LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 El "Beso". (Evangelio según la Caye) parte 13

Ir abajo 
AutorMensaje
Caye
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
León Búfalo
Cantidad de envíos : 500
Fecha de nacimiento : 20/08/1961
Edad : 57
Localización : Tarragona, España
Fecha de inscripción : 21/11/2008

MensajeTema: El "Beso". (Evangelio según la Caye) parte 13   Lun Ene 19, 2009 12:35 am

EL BESO 13


Consciente de cada escalón, de cada avance, Jesús representaba dentro del edificio a la Voluntad. Abajo, en el útero cálido y sagrado, había dejado la representación femenina de las aguas, del reposo, del crecimiento y la gestación de los nuevos tiempos. Trece mujeres conscientes de su papel y de la labor a que estaban destinadas.
Dejó a lo largo de su trayectoria un halo dorado de luz, elevándose escalón a escalón de las profundidades de la tierra, pasando por el centro, donde se detuvo para palpar con la palma de sus manos las paredes del edificio. Cerró los ojos un instante para observar mejor todos sus sentimientos. Sentimientos encontrados, puesto que su amor estaba por igual en lo profundo y en lo superfluo, representado en este caso por los apóstoles que discutían de cosas intrascendentes, atrapados en el tiempo, es decir: pretendiendo adivinar que haría El al aparecer y recreándose en el pasado al tener en cuenta las tradiciones judías del lavado de los pies. Las comparaciones, los juicios, el deseo persistente en poseer la “razón”. Tanta pérdida de energía que sin embargo era inevitable, puesto que sus amados discípulos poseían un ego tan inmenso como sus Almas. Tanto es así que, era necesario que cayeran en los errores mas básicos para alcanzar la verdadera santidad, a través del arrepentimiento.
Allí, con los brazos extendidos, las palmas apoyadas en la pared, estaba señalando los límites tan necesarios para cualquier estructura.
Aquella noche empezaría a gestarse la estructura de la nueva doctrina. La que debía dejar en manos de los hombres, de sus amados hermanos.
Tomó varias respiraciones profundas, extrayendo el aire desde su plexo solar, desde su centro, desde el centro del edificio. Elevando con su Voluntad las energías y aunándolas en una fusión de compresión absolutas. Su cometido no era corregir, sino, dar ejemplo. Quien tenga ojos para ver, verá. Quien tenga oídos, oirá. No hay mayor castigo que enredarse en los laberintos de la mente; no hay mayor recompensa que alcanzar la paz del silencio interior.
En eso las mujeres tenían un papel importante, mas su naturaleza les inspiraba la pasividad. El papel activo les pertenecía a ellos. Y Jesús estaba viendo que de momento ese papel se seguiría confundiendo a lo largo de toda una Era pisciana.
Aun así, debía dejar dichas todas las palabras necesarias para proporcionar una guía de conducta que pudiera en el momento preciso, rescatar a la humanidad de su pesadilla.

Elevó su conciencia mediante otra respiración profunda hasta situarla en su cuello. Allí dejó que vibrara la energía. Era necesario expresar esas verdades y expresarlas de la forma mas elevada: “Padre, que de mi boca salgan solo tus palabras”.
Subió la energía hacia arriba, a su cabeza, comprobando que allí mismo también tenía El todo aquel torbellino que se estaba desarrollando en el piso de arriba. Su cabeza, a la que acudía solo en momentos puntuales, para observarse, para hacerse responsable de todos los errores humanos, estaba albergando todas las dudas, inquietudes, desasosiegos de sus amados apóstoles. Comprobó una vez mas que no era ajeno a sus “errores” y que tan solo desde ahí podría experimentar la compasión. Asumiendo al ciento por ciento la responsabilidad de los errores humanos.
A Él le esperaban horas muy duras. Y por mas preparado que estuviera, en su mente bullían todo tipo de pensamientos contradictorios. De pronto se hizo consciente de su propia inquietud frente a lo que se le venía encima en unas horas.
“Que merezca la pena, Padre mío...”
Tomó la última respiración profunda, dejando que un tubo de luz radiante entrara por su cabeza y bajara hacia abajo, atravesándole por completo. El mismo tubo de Luz que entró por el tejado de la casa, atravesándola. Era un tubo que unificaba, reconciliaba e integraba todas las partes del Ser como una sola.
Abrió sus ojos y continuó ascendiendo por las escaleras, lentamente, hasta llegar al piso de arriba, donde el bullicio se hacía cada vez mas inquietante.
-¡Yo no pienso lavar los pies de nadie!.
-Ni yo...
-Ni yo tampoco, faltaría mas...
Todos callaron al verle en el quicio de la puerta. Jesús, sin mediar palabra, en aquel silencio que se produjo de pronto, caminó hacia su lugar en la mesa, dejando que el silencio hiciera recobrar la tranquilidad en las mentes de sus apóstoles. Tras unos instantes, desvió la mirada hacia el lugar donde estaban las tinajas comprobando que no habían sido utilizadas. En ese momento, Tadeo se dispuso a servir la primera copa de vino y tras acabar, todos permanecieron a la espera de la reacción del Rabino. Este, se levantó, dirigiéndose a todos ellos con estas palabras:
-He sentido un gran deseo de tomar esta cena con vosotros. Quería hacerlo una vez mas, antes de mi sufrimiento final. Mi hora está cada instante mas cerca. En el día de mañana, tan solo Dios sabe la suerte de cada uno de nosotros. He venido a cumplir su Voluntad aceptándola completamente. He de deciros que no volveré a comer con vosotros. Así pues, esta va a ser nuestra última cena juntos. Por ello, es el momento de dejar mi legado en vuestras manos. Este vino que estamos compartiendo es semejante a nuestra sangre. A través de el, todos nos sentimos unidos en una comunión trascendente. Así pues, tomad y bebed de él, pues representa la alianza de nuestros corazones.
Todos tomaron su copa bebiendo el vino y sin haber entendido del todo las palabras de Jesús. Por tanto, permanecían a la espera de sus siguientes palabras.
Jesús, tras apurar su copa, caminó pausadamente hacia las tinajas, vertiendo sobre una jofaina el agua para el lavado. En silencio se dirigió hacia la ultima silla, la mas baja, la que ocupaba Pedro y se inclinó, con humildad y mansedumbre, dispuesto a lavarle los pies.
Todos los discípulos se levantaron al unísono, completamente sorprendidos y estupefactos. No podían entender que el mas grande, el Maestro, se inclinara, en el gesto mas humilde de todos. En ese momento la vergüenza se apoderó de todos ellos al darse cuenta del gesto de Jesús.
Pedro, completamente arrepentido le dijo:
-Señor, no consiento que Tu me laves los pies.
-Amado Pedro, en verdad te digo, que si no te lavo los pies, no tomarás parte conmigo en lo que estoy a punto de realizar. Así pues, déjate hacer. Recibe el gesto de amor y humildad que te estoy regalando. Ponerme a tus pies representa honrarte como el Ser que eres. De este modo, tu a través de esta limpieza, vas a poder encontrarlo.
-Entonces no me laves solo los pies, lava también mis manos y mi cabeza.
-Amigo mío, déjate hacer y vas a ver como tu cabeza queda limpia. Tus manos no serán manchadas una vez que tu cabeza esté limpia de pensamientos, de proyecciones, de recuerdos. Vive este instante como uno solo que se alarga a toda la extensión de tu existencia. No pienses mas, tan solo observa todo lo que estas sintiendo ahora.
Pedro cerró sus ojos. Las manos de Jesús estaban acariciando con tanto esmero y cariño sus pies que se sintió flotar, entrar en otro estado de conciencia. En su pecho descubrió una profunda tristeza y un gran sentimiento de gratitud por aquella maravillosa lección que se prometió a si mismo no olvidar. Pocas veces se había detenido a mirar en su corazón y ahora no podía mas que maravillarse de experimentar un despertar de conciencia que en todos los meses que llevaba con el Rabino, enredado en miles de conceptos mentales de cómo se han y no se han de hacer las cosas, hubiera podido ni imaginar.
Una cosa es hablar sobre algo y otra muy distinta era vivenciarlo.
El, que un momento antes se sentía el mas desgraciado y desilusionado, al quedarse con las ganas de que Jesús le invitara a sentarse a su lado, estaba comprendiendo en esas maravillosas sensaciones lo que es el verdadero amor, la verdadera entrega. Jesús le hablaba con sus manos de un amor sin favoritismos, sin diferencias, sin reservas, y sin esperar absolutamente nada mas que la bondad y felicidad de todos.
No existe ningún lugar mejor ni peor en el corazón del hijo del hombre. Pedro pudo comprobar que se sentía en el paraíso al detener el tiempo en su cabeza y deleitarse en la experiencia del mas absoluto presente.

Como él, todos los demás fueron recibiendo el mismo servicio de manos del mas grande Maestro de todos los tiempos.
Ese fue el primer contacto verdadero que todos pudieron compartir. Sus miradas de unos a otros lo decían absolutamente todo. Jesús no tenía ninguna prisa, se detenía en cada gesto con cariño. Dedicándose plenamente a la tarea de limpiar pies, cabezas y manos de todos sus apóstoles. Ese gesto facilitaría la apertura de todos ellos para recibir la misión que uno a uno les iría encomendando tras el lavado.


CONTINUARÁ...
Volver arriba Ir abajo
http://germanmontoya.en.eresmas.com/INDEX.htm
Marioes
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Pez Gallo
Cantidad de envíos : 4307
Fecha de nacimiento : 23/02/1957
Edad : 61
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 14/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concurso Honrando a la poesía 2012- 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: El "Beso". (Evangelio según la Caye) parte 13   Lun Ene 19, 2009 9:02 pm

Vengo siguiendo con ateción este evangelio del beso,una narración excelente que atrapa en cada capitulo y nos va dejando mucha luz en su trascurrir.
Te felicito y sigo.

_________________
En busca de la Fortuna.
Marioes.
Volver arriba Ir abajo
Ignacio Araya D
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 7399
Localización : La Serena, Chile
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3° Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: El "Beso". (Evangelio según la Caye) parte 13   Jue Feb 05, 2009 12:51 am

Excelente este capitulo Caye, primero por esa rfelexión inmensa e importante de Jesus al ir subiendo peldaño a peldaño en la escalera, un verdadero resumen de su pensamiento y accionar y una comunión integra con su padre...la cena, creo que muestra esencialmente la parte humana de Jesus, su humildad y su verdadera mision, la de poder transmitir ese amor mas allá de cualquier poder que ostentara, de llegar con su amor mas profundo a influir en una humanidad que el sabia como venía...muchas cosas puedes extraer de este capitulo, interesantiimo, excelentemente bien escrito y con el grado de espieirtualidad con que has llevado toda la serie...

Mis felicitaciones nuevamente qurida amiga...

Un beso,

Ignacio
Volver arriba Ir abajo
http://ignacioarayad.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El "Beso". (Evangelio según la Caye) parte 13   

Volver arriba Ir abajo
 
El "Beso". (Evangelio según la Caye) parte 13
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El beso. (Evangelio segun Caye) parte 12
» "VENTANAS AL AIRE"
» Jeff the killer "Two is better than one"
» "Pase lo que pase siempre te amare" (vitani one shot)
» Capsula MM o MC "he ahí el dilema"

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: