LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 IMAGINACIÓN ATRAPADA (IV) Novela

Ir abajo 
AutorMensaje
KimBertranCanut
Escritor activo
Escritor activo


Cantidad de envíos : 78
Fecha de inscripción : 03/05/2009

MensajeTema: IMAGINACIÓN ATRAPADA (IV) Novela   Lun Jun 08, 2009 5:17 am

Hacía tres días, una carta de sus tíos le anunciaba la gran noticia. Torredella, era un ensueño para Miquel que pasaba el verano allí. Muchos días antes de la marcha, por las noches, le era imposible conciliar el sueño pensando en los amigos que impacientes, esperaban su llegada.
El Ricardo de “Can Music”, el Manolo, hermano de Valentina, el Pepito de “Can Forn”, también “Crespi” le esperaría. Crespi, era un perrito de pelo pardo, con una estrella blanca en el pecho. Se lo había regalado “Batalla” el hombre más solitario e introvertido de la aldea. A Miquel le atraían esas gentes menospreciadas.
Batalla era amigo suyo y muchas tardes le escuchaba embelesado contar historias sobre la todavía flotante guerra. Había hecho algo de dinero de contrabando, cruzando las montañas hasta Francia. Nunca pisó la Iglesia, por ello le criticaban. A la gente le gusta saber, para poder luego cambiar los hechos y las palabras. De Batalla, apenas conocían su pasado y habían tenido que inventar una tela de araña para atraparle. El era un hombre reservado y se despreocupaba de lo que pudieran decir o pensar de sus actos, al fin y al cabo nada malo hacía, además, no sentía ninguna simpatía por los mayores, en eso, coincidía con Miquel.
Miquel había bautizado y criado a “Crespi”, cuando sólo era una pequeña bola. Al llegar el muchacho a Torredella, “Crespi”, como si lo olfateara, iba a su encuentro y ya no se separaba de su lado. Mientras vivía en la ciudad, lo cuidaba Batalla.
-Después de tu partida, pobre chucho, se pasa un mes llorando, yo creo que un día morirá de pena, pobre chucho, te añora.
Al leer las escasas líneas, sus adentros visionaron la estampa blanca de la nieve que cubriría sin duda, en esas fechas, las montañas y las casas. Torredella se hallaba en la cima de un precioso valle. Imaginó los hogares de leña encendidos, caldeando las habitaciones. Los viejos curtidos, sentados en los bancos de madera ahumada alrededor del fuego. Mientras allá afuera, en el balcón, las estrellas lanzan destellos como nunca. Allí el Cielo era mayor, la luna inmensa, iluminando los bellos parajes,-inspiración de escritores, pintores y poetas- y creando un pueblo de sombras, dormido en un lugar olvidado por el Mundo.
En el Seminario volvía la nostalgia, los recuerdos devoradores. En clase se ensimismaba en sus pensamientos.
Fernán participaba de su ilusión, le satisfacía la alegría de su amigo, le acorralaba a preguntas y llegó a entusiasmarse y a parecerle que conocía Torredella tan bien como Miquel.
-Algún día vendrás conmigo y conocerás el campo, es tan divertido correr por los prados, trepar a los árboles y descubrir nidos con crías. Una vez fui al río con mis tíos y primos, estábamos merendando y se acercaron unas cabras montesas, atraídas supongo por la comida, bueno, pues logramos acorralar a una hembra y mi tía la ordeñó, pero luego vino el macho, sí, aquel que tiene unos cuernos muy grandes en forma de caracol, buuff! cómo corríamos perseguidos por aquel animal enfurecido; menos mal que paró pronto, sólo quería asustarnos ¡buuff! qué mal lo pasé, pero la leche estaba riquísima, la bebimos con ganas. Ya verás cuando vengas, qué tranquilidad, las gentes son sencillas, humildes e incansables. Conocerás el enigmatismo de las leyendas que cuentan los payeses sobre esas tierras que han vivido tanto.
Fernán pasaría la Navidad con sus padres en Barcelona, hubiera preferido irse con Miquel, pero no le dijo nada, porque se sentía triste y de todas maneras no podía decidir por él mismo. Pero alguna vez, como le había dicho, irían los dos a disfrutar de esa Naturaleza tan querida por Miquel, su amigo Miquel…
Volver arriba Ir abajo
 
IMAGINACIÓN ATRAPADA (IV) Novela
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ATRAPADA EN EL TIEMPO, de Diana Gabaldón
» NUEVA NOVELA DE ELENA PONIATOWSKA
» Una novela sobre El Bosco gana el Premio Ateneo
» LA ÚLTIMA NOVELA DE HOUELLEBECQ SALE EN AGOSTO
» LA ÚLTIMA NOVELA DE SARAMAGO, EN 2012

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: