresóle Andrea

—“Mas apropiado para mí, soy novata como espectadora”— asintió Luz

—“Pero se necesita el mismo talento de pintor, la misma calidad cromática, para lograr una fuente de frutas o un lienzo que lleve estampado su color y sobre él una lluvia de matices. Como también algunas formas geométricas agradables. Los visitantes a la exposición tendrán seleccionado su estilo, tanto si son espectadores o de los contrario actores. Pero su inclinación al objeto seguirá siendo estética”

—¿Estás segura en tu definición, Andrea?

—“Sí. Alguno entre ellos dirá ...No comprendo esto y prefiero aquello por la forma definida... y otro distinto opinará ...Elijo esto considerándolo rico en cromatismo y rechazo la falta de color... Y en mi opinión personal pienso que ambos son lo mismo. Los dos corresponden al mismo conjunto, el de la materia, lo externo, la superficie”

—“¿Pero es que te hallas muy segura de encontrarte entre los espectadores que perciben lo espiritual?”

Ambas se miraron. La pregunta era muy definida y su amiga no estaba dispuesta a derivar el diálogo hacia ella misma.

—“Mira Luz. No puedo responderte. Parece que me advirtieras algo. Pero júzgame a mí sola, después. Sepárame de mis conceptos, en la teoría del arte no están presentes las personas sino la obra misma”

Andrea le hablaba fijándole sus ojos en los suyos. Llevaba puesta una minifalda negra muy corta, y sobre sus largas piernas un can-can violeta encarnado en malla de red. Este conjunto con su cabellera suelta hacíanla por demás llamativa. Algunos asistentes a la muestra fijábanse más en ella que en las pinturas. Luego continuó hablándole mientras contemplaban la pintura siguiente:

—“Mira Luz, si te respondiera ..Sí... tendría en mis manos la estrella del universo. Podría asegurarte también que yo soy la única persona buena y la multitud perversa. No te hablo de la espiritualidad que corresponde a la bondad. Te hablo de una penetración de la mente. Pero es claro que deberían darse las dos bellezas juntas como algo preferible y raro de lograr. O al menos si se toman los extremos de esa estrella, sería una guía angélica en nuestro camino ¿No crees?”

Se detuvo. Luz miraba alrededor de ellas, observando la diversidad de asistentes a la exposición de pinturas. Y luego le contestó:

—“No basta creer, Andrea, necesito comprender el hilo de tu pensamiento y como te he dicho, todo esto es nuevo para mí. Necesito tiempo para adquirirlo”

—“Pero también es válido transmitir mi experiencia. No porque te lleve un par de años y algo más, creo que como cuatro aunque no te lo imagines, pues yo siempre me atrasé en la escuela por rebeldía a mi familia. Además fui muy inquieta encantándome estos temas”

—“Ahora, amiga mía, mi familia tampoco está a mi lado para conducirme”— le recordó Luz —“De modo que comenzamos a igualarnos”

Andrea pasó su mano por los hombros de Luz, como deseando protegerla. Tal como si se sintiese su hermana mayor. Entonces en aquel momento, púsose a transmitirle otras experiencias propias, para preservarla.

—“Yo he visto una diversidad de gentes”— insistió —“He conocido la existencia de núcleos donde los espíritus son muy sutiles, o que buscan una sutilidad especial, pero pude percibir en ellos una mayor vanidad, casi diría, una ambición más profunda”

—“¿Dónde fue eso? ... ¿Cuándo sucedió?”

—“Me invitaron a conocer un hindú, al que llaman Swami, quien estaba de visita por Córdoba en una casa de familia. Por ello fui confiada a verlo”— se calló un momento tratando de recordar —“Era un peregrino. Igual a un profeta. Vestía una túnica naranja y estaba sentado con las piernas cruzadas sobre un almohadón. Usanza oriental. Sincero no lo dudo, aunque muy orgulloso. Pertenecía a la casta brahmánica, era muy alto y de bellas facciones, tinte de rostro morocho”

—“¿Es una experiencia propia la que me cuentas? ¿O una anécdota recogida  de otros?... soy curiosa”— expresóle Luz

—“Anécdota real vivida por mí. Nosotros éramos su curiosidad para él. Y aquellos adictos que lo rodeaban, también eran tremendamente vanidosos. Habían suplantado la señal de cruz cristiana, por la unión de las dos manos sobre la frente, haciéndole una reverencia. No creo que ellos hubieran cambiado en nada, seguían iguales que antes... ¿No es lo mismo? ¿Más penetración acaso? No. Sólo un cambio de religión y eso no es evolución”

Luz escuchábala atenta y quedó silenciosa. Ambas recorrieron la sala en varias direcciones. Sus paredes estaban cubiertas por lienzos de colores. También los asistentes lucían un baño de colores, por la moda colorida de uso en aquel momento. La niña adolescente volvió a expresarse:

—“Es verdad. No es tomar un espejo por otro, evolucionar. Sino en penetrar, despertando”

—“Sí. Una búsqueda está llena de rutas engañosas”— sostuvo su amiga —“También hay ambiciones sutiles y egoístas por los caminos del arte. Algunas veces hasta burdas. Cualquiera puede tener una habilidad manual natural, pero el artista sincero puede abastecer su sed, progresando. Mira Luz, la persona que nace con un don es una esperanza, al nacer. Un cristal en bruto”

—“¿Cómo pulir un diamante?

—“Sí. Las caras del cristal comienzan a relucir. Y al iluminarse descubren mundos desconocidos. Sus energías estaban inertes hasta aquel momento, y en un instante al pulirlas han nacido por primera vez. Otras, parecen advertir la presencia de un rayo que danza en su contorno y anuncia un despertar”

—“Pienso... Esto es lo mejor que puede suceder, Andrea”

—“Pero no brilla nada que no existiera previamente, solamente lo ilumina. No sabía ver y ahora ve. Llega también a percibir la presencia de un visitante. Ha venido desde lejos y sonríe. Queda plasmado en palabras que dibuja con su mano, pero estaba sólo de paso y parte. Son palabras nuevas. Esa luz las clarifica y al leerlas el artista las desconoce. Entonces relee para aprender. Fue el vehículo y lo agradece. Piensa en la misión del pintor, del escultor, del ceramista, del poeta y comprende que es la propia. La autosalvación. Si se ha logrado vendrá la aurora”

—“¿De dónde”— preguntó Luz

—“No lo sé”

—“¿Para qué estamos frente a este paño rojo entonces?”

Ambas amigas descubrieron de pronto que estaban en medio de aquel ambiente de la exposición, y ellas habíanse alejado en su imaginación.

—“Te puedes responder sola, Luz, claro que sí y ya lo has hecho. Pero parece que quisieras extraerme algo ¿Los seres se buscan, no es cierto? Estamos frente a este escenario. Un artista las plasmó o estas figuras lo visitaron. Nosotras sin duda buscamos un diálogo y estamos aquí, caminando dentro de la sala de exposición cuando la noche afuera está muy fría”— le respondió Andrea

—“Es un escenario, sin duda”— intervino Luz —“Una multitud aislada de la ciudad y cobijada en este recinto, y un rostro más ansioso que los otros cual es el del expositor”

—“Otro en cambio podrá decir que él ha recibido una ráfaga del firmamento ¿Ves arriba en esta pintura? El astro es gris, sin embargo posee un centro luminoso. La multitud que rodea al personaje, no percibe ese centro”  

Luz acercóse con mayor curiosidad a la pintura señalada, como intentando penetrar en su alma. Quizás arrebatarla para sí.


0ooooooooooooo0

Volver arriba Ir abajo
 
FABULAS DE LOS ESTUDIANTES - NOVELA (entrega veintidos)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 5 Centimetros por Segundo [pelicula DVDRip][RS,MU]

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: