LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 El Beso, Evangelio de la Caye, parte 15

Ir abajo 
AutorMensaje
Caye
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
León Búfalo
Cantidad de envíos : 500
Fecha de nacimiento : 20/08/1961
Edad : 57
Localización : Tarragona, España
Fecha de inscripción : 21/11/2008

MensajeTema: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 15   Lun Feb 09, 2009 12:33 pm

EL BESO PARTE 15


El carnero, por tu carácter intrépido, tu impulso irrefrenable. Vas a ser, amado Andrés, el pionero de todas las cosas, líder de masas, impulsivo, imprudente, curioso. Conservarás tu ingenuidad de niño durante toda la vida, abres la rueda que habrá de girar por los siglos venideros, Abres el año a través de las primaveras, donde todo estalla, como una chispa que habrá de encender el fuego rojo.-Dicho esto, Jesús se dirigió a Mateo- El mismo fuego que tu, querido Mateo habrá de hacer brillar con un resplandeciente color dorado. Tu, como buen felino caminarás por la tierra mostrando tu majestuosidad, la segunda parte del fuego, la mas brillante y expresiva. Tu cometido será mostrar el comportamiento de quien se deja llevar por el corazón. Noble, vanidoso, genuino comediante, que siempre podrás distinguir el personaje del actor, por tu naturaleza real, tu, amado Mateo eres el león. Tienes una misión especial en el tiempo que ahora comienza, pues serás el precursor de la era siguiente. El anunciador de que todos los seres tenemos el mismo corazón.-
-Maestro,- Dijo entonces Santiago el del Alfeo.- ¿Quieres decir que cada uno de nosotros representa un río diferente y que todos esos ríos acabaran en el mar, y acaso, mientras avanzamos somos rió o mar, pero en definitiva, todos somos agua en la Eternidad?...-Jesús, al oír las palabras del de Alfeo, cerró sus ojos, suspiró y dijo:
-Amado Alfeo, tu si que puedes entender la naturaleza de esta parábola. Tu que eres el conocedor de las aguas, tu vas a ser el aguador. Por ello, tanto tu, aguador, como tu, Mateo Leví, que serás el león... van a ser los portadores de mi evangelio. A vosotros encomiendo la misión de transmitir con la palabra escrita y hablada, toda mi doctrina. Santiago el de Alfeo, como aguador y buen entendedor de la verdad que transita por los tiempos, serás el rebelde, el innovador, el trascendente. Manejador de la mente y todos sus misterios. Idealista y revolucionario. Es necesario que así seas para adelantarte a los tiempos, para dejar bien sentada la energía del siguiente inquilino de este planeta. El tiempo de oscuridad es necesario, mas siempre, dentro de ella debe permanecer la luz de la verdad, aunque sea tan solo un hilo que guié al resto. Ese hilo viene representado por la alianza entre tu y Leví. Tu como mente, Leví como corazón, marcarán el destino del ser humano en los tiempos de desconcierto. Habitareis a todo el que nazca con la misión de conservar la "cordura" del ser humano en tiempos de caos.
El otro tipo de fuego, ese que queda tras las brasas, ese fuego azul que, sin ostentaciones, proporciona calor al hogar. Ese fuego que genera vida dentro de la desesperanza, que mantiene el bienestar, el fuego último, sereno y complaciente, cabalgando sobre su propia naturaleza con el arco en su mano, dispuesto a lanzar la flecha siempre mas allá. El centauro, Ese vas a ser tu, Tadeo. Por tu naturaleza solidaria, tus ganas de que todos estén bien, apasionado, alegre, bonachón, alguien con quien siempre se puede contar, alguien capaz de defender la verdad a costa de si mismo, alguien que no duda en avanzar por encima de la realidad, hacia nuevos horizontes.- Jesús detuvo un momento su discurso para sentirse, para sopesar bien sus palabras. Les estaba hablando de Astrología, en aquel momento debían entender porqué eran 12 y porqué, cada uno de ellos había nacido en un mes diferente. Ninguno de ellos había sido escogido al azar, ellos debían habitar en lo sucesivo a las personas nacidas en los periodos que cubre cada signo, con las directrices que él les estaba encomendando en esa noche, por eso era muy importante escoger bien las palabras, puesto que por su naturaleza y por el lugar que ocupaban en la historia, no podían entender el lenguaje subjetivo de esos conocimientos, como lo harían las mujeres, todas ellas conscientes de su propia naturaleza cósmica. Los hombres, al ser mas simples, requerían de mas cuidado a la hora de hacerles entender las verdades que escapaban a sus sentidos conscientes.
Cuatro de ellos ya poseían el sello, faltaban los demás y él debía escoger con sumo cuidado las palabras que les pudieran llegar para ser asimiladas por sus células y generaran el comportamiento necesario para la realización final del cometido a que estaban destinados.
-Al otro lado del centauro estará siempre Juan, el gemelo. Te llamo así por tu naturaleza inquieta, por tu insaciable curiosidad. Acumularás información para transmitirla palabra por palabra a los demás. Estarás tentado a escribir tu también mi evangelio, si así lo sientes, estará bien para quienes como tu, necesiten de la palabra, mas, como eterno adolescente, repetirás comportamientos e ideas sin asimilar. Aire, siempre en movimiento, contradictorio, con dos naturalezas enfrentadas en un solo cuerpo. Serás diplomático, podrás convencer con la palabra de verdades que tu mismo ni siquiera habrás de entender en su totalidad. Mas eres tan necesario como el resto, pues serás el portador de las ideas del día a día. Tu aire es mutable, adaptable, es el aire que respira toda criatura viviente. Aire que entra y sale, el aire de la contradicción constante que marca los latidos de la vida. Distinto al aire del aguador que es el aire que envuelve todo lo creado. Un aire fijo, permanente, transcendente, inacabable, determinante. Aire universal, el aire de toda la humanidad.
Queda el otro aire, el cardinal, el aire que emprende, que reconcilia, el aire de la balanza cuya misión es la búsqueda constante del equilibrio dentro del caos. Ese aire lo vas a aportar tu, amado Santiago. Se de tu amistad con los celotes, aun así, siempre has pretendido que ellos entiendan mi verdad a través de la palabra y de la paz. Siempre pretendes reconciliar las ideas, mantendrás tu capacidad de colocarte a los dos lados de la balanza para sopesar cualquier asunto. Energía cardinal, tu aire iniciará la respiración y formará parte de las dos formas de movimiento a la vez. Inseparables e imprescindibles para la vida. Se creará una ruta sagrada en tu nombre y cada 4 años miles de peregrinos acudirán al lugar donde escogerás reposar tu envoltura carnal. Será la ruta de la iniciación, una ruta marcada por un maravilloso “campo de estrellas” (Compostela), situado en el sur del viejo continente llamado Europa por las generaciones venideras.

Todos los apóstoles escuchaban a Jesús, intentando por sobre todo, asumir la misión concreta que les encomendaba a cada uno de ellos, puesto que era demasiada información para procesar en unas pocas horas. Jesús no esperaba mas de ellos, era mas que suficiente con que cada uno se reconociera en el símbolo que gobernaría durante la era que estaba comenzando y hasta la llegada de la siguiente en que toda la humanidad se haría consciente de la unión de todas las características y todas las naturalezas, danzando en armonía para la realización del verdadero paraíso, aun lejano en el tiempo. Estaban sembrando las bases de lo que habría de venir y para Jesús lo importante era que cada uno se reconociera en sus características sin juzgarse, aprendiendo que todas ellas eran sumamente necesarias para la construcción de nuevos universos.
No hace falta decir que todos ellos estaban deseando que les tocara el turno, para encontrar su propio símbolo o animal que le representara. Estaban sedientos de ese pequeño protagonismo dentro de las palabras de su maestro. A la vez que se hacían conscientes de la responsabilidad que estaba depositando sobre ellos en aquella noche.
“La mitad”, pensó Jesús. Ya todos los signos de naturaleza masculina, los que eran nutridos con los elementos fuego y aire estaban representados, le quedaban los signos receptivos, los de agua y tierra. los cuatro elementos eran igualmente necesarios para la vida en la manifestación física. Todos imprescindibles por igual, cada uno con distinta energía, entre cardinal, fija y mutable, según la parcela que habitara dentro de la manifestación de la vida en la materia. Llegado a ese punto era necesario un pequeño respiro, así pues, tomó en sus manos una hogaza de pan y partiéndola en trozos la fue repartiendo dando un pedazo a cada uno de sus apóstoles, diciendo:
-Este es el pan de la vida. Nacido del trigo, de la espiga misma. El trigo que se cosecha pasado el verano, el mismo que es separado de la paja, el mismo que selecciona, que nutre, que entrega en su totalidad la esencia de la vida. Puro alimento y sustento del cuerpo y del alma. Tomás, tu eres el primero en recibirlo, mas tarde, después de degustarlo en comunión, te hablaré de tu naturaleza. Así pues, queridos hermanos, tomad y comed que este es el pan de la vida.
Estuvieron un rato en silencio mientras degustaban el pan, para Jesús era importante que todos ellos estuvieran bien nutridos con el alimento por excelencia. ¿Como decirles que ese pan representaba a una Virgen... símbolo que habitaba en los cielos y que mas tarde representaría a su propia madre, en un intento de acallar las voces del género femenino, en pos de una doctrina que llegaría a hacer aguas por todas partes. Y que sin embargo gobernaría al resto a través de un imperio económico construido con mas mentiras que realidades. Aun así, aun siendo consciente de todo lo que esos hombres harían con sus enseñanzas, se permitió continuar con ellas pues era su cometido. La historia, daría el justo lugar a todos ellos llegado el momento. Finalmente un nuevo evangelio sería reescrito por alguien cuya naturaleza coincidiera con la sabiduría y conciencia necesarios para captar lo que verdaderamente sucedió, puesto que, pese a que Judas escribiría también su parte dentro de la historia, esta sería devorada por el tiempo y la oscuridad, perdiéndose gran parte de la verdad por el camino. Siendo rescatada de forma intuitiva, como no podía ser de otro modo, por una mujer. Por ello, sabiendo que sus palabras serian escuchadas por quien escribiera un nuevo y revolucionario evangelio, guiada por la luz resplandeciente de su fuego interno, de la llama trina de su corazón, Jesús continuó hablando, una vez acabado el pan, con su apóstol Tomás.

Continuará...
Volver arriba Ir abajo
http://germanmontoya.en.eresmas.com/INDEX.htm
Ignacio Araya D
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 7399
Localización : La Serena, Chile
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3° Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: El Beso, Evangelio de la Caye, parte 15   Miér Feb 11, 2009 4:32 pm

Bien Caye, interesantísimo relato, esta vez nos muestras tu sapiencia en la astrología, un capitulo de verdad muy relevante dentro del Evangelio, porque entras a un punto crucial y quizas la verdadera esencia de la enseñanza de Jesus, de lo arcano, de un simbolismo que creo aun sigue sin entenderse a cabalidad...excelente el tramado que haces en el discurso de Jesus a cada uno de los apóstoles...el final, que decirte, me encantó...Jesus ve mas allá, sabe lo que pasará, lo que viene y nuevamente nos muestras que es la muejr, quien dirigirá los caminos a una nueva forma de ver la vida, de ver a Jesus...

Gran relato nuevamente amiga...

Besos,

Ignacio
Volver arriba Ir abajo
http://ignacioarayad.blogspot.com
 
El Beso, Evangelio de la Caye, parte 15
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El beso. (Evangelio segun Caye) parte 12
» La historia y el regreso de Kopa [Parte 1]
» Gracias por formar parte de esta familia, holaa!
» Kundalini y el primer beso.
» Guerra Civil: Distintivos de Destino Parte 5

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: