LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 HUELLA DEL RETORNO V/XII

Ir abajo 
AutorMensaje
Jorge
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Géminis Cabra
Cantidad de envíos : 393
Fecha de nacimiento : 20/06/1955
Edad : 63
Localización : Colombia, Dpto de Bolìvar
Fecha de inscripción : 30/12/2008

MensajeTema: HUELLA DEL RETORNO V/XII   Miér Ene 21, 2009 6:51 pm

VIEJO, VIEJO AMIGO INOLVIDABLE…

El viejo luchaba impotente con el arrume de cajas de madera que el camión repartidor había acumulado frente a su tienda. El sol de medio día era inclemente y el sudor se impregnaba en sus ropas mientras maldecía e implorante pedía ayuda a los transeúntes sin encontrar respuesta.
Vencido, se sentó y con un canto de su mugrienta camisa se enjugó el rostro mientras tomaba un sorbo de agua.

Agotado y casi alucinando a causa del hambre, Efrén se acercó tratando de llamar su atención pero sólo logró despertar su furia.
Al verle cerca, le lanzó improperios y amenazas exigiendo su retiro inmediato del lugar. Como no estaba en condiciones de retarlo, con las pocas fuerzas que le quedaban le dijo:

Señor. . . no se altere – sólo quiero ayudar.
Al escucharle, su ira se transformó en una riza burlona y fríamente le dijo:

Acércate: "quiero conocer al mocoso hijo de mala madre que tuvo el valor de sugerirme calma en medio de este caos hijueputa..."

Perro que ladra no muerde – le escuchaba decir a don Ramón-

Aquel viejo gruñón, se convirtió no sólo en su tabla de salvación; fue un amigo, guía y consejero durante los días que necesitó para encontrar un norte...

Luego de contarle sus andanzas, le obsequió café y alimento suficiente acompañado con un jugo de naranja.

No hay azúcar.- sentenció-

Puedes quedarte si quieres; aquí hay mucho por hacer: empieza con esas malditas cajas.

Al principio, se limitò a ordenar las mercancías que llegaban y al aseo del local; más adelante el viejo le permitió atender parte de la vasta clientela que llegaba y meses mas tarde se convertiò en su persona de confianza hasta el punto de ser delegado para programar las compras. Pese a que no poseía conocimientos contables, debía llevar un registro diario de las ventas y los gastos que se generaban.

Un día cualquiera al término de una larga y extenuante jornada, elviejo le hizo entrega de un sobre. Por respeto: - y eso lo había aprendido en la Hacienda de Don Ramón -, no lo mirò en su presencia. Pero antes de colgar la hamaca que le había cedido para el descanso, extrajo el contenido y para su sorpresa hallò una nota que rezaba:

Para Efrén del Carmen Alvarado:

“Ha sido Usted diligente, respetuoso y discreto.
Son cualidades que pocas veces se encuentran en una persona que apenas comienza y eso es digno no solo de admirar sino también de compensar.
Es por eso, he decidido hacerle entrega formal del ahorro que se le ha venido haciendo desde el día en que tuve la fortuna de contar con sus servicios. De otra parte, hoy día de su cumpleaños mi familia y yo queremos felicitarlo y augurarle ventura para los años que le esperan”.

Animado por la elocuencia y gratitud reflejadas en esa nota, se incorporò para darle personalmente su agradecimiento pero ya había colocado seguro a las puertas.
Por primera vez, sentía la calidez que necesita un ser humano para saber que forma parte de algo...
La expresión “familia” ejerció un raro efecto en èl pero en ese instante le interesó más el vaivén de la hamaca y su extraño poder para arrullar el sueño...

Al día siguiente esperò paciente la llegada del viejo…sentiò el chillido de las cerraduras y sus maldiciones: señal inequívoca de su presencia…

Esa mañana lo recibiò con una taza de café recién preparado y le agradeciò personalmente su gesto recordándole que durante mucho tiempo nadie se había percatado del día de su cumpleaños...

-No hizo comentario-

Se limitó a preguntarle si todo estaba en orden y le dio el día libre.

Al salir de la tienda, se confundiò con el tráfico y los transeúntes. Los andenes se encontraban atestados de vehículos estacionados impidiendo el paso a los peatones que se jugaban la vida sobre la avenida para lograr llegar a su destino.

Recorriò varias calles hasta encontrar el edificio donde había visto reflejada su imagen e ingresò con el propósito de adquirir ropa y elementos de uso personal.

Al caer la tarde, contemplò maravillado la caída del sol sobre la inmensidad del mar y el vuelo fugaz de intrépidas gaviotas en busca de refugio.

De regreso, observò los malecones donde conseguía alimento y sentiò tristeza al ver que un niño sentado sobre una roca con sus manos en las mejillas, miraba absorto la quietud del mar esperando silencioso que el manto de la noche le sirviera de abrigo y trajera consigo la esperanza de un bello despertar...

El viejo murió una mañana de abril mientras la radio despertaba la ciudad con canciones rancheras y los vendedores se adueñaban de las calles ofreciendo sus productos a la escasa clientela que como fantasmas aparecían en las esquinas.

Desde su hamaca observò la claridad del alba y extrañando su tardanza, se levantò y preparò el café para recibirle como lo había acostumbrado desde el día en que se convertiò en su huésped.

Pasadas las nueve, sentiò el crujir de las cerraduras pero no las maldiciones que habitualmente brotaban de su garganta lo que le indujo a pensar que algo había sucedido...

…Y sucedió.

Pocas personas estuvieron en el funeral. La carroza se desplazó lentamente en medio de un tráfico ensordecedor.
Efren pensò por un momento, que no había sido buena idea llevar al viejo a su última morada en una hora tan complicada.

Cuando llegaron al Campo Santo, el llanto de familiares y amigos no se hizo esperar.

Sentiò algo extraño que no pudo descifrar. y en silencio se alejò del lugar donde reposaría por siempre alguien que al igual que Don Ramón, recordaría por siempre.

Días después, la tienda fue cerrada y con el dinero que le dieron en compensaciòn a sus servicios se instalò en una pensión... fueron días de dudas y nostalgia porque había perdido a un gran amigo y le atemorizaba volver a las calles a vagar sin rumbo...
Pero a veces el destino es benévolo y empezar de nuevo, nos da la oportunidad de ver mas claro el camino. . .


Jorge 21/01/2009 DRA
Volver arriba Ir abajo
mariazul11
Moderador
Moderador
avatar

Femenino
Cáncer Dragón
Cantidad de envíos : 6328
Fecha de nacimiento : 11/07/1952
Edad : 66
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 11/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2º Lugar Concurso Honrando la Poesía 2012

MensajeTema: Re: HUELLA DEL RETORNO V/XII   Lun Feb 09, 2009 10:51 pm

Pero a veces el destino es benévolo y empezar de nuevo, nos da la oportunidad de ver mas claro el camino. . .

uNA FRASE DE ANTOLOGÍA AMIGO, SIGO TU NOVELA, BRAVO.
LILI Like a Star @ heaven

_________________

Los espero los sábados 20 hs para compartir música, poemas, temas de debate y sobre todo sentimientos
RADIO VOCESYLETRAS
http://www.letrasyalgomas.com/forum
http://radiovocesyletras.blogspot.com.es

Espero nos envíes tus preferencias musicales, tus propuestas de temas de debate y tus escritos que serán leídos con todo respeto y mucho cariño
Mi mail personal es
noralilianaf@yahoo.com.ar
Volver arriba Ir abajo
http://lilifrezza.blogspot.com/
 
HUELLA DEL RETORNO V/XII
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» HUELLA DEL RETORNO XI/XII
» **DEJASTE HUELLA **
» VIAJE SIN RETORNO
» Por tu retorno
» EL RETORNO DE LA DIOSA ANIDA EN TU ÚTERO.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: