LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte
 

 ¡rabioso! capitulo 4: hacia la posada california

Ir abajo 
AutorMensaje
CHORIZARDPM
Escritor activo
Escritor activo
CHORIZARDPM

Masculino
Pez Cabra
Cantidad de envíos : 75
Fecha de nacimiento : 16/03/1991
Edad : 28
Fecha de inscripción : 21/11/2008

¡rabioso! capitulo 4: hacia la posada california Empty
MensajeTema: ¡rabioso! capitulo 4: hacia la posada california   ¡rabioso! capitulo 4: hacia la posada california Icon_minitimeMar Dic 09, 2008 4:38 pm

¡ ¡RABIOSO!
CAPITULO 4: HACIA LA POSADA CALIFORNIA
La situación era algo jocosa, James quiso reír, simplemente el hecho de que ya dos caminos estuviesen bloqueados era cosa que no podía creer, simplemente creyó que Ronald tenia pésima suerte, trato de reír, pero otra risa le gano la partida, una risa pavorosa y siniestra.
-¡JA JA JA JA JA, pero que poca madre la verdad, esto es una mamada!.
Ronald carcajeaba de tal forma que parecía que el pecho le estallaría, sus ojos estaban abiertos como platos, veía con esos ojos que parecían ser tan negros como la misma noche, James veía ese esfuerzo por carcajearse, era simplemente aterrador, Ronald golpeaba su pecho tratando de sacar todas la risa, una risa insufrible y dolorosa, y así como llego, se fue, el silencio reino de nuevo, la sonrisa de borro en una milésima de segundo, las carcajadas cesaron igual, aunque parecía que un eco malévolo retumbaba todo el bosque, Ronald lo miro, James no dijo nada, solo temblaba por dentro, no alcanzaba a comprender la situación, Ronald saco otro frasquito de su chaqueta negra, este tenia tapa amarilla y era transparente, trago una con serenidad, al tragarla rio otro poco, pero esta era una risa sincera, se sintió feliz y aliviado.
El silencio era aun mas mortífero que las risotadas, James encendió su radio para notificar la situación, informaría que iría de regreso, pero debido al estado actual de Ronald no quería hacer un movimiento brusco, no sabia que era lo que le pasaba y eso lo irritaba aun mas.
-hay otra desviación (dice tragando saliva), por el poblado, tardaríamos mas, pero podemos tomarla si gustas.
-claro…me parece perfecto, que mas da.
Ronald miro al frente, no retiraba los ojos del montón de escombros, James encendió el vehículo, el rugir del motor rompió el silencio, James piso con levedad por error el freno y el acelerador al mismos tiempo, el auto se sacudió, James sintió que el corazón le daba un huelco, “tranquilízate”, se decía así mismo mientras veía a Ronald, tan sereno como lo encontró, el ser enloquecido ya no mostraba ninguna señal de locura aparente, o paranoia como diría la jefa de la estación, James muchas veces había enfrentado sujetos con caso de esquizofrenia, pero nunca los había tenido al lado, sin cometer un crimen o siquiera que hiciese algo peligroso, solo estaba ahí, sentado y silencioso, como un depredador a punto de atacar, James por primera ves tuvo miedo de Ronald.
-señor White, si no es molestia…¿para que es el medicamento?.
Ronald dudo unos momentos, vio a James de reojo, noto su espanto ,sabia que si seria su acompañante todo el viaje, debía saber la verdad.
-soy bipolar, desde que era niño tuvieron que medicarme, ¿gracioso no?.
Pero James no contesto, solo bajo la cabeza, Ronald volvió la mirada al diario, lo acaricio levemente por la portada, leía el nombre de Jessica en ella, cono toques dorados y curveado, “pobre muchacha”, pensó Ronald, abrió el diario, sin decir ninguna palabra comenzó a leerlo, James observaba el “afecto” que Ronald le había tomado al diario, trato de decir algo, pero solo se concentro en el camino.
***
30 de diciembre, 1985
Hoy me ha invitado a salir, me pidió que me refugiara en la posada california, es muy hermoso, normalmente no podemos pagarlo, pero el es turista, es un chico muy guapo, realmente me gusta, así que me pidió que fuera a su habitación, no se que hacer, es hoy a las 5 de la tarde, ya son las 2 p.m., aun puedo no ponerme este hermoso vestido (rosa), no se, el doctor demarco fue muy especifico sobre los turistas, aun no se que le voy a decir, quisiera que me llevase lejos de este pueblo, es muy tierno, pero el doctor demarco no lo permitirá, y mis padres lo apoyan, no se que hacer……
La pagina muestra marcas secas, como si lagrimas fuesen.
***

Unas luces tenues al final del camino indicaban que ya se acercaban al poblado, pequeñas esferas naranjas estáticas indicaban el camino, Ronald había releído quien sabe cuantas veces la pagina, la noción del tiempo se perdió para ambos, podían haber estado una hora en el camino, pero solo hubiesen sido cinco minutos, quizás diez, James toco el hombro de Ronald, Ronald levanto la mirada y le agradeció.
-lamento no haberte agradecido antes, no tenias por que llevarme.
-oye, no podía dejarte ahí varado, tu coche quedo aplastado por un árbol, la venganza de la naturaleza sobre su voraz asesino supongo.
Ronald se rio, el poblado ya podía verse, edificios hermosamente pintados les daban la bienvenidas con sus luces bailarinas.
-claro, ya casi es navidad.
-asi es señor White, ¿Qué le comprara a su hija?.
-mi regalo será alejarla de su madre.
-no me suena muy bien.
-lo seria si la conociera como nosotros.
-claro, supongo que no puedo juzgar.
-puede, pero lo haría erróneamente.
El vehículo pujo, el motor comenzó a toser, poco a poco fu reduciendo su velocidad, James movía la palanca de velocidades tratando de que el vehículo avanzara, pero era inútil, el vehículo dio su ultimo suspiro antes de detenerse por completa a poco metros del poblado, enormes letreros luminosos adornaban el camino, mas allá podía verse una gasolinera.
Ambos bajaron del vehículo, un caminito de gasolina podía verse desde lejos, el olor era fuerte, James bajo la cabeza temiendo lo peor, poso la mano debajo del vehículo por el tanque de gasolina, había un madero atravesado, una leve gotera le indicaba que se había agotado todo.
-señor White, tenemos que conseguir gasolina, y goma para tapar este hoyo, esto debe ser una maldita broma.
Ronald estaba sereno, la medicina ya había hecho su trabajo.
-tenemos que ir, veo que esta a unos 500 metros, ayúdeme a empujarlo.
Juntos condujeron el pesado vehículo hasta el primer edificio, este era mucho mas grande que la licorería o la tienda de abarrotes, el piso era muy suave, a diferencia del camino empedrado de atrás, un letrero indicaba el nombre del edificio con luces fluorescentes, “POSADA CALIFORNIA”, Ronald recordó el edificio en el diario, el recuerdo de la joven retorciéndose en el fango regreso, pero esta ves razonó que pudo haber hecho algo mas, pero su enfermedad lo había bloqueado, ya no estaba enojado, solo se sentía culpable, decidió que no era bueno pensar en eso ahora, juntos lo dejaron en lo que parecía el estacionamiento, al momento de entrar un montón de luces amarillas los invadieron.
-el turismo les fue muy bien.
-aun hay, esos escombros pudo ser una casilla de peaje de paso para el pueblo, así de famoso era.
-nunca escuche de el.
-su promoción se limitaba a dos estados a la redonda.
James observaba los hermosos arreglos florales que inundaban la habitación llenándola de vida.
-bienvenidos a la posada california.
CONTINUARA.
Volver arriba Ir abajo
 
¡rabioso! capitulo 4: hacia la posada california
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Kimi ga nozumo Ein Capitulo 1 fandub Mexicano
» Gundam Seed Destiny clip capitulo 8
» Punto ciego (Gore) Prologo, Cap 1 al 6 (Actualizado) 22/07/2011
» El mito de Sisifo – Albert Camus
» Semis de Cástulo

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: