LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 El estigma de Caín: Hoy, CACIQUES

Ir abajo 
AutorMensaje
Adanhiel
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Virgo Cabra
Cantidad de envíos : 1187
Fecha de nacimiento : 06/09/1967
Edad : 51
Localización : Torrelavega (Cantabria)
Fecha de inscripción : 22/01/2013

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención:
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: El estigma de Caín: Hoy, CACIQUES   Vie Jun 07, 2013 12:59 pm

Con este título: El estigma de Caín, quiero dar cuenta de malas mutabilidades que nos transforman (si las dejamos) en caricaturas de nosotros mismos, en pequeñas (y no tan pequeñas) malformaciones del carácter humano, monstruosidades, por así decirlo, que hacen de la convivencia una prueba de obstáculos a menudo bastante difíciles de salvar y que nos agrian la existencia, pues ese es su principal propósito al no poder transmutarnos inicuamente en algo similar a lo que ellos son o utilizarnos de indistintas maneras para sus indignos propósitos que nada tienen que ver con la sincronía armónica del amor. Quisiera con esto facilitar su identificación para que no nos cojan desprevenidos y podamos así maniobrar con cierta soltura al tratarlos, pues en alguna oportunidad habremos de hacerlo; iremos poquito a poquito, ejemplo a ejemplo, procuraré no extenderme demasiado pero me veo en la necesidad de señalar a los secuaces del mal (a algunos de ellos) que abundan en nuestra cotidianidad. No es tarea grata eso de ponerle el cascabel al gato, mas alguien ha de hacerlo de una condenada vez para que dejemos de ser complacientes con ellos, pues ellos no lo van a ser con nosotros.

Dado que aquí se da salida a escritos de este corte: de puro ensayo, me he decidido a volcar mi trabajo en este apartado, espero no estar equivocándome porque, a partir de ahora puede que me ponga un poquito pesadito con el "bestiario" que deseo sirva bien al propósito referido. Sin más dilaciones ¿pasamos al primer ejemplo, a la primera "bestia"? Allá vamos entonces.



CACIQUES


Se asocia al cacique con la tiranía y el despotismo por esa tendencia unívoca a al mando que les hermana, pero existen diferencias entre unos y otros, pues un tirano impone su autoridad por fuerza, así como el respeto por el atenazador miedo, un cacique no necesariamente. Suele depositar su confianza en servidores nombrados a dedo en los que delegan funciones representativas y organizativas de menor entidad que no están a la altura de su creciente ambición, centrándose en asuntos de superior relevancia; es organizado y sabe muy bien cuando comienza y finaliza el aprovechamiento de los ciclos de poder, emprendiéndolos a su debido tiempo. Así es el tirano, el cacique, sin embargo, es demasiado desconfiado e inquieto, hace por estar en todas partes, como un ser omnipresente, una "ubicuidad" que, a parte de trastornar el entorno, causando un negativismo poco constructivo, le resta una referencia distanciada del conjunto imprescindible para el triunfador. Pero un óbice que para el déspota sería algo así como una infracción imperdonable en su rígido código de conducta directiva, no lo es tanto para el cacique, obstinado en el empecinado empeño de supervisar personalmente acontecimientos concernientes a su competencia además de otros alejados de ella.

Con un dictador uno sabe a qué atenerse, por codicioso que sea ha de tener una jurisdicción dentro de la cual existen unas normas que, demasiado a menudo, sobrepasan los derechos globales de la persona y, salvo fuertes restricciones intimidatorias, las legalmente instituidas; el deseo caciquil es una inercia incontenible que llama a toda puerta con la seria intención de infiltrarse a la menor abertura. Sucedáneo a menor escala, su volátil carácter raramente le permite permanecer e incluso aspirar a formar parte integrada de los magnos círculos de poder, un impedimento que aún le deja un ancho campo de acción en muy diversificadas empresas menores donde implantar una autocracia a la vieja usanza, sin que un solo movimiento escape de su aprobación y gobierno. Mientras se cumpla a rajatabla con las directrices encomendadas un tirano puede llegar a resultar hasta benévolo, abrazando al subalterno con la solemne figura patriarcal del paternalismo; en cierto modo es su forma "condescendiente" de agradecer los servicios prestados o (lo más importante) la reverenciosidad suscitada por su sola presencia. El caciquismo no es tan agradecido con la pleitesía, digamos que la egolatría es un factor concerniente pero no crucial en la lista de preferencias en el trato cotidiano, al menos no tanto como el puntual y escrupuloso seguimiento de unas ordenanzas revisadas en estrecha y estricta vigilancia.

Para buen número de ellos la mayoría de las personas próximas a su alcance de miras sufren una incompetencia supina, remediable, únicamente, por el "aura" de su laboriosa presencia; de todas maneras, aunque no hallen algún nimio defecto por el cual entremeterse, se permiten la grosería intempestiva de tomar iniciativas, según el cacique, de lo más oportunas, que prevendrán el "inevitable" mal antes de que se produzca.

Son terminantemente insufribles, su persistencia es inagotable; si en sus nervosos tejemanejes encuentran gente capacitada y efectiva en indistintos quehaceres, se limitan a acotarles toda posible influencia en la iniciativa de mando de la única forma que saben: interponiéndose, eclipsando (o tratando de eclipsar) cualquier otra fuente gobernativa que no sea la suya, no tanto por una inevitable puja de autoridad, sino porque son incapaces de apreciar el atributo impropio, de no estar enclaustrado en la supeditación más servil.



CÓMO RECONOCERLOS


Tenemos una idea excesivamente arquetipada del cacique, quizás por esa equívoca tendencia de sinonimar el abuso de poder con la grosería y los malos modos, al igual que la simpatía con el buen corazón; los caciques, como la mayoría de las personas, se preocupan en gran medida por su imagen pública. La figura grotesca, arisca, casi tétrica, está en franca vía de extinción debido a la descentralización del poder, aunque aún perdure en reductos empresariales y amenace con el resurgimiento dormitado en el ambiente colectivo a pesar de la advertencia histórica.

Una vez más nos tendremos que remitir indefectiblemente a los actos, así como a pequeños pero desveladores detalles característicos. Se inmiscuyen asiduamente en temas u ocupaciones que les renten, si no se da este preponderante requisito pueden llegar a comportarse a un nivel considerado como normal, hasta permisivo, alcanzando atenuados extremos como los de la indiferencia que acrecienten la duda sobre su verdadera faz.

El desgaste al que se someten es máximo y el escaso tiempo libre del que disponen lo dedican al reposo absoluto y a pasatiempos ligeros, trivialidades nada originales y bastante ordinarias, aunque en alguna excepción se de el caso de la creatividad artística; no obstante la inquietud impide que esos lapsos sean algo más que breves, reemprendiendo prontamente la laboriosidad de la que hacen gala sin la cual no podrían subsistir emocionalmente. Aún sin ser expertos en ningún apartado, a pesar de los inconvenientes ya mencionados, se hacen imprescindibles en la mecánica generalizada acrecentando y motivando la celeridad productivo-competitiva del mundo tecnocratizado. Son plenamente conscientes de ello y nunca dan motivos que cuestionen los postulados del gran credo de los nuevos tiempos. Quienes les sufren suelen estar lo suficientemente sometidos como para alzar la voz muy en alto, circunstancia coyuntural que el cacique aprovecha para darse rienda suelta sin atender disquisiciones de carácter ético.





Adanhiel.


Volver arriba Ir abajo
Nomade
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Tauro Búfalo
Cantidad de envíos : 1288
Fecha de nacimiento : 14/05/1985
Edad : 33
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 07/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención:
Mención Mención:
Premios Premios: 1º y 3º Lugar en Concursos de Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: El estigma de Caín: Hoy, CACIQUES   Vie Jun 07, 2013 1:32 pm

Tu ensayo tiene falencias,obviamente que no interesaron los conceptos reales sobre cacique o tirano,ya que la intención de este texto es otra.
Y ofensivo totalmente siquiera relacionar la imagen de un dictador con la de un cacique.

La colectividad indígena de seguro te comería crudo por desbundado.

Otra,un ensayo requiere un conocimiento anterior del tema,un estudio sobre ciertas realidades históricas,sobre conceptos ,etimología y demás,esto no es un ensayo, es apenas una reflexión in fundamentada.


Última edición por Nomade el Vie Jun 07, 2013 8:47 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Adanhiel
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Virgo Cabra
Cantidad de envíos : 1187
Fecha de nacimiento : 06/09/1967
Edad : 51
Localización : Torrelavega (Cantabria)
Fecha de inscripción : 22/01/2013

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención:
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: Re: El estigma de Caín: Hoy, CACIQUES   Vie Jun 07, 2013 2:40 pm

Que manera de repartir caña la tuya... Obviamente el cacique al que hago referencia no es al indígena americano; la acepción de la palabra que a mí me interesaba es la de la persona que, valiéndose de su dinero o poder, controla asuntos políticos y administrativos de una comarca o persona que controla abusivamente los asuntos de un grupo o colectividad o, simplemente, persona autoritaria. El contexto de lo escrito no llama a la más mínima duda y eres tú el que te has salido de él, no yo. Lo tuyo ya son ganas de darle la vuelta al calcetín, ¿eh? Pues sólo faltara, hombre, que a estas alturas me las fueras a dar de racista... Quien se sienta ofendido que eche una ojeada al Real Diccionario de la Lengua Española y que vomite encima de él si le da la gana. Buenas ganas las tuyas de mezclar churras con témporas. Repito, mi cacique no tiene que ver con el honorable pueblo aborigen sino con la forma de ser y de actuar de ciertos personajillos muy dañinos de nuestra sociedad actual... Si, a pesar de las explicaciones de parvulario, sigues sin comprender es que tienes un problema de cortas entendederas... ¡háztelo mirar y no me seas demagogo!

Ah, yo también te quiero.
Volver arriba Ir abajo
Trina Leé de Hidalgo
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo


Femenino
Virgo Gallo
Cantidad de envíos : 1711
Fecha de nacimiento : 07/09/1945
Edad : 73
Localización : Araure Estado Portuguesa
Fecha de inscripción : 12/05/2012

MensajeTema: Re: El estigma de Caín: Hoy, CACIQUES   Vie Jun 07, 2013 4:15 pm

Amigo, un tema interesante, en el que predominan las comparaciones entre caique y dictador. Si nos vamos a la antiguedad, hay mucha tela que cortar, porque los primeros igual que ahora, han luchado por el bienestar y defensa de su poblaciòn, hasta el punto que muchos se sacrificaron valientemente por defender a su tribu durante la conquista y colonizaciòn. Hoy tambièn hay caciques en otro sentido figurado que quieren dominar en el àmbito donde se desenvuelven, aunque en todas las oportunidades, no sea para mal solamente, puede asociarse con el liderazgo, el afàn de sobresalir, y ello se toma para bien o para mal, segùn sea la actitud asumida en la direcciòn de que los intereses sean individuales o colectivos.
La dictadura, ya es otra cosa, porque implica el yoìsmo, la maldad, la imponencia, la lucha de los propios intereses en detrimento de los demàs, el predominio de las injusticias sociales.
Es un tema muy profundo pero comprensible.
Gracias por compartirlo.

TRINA
Volver arriba Ir abajo
Adanhiel
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Virgo Cabra
Cantidad de envíos : 1187
Fecha de nacimiento : 06/09/1967
Edad : 51
Localización : Torrelavega (Cantabria)
Fecha de inscripción : 22/01/2013

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención:
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: Re: El estigma de Caín: Hoy, CACIQUES   Vie Jun 07, 2013 5:02 pm

Gracias a ti, Trina, por dar tu parecer entendiendo el concepto y separando las acepciones; yo en ningún momento he jugado a la ambigüedad, creo que he sido muy claro en mi exposición y me reafirmo en cada palabra escrita y sentida, lo demás son ganas de tergiversar que Dios sabe a qué zafia intención obedecen.

Besos.
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El estigma de Caín: Hoy, CACIQUES   

Volver arriba Ir abajo
 
El estigma de Caín: Hoy, CACIQUES
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» El estigma de Caín: Hoy, HIPÓCRITAS
» CACIQUES VENEZUELA
» Medallas Caciques de Venezuela (plata esmaltada) Ayuda urgente por favor!
» El estigma de Caín: Hoy, DESTRUCTIVOS
» El estigma de Caín: hoy, CIZAÑEROS

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: