LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte
 

 ¿Violador...¡ja!,Que Es Eso?(capitulo 1: de vuelta a la secudnaria)

Ir abajo 
AutorMensaje
chorizardwm
Escritor activo
Escritor activo
chorizardwm

Cantidad de envíos : 56
Fecha de inscripción : 17/12/2008

¿Violador...¡ja!,Que Es Eso?(capitulo 1: de vuelta a la secudnaria) Empty
MensajeTema: ¿Violador...¡ja!,Que Es Eso?(capitulo 1: de vuelta a la secudnaria)   ¿Violador...¡ja!,Que Es Eso?(capitulo 1: de vuelta a la secudnaria) Icon_minitimeSáb Mar 07, 2009 10:30 pm

¿VIOLADOR… QUE ES ESO?
Thomas y Ana han sufrido grandes parajes para llegar a tener una felicidad sincera, o si, lo lograron, pero me siento un poco mal por el camino tan cruel que les di, así que me dije, que demonios; las caricaturas, los cuentos y las novelas pueden rescribirse, así que le voy un giro diferente esta ves, espero me disculpen si no pensé en algo mas original, pero me pareció interesante la idea.
CAPITULO 1
Autor: Jesus Piña González
DE VUELTA A LA SECUNDARIA
Thomas era un hombre listo, muy listo, pero no lo suficiente como para empezar su carrera de maestro así como así, tuvo que aceptar un curso como aprendiz, era mas bien una especie de secretario para la profesora Angelina, pero no importaba, estaba casi listo para trabajar, solo 6 meses, tenia 18 años y una gran expectativa con ese empleo, bueno, casi empleo.

Había estado observando los autos pasar, la noche de año nuevo, no podía soportar a su tío.
“¿Por qué no haces nada papá…o tu mamá?”.
Thomas permanecía agachado, estaba haciendo espirales en la nieve con su dedo, la forma retorcida de la espiral, así se sentía, cada ves que su tío era un ser repugnante, extremadamente repugnante.
Un enfrenon suave casi lo hace voltear para ver que pasaba, alguien le tapó los ojos impidiendo, sentía tibio en su nuca.
-¿Quién soy?.
-mmmmm…¿la loca de los gatos?.
-¡Thomas que malo eres!.
Dijo su hermana jalándole un poco el cabello, Thomas le comenzó a hacer cosquillas en la cintura, Rachel se retorció riéndose profundamente, se retorcía, eso hiso mientras Thomas aumentaba la velocidad.

-¿Por qué te has salido aquí afuera?, te va dar un resfriado.
Thomas vio los ojos de su hermana, no podía responderle la verdad, aun no tenia la edad, el no tenia aun el valor, ni siquiera el lo entendía, ¿Cómo podía esperar que una pequeña de 11 años lo hiciese?.
-tenia algo de calor ahí adentro, y estaba abrumado, ¿y tu por que saliste?.
-iba por una rebanada de pastel y te vi cuando hacías las espirales todo encorvado, fue por la ventana, el gato movió un poco la cortina, te veía muy triste.
Thomas sonrió un poco, aunque lo menos que tenía ganas era de reír, pero no podía preocupar a Rachel.
-venga, voy por un poco pastel, se me antoja algo dulce.
-¡si!, yo también quiero.
-nadie te dijo que te iba dar Rachel.
Rachel cruzó los brazos y le miró enojada, Thomas rió con sinceridad.
Afuera se escucharon regaños y gritos, el cerrar de una puerta y la voz de alguien, una voz dulce y perdida, pero Thomas los ignoró.
Se levantó un tanto adormilado, creía que no podría terminar la tarea que le había asignado la profesora, ahora solo bastaba levantarse, lo cual tampoco era tarea fácil, miraba el techo un tanto pensativo, se preguntaba si seria decepcionante ser profesor…oía la cosas que deben pasar, en especial con los niños.
-lo bueno es que los adolecentes ya se creen adultos, je, así no tendré que preocuparme demasiado.
Pensaba cuando era un chico de cuarto o quinto de primaria, las horribles comezones, las cosas que lo confundían sobre las chicas, las inflamaciones en partes del cuerpo…¡todo un infierno!, por eso decidió ser tutor de secundaria, así seria mas fácil…
Ya han pasado 7 noches desde año nuevo.
Se miró al espejo, aun tenia algunas horas para bajar y desayunar…
¡RING RING!
Su pantalón se sacudía con el vibrador del celular, cuando vio el numero de entrada se alegró mucho.
“Julia.
Los profesores nos quieren tres horas antes de lo planeado, Rita me acaba de avisar, ¡apúrale!”
Los ojos se le inflamaron, era increíble, ahora tenían el derecho de cambiar la hora de entrada hasta por tres horas, que bueno que había cargado su celular la noche anterior, se paró junto al espejo de nuevo.
“mamá………”
Bajo velozmente cruzando, casi tropieza con “bolitas”, el gato de su hermana, Rachel estaba en al sala riendo con alguien, Thomas se sorprendió por esto, pero no tenia tiempo.
-¡espera Thomas quiero que conozcas a alguien!”.
-¡no tengo tiempo, después!.


“ESCUELA NORTE #35”.
Un letrero enorme se cernía sobre su cabeza, apenas iniciaba su primer día, no desconocía el terreno pues había ido días antes con sus compañeros, así que sabía a donde dirigirse, sin embargo todo el área estaba vacía, un aire solitario lo hiso estremecer, se rodeó con su brazos, la oficina de la subdirección ya estaba iluminada, imaginaba que ahí seria donde todos estarían, después de todo era el único con luz.
“julia…Julia”.
Se sonreía de solo pensar en ella, era una chica linda, su pelo siempre se le enredaba en la cara y tenia que quitárselo, le parecía un acto dulce, era dos años mayor que el, pero aun así parecía mas inmadura que el.
Ilusionado avanzó rápido hacia la subdirección, imaginaba encontrar su rostro, sus ojos azules, su boca pequeña, su pelo rojo, su…su…

-Llegas muy tarde, no se como pasaste el examen de profesorado.
“no se llama así, maldita bruja”.
-hola profesora Angeli…..
-todos ya están reunidos, esto no se vera muy bien en tu recomendación final.

Angelina se alejó con paso lento y firme, esto cabreaba realmente a Thomas, ese paso tan ególatra, era una de las profesoras mas ignorantes con la que se había topado, y aun así contaba con un excelente puesto.
“ya veras, ya veras”.
La oficina era grande, había varios sillones y sofás acomodados, era la sala de maestros también, sonrió al pensar que venia aquí sin recibir un reporte de mala conducta, se sentó en el sofá sintiendo el placer de casi llamarse maestro.
-¿adivina quien soy?.
Un suave aliento cálido le abraso todo el cuerpo desde la nuca, un aroma delicado y dulce lo invadió, su mente le llevaba raudales de placer.
-j..julia, veo que llegaste a tiempo.
Julia le soltó y rió, su voz siempre le era agradable, Julia se sentó junto a el, le volvió a sonreír.
-ya a empezado lo pesado, primero tenemos que organizar los archivos de la oficina, será brutal, tiene archivos desde 1975.
-me imagino, lo mas difíciles no lo dejan a nosotros, siempre tiene sus sirvientes, y lo peor es que no nos pagan.
-pero imagina sus rostros cuando los despidan por que trabajamos mucho mejor que ellos.
Thomas se alegraba con el optimismo de Julia, se imaginaba echando a patadas a la profesora Angelina, un deseo muy dulce de saborear.
Las horas ya se les hacían eternas, ya habían terminado de limpiar y archivar la oficina, sin embargo el olor a moho y musgo se les había pasado a ellos.
-¡que asco!, huelo horrible. (dijo Thomas tratando de limpiarse la camisa).
-yo también huelo así, es increíble que no tengan para mano de obra, bueno, no tanto, por algo el director trae carro del año cada ves con un salario de ese nivel, ¿no creen?. (Dijo Jonathan, el mejor amigo de Thomas, el siempre había mas un confidente y un alguien con quien conversar siempre tenia la respuesta a todo).
-Ya lo creo.
Dijo Julia deserredandose el cabello, todos apestaban horrible, menos ella, Julia siempre olía, Thomas lo sabia, siempre olía bien, no podía apartar su mirada del cuerpo de Julia, había visto chavas mejor dotadas, mucho mejor, pero Julia era perfecta, en una sola palabra.
-Apenas tengo tiempo de ir a mi casa y bañarme, las clases empiezan en hora y media.
-es verdad, ya tenemos que irnos, mañana terminaremos de arreglar esos archivos del montón, nos vemos chicos.
Les dijo Julia antes de salir corriendo, Jonathan veía divertido como Thomas no dejaba e verla y sonreirá, Jonathan le tocó el hombro a Thomas, Thomas se levantó pensando en lo afortunado de poder trabajar con Julia.

Thomas se secaba el cabello, el olor a moho no se iba en su totalidad pero lo pudo disfrazar con su desodorante, suspiró al pensar en todo el trabajo que aún le quedaba y ya estaba cansado, se acomodaba su camisa y su jersey, por fin empezaría, se terminó de cepillar el cabello, sus dientes estaban bien, sus pantalones de mezclilla estaban bien, su rostro, si bien no era la maravilla, daría buena pinta.

-¡ya nos vamos!.
-tengan cuidado Rachel y Ana.

“¿Ana?, debe ser la nueva amiga de Rachel”.
“Rachel tiene una nueva amiga Thomas, me alegra que por fin salga de su cascaron”.
Thomas pensó que la vería en la escuela, podría saludarla, le agradaba la idea de que su hermanita no se pasara todo el día con sus muñecas, después de todo ya iba a rumbo de ser una jovencita, debería empezar a tener amigas, Thomas quería mucho a su hermana, jamás permitiría que la lastimaran.

-bienvenido sean a la escuela #35, como ya sabrán somos muy estrictos aquí, a si que nada de celulares, nada de videojuegos y nada de hablar en clase, ¿escucharon?, bien saquen sus libros.

Thomas permanecía detrás de la profesora Angelina, era como una sombra, observaba los alumnos de primero, se veían tan juguetones, tan traviesos, tan diablillos, apenas terminaban la primaria, tardarían en acoplarse a convivir con los de segundo y tercero, buff, seria brutal.
Los niños se comunicaban ya entre si, pequeños cotorreos y cartitas, imaginaba que en esas cartas venían mensajes como: “quieres ser mi amigo”, “la maestra es un monstruo”, “mira lo lindo que es ese chico”.
La maestra alzó la mirada y los miró furiosa, los niños se encogieron de hombros, no era una mirada de enojo por desobedecerla, era de odio, Thomas conocía esa mirada, la conocía muy bien.
Una niña era obviamente intimada, la maestro lo notó y pareció sonreír, Thomas quería reclamarle, pero podría meter a la niña en problemas y a el mismo.
Las horas pasaban y lo único que hacia Thomas era verificar calificaciones, Angelina era un celador muy hábil, nada se le pasaba, sabia que seria difícil aprobar el curso con ella, los niños permanecían en silencio, un silencio de miedo, no de respeto.

-Bueno tengo una reunión con el director, lo dejo a cargo Thomas, espero que pueda controlarlo tan bien como yo.
Thomas se alegro, no solo por el, en cuanto la maestra salió los niños comenzaron a cuchichear, Thomas los volteo a ver, ellos se quedaron en silencio de nuevo, Thomas se sentó con total seriedad en cómodo sillón, los niños lo veían con un miedo similar, pero había duda en sus ojos.
-no se preocupen niños, si quieren pueden comentar, cuando yo no este explicando algo, pero en voz baja, ¿vale?.
Thomas sonrió y los niños comenzaron a cuchichear de nuevo, algunos permanecían en total silencio haciendo el trabajo asignado, otros no hacían nada.
-¿Por qué no has empezado el trabajo?.(le dijo Thomas con tono amable a un niño de cabello lanudo).
-por que no le entiendo, la profesora explicó una sola ves, cuando quise preguntar me mandó callar.
-si quieres te puedo explicar de nuevo, ¡¿Quién mas no le entendió!?.
Al menos 30 manos se levantaron al mismo tiempo, solo 10 se quedaron abajo, era obvio que eran los mas avispados, pero también creía que no les vendría mal otra explicación.
Thomas explico a paso lento, con tiempo, la hora estaba diseñada para poder aclarar cualquier duda en el tiempo exacto, pero Angelina lo único que quería era marcharse, por eso les había explicado solo una ves.
“pobres niños, lo peor es que es su maestra permanente”.

Un grito tan agudo le lastimó los oídos, Thomas volteo asustado, era una niña. Tenia sangre corriendo por sus piernas, su falda se puso café en combinación, Thomas corrió hacia ella pensando lo peor.
-¿Qué te sucede?.
Preguntó Thomas realmente asustado.
-¿¡no se, de repente comenzó a sangrar!?.
Thomas se imaginaba lo que era, ¿entonces por que se asustó la niña?.
-¡¿me voy a morir?!.
La niña chillaba, no sabía que le pasaba, la clase se quedaba atenta a la situación, Thomas había recibido indicaciones de nunca revisar a los estudiantes, para eso estaba la enfermera, pero como explicarle que no se estaba muriendo.
-profesor, ella es mi amiga…supongo que sus padres aun no le ha explicado.
Thomas terminó de comprender, pobre niña, no sabia que era perfectamente normal, debía sentirse horriblemente mal, los niños comentaban muy fuerte sobre el asunto, cosa que no mejoraba la situación.
-ven te voy a llevar a la enfermería.
-¡¿me voy a morir?!.
-no tranquila, es normal, estarás bien.
-no puedo mover mis piernas, me duelen mucho.
-cuando me llego la primera ves me temblaban las piernas y no podía moverme, llore durante dos horas.
Thomas veía a la niña, indefensa, la cargó como pudo y salió corriendo a la enfermería, la amiga de la niña los siguió también, la enfermería estaban a 20 metros del salón, todos los miraban extrañados, la niña llorando, el corriendo con ella en sus brazos, simplemente extraño…
Casi tropieza con otra niña a la que no le vio el rostro, cosa que no le dio mucha importancia.

-increíble que esa niña no supiera que es la “regla”.
Dijo Thomas sobándose la cabeza, estaba cansado mentalmente, la niña no dejo de llorar durante toda la sesión, la enfermera traba de explicarle pero la niña no comprendía, así que tardaron una hora en explicarle entre ella y la amiga de la niña.
(nota: “regla” es un palabra para referirse a menstruación)

-ja, eso es culpa de lo padres los llamados Tabús, los padres temen explicarle algo a sus hijos, en especial con el sexo, la niña tendria la regla algún día, ellos esperaban que lo aprendieran de sus compañeros.(dijo Jonathan).
-pero esa niña tendrá ese trauma de por vida, me siento mal por ella. (dijo Julia mientras revisaba unas calificaciones).
La puerta se abrió de golpe, la profesora Angelina estaba realmente furiosa.
-¡¿Qué crees que hacia cargando esa niña Thomas?!, toda le escuela te vio.
-¿Qué quería que hiciera, que la dejara?.
-se le habría pasado al final, ahora todos creen que le hiciste algo y están investigando.
-esa niña estaba a punto de sufrir un colapso nervioso, era mi alumna debía ayudarla.
-no es tu alumna, es la mía, si investigan nos meterás en problemas a todos, que sea la ultima ves Thomas.
Angelina salió dando tumbos, Thomas estaba realmente furioso, deseaba arrancarle la piel a mordiscos, pero esa traumaría aun mas a los niños, Thomas se sentó en el sofá recostando todo su malestar.
-yo estoy orgullosa de ti Thomas, ayudaste a la pequeña cuando te necesitaba, si yo hubiese tenido un profesor así las cosas hubiese sido diferente.
Thomas se sintió muy bien con el comentario de Julia, pero también perturbado.
“¿acaso a ella también le pasó lo mismo?”.

-bueno niños, para ver que ninguno se haiga escapado en mi ausencia pasare lista de nuevo, pongan atención.

¡Josefina-¡ aquí”- ¡José!- ¡Aquí!- ¡Ana!- aquiiiiiii……..

(Nota del autor: los grados en educación varían en países, la secundaria es el siguiente grado de estudio: 1,2 y tercero de secundaria vienen siendo 7,8 y 9 grado, en algunas partes los niños de primaria y secundaria cursan juntos, lamento la confusión).
Volver arriba Ir abajo
 
¿Violador...¡ja!,Que Es Eso?(capitulo 1: de vuelta a la secudnaria)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ESTADO REM ALTERADO- CAPITULO II
» Kimi ga nozumo Ein Capitulo 1 fandub Mexicano
» Gundam Seed Destiny clip capitulo 8
» porque el primer punto de cada vuelta me queda muy flojo?
» dar la vuelta al tejido?

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: