LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte
 

 SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO

Ir abajo 
AutorMensaje
Xanino
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Xanino

Femenino
Géminis Perro
Cantidad de envíos : 1247
Fecha de nacimiento : 29/05/1934
Edad : 84
Localización : Madrid - España
Fecha de inscripción : 30/11/2009

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Empty
MensajeTema: SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO   SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Icon_minitimeDom Dic 06, 2009 11:32 am

SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO



Me pareció una mujer muy peculiar. Era la primera vez que la veía en la ciudad y como el verano estaba en pleno apogeo, imaginé sería una nueva turista. La observé disimuladamente en el momento de posar sus brazos sobre la barandilla del paseo con la vista ensimismada en el horizonte. Mi bloc de dibujo permanecía a mi lado a la espera de esa rebelde inspiración que me ayudara a plasmar algo hermoso en aquel papel incólume.
Con el carboncillo en la mano, comencé a dibujar los trazos de su hermoso rostro al que me resultaba imposible marcarle una edad. Su piel todavía tersa, dejaba entrever, sin embargo, un sello inconfundible de vivencias anotadas en su epidermis y, casi sin querer, surgió en mí un imperioso deseo de conocer los sucesos secretos de su vida. Quería descubrir quién era, qué hacía allí y por qué. Desprendía un halo de misterio que despertaba mi curiosidad de exploración y después de bosquejar su pelo hermosamente blanco, luminoso y abundante recogido en un gran moño sobre la nuca, pasé a perfilar su vestido del mismo color de la arena en la que me encontraba sentado. Una falda ancha que le cubría media pierna, se inflaba brevemente con la incipiente brisa y el cuerpo, sin mangas, con escote redondo, dejaba entrever el principio de unos senos indicadores de una turgencia y plenitud juvenil inusual para su aparente edad. En los pies, lisos, blancos y pequeños como los de una niña, calzaba unas sandalias marrones con una tira trenzada ajustando el pie de lado a lado. No podía alcanzar a ver con claridad el color de sus ojos pero, la luz del día tan soleado, los iluminaba con un color verde oliva difícil de describir. En aquel momento, con su vista puesta en el infinito mar, una breve sonrisa aumentaba su dulzura. Era una sonrisa especial, difícil de fijar en el papel donde me vi obligado a esbozarla varias veces hasta conseguir algo similar.
De pronto, pareció como si volviera a la realidad. Su cara se ensombreció, recogió algún mechón rebelde descolocado en su peinado y dando media vuelta, comenzó a caminar despacio de espaldas a mí. No me resigné. Guardé mis lápices y mi bloc en la bolsa que colgué del hombro para salir a toda prisa detrás de ella. Al poco rato aminoró el paso ante lo que me pareció una duda imprecisa; estaba desorientada a la búsqueda de un camino correcto y esperé con ansia su decisión. Volvió a mirar al mar, al reloj de pulsera como si consultara la hora, y al fin, con seguridad, continuó el camino.
Yo, con mi conocimiento de la ciudad como nativo que era, pronto fui consciente de su dirección hacia las afueras donde se encontraba el cementerio. Al llegar, abrió la verja y pasó al interior dirigiéndose sin titubeos hacia un lugar determinado. Se detuvo ante una tumba en la que, pude comprobar, había unas flores todavía frescas. Después de unos minutos de ensimismamiento, cabizbaja, se retiró y salió del recinto. Mi curiosidad pudo más que mi discreción y cuando todavía no había desaparecido su figura por la verja de salida, me acerqué a la tumba y leí:

ALEJANDRO SIERRA MONTERO
15-5-1936 - 15-7-2006
FALLECIÓ AHOGADO EN ESTE MAR CANTÁBRICO
UN DÍA DE VERANO


Era su esposo; fue la primera ocurrencia de mi pensamiento alborotado y cotejé las fechas escritas en la tumba con la de la actualidad. Comenzaban los primeros días de Agosto del 2007, por lo tanto, sólo había transcurrido poco más de un año desde el fallecimiento de aquel hombre. Saciada mi curiosidad, me percaté de que la señora se había marchado y volví a salir corriendo del cementerio pero no la vi. Ni a derechas ni a izquierdas, ni camino adelante ni atrás. No estaba. Frustrado, volví hacia la playa pero ya se había hecho tarde, debía regresar a casa, me esperaban para comer y no podía entretenerme en su busca.
Ya en mi hogar, estudié el esbozo de la figura femenina. Era realmente hermosa y entretuve las horas de la tarde en concluir los retoques de su perfil. Lo presentaría en la exposición de mis cuadros el próximo otoño pero sin ponerlo a la venta, aquel dibujo me pertenecía, sin conocer el motivo exacto, lo consideraba especial.
El sol, escondido tras las montañas, oscurecía con nubes de un gris plateado la ciudad cuando se me ocurrió salir a dar el último paseo del día. Me gustaba la playa de noche, la luz de la luna rielando en el mar me fascinaba. Caminaba entre las rocas solitarias que separaban una playa de otra cuando la vi. Vestía la misma ropa, llevaba el mismo peinado y los pies descalzos los acariciaban las pequeñas olas que bañaban la orilla. Medio escondido detrás de una de las rocas la contemplé a mi gusto. En sus manos tenía algo que no divisaba con claridad, un pequeño cuaderno tal vez, en el que comenzó a escribir. De pronto, se quedó en suspenso, miro hacia la oscuridad del mar y dejó sobre la arena el papel donde había estado escribiendo. Sorprendido, vi como, poco a poco, se desprendía de la ropa para dejar al descubierto un bello y proporcionado cuerpo. Luego, lentamente, quitó las horquillas de su moño, soltó al aire una melena plateada que le llegaba a la cintura y lentamente se introdujo en el mar hasta desaparecer bajo las aguas. Esperé unos momentos para verla emerger pero fue inútil; asombrado, la única visión fue una luminosidad dorada que aclaraba el lugar donde había desaparecido. Fue entonces cuando fui consciente del suceso y corrí vacilante hacia la orilla. Todo había vuelto a la oscuridad, al silencio. En la arena, permanecía un cuaderno abandonado. Lo cogí. En la primera página estaba escrito el poema de amor más hermoso que jamás había leído. Decía así:

¡Ay, amor, por qué te has ido!
sin entregarme tu mano
para yo partir contigo.
Me dejaste entre las sombras
de tierras sin luz ni brillos.
Sin el ruido de tus pasos
perdidos junto a los míos...

¡Ay, amor, por qué te has ido!
Busco la luz de tus ojos,
tu voz profunda en mi oído,
en mi cuerpo las caricias
son celos de negro abismo.
Ya no tengo labios rojos
que calmen sed en los míos...

¡Ay, amor, por qué te has ido!
No quiero vivir, no puedo
sin tu amor soñado y vivo,
voy a buscarte en las aguas,
a perderme en lo profundo,
allí donde se unen cielos
de mar y amor infinitos...

¡Ay, amor, por qué te fuiste...!



Volví a casa en silencio, apretando contra mi pecho aquel pequeño cuaderno custodio de unas palabras que eran toda la razón de una vida. Cuando llegué, desprendí la hoja, la uní al dibujo de la figura femenina y lo guardé todo en el rincón de las cosas amadas e íntimas, mientras secaba una lágrima importuna con el dorso de la mano.
Volver arriba Ir abajo
http://loscuentosdemagda.blogspot.com
Joanna
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Joanna

Femenino
Aries Gato
Cantidad de envíos : 634
Fecha de nacimiento : 20/04/1987
Edad : 32
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 06/04/2009

SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Empty
MensajeTema: Re: SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO   SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Icon_minitimeMar Dic 08, 2009 11:01 pm

Te felicito. Es una narración redonda. La imagen del ser que inspira al narrador, que luego tiene necesidad de contarlo y que, al mismo tiempo, se queda con el secreto de esta persona... Es una excelente narración, contada con serenidad al tiempo que va llevando de la mano por un sendero de cierto misterio. Y el final, no sorprendente, pero trágico en un ambiento creado anteriormente de "un día cualquiera con algunas pequeñas cosas".
Volver arriba Ir abajo
Xanino
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Xanino

Femenino
Géminis Perro
Cantidad de envíos : 1247
Fecha de nacimiento : 29/05/1934
Edad : 84
Localización : Madrid - España
Fecha de inscripción : 30/11/2009

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Empty
MensajeTema: Re: SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO   SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Icon_minitimeMiér Dic 09, 2009 5:19 am

Gracias por el comentario, Joanna y por pararte a leer el relato. Me alegro de que te haya gustado. Espero que el poema que me he atrevido a escribir no parezca demasiada osadía por mi parte, no soy poeta, solamente una aficionda a crear historias y tansformarlas en palabras... con más o menos acierto. Un beso.
Volver arriba Ir abajo
http://loscuentosdemagda.blogspot.com
antifaz
Moderador
Moderador
antifaz

Masculino
León Perro
Cantidad de envíos : 3605
Fecha de nacimiento : 23/07/1958
Edad : 60
Localización : Villa Colón - Montevideo
Fecha de inscripción : 24/09/2009

SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Empty
MensajeTema: Re: SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO   SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Icon_minitimeMiér Dic 09, 2009 9:06 am

con la habilidad del fotógrago que capta en la instantánea una vida.
Volver arriba Ir abajo
Xanino
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Xanino

Femenino
Géminis Perro
Cantidad de envíos : 1247
Fecha de nacimiento : 29/05/1934
Edad : 84
Localización : Madrid - España
Fecha de inscripción : 30/11/2009

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Empty
MensajeTema: Re: SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO   SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Icon_minitimeMiér Dic 09, 2009 10:17 am

Tus respuestas me hacen sonreír, me gustan; escuetas y certeras.
Gracias por detener tu vista y mente en mis escritos. Un abrazo.
Volver arriba Ir abajo
http://loscuentosdemagda.blogspot.com
sgrassimeli
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
sgrassimeli

Femenino
Cantidad de envíos : 5982
Fecha de inscripción : 07/04/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: POEMA EXCEPCIONAL: CUANDO ME NOMBRAS- a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2º Lugar Concursos Letras y Algo Más

SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Empty
MensajeTema: Re: SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO   SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Icon_minitimeMiér Dic 09, 2009 11:43 am

Una historia atrapante escrita impecablemente. Una veredadera toma fotográfica como dice Antifás. Has utilizado una voz narradora masculina y siendo mujer eso no es fácil pero lo has logrado con destreza. El mensaje final tiene varios puntos...además de pensar seguramente si pudo haber hecho algo por cambiar lo trágico del final, el protagonista, como dicen, se queda con el secreto, lo rehalza, lo valoriza de tal manera que; pudiendo exponer como obra algo seguramente bellísimo, lo atesora (no sólo como recuerdo propio de su sensibilidad) sino como alto respeto silencioso a la historia de esa mujer. Una gran historia disfrutable de leer. Felcidades. Silvina.
Volver arriba Ir abajo
Xanino
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Xanino

Femenino
Géminis Perro
Cantidad de envíos : 1247
Fecha de nacimiento : 29/05/1934
Edad : 84
Localización : Madrid - España
Fecha de inscripción : 30/11/2009

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Empty
MensajeTema: Re: SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO   SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Icon_minitimeMiér Dic 09, 2009 12:19 pm

Bieeen... te has fijado que está escrito desde una perspectiva masculina. Si, me resulta muy difícil entrar en el "pellejo" de un hombre para relatar una historia, siempre temo no acertar en la manera de expresar los sentimientos pero lo considero un poco como un reto para mí, de hecho tengo escrita una novelita titulada NUESTRA CASA donde la voz narradora es el protagonista masculino. Bueno, no ha tenido malas críticas, salvando los defectos que pueda tener una escritora aficionada como yo, pero me satisface aunque me siento más a mis anchas cuando escribo desde un punto de vista femenino, como decimos por aquí, entonces "echo el resto".
También pensé en que podía o debía salvar a la señora pero le quitaba el misterio final, el sentimiento sin respuesta que acababa guardado en el corazón del hombre se perdía y quedaba como un suceso periodístico,: "un joven salva a una dama del suicidio..." No me gustó. Además, el amor que sentía la mujer era sin retorno.
Creo que explico lo que quiero decir, ¿me entiendes, verdad?
Volver arriba Ir abajo
http://loscuentosdemagda.blogspot.com
Contenido patrocinado




SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Empty
MensajeTema: Re: SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO   SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
SUCEDIÓ UN DÍA DE VERANO
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Pensamiento de Verano...
» chaleco de verano en tricot
» Un enlace a Picasa con muchos modelos de verano a crochet
» camiseta de verano
» UNA GOLONDRINA NO HACE VERANO

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: