LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte
 

 EL GONDOLERO

Ir abajo 
AutorMensaje
CHORIZARDPM
Escritor activo
Escritor activo
CHORIZARDPM

Masculino
Pez Cabra
Cantidad de envíos : 75
Fecha de nacimiento : 16/03/1991
Edad : 28
Fecha de inscripción : 21/11/2008

EL GONDOLERO Empty
MensajeTema: EL GONDOLERO   EL GONDOLERO Icon_minitimeSáb Nov 22, 2008 8:58 pm

EL GONDOLERO
La bella Venecia, un lugar mágico y lleno de sensaciones que enaltecen hasta el alma mas sombría y pesimista, ¿Cómo alguien podría resistirse a viajar en las góndolas?, nadie se a querido perder el viaje a través de las calles inundadas de una de las ciudades mas bellas.
Era el inicio del año, un año mas de oportunidades para los pintores, poetas, escritores y sobre todo aquellos que quisieran trabajar como gondoleros, pues como todos los años el inicio anunciaba turistas, ¿y que mejor que turistas con las billeteras gordas para estos artistas?, al parecer nada, así como es difícil poder describir a la luna haciendo que el alma se estremezca, es igual o mas difícil encontrar a alguien que lo pueda a hacer con su voz, pero gracias a los dones que recibió al nacer, Donatello , no tuvo ningún problema.
Obtuvo una victoria aplastante sobre todos sus rivales, el junto a otros tres jóvenes con sueños y esperanzas se unieron al grupo de gondoleros, que en ciertas épocas gana muy bien, y no precisamente por su salario, sino por las propinas que los clientes les dan, y sobre todo con una bella voz como la Donatello, pues ya se imaginaran, estaba nadando en dinero.
Donatello prefería trabajar de día, ya que le quedaba tiempo para estudiar, pero debido a que noto que las propinas son mayores, así que decidió cambiar de turnos, pero cuando su jefe le dio la negativa, Donatello se enfado, así que replico por que la negativa.
-simplemente no esta listo, necesitas…preparación y tiempo.
Donatello comprendió que a lo que su jefe refería era que tomaba tiempo adaptarse al turno nocturno, y no tenían tiempo para retraso, pero Donatello no se iba dejar vencer, le pidió a su jefe una oportunidad, le propuso un trato, en caso de quedarse dormido si no podía encontrar un remplazo para Donatello, trabajaría con la mitad del sueldo en el turno matutino, su jefe se negó, era increíble que un jefe como el de Donatello se negara a un trato asi.
Durante la tarde mientras trabajaba se decía a si mismo que debía encontrar la forma en que pudiera obtener el turno nocturno, y solo había un camino: fugarse, tomar su góndola y tomar el turno a la brava, pero tenia que ser discreto de que ninguno de sus compañeros le viera, o lo despedirían de inmediato.
El plan era sencillo, durante el cambio de ronda se dejaba una llave en el almacén de las góndolas, para que el siguiente turno la tomara, pero Donatello ya le había sacado una llave, y siempre había una o dos góndolas de emergencia en cada de que una se estropeara, es seria la oportunidad de Donatello.
A las nueve de la noche era el momento en que se subían las escotillas, tenia que subirse el nivel del agua mediante válvulas para que los gondoleros tuvieran acceso, así que dónatela entraría por el tubo de escape de agua, tendría tan solo 20 minutos antes de que vaciaran, si no lo lograba se ahogaría, ¿mucho esfuerzo por unas propinas?, el orgullo de Donatello estaba en juego, además era demasiado ambicioso.
A las nueve en punto la gran válvula inicio a tragar agua, en ese momento Donatello ingreso al tuvo de escape y comenzó su acenso, arrastrándose entre restos de fango y una que otra alimaña muerta, el asco de Donatello era nulo, solo pensaba en llegar a tiempo, una ves que el agua salieran la presión podría atorarlo y quedaría atrapado, así que a gran velocidad subió el tubo levemente inclinado, cada 2 minutos avanzaba alrededor de 10 centímetros, así que debía darse prisa, el tubo media dos metros, iba muy lento y lo sabia, comenzó a sentir pánico, ya era muy tarde para volver, era mas fácil llegar a al almacén pero aun estaba muy lejos, intento aumentar el paso pero el lodo lo alentaba además le lastimaba los ojos.
-maldita sea en que me metí.
El sonido de su vos reboto a través de todo el tubo, repitiéndose una y otra ves, como si fantasma espeluznantes se burlaran de el, el trato de ignorar el eco de su respiración pero no podía, sentía que alguien le seguía a pesar de que sabia que era solo el y cantidad ilimitada de porquería, en un momento toco algo suave y peludo, pensó que era una rata, quizás lo era, quizás no, pero causa una gran repulsión en Donatello, un crujido trono, parecía el moverse de maquinaria, era imposible, la maquinaria funciono cinco minutos antes de tiempo, el almacén comenzó a vaciarse, lentamente por el tubo empezó a estilar pequeñas briznas de agua, el tubo se preparaba para ahogarlo, solo le quedaba al menos dos minutos.
Como nunca en su vida sintió un horrible dolor en el pecho, la muerte estaba cerca para Donatello, comenzó a arrastrase, hasta cierto punto si no fuera el que se arrastrara así, se burlaría de manera estridente, pero esta ves quería llorar, su muerte se le asomaba, pero no veía su vida pasar frente a sus ojos como había oído, solo podía oler el terrible hedor del lodo putrefacto y animales en descomposición, el agua corría cada ves mas rápido creando un sonido hueco y vacio en toda la extensión del tubo, clunk era el sonido mas parecido que puedo describir, el agua comenzó a salir a presión, era tarde, el fin estaba anunciado para Donatello, quías el destino quiso que viviera pues de la nada su camisa se agarro de un tubo roto, quías por la oxidación, la tubería también era ya muy vieja, alcanzo a observar una escalerilla, estaba ahí en caso de que alguien quisiera inspeccionar el tubo, lo había logrado ya solo faltaba unos 5 centímetros, debido a la terrible presión mental que pasa no lo había notado, si el tubo no hubiera estado ahí, hubiera muerto sin saber que tan cerca estaba, por fin salió del horrible túnel.
-espero que sean grandes las propinas.
De inmediato se dio una ducha en el baño para los gondoleros, se puso su uniforme, lo había dejado “olvidado en la parte trasera de las duchas, nadie la hubiera encontrado ahí, así que solo faltaba sacar la góndola, pero había otro problema, tendría que bajar 7 metros de alto para poder llegar a ella, no lo tenia planeado, el agua ya casi había bajado totalmente, asi que no quedo tiempo para pensar, bajo hasta done la pequeña escalerilla junto a lo que ahora es una pared, eso le dejaba 5 metros para saltar, y lo hiso, el golpe fue centrado, cayo totalmente de pie, esperando no haberse roto nada ni haberle dañado algo a al góndola re puso a revisar, por suerte nada había pasado mas unos dolores ligeros en sus piernas, pero se pasarían pronto.
Durante tres horas estuvo paseando a una gran cantidad de turistas, pero ya era la una e la mañana, y parecía que ya no habría mas para pasear, ya se iba a guardar la góndola junto a sus otros compañeros, cuando noto que ninguno se dirigía ahí, solo se disponían a alejarse los unos de los otros, como si reiniciaran el turno, volteo para todos lados, pero no se veía mas clientes, pensó que quizás se trataría de algo mas grave, así que mejor decidió evitarse problemas e iba a guardar la góndola de inmediato, las propinas ganadas eran suficiente y había demostrado a su jefe cumplir una gran labor, por la mañana alardearía frente a el, esperando ser cambiado de turno y no despedido, pero cuando solo faltaban unos 20 metros para llegar una vos femenina lo perturbo.
-¿Qué pasa gondolero, no nos va a pasear?.
El gondolero volteo y encontró un bello rostro femenino acompañado por un fuerte y varonil rostro, eran una pareja encantadora, ella belleza blanca y el un galán un tanto moreno.
-lo siento, pero mi turno ya termino.
-pero te pagaremos bien, créenos, por favor.
El gondolero accedió un tanto cansado y con un dolor fuerte en los pies, se tomo una pastilla para el dolor, pero apenas le hiso efecto, así que les dijo que sería un paseo rápido.
La mujer se sentó abrasada al galán y empezaron el recorrido a través de la bella Venecia, la ciudad tiene algo mágico, de noche es mucho mas hermosa, el canto de Donatello aumentaba el romanticismo del momento, bajo las estrella se cernía una gran escena de amor entre las dos parejas, al cabo pero algo era un tanto peculiar, el agua se torno un tanto blanca, casi como leche, Donatello creyó que era por el cansancio y no le tomo importancia, así que el recorrido termino al cabo de unos 15 minutos, el gondolero fastidiado, pero un tanto enamorado de la joven belleza acepto gustoso su paga y una propina, cuando la pareja se alejaba noto que le habían pagado con dos doblones de oro, creyó que eran falsos, así que pensó seguirles, pero cuando alzo la vista, ya se habían ido.
-bien hecho Donatello, eres un hombre muy listo.
Se reprochaba una y otra ves por su error en el ultimo viaje, simplemente termino por guardar su góndola, ni siquiera noto que aun sus compañeros no regresaban de su viaje, así que solo se fue a casa y durmió.
Al día siguiente se preparaba para decirle a su jefe lo sucedido, esperando lo mejor, se guardo los dos doblones para evitar la vergüenza del engaño, así que cuando llego a la oficina de su jefe y le conto la historia, el rostro de el palideció.
-Donatello, como te atreviste, pudiste morir.
Donatello no entendía las palabras de su jefe, solo que el miedo que irradiaba aquel hombre le contagio, pregunto la razón de su comentario, su jefe le miro con ojos triste y le pido que le siguiera en una ronda nocturna, le pidió que descansara todo el día ,por que durante la noche descubriría algo macabro.
A la una de la madrugada, la hora pactada por su jefe se encontró con el en el almacén, su jefe no le hablo, solo le señalo que se subiera a la góndola, empezaron el macabro recorrido, Donatello por primera ves vio a los canales como cosas oscuras y siniestras y no con la belleza que siempre tenían, pensando en que su jefe podría hacerle algo estaba todo el tiempo alerta, volteo a ver las estrellas, se perdió en la danza de luces cuando sintió una mano, cálida pero fría a la ves, pensando que era su jefe, le dijo a su jefe que no lo asustara así, su jefe le dijo que no lo estaba tocando, cual seria la sorpresa que la mano provenía de un lado de la góndola, lo mas asustado posible trato de librarse, se sacudía pero no podía, la fuerza de esa mano era demasiada, lo mas escalofriante es que era una mano femenina, temeroso miro a un lado, cual seria su espanto al ver que debajo del agua se veía el mismo rostro que estuviera paseando la noche anterior, ¡era la mujer hermosa, y estaba nadando con su bello vestido junto a su galán!, y no solo ellas, cientos de personas mas estaba junto a ellos, todo con miradas de nostalgia, pero se les veía muy felices.
-no te preocupes, solo te agradece, ¿lo ves?, es por esto que no te quería dar el turno de noche, las almas de los que murieron el día de la gran inundación, la que crearía los canales y sumiera a la ciudad en el agua, siguen aquí, ya que sus almas son despertadas por los gritos de los gondoleros y el pasar de las góndolas, cada noche debemos pasearles para evitar su furia, si no lo hacemos cosas terribles pasaran, no te preocupes siempre y cuando los pasees no te pasara nada, pero ya te condenaste también, una ves que una pareja te elige, no puedes dejar este trabajo, se te pagara bien, con oro y joyas, pero nunca lo podrás dejar.
Esto último Donatello no lo podía escuchar, el terror que sintió lo desmayo, y a la luz de la luna se alejaron, y a lo lejos se podía observar otra joven pareja esperando subir a la góndola.
Volver arriba Ir abajo
Rina
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Rina

Femenino
Aries Caballo
Cantidad de envíos : 675
Fecha de nacimiento : 17/04/1990
Edad : 29
Localización : Lima- Perú
Fecha de inscripción : 26/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios:

EL GONDOLERO Empty
MensajeTema: Re: EL GONDOLERO   EL GONDOLERO Icon_minitimeDom Nov 23, 2008 3:29 pm

Ay, escalofriante!!
Pobre hombre, pero creo que eso nos deja una gran leccion, o bueno, nos deja mas susto que otra cosa Wink
Excelente, me preguntaba porque su jefe no le queria dar ese turno...Venecia de verdad tiene estilo...y por supuesto...algo de feo tiene que tener lo bello no? Smile
Nos estamos leyendo
Besos
Volver arriba Ir abajo
 
EL GONDOLERO
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: