LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 El Regreso del Oráculo. (2/3).

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Jaime Olate
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 1911
Fecha de nacimiento : 17/01/1941
Edad : 76
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 01/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: -Escritor con textos DESTACADOS
Mención Mención: Lobo ,El Detective. Texto EXCEPCIONAL
Premios Premios: 1ºLugar Concurso "Ecología" parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: El Regreso del Oráculo. (2/3).   Jue Nov 14, 2013 9:09 pm

Un presidente  Muy Preocupado.

El pelo entrecano  enmarcaba el rostro preocupado de la máxima autoridad del país. Con su conocida afabilidad los invitó a tomar asiento en cómodos sillones, mientras movía su cuello como si algo le molestara;  la cicatriz del balazo se mostraba poco y el sabueso quedó pensativo al recordar que el maniático, si hubiera querido, habría asesinado al Presidente. Rechazaron la invitación a beber café, estaban demasiado interesados en saber qué les diría, no siempre un policía tiene la oportunidad de conversar con quien dirige un país.
El hombre canoso bebió el perfumado líquido de su pequeña taza ante el silencio respetuoso de los detectives. Se puso de pie y con su mano en su mentón, paseó brevemente por su amplio despacho; los miró y con decisión se plantó ante ellos.
—Caballeros, lo que les voy a contar se lo he manifestado solamente al Jefe de Inteligencia. No obstante, después de haberme demostrado su lealtad, ustedes tienen mi absoluta confianza.
Mientras hablaba,  el ayudante González sintió una enorme satisfacción que se reflejó en una leve sonrisa y su rostro sonrojado; su jefe, el Inspector Carrados, como siempre mostraba su rostro inmutable, pero con un brillo de curiosidad.
—Se trata de un asunto absolutamente confidencial —continuó el hombre poderoso—.  Si llegara a oídos de mis rivales políticos me tratarían de loco.
El silencio de los dos sabuesos demostraba el enorme interés en la declaración secreta que les hacía el Primer Mandatario, quien, buscando palabras en su mente para hacerse entender mejor, siguió hablando.
—Hace unos diez días estaba en este despacho, solo, con mis labores … y … sin que nada me lo advirtiera, apareció bruscamente ante mí el loco … o qué sé yo como tratarlo. Siempre con esa sonrisa en su albo rostro, me saludó con un ligero movimiento de su cabeza.
Nuevamente caminó unos pasos, pues comprendía que lo poco que había dicho ya era extraordinario. Sopesó  sus próximos vocablos, mirando fijamente a los jóvenes policías y su boca modulaba lentamente un relato tan extraordinario, que era fácil comprender su cautela.
—El individuo me pidió disculpas por haberme disparado, dejando muy claro que si me hubiera querido mar habría empleado un arma de mayor calibre y no haberse limitado a rosarme el cuello con una bala tan pequeña. Mmm, yo estaba tan sorprendido que ni siquiera apreté el botón de alarma y menos aún cuando me rogó que le escuchara.
—Saben —acariciando su barbilla miró el suelo—,  todo lo que me dijo terminé por creérselo y … espero la opinión de ustedes, aunque agregó ser un Policía del futuro …
Según sus palabras, el extraño desconocido le manifestó que él no era el asesino designado para  terminar con su vida, que todavía andaba suelto y que esperaba una nueva oportunidad para cumplir su cometido; por el contrario, había sido enviado para salvarlo. Y que había desaparecido momentáneamente, aprovechando la detención y reclusión en el Hospital Psiquiátrico, para asegurar que el plan del futuro no tuviera algún tropiezo fatal para la humanidad.
El objetivo que se buscaba con su asesinato era producir un caos político dentro de Chile por un grupo internacional, que se autodenominaban Neronistas, que  aprovecharían  el refrán “ A río revuelto ganancia de pescadores” para obtener el poder sobre este pequeño país.  E hizo una nueva profecía acerca de quién ganaría las próximas elecciones y, como dicen los chilenos, provocaría tal desorden por el resultado que “Gritarían más que cerdos apaleados” en circunstancias que sólo era cuestión de sacar cuentas sobre la idiosincrasia de los votantes.
Antes de hacerse invisible, recomendó que tomara todas las precauciones con las inundaciones producidas por las abundantes lluvias.  El cambio de clima continuaría y hasta el desierto más árido del mundo, Atacama, ya no sería tal.
—Caballeros, sé que esto parece una historia de ciencia ficción, pero … ocurrió … aquí, donde están ustedes.
—¡Ah, la guinda de la torta! El Oráculo dijo ser “ Un viajero del tiempo, que se desplazaba desde el futuro” para solucionar problemas de su pasado que podrían afectar su presente—exclamó el joven investigador.
La cabeza de Carrados era un lío. Por una parte escuchaba con respeto al Mandatario, pero  su mente lógica y científica se negaba a pensar en que esto fuera real.
—Señor Presidente —se había puesto de pie—, comprendo su preocupación. Estaríamos ante una tarea extraña, pero le prometemos hacer todo lo que esté dentro de nuestras posibilidades.
—Veo que no me cree,  puede pensar que estoy loco, Inspector Carrados, y no le culpo, pues si a mí me hubieran contado esta historia tampoco la habría creído.  Aunque ustedes no lo crean, estoy esperando una segunda visita de tan extraño personaje, pues prometió volver pronto.
La entrevista llegó a su fin y el Presidente estiró su mano para estrechar la diestra de Carrados, quien, repentinamente y por primera vez en su vida evidenció una enorme sorpresa.  Al lado del Mandatario apareció sonriente, como en un acto de magia, el estrafalario Oráculo.  Debió hacerle una seña al Detective González  para que se detuviera, porque ya sacaba su pistola.
(Continuará).

Una Mágica Aparición.
Volver arriba Ir abajo
samuel17993
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Virgo Gallo
Cantidad de envíos : 323
Fecha de nacimiento : 17/09/1993
Edad : 24
Localización : Herrera de Pisuerga (Palencia, Castilla, Iberia)
Fecha de inscripción : 13/10/2011

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Grandes Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: El Regreso del Oráculo. (2/3).   Vie Feb 07, 2014 9:46 pm

Citación :
o qué sé yo como tratarlo
cómo
Citación :
Siempre con esa sonrisa en su albo rostro, me saludó con un ligero movimiento de su cabeza.
¿albo?
Citación :
si me hubiera querido mar
mal

No está mal, no repito lo del anterior: quizás muy rápido, y lo de los viajes del tiempo me sonó extraño jaja, pero está bien escrito. Seguiré leyendo. Ahora ando de vacaciones y puedo... Luego ya veremos...
Un saludete de Samuel.
Volver arriba Ir abajo
 
El Regreso del Oráculo. (2/3).
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La última bala de Billy el Niño [Artículo diario Público 20/12/10]
» Si culo veo, culo quiero ( Laguna Negra)
» Mucha precaución Vehículo camuflado de tráfico CADA VEZ LO ESCONDEN MEJOR
» ¡BIENVENIDO...REGRESO!
» Regreso de Vacaciones

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: