LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 Mi Diario

Ir abajo 
AutorMensaje
El Angel
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Tauro Dragón
Cantidad de envíos : 349
Fecha de nacimiento : 20/05/1976
Edad : 42
Localización : Perú
Fecha de inscripción : 03/05/2013

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Grandes Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Mi Diario   Lun Mayo 13, 2013 10:41 pm

La Separación y la secundaria

Toda mi vida ha estado llena de emociones y de recuerdos, los mismos que me han ayudado a madurar más rápido de lo normal. Aún recuerdo aquel pasaje de mi vida en que mis padres discutieron:

- ¡Espérame afuera hijo! – ordenó mi padre con tono imperativo y ofuscado

Y sospechando lo que pasaba, corrí hacia la calle en busca de algún vecino que me pudiera ayudar, se escuchaban los gritos de la pelea en el interior de la casa, era obvio, mi madre había cometido adulterio y sabía también que mi padre jamás la perdonaría por lo que había hecho.
Nunca me sentí deprimido, tal vez a los 8 años no se sabe lo que es estar deprimido o tal vez a esa edad no se entienden por completo las cosas, sin embargo yo si había entendido perfectamente lo que había pasado. Lo que me hacía pensar y sentir incomodo, era que días previos a la separación de mis padres yo había presenciado la infidelidad, lo recordaba muy claramente y nunca me atreví a decir nada.

Aquel año me desaprobaron en casi todas las materias al punto de reprobar el sexto grado de primaria, todo indicaba que lo que había sucedido si me había afectado emocionalmente.

Al siguiente año me inscribieron en un colegio de poca monta, situado en una zona casi marginal. En aquella institución aprendí de lleno las habilidades que necesitaba un niño de mi edad para poder defenderse ante cualquier situación. A pesar que en quinto grado de primaria ya había aprendido a escaparme del colegio con otros palomillas de mi salón y también a ver a mi tutora de aquel año con otros ojos, llenos de morbo, excitación precoz e inexplicable, en este nuevo colegio aprendí a pelear, a ser más irreverente e indisciplinado. Estaba rodeado de muchachos provenientes de barreadas, de bajo nivel socio económico y de forma camaleónica me adapté a aquel circulo.

Junto conmigo, aquel año ingreso una niña llamada Paola Patricia Pacherres Palomino o simplemente 4P, para nosotros, era tan agraciada, era el centro de atención y de piropos. 4P siempre usaba las faldas más arriba de las rodillas y los buzos súper apretados, los mismos que le permitían lucir sus infantiles curvas dignas de una proyección alentadora. Pasados algunos meses 4P aprendió a conllevar y a divertirse con las bromas que les gastábamos los palomillas, sobre todo los mañosos. Para 4P era algo normal escuchar que le digan que estaba riquísima y que provocaba comersela como un dulce.

Otra de las actividades acostumbradas después de la salida de clases, era la de ir a tocar los timbres de las casas y salir corriendo, o la de andar en grupo por las calles y gastarle una broma pesada a la primera persona que encontrábamos distraída o mal parada.

- ¡Muchachos de mierda!!

Todos los palomillas corríamos matándonos de risa orgullosos de nuestras acciones. Poco a poco fui aprendiendo más y más las malas costumbres, me gané el respeto de mis palomillas compañeros y hasta llegué a liderar el grupo, lo que me daba cierto estatus ante las chicas del salón.
En mi casa las cosas habían cambiado por completo, mis padres ya no dormían juntos, aunque mi madre aún le servía la comida a mi padre, el ambiente se sentía bastante tenso. A veces pasaba por mi cabeza la interrogante de si existía aún, alguna oportunidad de que mis padres se unieran nuevamente, pero al hacer un esfuerzo mayor, me daba cuenta de la realidad y me resignaba. Nunca volveríamos a ser una familia normal.

Transcurrido un año, terminé el sexto grado de primaria y me fui a vivir con mi madre y mi hermana menor, a otro barrio, un barrio que no ofrecía muchas garantías de tranquilidad ya que se encontraba en una zona suburbana, lugar preciso para que pueda poner en práctica todo lo que había aprendido en aquel colegio de poca monta. Mi padre se quedó viviendo solo en la casa. De forma rápida hice amigos y conocí un nuevo mundo, lleno de nuevas emociones.

En coordinación entre mis padres, se optó matricularme en un colegio de otro nivel socio económico y mixto, algo nuevo para mí, ya que las amistades anteriores siempre tuvieron otra visión de las cosas, otra educación y otro estereotipo, que me estaban llevando por otro camino. El primer día de clases me dediqué a estudiar el terreno y pude observar que la belleza de 4P no era nada comparada con lo que estaba presenciando. Más de 25 niñas en mi salón y todas agraciadas, sentía que estaba soñando despierto y pensaba en las cosas que tendría que hacer para poder hacerme popular y ganarme la confianza de ellas. Los primeros días pasaron rápidos y me fui haciendo amigo de las niñas que más me interesaban y no era difícil conseguirlo gracias a mi labia extraordinaria que tenía, la misma que había aprendido a dominar en el anterior colegio. Un día sentado en mi carpeta alcé la mirada y advertí que Mercedes me miraba fijamente, al toparse con mi mirada, ella bajo la cara rápidamente sonrojada y así se repitió esta escena tres o cuatro veces durante la mañana. Al momento del recreo me di cuenta que ya era parte del remolino de cuchicheos y rumores que corrían a mi alrededor…

- ¡A Mercedes le gusta el chico nuevo!

Sin más preámbulos una de las amigas de Mercedes, Lizzette, se me acercó y me dijo:

- Mercedes quiere hablar contigo y creo que ¿tu también no?

Me incomodé un poco ya que nunca había tenido la sensación que me causaba el pensar que tendría por fin una enamorada…

- ¿Así? Pues pregúntale ¿en donde y a qué hora? - Repliqué
- Dice que a la salida te espera – Y se fue corriendo con esa sonrisa típica del alcahuete y cómplice.

Yo contaba las horas que faltaban para la salida, no prestaba atención a lo que decía o dictaba la profesora, solo pensaba en que le diría, como le preguntaría si quería ser mi enamorada, pensaba en como acomodar la palabras. ¿Y si todo era una especulación? ¿Y si Mercedes me quería decir otra cosa? No, ¡no pienses tonterías!

Llegó la hora de la salida y ella me estaba esperando en la esquina del colegio, me acerqué, nos saludamos con un beso en la mejilla…

- Hola – dijo ella
- ¿Hola como estás? – repliqué, con las piernas que me temblaban y el corazón que me saltaba, parecía que se me iba a salir del pecho.
- Me dijeron tus amigas que querías hablar conmigo? – adelanté transfiriéndole directamente la responsabilidad.
- ¿Yo? A mí me dijeron que tú eras el que quería hablar conmigo – sentenció ella con voz un poco incomoda, pero con total intención de regresarme la responsabilidad de dar el primer paso a mí.
- Bueno creo que nos han hecho pisar el palito creo – le dije y ella asintió con la cabeza.
- Así parece – concluyó Mercedes.

Recuerdo que me sudaban las manos por el nerviosismo y Mercedes no sabía dónde esconderse, ahí parados como un par de tontos solo atinamos a sonreír y tomé la iniciativa pero de forma torpe.

- Bueno ¿tú ya sabes que te voy a decir verdad? – le dije y asintió ella –
- y como ya sabes que te voy a decir entonces asumamos que ya te lo dije…
- ¿Te me estas declarando o me estas planteando una adivinanza? – y empezó a reír.

No dijimos nada más y solo le cogí la mano y nos fuimos caminando. Yo me moría de miedo de darle un beso, no sabía cómo insinuárselo, había aprendido a ser el mas vivo del salón, el bacán, sin embargo este era un menester nuevo y no sabía cómo desenvolverme ante él, me sentía estúpido e impotente, ¡que cabro eres! pensaba. Finalmente la embarqué a su casa y me fui entre confundido y contento sin entender porque había sido tan cobarde y no me había atrevido a besarla.

Y así poco a poco me fui ganando la popularidad que deseaba, me la había ganado a punta de palomilladas que la mayoría me festejaba, no pasó mucho tiempo para que casi todo el colegio supiera de mi existencia, yo era un personaje. Sin embargo después de dos meses las amigas de Mercedes me empezaron a joder…

- ¡No funcionas! Jajaja

Y en efecto, en esos dos meses nunca me había atrevido a besar a Mercedes, seguía muriendome de miedo, "que cobarde que eres" me decía a mi mismo. Llegó el día en que la misma Mercedes me pidió que termináramos y lo tome deportivamente, pero en el fondo sabía que eso mancharía en algo mi reputación y fama que ya había ganado. Ni modo compadre, ¡ya la echaste a perder pues!

Al cabo de unos meses recuperé esa fama mandándome con la propia Lizzette que me había dado una señal, para esto Mercedes ya estaba de enamorada de Daniel y se besaban a más no poder. Con Lizzette fue distinta la historia...

- Conmigo si funcionarás supongo – me dijo la niña y armándome de valor la arrinconé a la pared del salón y la besé.

Al fin había vencido mis miedos y los fantasmas se habían ido, al fin había logrado besar a una chica, afortunadamente el momento era propicio ya que el profesor de turno había salido a una diligencia. El resto del salón solo atinaba a consentir, cosas de enamorados.

Ahora tenía otra visión de las cosas, sentía que tenía más responsabilidades conmigo mismo, tenía que bañarme más seguido, cuidar más mi apariencia, respetar ciertos estándares de conducta y cosas de ese tipo. El problema de mi casa pasó a un segundo plano. Las cosas iban de maravilla hasta el momento en que sorprendí a Lizzette besándose con un muchacho dos años mayor que yo, es decir de tercer año de secundaria. Vaya desilusión, me sentía estúpido, humillado, ni modo pues. Mandarla al carajo?, ¡eso! Debería mandarla al carajo, pero me contuve y decidí dejar las cosas como estaban. Lizzette me confesó la verdad y supe entenderla.

Terminé el año escolar sin problemas, con la popularidad de siempre.

Continuara.....
Volver arriba Ir abajo
Etelsaga
Admin
Admin
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 14349
Localización : Cali, Colombia
Fecha de inscripción : 12/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - A la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º y 3º Lugar en Concursos de Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: Mi Diario   Miér Mayo 15, 2013 9:19 pm

Compañero, Voy a pasar este texto y el anterior al Foro, Novelas, Textos en capítulos, que ahí debe estar...

felicidades

_________________
La alegría se multiplica cuando la dividimos...
Richard Bach....


Te invitamos a que dejes comentarios en los post de tus compañeros. Al igual que tú, también ellos merecen ser comentados.  Gracias[/b][/center]
Volver arriba Ir abajo
http://lecturasescogidas.blogspot.com
El Angel
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Tauro Dragón
Cantidad de envíos : 349
Fecha de nacimiento : 20/05/1976
Edad : 42
Localización : Perú
Fecha de inscripción : 03/05/2013

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Grandes Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: Mi Diario   Jue Mayo 16, 2013 9:02 pm


De acuerdo Etelsaga.

Muchas gracias!

Saludos

Angel
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Mi Diario   

Volver arriba Ir abajo
 
Mi Diario
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Absenta's Mannor: Diario de campo # 3
» La última bala de Billy el Niño [Artículo diario Público 20/12/10]
» Diario de un Burgués
» Absenta's Mannor : Diario de Campo #2
» Diario de un feo

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: