LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 EL MAPUCHE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jetró
Escritor activo
Escritor activo


Masculino
Cantidad de envíos : 24
Localización : Valdivia, Chile
Fecha de inscripción : 15/03/2016

MensajeTema: EL MAPUCHE   Miér Mar 23, 2016 1:58 pm

El Mapuche
(Mapu: tierra Che: Gente; Gente de la Tierra)
Chile



Elección del Toqui Caupolicán


Con un desdén y muestra confiada
asiendo del troncón duro y ñudoso,
como si fuera vara delicada
se le pone en el hombro poderoso.
La gente enmudeció maravillada
de ver el fuerte cuerpo tan nervoso,
la color a Lincoya se le muda,
poniendo en su vitoria mucha duda.
El bárbaro sagaz de espacio andaba
y a todo priesa entraba el claro día;
el sol las largas sombras acortaba
mas él nunca descrece en su porfía.
Al ocaso la luz se retiraba
ni por esto flaqueza en él había;
las estrellas se muestran claramente,
y no muestra cansancio aquel valiente.

("La Araucana", Alonso de Ercilla, 07 agosto 1533-29 noviembre 1594, España)

************************************************** ****************


Yo soy mapuche sí, ese que estaban pensando ustedes. Ese mismo, el mapuche hediondo, feo, asqueroso, inmundo, ladrón, flojo, borracho, ebrio, cobarde y otros adjetivos y apelativos que se utilizan comúnmente en Chile en los hogares de gente “de bien”, en los Twitter, Chats, Blogs, etc., para referirse a nuestra raza.

Yo soy ese mapuche hediondo, asqueroso e inmundo que jamás se ducha o se baña, que generalmente cuando camina por las calles deja una estela de hedor repugnante que escandaliza a los chilenos limpios, bien aseados y perfumados y que provoca tanta aversión.

Yo soy ese mapuche flojo de cabello hirsuto, barba rala que camina por las calles con la cabeza inclinada por temor a que alguien descubra su ascendencia y su aspecto contrahecho y su inmundo origen. Ese mapuche que, teniendo tantas hectáreas de terreno, no es capaz se sembrar unas cuantas papas (patatas) y que cuando las siembra se las pagan a “precio de huevo” o con un par de maravedíes con lo cual no alcanza siquiera para cancelar las semillas que se utilizaron para la siembra.

Yo soy ese mapuche ebrio y borracho que, en cuanto obtiene un poco de dinero, producto de su trabajo o robos, lo invierte en bacanales con abundantes licores y vinos baratos bebiéndoselos hasta quedar extasiado y sin valerse por sí mismo como si hubiese sido tocado por Dionisio o Baco, hijo de Zeus y Sémele. Ese mismo mapuche que, incluso, llega al extremo de olvidarse de su familia, esposa e hijos a quienes, producto del estado en que quedó, deja abandonados y hace que terminan muriendo de hambre producto de mi irresponsabilidad.

Yo soy ese mapuche ladrón que con el solo hecho de entrar a un supermercado o a un Mall hace que todas las cámaras de video y televigilancia se centren en él desde que pone el pie en el establecimiento, hasta que sale de él sin antes ser revisado minuciosamente por los guardias de seguridad, todos caucásicos, para corroborar si entre sus ropas lleva algún botín como un chocolate de 150 pesos (0,25 euros o 0,35 dólares aproximadamente).

Yo soy ese mapuche cobarde que en el año 1535 de nuestra era recibió a los españoles que pisaban por primera vez nuestra tierra (Chile) quienes habían zarpado desde el Cuzco (Perú), para después de haber cruzado la terrible cordillera, llegaban al valle de Copiapó liderados por el conquistador español Diego de Almagro acompañado de quinientos guerreros, más unos 10.000 indios yanaconas a quienes utilizaban para transportar armas, ropas y alimentos (muchos de ellos desertaron de la empresa o murieron cansados y extenuados en el transcurso del camino, antes de llegar a Chile). Ese mapuche cobarde soy yo, quien en cuanto los vio aparecer en tierra chilena no actuó como lo hicieron nuestros ancestros en el resto de de los territorios de América quienes, al verlos, consideraron que eran dioses que venían de otra dimensión y que el hombre y el caballo eran un solo ser, una especie de centauro, a quienes debían adorar. Y sí que lo hicieron, pues los españoles sacaban de sus equipajes toda clase de objetos sin valor, como cascabeles o espejos y se los entregaban a los indianos a cambio de cadenas o figuras de oro que llevaban como atuendo, siendo uno de los primeros engaños que se producían por parte de los españoles hacia la gente de nuestro pueblo.
Ese mapuche soy yo, quien al verlos por vez primera, sin preguntarle quienes eran ni de dónde venían, los atacó sin piedad con macanas, boleadoras, hondas y flechas quemándoles sus casas de adobe recién construidas y dando muerte a la gran mayoría de sus soldados, lo que produjo una fuga masiva a su lugar de origen. Ese mapuche cobarde que, después de triunfar en cada batalla y una vez haber enfrentado a los españoles, se preguntaba en sus reuniones de dónde venían éstos, pues la idea era atacarlos y destruirlos en su lugar de origen sin saber que venían de un lejano país llamado España, uno de los países de Europa .

Ese mapuche soy yo, si, yo soy el valeroso e inteligente Michimalonko, el arrojado Aillafilu, el destacado líder militar Lautaro, el heroico Galvarino, el Caudillo Caupolicán, el sabio cacique Colocolo, la valerosa lider mapuche Janequeo, el artífice de la batalla de Curalaba Pelantaro, el cacique mapuche Anganamon, el héroe del combate de Las Cangrejeras Lientur, el tenaz combatiente Aillacuriche, el gran héroe Kilapan, el cacique de dos corazones Kalfukura, el noble indígena Epulef, el "indiecito santo" Namunkura, quienes lucharon hasta entregar su vida defendiendo, pobremente armados, pero con gran valentía, a su pueblo, de los invasores españoles durante tres siglos.

¡Ese mapuche soy yo!

¡Witrange anay! Wünkey com pu che ñi duam
Volver arriba Ir abajo
Jaime Olate
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 1833
Fecha de nacimiento : 17/01/1941
Edad : 76
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 01/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: -Escritor con textos DESTACADOS
Mención Mención: Lobo ,El Detective. Texto EXCEPCIONAL
Premios Premios: 1ºLugar Concurso "Ecología" parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: Re: EL MAPUCHE   Miér Mar 23, 2016 11:12 pm

Dejé para el último esta noche este magnífico texto, pues ya lo he dicho en otras ocasiones que tengo el orgullo de tener en mis venas sangre mapuche que hierve ante las injusticias. De ahí mi frase MIS PRIMOS LOS MAPUCHES, por eso mi novela LA POSADA DE LOS BRUJOS es un homenaje a este pueblo de Chile y, sin ánimo de entrar en polémica no contestaré si alguien me ataca; los chilenos somos un pueblo aguerrido que recuerda a sus héroes.
May may peñi, querido primo

Jaime
Volver arriba Ir abajo
 
EL MAPUCHE
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El mundo mapuche
» La Verdad Tehuelche y la Gran Mentira Mapuche
» Oración mapuche...
» PALABRAS DE ORIGEN MAPUCHE.DESTACADO DE FEBRERO++++
» LEYENDAS DE MI ZONA... PARA USTEDES

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: