LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 Una noche normal de París

Ir abajo 
AutorMensaje
jcarva95
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Masculino
Aries Cerdo
Cantidad de envíos : 119
Fecha de nacimiento : 04/04/1995
Edad : 23
Fecha de inscripción : 31/10/2012

MensajeTema: Una noche normal de París   Jue Abr 11, 2013 2:11 am

Domingo, Seis de la noche, aeropuerto de París. Con la mano en el bolsillo y los ojos entrecerrados mirando al cielo Baptiste de Lombard presencia la ausencia de algo vital: Las llaves de su caja secreta. Dispone a retornar velozmente a sus aposentos. Era de menor importancia perder su vuelo. Más importante era la seguridad sobre la ubicación del plutonio-238, el evitar una catástrofe nuclear estaba en sus manos. Para Baptiste la corrupción era tanto o más peligrosa que el mismo plutonio, por esto quería asegurarse de que todo estuviera en orden.


Al devolverse observa la puerta entreabierta. Se interna en su residencia sin cerrar la puerta para no generar ruido, en una mirada periférica nota que todo o al menos la sala está en perfecto estado, quizás demasiado perfecto. Instantáneamente avanza por la derecha tratando de ubicar a Emeregildo que no está en su cuarto habitual. Algo sucede, lo sabe.


En el cuarto del encargado de cuidar su casa encuentra todo como es usual; el televisor prendido, un vaso de jugo de cañafístula lleno hasta el medio y las sabanas en el piso esta vez cerca de la puerta marcan las características del cuarto de su guardaespaldas. La única particularidad es la ausencia de aquel hombre. Siente peligro, rápidamente agarra una pistola ubicada en el segundo cajón del tocador de Emeregildo y se dirige a la inspección del resto de su casa. Sale del cuarto, justo al frente está su cocina y a su izquierda el baño de visitas. Con mirada indecisa decide dar unos pasos hacía la puerta del baño, ingresa miedoso, titubeante y a la vez valeroso por la responsabilidad que recae en sus manos. Una vez dentro se percata de que hay abundante agua alrededor del escusado. Las sabanas cerca de la puerta, la hora actual y la abundante agua en su baño, lo llevan a pensar que Emeregildo había sido llevado al baño para ser víctima de un ahogamiento. Con un miedo inminente sale del baño tembloroso y sigiloso hacía la izquierda cruzando la sala para internarse en la biblioteca, en el proceso detalla que su sala está intacta. La biblioteca tampoco ha sido adulterada.
Probablemente la persona que entró conocía su casa y lo que buscaba no estaba en estos dos lugares, casualmente en ninguno de ellos estaban las llaves. Se dirige a la cocina con motivo de reducir las opciones de peligro únicamente a su habitáculo personal.


En la cocina detalla que el viejo cuchillo que usa generalmente para partir la cañafístula está ausente. No hay nadie allí, sólo queda un lugar, su cuarto. Extrañamente su puerta está ajustada, como nunca la deja y el cuadro de La resurrección de Piero della Francesca que tanto idolatra esta desubicado y a punto de caer. Pero eso ahora no importa. Está dispuesto a entrar rápidamente y emboscar cualquier intruso que incurriera en contra de su resguardo. Listo para entrar con las agallas bien puestas aprieta cada dedo contra la pistola, pero antes de proceder oye un ruido dentro del cuarto. Acelera su entrada para intentar emboscar cualquier cosa que haya allí dentro. Con un eficaz golpe, sin importar que su adorado lienzo caiga, Baptiste empuja la puerta y da una mirada rápida preparado para dar su disparo. Conmocionado por lo que sucede, dice por primera vez sus primeras palabras desde la inclusión a su morada.-Maldito perro- Dice Lombard. Había olvidado por completo su existencia. La casa ha sido registrada, y no ha encontrado nada. Procede a buscar las llaves de su caja, que estaban justo donde las había depositado. Comprueba la caja, el hard drive está intacto y por lo tanto la ubicación del plutonio, todo está a salvo.


Pero algo falla, la ausencia de Emeregildo, el cuadro que siempre ha sido intocable y la ausencia del cuchillo son elementos que Baptiste no ha podido explicarse. Toma su teléfono, para llamar a la policía a reportar el secuestro de su encargado y la intrusión a su hogar mientras camina hacía la sala. Con el teléfono en una mano y la pistola en la otra escucha los pitidos anteriores a la respuesta de su llamada y en ese preciso instante observa como lentamente la puerta de su casa se abre. Paralizado por ver a aquellas dos personas, escucha a través del aparato una voz que dice – Policía de Paris ¿cuál es su situación?- Con un leve gesto y un suave movimiento, cuelga el teléfono y descarga ambos objetos encima de la mesa situada en su sala y deja ir un susurro que no esperaba decir en mucho tiempo – Hija…- . Con los ojos llorosos una hermosa y sencilla mujer rubia de ojos negros y unos aproximados diecinueve años con el pelo mojado, unas sandalias de cuero y un vestido corre a abrazarlo. Tras de ella un hombre conocido entra a la casa, Emeregildo, quien carga una bolsa llena de cañafístula y un cuchillo nuevo.


Ahora todo cobra un sentido en su mente. Su hija se había dispuesto a darle una visita sorpresa. Con una corta sonrisa Lombard recuerda aquellos tiempos en que la desorganizada de su hija mojaba toda la zona al bañarse y corría por todos los lugares sin importar que sucediese, particular de ella, una mujer espontanea e impredecible. Atracó en la casa de su padre, al ver que no estaba, convenció de una manera amable a Emeregildo para que la acompañase a traerle un poco más de su fruta favorita, viendo el cuchillo decidió botarlo y comprar uno nuevo y al salir de manera veloz olvidó cerrar la puerta, particular de ella.


En un corto shock y con una pasmada sonrisa, Baptiste de Lombard un domingo faltando cinco minutos para las siete de la noche agradece la visita de su hija y se alegra por la seguridad de la ubicación de un elemento que podría causar una guerra nuclear.



Volver arriba Ir abajo
ElNegro
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Masculino
Libra Gato
Cantidad de envíos : 17
Fecha de nacimiento : 13/10/1987
Edad : 31
Localización : Montevideo
Fecha de inscripción : 14/04/2013

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Grandes Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: Una noche normal de París   Lun Abr 15, 2013 10:43 pm

Pero mira también tener plutonio en su apartamento.
Buen relato, muy interesante y claro en su redacción.
Saludos
Volver arriba Ir abajo
Castillo
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Masculino
Acuario Cerdo
Cantidad de envíos : 92
Fecha de nacimiento : 27/01/1972
Edad : 46
Localización : Escaldes-Engordany, Andorra
Fecha de inscripción : 30/11/2009

MensajeTema: Re: Una noche normal de París   Jue Abr 18, 2013 5:21 am

Bueno, que los agentes secretos también tienen su corazoncito y su familia, no todo son martinis en las rocas y autos de gama alta...

je, muy bien, lo disfruté y el detalle del nombre de Ermenegildo... no se me ocurre ningún nombre mejor para un conserje.
Volver arriba Ir abajo
http://escribelab.wordpress.com/
jcarva95
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Masculino
Aries Cerdo
Cantidad de envíos : 119
Fecha de nacimiento : 04/04/1995
Edad : 23
Fecha de inscripción : 31/10/2012

MensajeTema: Re: Una noche normal de París   Jue Mayo 30, 2013 7:41 pm

ElNegro escribió:
Pero mira también tener plutonio en su apartamento.
Buen relato, muy interesante y claro en su redacción.
Saludos


Gracias!

Un saludo
Volver arriba Ir abajo
jcarva95
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Masculino
Aries Cerdo
Cantidad de envíos : 119
Fecha de nacimiento : 04/04/1995
Edad : 23
Fecha de inscripción : 31/10/2012

MensajeTema: Re: Una noche normal de París   Jue Mayo 30, 2013 7:55 pm

Castillo escribió:
Bueno, que los agentes secretos también tienen su corazoncito y su familia, no todo son martinis en las rocas y autos de gama alta...

je, muy bien, lo disfruté y el detalle del nombre de Ermenegildo... no se me ocurre ningún nombre mejor para un conserje.


Sí, algo que quise enfatizar Smile


Esa era la intención, gracias!

Un saludo
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Una noche normal de París   

Volver arriba Ir abajo
 
Una noche normal de París
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Noche de febrero
» BELDAD EN LA NOCHE DE ÉBANO
» amor de sábado por la noche
» Luces de noche
» Soneto a la noche

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: