LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 MAR Y MUELLE

Ir abajo 
AutorMensaje
Jisaen
Escritor activo
Escritor activo


Masculino
Escorpio Serpiente
Cantidad de envíos : 56
Fecha de nacimiento : 08/11/1977
Edad : 41
Localización : Lima - Perú
Fecha de inscripción : 06/09/2012

MensajeTema: MAR Y MUELLE   Miér Ene 03, 2018 1:40 am

I

El día anterior volvió esa sensación incomoda que experimentaba cada vez que empezaba en un nuevo trabajo, le recordaba a la ansiedad que sufría los domingos por la tarde antes de ir colegio cuando era niño. En un intento inútil para postergar lo inevitable decidió pasar la noche en vela, pero por la tarde había pensado tanto que estaba agotado. Tomo una taza de café para evitar que el sueño lo venza. Cuando el cielo gris empezó a teñirse de negro, tomo su Volkswagen escarabajo marrón del ochenta y seis y se dirigió a la playa.

A Javier le hubiera gustado ser lo suficientemente maduro como para conservar un trabajo por más de seis meses, pero en cuanto ahorraba lo suficiente como para sobrevivir algún tiempo, era inevitable su renuncia. La cercanía de su cumpleaños número treinta sería el pretexto perfecto para obligarse a acostumbrar a este nuevo empleo, además éste no era tan malo pensó. Encendió un cigarrillo y se recostó sobre la fría arena.

Mientras se vestía con el único terno que tenía, recordaba como solo hace unos años, o al menos eso parecía, bromeaba con sus amigos cuando de manera casi imperceptible uno a uno iban llegando más tarde a la cita antes impostergable de los viernes en las escaleras de la casa de José, "Ja, ahora tú también vienes con el disfraz de adulto" hace mucho no lo llamaba así. Poco a poco iban cambiando los polos por camisas, las cadenas por corbatas, los peinados desordenados y largos por cortes repetitivos y las conversaciones se convertían en monólogos aburridos sobre el trabajo y gente que los demás no conocían, era mágico y triste al mismo tiempo. En cuanto uno se  presentaba en traje cambiaba en algo, Javier no sabía exactamente qué, por eso nunca lo comentó. Tal vez todos también lo notaran. Luego de un tiempo era tan obvio que no valía la pena mencionarlo.

Tomo un par de sorbos de café y salió del departamento que su madre le dejara como única herencia, sabía que el tráfico en el centro de Lima era peor los lunes por la mañana por eso salió con suficiente tiempo como para llegar temprano, buscar un estacionamiento y hasta poder pensar un poco en si valía la pena aceptar el puesto, no era un cínico y sabía lo difícil de encontrar un trabajo hoy en día, pero no podía dejar de poner en una balanza su necesidad inmediata de dinero contra la tranquilidad de levantarse a las dos de la tarde luego de una maratón de su serie favorita o de películas de acción. Aceleró un poco más luego perder diez minutos en un atolladero.

Javier no destacaba por su puntualidad pero sabía que la primera impresión contaba mucho, al menos eso era lo que sus pocos pero antiguos amigos le comentaban cada vez que sabían que volvería a trabajar. “pórtate bien y sé prudente los primeros días y te asegurarás de que no te saquen del trabajo muy pronto” le repetían. Nunca les dijo que era él quien abandonaba todo luego de un tiempo. Solo una vez les preguntó si al dejar de trabajar y pasada la incertidumbre del desempleo, sentían la calma que él experimentaba y si llegaban a valorar realmente las cosas como él lo hacía. Creyendo que era una broma cuyo final se aproximaba, se mantuvieron expectantes y Javier se puso de pie seguro de haber dicho algo que nadie se atrevía a decir en voz alta. Con el cuarto vaso de Whisky en la mano dijo —¿Es que vale la pena permanecer diez horas frente a una computadora escribiendo documento tras documento sin que ninguno exprese ni por error lo que creemos o pensamos y que jamás está dirigido a una persona que apreciemos?— Johan, uno de sus amigos, se disponía a comentar algo cuando Javier continuó con un tono cada vez más decidido y con autoridad —¿Es realmente impostergable esa reunión fuera de hora con tu superior, para discutir decisiones importantes cuyo beneficio nunca se reflejan en nuestra vida?— Todos estaban callados. Javier se sentó y finalizó diciendo con nostalgia — ¿Cuánto tiempo más pospondremos esa visita al amigo que no vemos desde el colegio sólo porque no tenemos tiempo? Cuantas cosas más importantes ocurren dentro de nuestro hogar, cosas las cuales nos enteramos a medias por las noches mientras nuestra esposa nos calienta la cena y nos atiende como quien vuelve o se prepara para partir a la guerra— El silencio se mantuvo y Javier tomo asiento, miró a través del vaso y bebió el último trago que quedaba. Una pequeña risa rompió el silencio e inició la avalancha de carcajadas “pero de qué mierda hablas, tus únicos amigos somos nosotros y nos reunimos por lo menos una vez al mes; vives solo porque no te da la gana de comprometerte y ninguna enamorada te soporta más de dos meses, disculpa pero ya me tengo que retirar mi esposa y mi hija me matan si llego luego de media noche”.
01.02.201823:39:48
Volver arriba Ir abajo
http://jisaen.blogspot.com
 
MAR Y MUELLE
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» muelle del embrague roto.....
» pintura para un muelle de hormigon
» Caramba con la ubicacion y desacoplo de las cajas!...
» CR-01 FULL OPTION (ALUMINIO) By M A R T I N C I K O
» ? TRABAJOS EN ALAMBRE ?

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: