LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte
 

 Así era mi padre.

Ir abajo 
AutorMensaje
Caye
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Caye

Femenino
León Búfalo
Cantidad de envíos : 500
Fecha de nacimiento : 20/08/1961
Edad : 57
Localización : Tarragona, España
Fecha de inscripción : 21/11/2008

Así era mi padre. Empty
MensajeTema: Así era mi padre.   Así era mi padre. Icon_minitimeLun Feb 16, 2009 1:23 am

Amigos, hoy siento el deseo de contaros una historia de la que fuí protagonista y que cambió el rumbo de mi vida. La he recordado hablando con un compañero de trabajo. No quiero que se pierda por los senderos del tiempo, porque se que es algo muy digno de recordar además de ser un reconocimiento a mi padre.

A mis 18 años era una joven revelde. En España corrían tiempos de transición. Nos sentíamos con el derecho de romper todas las reglas del juego absurdo de la sociedad. Llena de ideales, de sueños, utopías y resentimiento hacia el orden establecido. Y con una familia desestructurada por problemas de salud. Mi padre estaba enfermo y quien trabajaba en casa principalmente era mi madre, lo que suponía un avandono de su tarea en cuanto al cariño y ternura que los hijos necesitábamos.

Mentalidad machista, retrógrada, frente a esos aires de libertad que asomaban por el horizonte y que yo deseaba alcanzar de todas todas.

Todo el calor que no me ofrecía el hogar, lo encontraba en la banda de delincuentes del pueblo. Gente marginada a la que apoyaba por convicción y solidaridad y gente que me adulaba, sin yo darme cuenta de que al fin y al cabo, lo que les interesaba de mí era la facilidad de obtener un veículo para sus fechorías.

Nos reuníamos cada tarde en un chiringuito de la playa, que en invierno permanecía cerrado, y nos valía como refugio para charlar, reir, fumar porros y organizar los atracos.

Como todos se realizaban por la noche, a estos no participaba nunca, pues yo era de las de: "a las 10 en casa". Por mas espíritu libre que me sintiera, pasar por encima de mi padre, era algo a lo que no tenía acceso mi valentía.

Un día, volviendo del almacén con la furgoneta, me pararon los colegas de la banda, rogándome que les llevara a Salou a "pillar costo".
-Va, enrollate que solo son 6 kilómetros. Pillamos el costo y volvemos.
-Que no, que tengo que llegar a casa con la furgoneta enseguida.
-Pero si no tardamos nada, anda, enrollate, "colegui".
-Vale, subid.

Llegamos a Salou, dos de ellos se bajaron y el resto nos quedamos en la furgoneta esperando. Cuando llegan corriendo, entran y me gritan:

-¡Corre, Caye, arranca deprisa, que nos siguen!.

Mi reacción instantánea fué precisamente esa. Hacía pocos días que me había sacado el carnet de conducir, así que no tenía mucho manejo con el veículo, por eso mismo, tuve que improvisar, moviéndome por las calles de Salou en busca de un atajo para despistar a los que nos siguieran. Era la policía. Temblando, me meto por unos caminos sin otra idea que la de desaparecer, sin parar para nada. Al pasar debajo de un puente estrecho le dí un golpe a la furgoneta en el lateral, pero no frené siquiera. Al llegar a Cambrills, dejo a cada uno en su lugar y me voy a casa. No dije nada, dejé que al dia siguiente mis padres pensaran que el golpe se lo hizo un conductor nocturno a la furgoneta, mientras dormíamos.

Sin embargo, pese a que aquella noche despistamos a las autoridades, no pasaron muchos dias hasta que atraparon a la banda. A mí me vinieron a buscar dos dias después, seguramente por indicación de uno de ellos, mas tarde supe cual fué, pero eso no es lo importante.

Lo que puedo deciros es que esos días que pasaron desde que cometí el delito hasta que me detuvieron, fueron un verdadero infierno para mí. Ni me atrevía a pasar por Salou. Daba rodeos por las carreteras exteriores por puro pánico. Ni que deciros que el día que vinieron a buscarme con el "yeep", me metí enseguida, a una señal del "madero" , como si les hubiera estado esperando.

Me tuvieron en el cuartel por varias horas, interrogándome: "Poli bueno-poli malo". Esperando sacarme todo tipo de información, que ni por esas. Yo no había cometido más delito que compañar a unos amigos a "comprar". Las cosas se complicaron y reaccioné de forma espontánea e instintiva. Así que me acusaron de "encubridora de un delito de robo". Al parecer, entraron en una zapatería a robar y los pillaron con las manos en la masa.

Estando en el cuartel, supe que mis padres estaban afuera... terminado el "interrogatorio", el teniente da la orden de que me dejen ir a casa. Algo inexplicable, puesto que yo estaba a todos los efectos, detenida hasta la orden del juéz, al que veríamos al dia siguiente todos los de la banda. El resto estaban esposados en un cuartucho y yo salí con mis padres para casa.

Mas tarde descubriría el porqué.

Aquella noche mi madre ni me dirigió la palabra, para ella había sido una desgracia descubrir que su hija era una delincuente.¡Que iva a decir la gente del pueblo!... Yo por mi parte, tenía muy claro que revelarme era lo mejor que podía hacer en este mundo. Contra la autoridad, contra el orden establecido, contra el sistema... Era antifascista, antiimperialista, antisocial y antitodo lo que saliera. Por eso mismo, dentro de mis remordimientos asomaba un hilo de luz que me reafirmaba en mi comportamiento, prometiendo reincidencia, pero no como "encubridora", sino con mas protagonismo si cabe... la venganza estaba asomando y se mascaba la tragedia... dentro de mi.

Cuando en un momento salgo de mi habitación, donde me recluía para "pasar de todo". Me dirigía a la cocina a buscar un simple baso de agua, mi padre me llama.

-Nena, siéntate aqui.-Dijo, señalando la silla que tenía a su lado en la mesa.

Me senté esperando una bronca descomunal. Dispuesta a "hacer ver" que escuchaba y luego hacer lo que me diera la gana, en respuesta a sus reproches. Cual no fué mi sorpresa, cuando me toma la mano con ternura, cariño y firmeza y me dice:

-No te puedes ni llegar a imaginar lo que te quiero. Tengo tres hijos y solo una hija. Para mí es el momento mas difícil de mi vida. No sé como hacer, no estoy preparado para vivir y resolver algo así. Tu eres mi nena, "mi gitana"... Siempre me he sentido orgulloso de tí y me niego a dejar de sentirme así. Se que tu no eres esto, se que tu eres algo mucho mas grande...-

Sus ojos brillaban, las lágrimas se debatían para salir, pero él intentó resistir lo mas que pudo... hasta que se rindió, cayendo en picado junto con aquel hilo de plata que recorría su mejilla. Me apretó mas la mano y a mí se me hizo un nudo en la garganta.

¿Como te revelas ante algo así?... ¡Imposible!. No pude articular palabra, solo acerté a mover la cabeza de arriba abajo, y luego dejarla abajo del todo, presa del arrepentimiento y la vergüenza. Pero lo mas doloroso para mí fué verlo llorar. ¡Era el hombre mas grande del mundo, el mas fuerte, el mas sabio!... Alguien a quien no me atravía a rechistar, alguien que, solo oir el ruido de su llave al abrir la puerta, todos nos poníamos firmes en casa... y se había derrumbado ante mí, mostrándome su amor, su tristeza. Avandonando toda lucha, reconociéndo la mas amarga impotencia. Entregándose incondicionalmente a lo que quiera que yo decidiera en aquel momento... Cuando pudo seguir hablando me contó:

-He entrado a hablar con el teniente personalmente, le he dicho que no podía soportar que tu pasaras la noche en el cuartelillo. Se ha compadecido de mí por mi enfermedad, pero me ha hecho darle mi palabra de que estarás mañana en el juzgado. Le he dicho que yo personalmente te llevaría ante el juez, comprometiéndome a entregarme yo mismo de no ser así. Pero que tu tenías que pasar la noche en tu cama.

Cerré mis ojos. Pese a que por un lado no me parecía justo, por otro lado, el gesto de mi padre me estaba llenando de amor, reconocimiento hacia él y gratitud. Además de reafirmar mi admiración pues de él siempre decían sus hermanos que, aunque le condenaran a muerte, si lo dejaban hablar, era capáz de conseguir que lo absuelvan, por su facilidad de palabra, su inteligencia y su educación. Todo el que lo escuchaba no podía mas que inclinarse ante él. Era Leo: magestuoso, galán, con clase, una clase innata que lo envolvia en un aire de superioridad complaciente.

-Antes de que te vayas a la cama, quiero que me des un beso y un abrazo. Tu para mi siempre vas a ser lo mas grande, lo mas noble. Eres mi hija, se como eres, solo hace falta que lo veas tu misma. Confío en tí. Se que no me vas a defraudar.

Después de aquel abrazo que yo sentía no merecer... caminé hacia mi habitación, me metí en la cama, quedándome dormida entre sollozos.

Mi padre me había derrumbado todos los argumentos para revelarme. Estaba derrotada. Me sentía una mierda, un ser insignificante ante el concepto en que me había enmarcado y por ello, necesitaba crecer y salir de todo aquello.

Solo deciros que, tras el juicio, todo el resto de la bana entró en prisión. Por ser mi participación tan solo como "encubridora", se me pedían 30 dias de prisión o 30.000 pesetas de multa. Al no tener antecedentes. Ni que decir tiene que escarvaron cielo y tierra para conseguir el dinero. Por eso mismo yo me fabriqué otra prisión. Me metí a trabajar en un restaurante de Cambrils, el peor... donde no te daban en todo el verano ni un solo dia de fiesta. Pasaron los tres meses y ya no necesité refugiarme mas en ese tipo de "amigos".

Estoy convencida de que ese día fué crucial en mi vida. La reacción de mi padre, por imprevisible y amorosa, me salvó de un destino muy diferente.

Desde aquí y en homenage a tí, querido papa. Se que donde estés, debes sentirte como deseabas, aunque yo hoy me siento mucho mas orgullosa de haberte tenido como padre.


Homanage a: Fernando Micol González.
Volver arriba Ir abajo
http://germanmontoya.en.eresmas.com/INDEX.htm
Susy
Moderador
Moderador
Susy

Femenino
Cantidad de envíos : 7449
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 10/11/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: Menciones Especiales en II Concursos Flash de poesía y el I Concurso Conjunto de Fotografia

Así era mi padre. Empty
MensajeTema: Re: Así era mi padre.   Así era mi padre. Icon_minitimeLun Feb 16, 2009 8:43 pm

Ahhh... Cayetana...he terminado de leer esta historia con la piel erizada!!

Cuantos recuerdos!..Qué ternura la de tu padre! Qué sabiduría!!
Debés sentirte orgullosa, sin dudas, no?

Me encantó la historia. Un recuerdo, un homenaje que sin dudas desde el más allá
lo valorará y se sentirá orgulloso de tí.

Un abrazo, amiga. Te quiero!
corazon
Volver arriba Ir abajo
http://sumysel.blogspot.com/http://groups.msn.com/TUYYO-CRECIEND
Etelsaga
Admin
Admin
Etelsaga

Femenino
Cantidad de envíos : 14619
Localización : Cali, Colombia
Fecha de inscripción : 12/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - A la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3º Lugar en Concursos de Letras y Algo Más

Así era mi padre. Empty
MensajeTema: Re: Así era mi padre.   Así era mi padre. Icon_minitimeLun Feb 16, 2009 9:35 pm

Son reacciones que uno no espera y encontrar tanto apoyo en esos momentos creo que hizo que le dieras un vuelco a tu vida. un buen homenaje a tu querido padre que desde donde esté, debe estar pendiente de su nena querida.
un abrazo

_________________
La alegría se multiplica cuando la dividimos...
Richard Bach....


Te invitamos a que dejes comentarios en los post de tus compañeros. Al igual que tú, también ellos merecen ser comentados.  Gracias[/b][/center]
Volver arriba Ir abajo
http://lecturasescogidas.blogspot.com
Ignacio Araya D
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Ignacio Araya D

Masculino
Cantidad de envíos : 7399
Localización : La Serena, Chile
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3° Lugar en Concursos Letras y Algo Más

Así era mi padre. Empty
MensajeTema: Re: Así era mi padre.   Así era mi padre. Icon_minitimeJue Feb 19, 2009 5:54 pm

Bueno Caye, un relato que me ha emocionado, primero porque haces que uno recuerde su juventud, esas ganas de revelarse, de combatirle al mundo todo, cosas que en realidad nos sucedieron cuando transitabamos por esa edad...un padre que con un consejo sabio, pudo cambiar el destino, para bien, una historia de vida realmente admirable, un precioso homenaje al padre que de seguro en donde esté, está orgullosisímo de ti...precioso CAye...

Un beso,

Ignacio
Volver arriba Ir abajo
http://ignacioarayad.blogspot.com
Contenido patrocinado




Así era mi padre. Empty
MensajeTema: Re: Así era mi padre.   Así era mi padre. Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
Así era mi padre.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» (Debate): ¿Quién es el padre de Nala?
» Elegía a mi padre
» 25 DE MAYO 1887: PADRE PIO DE PIETRELCINA
» LA BODA DEL PADRE ALBERTO....
» Masacre de Carmen de Patagones.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: