LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 Cuentos de Terror en Halloween/ El aullido del Licántropo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Laín
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Virgo Cerdo
Cantidad de envíos : 1174
Fecha de nacimiento : 10/09/1971
Edad : 45
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 06/07/2009

MensajeTema: Cuentos de Terror en Halloween/ El aullido del Licántropo   Lun Oct 19, 2009 3:26 pm

El aullido del Licántropo


Lo más terrible, lo que no tiene nombre, pensé que jamás volvería a suceder; pues ocurrió cuando en un día de Halloween, el cual extrañamente coincidió con un viernes de fecha 13 y luna llena.
Sí. Eso ha sido lo más terrible para mí.
Pero necesito contar muchas cosas;
no sé. Tal vez todo esto sea un aullido escrito, pero más delante relataré aquello.
¡Lo juro! Aunque sea excesivamente cruel.
Y es que ya no puedo vivir con eso.
¡Bah! ¿O Escribiré para mí tal vez? Pues ¿A quién va a importar saber de transformaciones, dolor, tragedias, dramas y terror y/u horror de un hombre lobo y sus víctimas?

Lo único que importa es saber si realmente existen personas como yo. El mito y la leyenda; eso es más importante que el dolor de otro.
Claro, pues si alguien no vive en carne propia un asunto, el que sea, no es lo mismo.

Buena tarea dejó el famoso Jesús; sólo que sus alumnos ni siquiera la han comenzado.
O tal vez muy pocos comprendieron, Podría ser también. Lo digo para no generalizar y ponerme en el lugar de quienes sí lo saben hacer.
Los hay. Lo sé y me consta. Pocos, pero existen aquellos que pueden ponerse en el lugar de los demás.

Y justamente es para esas personas que escribo y para los que son como yo; si es que existiera alguien más por ahí.
Lo real es que en el fondo escribo para los que creen; sea quien sea. Pero ¿Creer en qué?

Vamos al punto pues.

Soy un licántropo; un hombre que cuando la luna llena se hace presente se transforma en lobo.
El lector ya ha de haber catalogado todo esto de locura.
Entiendo, yo siempre intento comprender a todos.
No es fácil creer en un mito. Además que hasta los perros, cuando aún mi estado es humano, me huelen y reconocen; sienten el sudor y olor. Ellos ven más allá.
Que los egipcios hayan representado a unos de sus dioses del inframundo que todo lo sabe, Anubis, con un cánido, no ha de haber sido sólo porque sí.Pienso.
Y los gatos también; me sienten desde más lejos, incluso. Pero éstos últimos se esconden. Los perros, en cambio, gimen y se agachan porque saben que de un solo zarpazo, los puedo destrozar.

Luego de haberme parado del lugar en donde estoy escribiendo y de reírme de mí mismo me ha vuelto la seriedad por el dolor. Y lo cierto entonces, es que ni siquiera aquello que antes mencioné con respecto a la locura me importa. Sabrá cada cual creer en lo que deba.

¿Cómo o desde cuándo soy un licántropo?
Sencillamente desde que recuerdo que existo. Sólo recuerdo que vivía en una granja con unas personas y muchos perros ¿O quizá eran lobos? Yo tenía 2 ó 3 años. También recuerdo vagamente a una hermana...
...estoy seguro que ella es una mujer Loba; siento que por ahí ha de andar.
Mi otro instinto lo dice. En fin, más no sé.


Quiero aclarar que no es verdad que por ser mordido por un lobo u hombre lobo es la razón de mi transformación. No recuerdo algo así por lo menos. Además que un hombre lobo es un cazador y depredador; siempre matará a sus víctimas.Siempre.

Pero ahora no contaré nada de mi niñez, porque creo que podría dedicarme a ello en otra ocasión y me vienen a la mente esos niños, sobretodo la pequeñita que desgraciadamente no alcancé a devorar porque su muerte luego fue dolorosamente agonizante.
¡Oh Dios! Qué terrible fue aquel día.



Esos tres puntitos, que ni sé si son adecuados en la escritura, marcan cada vez que me paro de mi asiento. Sucede que se me acaba el lenguaje, no sé cómo dar a entender el dolor. Estoy escribiendo horas antes de saber que nuevamente me transformaré y además también describo hechos realmente horrorosos que antes de plasmarlos en el papel, primero están en mi mente vívidos; tanto como si hubiesen ocurrido ayer. Y aparte de todo, yo jamás he sido escritor.
En esencia, entonces, desde aquí en adelante, deseo que el lector cuando vea aquellos signos, entienda que por el dolor físico y del alma, a instantes me paro del asiento.

Así que comenzaré de lleno a expresar escribiendo mientras sufro.



Mi transformación es terriblemente dolorosa.
Cada pelo que sale de mi cuerpo es un delgado y fino bisturí que va rompiendo los músculos con millones de pequeñas incisiones y que como agujas se entierran hasta el fondo de mi carne y de mi padecimiento.
Cuando soy un lobo, no es sólo la sed de matar lo que me mueve. El hecho de sentir la sangre, ese elemento que cuando soy un animal se ve de otra manera- verde fosforescente- y cuando corre por mi hocico y garras, es lo que produce la única anestesia que me calma.

Me ha vuelto la risa pensando en las lucubraciones mentales del posible lector.
Os dejo una pregunta para que en algún momento profundicéis en ella:

Si el humano aún no encuentra respuestas a su propia esencia, ¿Es lícito que no pueda comprender que un hombre lobo vea la sangre de la manera antes descrita?

¡Bah!
Insisto en que éste escrito es para aquellos que creen; y si no se comprendiera del todo y se pensara que está disgregado y que se habla de varias cosas, pues también me deja sin cuidado; porque lo único verdadero es que hoy, más tarde, saldrá la blanca esfera redonda que implacable traerá a mí el maldito poder de cambiar lo que soy. Así que lo único cierto, ¡Por Dios que sí! Es que decidí escribir para disipar mis pensamientos y para desahogarme por la muerte de esos niños.

¡Ése es el verdadero propósito de este escrito!
Fue hace diez años, cuando aquí, en las tierras de…



No importa de dónde soy. Decirlo sería aterrorizar a mi pueblo.
¿Importará el tiempo en el que todo ocurre?
Desde que nací; septiembre 10 del año 1979 hasta el día de hoy.
Y es que si una persona se pusiera en mi lugar, ¡Pero realmente entrara en mí! Sólo así comprendería toda esta narración.
Cada día que sé que más tarde habrá luna llena, yo siento pavor; un miedo incluso más intenso que el que sienten aquellos que, con mala suerte, encuentro cuando estoy transformado. Porque ellos sólo me ven segundos y luego ya no existen; ya no sienten miedo. A excepción de esa pequeña en el día de Halloween.




Siempre intenté ser creyente, de alguna manera, y de la idea de que todo es por algo; pero desde ése día sé, y lo digo con el fundamento de alguien que ya no tiene más fondo hacia dónde caer, que no existe ningún Dios.
¡Nietzsche se equivocó!
No era que “Dios ha muerto”. El asunto, por lo menos para mí, ha sido, es y será que Dios no ha nacido.
¿Quizás Anubis sí exista y me escuche y otorgue algún tipo de compasión para poder sobrellevar esta agonía?
Porque las veces en que me he suicidado siendo hombre no han servido; ya que luego, cuando llega la noche infernal, revivo como un animal.
Una vez sucedió que me mate siendo hombre y en diez días apareció la luna; sentí y vi la putrefacción de mi cuerpo mientras me transformaba nuevamente en lobo. Fue terrible. Y desde aquella vez ya no he vuelto a matarme, porque me di cuenta que las balas de plata son un mito; por lo menos si entran en mí cuando soy humano. Y no he encontrado a nadie que tenga las agallas de esperar mi transformación- con el terror que ver eso implicaría- para luego dispararme. Y si es que alguien realmente alcanzara a asesinarme antes de matarlo yo a él.
Los cazadores de hombres lobo, también son un mito; incluido Van Helsing.



Las venas se hinchan mientras el corazón bombea furiosamente; imaginad como si subierais durante una hora una montaña sin descansar. Después, mientras se ve todo borroso, los músculos comienzan a agrandarse estirando la piel a más no poder; las orejas avanzan hacia arriba y se estiran fuertemente y un sonido ensordecedor se apodera de mí. Los dientes no son como los de cualquier persona cuando soy humano. En lugar de ello, poseo sólo las puntas de los colmillos que yacen guardados internamente entre las mejillas y el mentón; y cuando me transformo, la boca y la nariz se unen mientras los huesos y colmillos se desplazan. Es entonces cuando sale la baba característica de un hombre lobo. Los dedos de pies y manos también acomodan los huesos; las garras se desplazan lentamente con dolor punzante. Por eso, cuando vuelvo a ser hombre no poseo uñas; no alcanzan a crecer.

¡Hasta cuándo todo esto!
Vivo angustiado de saber que cada instante transcurre. Sólo pienso en eso y en cómo mitigar un poco el dolor; pero nada a dado resultado.
Qué ironía es saber que sólo asesinando a otros por su sangre logro un poco de paz.
Es una maldición, soy la peor de las aberraciones y no sé cómo acabar con esto.
En algunas ocasiones, cuando he estado transformado, he sentido mi conciencia humana.
¡Imaginad eso!
Sólo intentad saber cómo me he de sentir cuando estoy desgarrando a un ser humano como una bestia, mientras la otra parte mental en mí se da cuenta de lo que está haciendo.
También, qué dolor siento en el alma cuando el proceso se inicia y aún conservo la conciencia...





…ése silencio que de seguro nadie que leía notó, ha sido por mis lágrimas de padecimiento; pues siento que hoy nuevamente aparecerá ella en el horizonte de mi ventana que siempre está abierta...
Sí. Hoy será otro día más. Luego de otro silencio lo sé; queda poco tiempo. Ya comienzo a sentir que el olfato se agudiza y los dedos al escribir a instantes se paralizan; entre otros signos que tenuemente van apareciendo.




Los niños. No tuve conciencia humana; pues no recuerdo nada del momento con ellos siendo lobo.
Ingenuamente salieron en busca de caramelos. Eran cuatro; tres varones y una pequeña que era hermana de uno de ellos.

Luego de ser lobo, casi siempre en el alba vuelvo a transformarme en humano, pero otras veces las nubes ocultan la luna hasta la madrugada y es antes mi cambio. En ciertas oportunidades, no tengo clara la razón, mi cuerpo cae profundamente dormido. Cuando eso sucede, siempre despierto en matorrales, alcantarillas o escondido. El lobo sabe minutos antes, cuándo saldrá el sol. He sentido vislumbres de conciencia en aquellos momentos. Y esa noche ocurrió así; la neblina ha de haber ocultado a la luna un poco más temprano; quizá sólo quince minutos antes, no más, pero desperté al alba, justo cuando el sol aparecía, y salí de un agujero que había en un enorme tronco en uno de los valles de mi país, alejado de la ciudad a no más de media hora.
De pronto y aún adormecido, escuché un grito. Era esa niña. Estaba tirada en el suelo. Enseguida miré alrededor y vi tres pequeños cuerpos mutilados. Ella intentó huir pero no pudo…
¡Oh por Dios! ¡Qué maldición!
¡Tendría sólo unos cuatro años la pequeña!
Los niños tal vez 7 u 8.
¡Porqué!



…Luego la nena apuntó hacia los restos y gritó: ¡Mi hermanito! ¡Mi hermanito!
Enseguida se desmayó.
No tenía sus piernas. Estaban destrozadas. Yo había hecho eso sólo minutos antes.
Me acerqué rápidamente, la tomé entre mis brazos y corrí hacia la ciudad. Despertó por el movimiento supongo y entre gemidos pidió agua. No había agua por ningún lado, pero en unos diez minutos yo llegaría al hospital.
No me importó ir desnudo y tampoco que me apresaran; no me importaba nada; en mi mente sólo estaba la desesperación por llevar pronto a esa pequeña a un lugar en donde alguien hiciera algo para salvarla.
Me miró, dijo “el perro negro” y murió mientras yo corría.



Me detuve y caí de rodillas con ella. Mis brazos y mis piernas estaban cubiertos con su sangre.
Grité eufórico y me maldije como jamás lo había hecho. Volví al lugar en donde estaba su hermano y los otros niños y enterré a los cuatro. Pensé que sería menos doloroso para las familias. No sé si hice bien.



Qué ironía aquello de “no sé si hice bien”.
¡Qué maldita ironía y paradoja!






Hoy, después de diez años de ocurrido lo que acabo de relatar y aunque no es viernes y tampoco 13, el destino nuevamente me maldice por partida doble; pues es Halloween y habrá luna llena.



Debo dejar hasta aquí el escrito. Ha comenzado a latir más rápido el corazón y pronto comenzaré a aullar.
De dolor...

Y aunque el lobo sale a cazar, antes de que él aparezca en mí, me alejaré más de lo acostumbrado de la ciudad.
¡Que el Dios que sea se apiade de las almas de los que morirán esta noche!

Ojalá no sean niños.


Última edición por Laín el Jue Oct 22, 2009 12:34 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
http://laindeba.blogspot.com/
Marioes
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Pez Gallo
Cantidad de envíos : 4304
Fecha de nacimiento : 23/02/1957
Edad : 60
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 14/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concurso Honrando a la poesía 2012- 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: Cuentos de Terror en Halloween/ El aullido del Licántropo   Lun Oct 19, 2009 9:10 pm

Bueno,un texto largo,donde por momentos la narración se me vuelve desordenada y me cuesta retomar el hilo.
Veo la historia, si,y puedo sentir el aullido o desgarro de este individuo, pero cuesta seguir la linea.

Un abrazo,Mario

_________________
En busca de la Fortuna.
Marioes.
Volver arriba Ir abajo
Laín
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Virgo Cerdo
Cantidad de envíos : 1174
Fecha de nacimiento : 10/09/1971
Edad : 45
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 06/07/2009

MensajeTema: Re: Cuentos de Terror en Halloween/ El aullido del Licántropo   Jue Oct 22, 2009 12:35 am

Ah, pues veré cómo lo mejoro, mi amgo; porque cuando algo no se entiende, explicar no tiene sentido.Creo.

Gracias por darte el tiempito de leer.

Un abrazo
Volver arriba Ir abajo
http://laindeba.blogspot.com/
Poesiacarnivora
Admin
Admin
avatar

Femenino
Aries Rata
Cantidad de envíos : 15781
Fecha de nacimiento : 16/04/1972
Edad : 45
Localización : Montevideo-Uruguay
Fecha de inscripción : 05/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - A la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1ª y 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: Cuentos de Terror en Halloween/ El aullido del Licántropo   Vie Oct 23, 2009 10:42 pm

Bueno Lain, es largo, y más que entreverado como dice Mario, a mi personalmente me parece que le falta más emoción, no sé, no sabría bien que pues de narrartiva, yo cero, pero me costo concentrarme en el relato, no sé, quizas cosas mías.
Voy a reelerlo con mayor atención.

Que las hadas te acompañen
Volver arriba Ir abajo
http://www.letrasyalgomas.com
Laín
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Virgo Cerdo
Cantidad de envíos : 1174
Fecha de nacimiento : 10/09/1971
Edad : 45
Localización : Chile
Fecha de inscripción : 06/07/2009

MensajeTema: Re: Cuentos de Terror en Halloween/ El aullido del Licántropo   Lun Nov 09, 2009 8:37 am

m...estimada poe, tomaré en cuenta también tus recomendaciones.
Gracias, gracias por leer.

Un abracito
Volver arriba Ir abajo
http://laindeba.blogspot.com/
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Cuentos de Terror en Halloween/ El aullido del Licántropo   

Volver arriba Ir abajo
 
Cuentos de Terror en Halloween/ El aullido del Licántropo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cuentos de Terror en Halloween/ El aullido del Licántropo
» Cuentos de terror - Arthur Conan Doyle
» EL ESPELUZNANTE CASO DE AMITYVILLE
» Cuentos de Terror. El Anillo de Diamante.
» COLOR DE CUENTO...Ramón López Velarde

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: GENERALES :: Espacio Juvenil-
Responder al temaCambiar a: