LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 Historia de un Detective (6)

Ir abajo 
AutorMensaje
Jaime Olate
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2008
Fecha de nacimiento : 17/01/1941
Edad : 77
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 01/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: -Escritor con textos DESTACADOS
Mención Mención: Lobo ,El Detective. Texto EXCEPCIONAL
Premios Premios: 1ºLugar Concurso "Ecología" parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: Historia de un Detective (6)   Dom Oct 16, 2016 11:39 am

El Inolvidable Curso Para Ser James Bond.

Cuando salí del Liceo creí saberlas todas (había leído el libro “Locuras del Sexo” donde me enteré de muchas desviaciones contra natura, pero durante las clases en la Escuela de Investigaciones comprendí claramente que era casi un ignorante. Fue tal cantidad de conocimientos en diferentes materias que simplemente quedé asombrado al recibir enseñanzas de ciencias que nunca habían pasado ni siquiera en mi imaginación. Claro, igual que muchos compañeros de curso me pregunté para qué diablos servirían tales preparaciones; cuando pasé algunos años como Detective profesional lo llegué a comprender.

Como una película pasan por mi memoria los rostros de médicos, abogados, antropólogos, sicólogos y otros profesionales que sacudían mi mente siempre ávida de conocer más. ¿Para qué flautas nos metían en la cabeza la Constitución Política de Chile? Pero aún más ¿Qué me puede importar la Constitución de Estados Unidos y otros países? Ni qué decir de Mecánica Automotriz, Química, Física y Matemáticas, fórmulas y más fórmulas, polvos y líquidos que parecían sacados de un estudio de alquimistas.
Síiiii, como policía ya con algunos años de carrera, cuando debí estar sentado en una mesa “de mantel largo” junto a un señor francés de la Interpol que me hablaba en un horrible castellano, le saqué brillo a lo que sabía del idioma francés y charlamos alegremente sobre Constituciones comparadas.
Tampoco hice el ridículo en los más diferentes sitios de suceso con cadáveres en ausencia de funcionarios de la Brigada de Homicidios o tomar muestras por no estar el perito en huellas. Recuerdo que apenas llevaba dos años de servicio y ya dirigía a un grupo de novatos, usando los mencionados conocimientos más aquellos que mis excelentes jefes habían tenido a bien proporcionarme; mis historias “Lobo, el Detective” y “El Inspector Carrados” reflejan cómo los apliqué en esa investigación.
Me enamoré del Laboratorio de Criminalística, cuando nos llevaron a conocerlo. Vi tantas maravillas que no había visto ni en películas y que, no obstante, pasado el tiempo ha ido poniéndose al día con la tecnología. Admiro la serie CSI que da a conocer lo avanzado de sus laboratorios, aunque a veces sospecho que parte es ficción.

Considero necesario agregar que en los cursos posteriores entraron mujeres, aunque ya había Detectives femeninas que había hecho cursos especiales. También hay extranjeros de varios países latinoamericanos y muchas veces, a pedido de esas policías, se envían Detectives chilenos bien preparados para dar cursos relativamente cortos.
En mi curso aún no había uniformes, excepto los “buzos” para la gimnasia que eran del color institucional (nuestra bandera es azul piedra con una placa policial blanca estampada en el centro). Se nos daba un sueldo mensual bajo, calculado para poder pagar la “pensión”, en Chile las casas de hospedaje de estudiantes; además, contar con dinero para la locomoción colectiva, lavandería y algunos viajes a nuestras casas. Hoy todo es sorprendente, los alumnos y alumnas están internados como si estuvieran en el Ejército con horarios para dormir y levantarse; comen y tienen ratos de esparcimiento dentro de las aulas de la enorme y moderna Escuela de Investigaciones que alcancé a conocer cuando íbamos al gimnasio; hay un casino para comer y relajarse, piscina y un hermoso estadio de fútbol que se usa para los ejercicios de los estudiantes que marchan en correcta formación hermosamente uniformados y las muchachas maquilladas, luciendo sus coquetos trajes. Allí se entregan las placas y armas, además de los correspondientes diplomas para colgar en nuestros hogares, en medio de un boato emocionante; doy un suspiro, recordando lo difícil que era para nuestra institución mantener los antiguos cursos que entregaban Detectives a la sociedad.

Éramos tan pobres que la mayoría de los cuarteles estaban ruinosos; ya relataré cuando hice mi primera guardia y espantaba a las ratas para que no mordieran mis alimentos, después decidí llevar un rifle calibre .22. Total, nadie notaba los hoyos que dejaban mis balazos.

Mientras estuvimos en la Escuela, sucedieron una serie de anécdotas hasta cierto punto naturales ante la diversidad de personalidades que recién nos estábamos conociendo.
Como era un curso sólo de varones, las bromas eran harto pesadas. Había un pequeño grupo de unos cinco o seis, de los ochenta alumnos, supongo que para defenderse sicológicamente; eran más bajos que yo, pero bullangueros y constituyeron “la pulga en la oreja” y que se escaparon de recibir una golpiza, debido a la severidad de la disciplina casi militar.
La “agarraron” con los que llegamos de provincia, que éramos huasos ignorantes y otras bellezas como “Dónde habíamos dejado la canasta con huevos y quesos”; aparentemente buscaban pelea, pero nadie los “pescaba” y les dábamos la espalda. Se sintieron despreciados y equivocaron sus chanzas francamente ofensivas al máximo. Recuerdo a dos gallardos y altos compañeros que conversaban en el patio y comenzaron a reírse de ellos, juntando sus dedos índices para indicar que eran ”locas” homosexuales; ambos los miraron con fría indiferencia y continuaron conversando como si estos “palomillas” no existieran.

Claro, se metieron con el “Nene” para reírse de su larga y flaca estatura. David, como la gran mayoría de los habitantes de la zona del carbón (“El Salvaje Oeste”), no tuvo paciencia y con una sola mano cogió de la ropa del pecho a uno de ellos y lo levantó con enorme facilidad. El pobre chistoso, pataleando en el aire, chillaba y rogaba que lo soltara; prometió que nunca más lo molestaría; efectivamente, los “pulgas” no se atrevieron a seguir con sus desagradables bromas con mi crecido amigo.
El problema fue que siguieron conmigo, vieron en mí un fácil blanco para sus chistes de mal gusto y comenzaron a ponerme apodos como “Cara de Muerto”, “Cadáver Ambulante”, “El Calavera” y se quedaron pegados con “ Lázaro”. Los miré  con la clara tentación de golpearlos y David se dio cuenta que no iba soportar a los idiotas; les dijo que me dejaran tranquilo, pero fue peor. Se alejaron mientras le gritaban “¡Puchas que defendís a tu esposa!”. El “Nene” me sujetó firmemente de un brazo y los tontones me amenazaron con que ya me iban a encontrar solo, sin mi macho. Hoy me sonrío divertido con estas vivencias, máxime que David los amenazó con que me iba dejar suelto como un perro bravo que los dejaría en vergüenza. Fue peor, debí recurrir a mi voluntad para no darles una buena lección a tan molestos colegas.

Volver arriba Ir abajo
Alejandra Correas Vázquez
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Cantidad de envíos : 117
Fecha de inscripción : 07/10/2015

MensajeTema: Re: Historia de un Detective (6)   Lun Nov 21, 2016 11:32 am

Muy interesante el estudio que recibiste, me hubiera gustado tener un programa sobre las constituciones
de otros países, ni siquiera conozco la mía porque en Argentina la cambian a cada rato. No obstante
los malos recuerdos de compañeros envidiosos indican que eras un alumno destacado
saludos Alejandra
Volver arriba Ir abajo
Jaime Olate
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2008
Fecha de nacimiento : 17/01/1941
Edad : 77
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 01/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: -Escritor con textos DESTACADOS
Mención Mención: Lobo ,El Detective. Texto EXCEPCIONAL
Premios Premios: 1ºLugar Concurso "Ecología" parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: Re: Historia de un Detective (6)   Mar Nov 22, 2016 1:28 pm

Mmmm, estoy tratando de recordar a qué libro recurrimos para tales estudios acerca de las Constituciones Comparadas. Piensa estimada amiga que eso lo estudié en 1962. En Internet tropecé con ideas similares, pero como ya había perdido interés en el tema, no recuerdo cómo buscarlas.
Aquí en Chile durante el siglo XX hubo dos Constituciones; a decir verdad siempre que se hace una constitución o Carta Magna, nos hicieron ver que era la ley principal, de la cual derivan las otras leyes. Un ejemplo es el artículo que dice que " Todos los chilenos somos iguales ante la ley", de modo que cualquier legislación posterior que diga que hay diferencias económicas, de raza, altos o bajos, etc. va a chocar con ese artículo y, por lo tanto, se desestima y ... al tacho de la basura.
Uf, evito meterme en líos y acepto encantado las disposiciones de esta página, pero no puedo "correrme" del tema que se refiere al matrimonio. Nuestra Carta Fundamental dice que "El matrimonio es la unión entre dos personas (no dice hombre y mujer) ... etc. etc."; no obstante, el Código Civil creado en 1859 por don Andrés Bello, aclara tal tema: "El matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer que convivirán en sociedad conyugal y ... enuncia las obligaciones mutuas". Este ejemplo muestra que si personas de igual sexo quieren casarse, antes se deberá derogar tal artículo en el mencionado Código Civil.
Con esto quiero decir que NO HAY NUEVA CONSTITUCIÓN SIN QUE PASE POR EL CONGRESO; esto se transformaría en una larguísima tramitación de años y años de discusión. Por tanto lo que se hace son  derogaciones acordadas por el Poder Legislativo o Congreso (Senadores y Diputados), Las derogaciones o cambios en el articulado de la Constitución Política de Chile se efectúan conforme a necesidades creadas por el progreso o descubrimientos hecho por las ciencias. A final de cuentas, aparentemente no existe Constitución que no haya tenido dichos cambios.
Perdona que dé lata, pero es necesario mostrarte otro ejemplo en un tema diferente.  NADIE EN CHILE PUEDE SER JUZGADO, MENOS CONDENADO, POR BRUJERÍA, MAGIA NEGRA O SIMILAR, simplemente porque NO HAY LEY SOBRE ESTOS CREDOS. Tengo entendido que en países como Haití se condena por tales actividades, puedo estar equivocado, pero es un tema que no me preocupa.
A propósito de mi historia que escribo, tuve dos o tres casos en los que no hubo detenidos, pese a acusaciones de pobladores contra personas delatadas por efectuar sortilegios. Tema muy interesante o, más bien, curioso.
Aunque provoque desagrado en algunas personas, la Constitución que recuerdo en esos estudios comparados, fue la Carta Fundamental de Estados Unidos, corta y precisa; al compararla con la nuestra, ésta tiene una cantidad de artículos que dan ganas de hacerla desaparecer, pero ya están escritos y  derogarlos provocarían problemas a nuestro país. Claro, debo agregar, es posible que algún o algunos otros países pueden tener mejores Constituciones que USA.



Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Historia de un Detective (6)   

Volver arriba Ir abajo
 
Historia de un Detective (6)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Historia de Un Detective (7)
» Historia de un Detective (22) (Finalizará)
» Historia de un Detective (10)
» Historia de un Detective (6)
» El mejor altavoz de la historia

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: