LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 Despierta! Te están apurando-Malisa Giupponi-(segmento del libro)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
María Elisa Giupponi
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo


Femenino
Escorpio Cabra
Cantidad de envíos : 584
Fecha de nacimiento : 08/11/1955
Edad : 62
Localización : Paysandú Uruguay
Fecha de inscripción : 01/06/2012

MensajeTema: Despierta! Te están apurando-Malisa Giupponi-(segmento del libro)   Lun Mar 18, 2013 4:14 pm

A tiempo

Durante muchos años, mi mirada estuvo más detenida en mi
pasado que en mi presente, proyectándose al futuro. Me autocompadecía
por los sufrimientos de mi niñez y de mi adolescencia.
Me lamía las heridas y no las dejaba cicatrizar. Sentía
ira, frustración, dolor, depresión por lo que había vivido, por
aquello que no tuve, por los agujeros negros de mi existencia.
Buscaba culpables y tenía como un oscuro sentimiento
de revancha. Creía que el Universo se había confabulado para
que no pudiera lograr una felicidad plena y duradera
lograba superar un problema, otro mayúsculo venía a ocupar
su lugar. Vivía dentro de una burbuja y siempre me comparaba
con los que, yo creía, estaban mejor que yo.
Aparte del terrible dolor moral que me causé y que dejó su
huella en mi personalidad —muchas veces temerosa y encapsulada—
y hasta en mi físico —de tanto encarcelarlas en
mi interior y no permitirme momentos de debilidad—, con
dolencias que arrastro y que tuvieron su origen tempranamente
en mi vida, lo único positivo que obtuve fue asumir el
compromiso de aprender a vivir de otra manera a como había
vivido hasta ese momento. Me comprometí a que si alguna
vez formaba una familia y era bendita con hijos ellos jamás
tendrían que pasar por lo que yo había pasado; trataría de que
su vida fuera plena, sana, feliz,
normal, como yo lo deseé en
su momento. A partir de entonces, todas mis acciones, pensamientos,
esfuerzos estuvieron encauzados a conseguir esas

María Elisa Giupponi Laphitz

62

metas. Luché, tropecé, fl aqueé, me levanté, me rebelé, dudé,
pero siempre salía fortalecida.
Hoy puedo decir que cumplí con mi compromiso. Cometí
muchos errores, que en el momento no supe ver, pero creo
que de eso se trata la vida, de aprender equivocándose; de lo
contrario, el camino y las experiencias no tendrían sentido.
Fui sacando de cada experiencia negativa algo positivo, una
enseñanza que me mejorara como persona, que hiciera más
felices a las personas que me rodeaban y que, poco a poco, m
congraciaran con la vida. Traté de salir invicta en mis pensamientos
y sentimientos, evitando que enraizaran en mí el
dolor, el egoísmo, el orgullo —con el que más he tenido que
luchar—, la soberbia, el individualismo.
Los resultados, los aprecio todos los días, en mi hogar,
mi matrimonio, mis hijos —a los que di alas y hoy lo compruebo—,
mis familiares, mis amistades, mis exalumnos, mis
queridos practicantes, todos seres que se han llevado una parte
de mí, pero que me han dejado una parte de ellos. Comprendí
que somos puzzles caminantes.
Aprendí a perdonar y a perdonarme.
Muchas veces fallé y defraudé a personas muy queridas por
mí, marqué ausencias cuando debí marcar presencia. Sellé
mis labios por no estar segura de lo que ellos debían expresar,
escondí la cabeza como el avestruz, cuando en realidad
tendría que haber amoldado mi vuelo al de los otros. Miré
sin ver, acallé mi corazón y cuando hablé, no sé si en realidad
causé más daño que benefi cio. Pero cuento con la ventaja de
haberme dado cuenta a tiempo. He aprendido; mis aristas se
han suavizado; mi alma llena de cicatrices todavía sigue en
pie; mis pensamientos, mis sentimientos han evolucionado;
mis silencios son más cortos; mis verdades, más serenas; evito
juzgar; a veces ahogo el dolor que me causan en pro de conservar
un equilibrio; a veces estallo y exteriorizo sentimientos que
si los encerrara contribuirían a hundirme; ya no me siento víc


Despierta! Te están apurando

63

tima de nadie; me animo a hablar y a defender causas que me
parecen justas, aunque aún me equivoco, lastimo, me resbalo
y caigo, pero le pido a Dios que me permita seguir dándome
cuenta a tiempo.
He comprendido que la culpa es un sentimiento que agobia
si no lo utilizo para cambiar. Al vivir atormentado por el
tiempo que perdí, por los errores que cometí, por no haber
actuado cuando debí, solo estoy perdiendo más tiempo. Termino
atormentando a las personas que me rodean que poco
a poco se van alejando, después de haber intentado hacerme
comprender que todavía estamos a tiempo.
Me ha pasado muchas veces el permanecer horas despierta,
en silencio, pensando en qué puedo hacer para cambiar la vida
de ciertas personas; verlas sonreír de nuevo, escucharlas hablar
con esperanza, fi jarse metas por pequeñas o cortas que sean,
sentirse útiles a sí mismas y a los demás.
Cuando expreso mi frustración, siempre he encontrado las
palabras apropiadas, provenientes de alguien que me abre la
mente. “Estás desaprovechando energía en personas que están
fuera de tu alcance. Los hay quienes no desean ser ayudados”.
Oyen sin escuchar, a cada argumento que expones te refuta
con argumentos anquilosados, estructurados, que no puedes
ayudar a sustituir. Han quedado detenidos en el tiempo, se
han declarado vencidos, consideran que la lucha ya no tiene
sentido, se dejan estar en un estado de adormecimiento del
alma que forma un círculo de negatividad que es casi imposible
franquear. Cuando la preocupación empieza a convertirse
en obsesión, un espíritu bendito, de esos que te rodean
y aparecen en el momento justo, te recuerda que no te llenes
de cargas que no puedes llevar, que no malgastes energía en
problemas cuya solución no depende de ti. No somos omnipotentes;
debemos mirar hacia otro lugar, donde tal vez encontremos
a alguien que nos está esperando y pide una ayuda que
sí le puedes dar. ¿Egoísmo? De ninguna manera, saber aceptar

María Elisa Giupponi Laphitz

64

nuestros límites, aceptar que hay cosas que no puedo cambiar,
envolver a ese ser en luz, pedirle al Creador que le brinde fortaleza,
que le hable al oído, que le llene el corazón de amor y
que sea capaz de abrir su mente cuando todavía está a tiempo.
La transmutación del pensamiento, de los sentimientos, no
tiene por qué ser pública, es entre ese espíritu y su fuente.
Recuerdo algunas historias místicas que solía leer cuando
recién entraba en la adolescencia. Hubo una que me impactó
especialmente, que fue la de San Agustín. Cuando este ser
atormentado se tira del puente para suicidarse, su madre, afl igida
por ese acto que llevaría a la condenación eterna de su
hijo —así fuimos educados—, lloraba desconsoladamente,
apoyada en la baranda del puente. Se le apareció un ser celestial,
pidiéndole que no sufriera más, ya que del puente al agua
había once metros de arrepentimiento. ¿Es necesario explicarlo?
Ese diálogo íntimo, secreto que tenemos con nuestro
Creador nos dice que en cualquier momento se puede producir
el cambio, aunque los demás no nos enteremos. Mientras
nos quede un instante de vida, estamos a tiempo.
Hay una palabra que lo expresa todo y que siempre permanece
en mí y ha contribuido a mi desenvolvimiento: ESPERANZA.
Si te inspira el amor para obrar sobre otros, no lo acapares,
no lo encadenes, déjalo fl uir y contémplalo desde la distancia,
porque hay un Amor más grande, infi nito, misericordioso,
que envolverá a ese ser y realizará lo que tú no has podido,
siempre que esa mente y ese corazón dormido despierten y
comprendan que aún están a tiempo.
Volver arriba Ir abajo
http://hotmail.com.uy
Adanhiel
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Virgo Cabra
Cantidad de envíos : 1171
Fecha de nacimiento : 06/09/1967
Edad : 50
Localización : Torrelavega (Cantabria)
Fecha de inscripción : 22/01/2013

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención:
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: Re: Despierta! Te están apurando-Malisa Giupponi-(segmento del libro)   Lun Mar 18, 2013 4:48 pm

Doy fe de cada una de las reflexiones tan explícitamente expuestas; es bueno, muy reconfortante y maravilloso encontrar conclusiones tan acordes al más hondo y esencial sentir de uno...es como encontrar una cara amiga entre un transitado sinfín de gente extraña y proclive al escéptico sojuzgamiento.

Que ese Amor más grande nos bendiga e ilumine a todos.
Volver arriba Ir abajo
Susy
Moderador
Moderador
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 7445
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 10/11/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: Menciones Especiales en II Concursos Flash de poesía y el I Concurso Conjunto de Fotografia

MensajeTema: Re: Despierta! Te están apurando-Malisa Giupponi-(segmento del libro)   Lun Mar 18, 2013 8:03 pm


Así es, Malisa...hay un dicho que reza:
"Tropezar no es malo, Encariñarse con la piedra si"... gracias a Dios, muchos nos damos cuenta que estamos encariñados con la piedra y es cuando despertamos....y nos preguntamos, "qué estamos haciendo con esta "piedra" ?"

Cuántas verdades hay en esta reflexión, amiga!!

Excelente, me encantó!! Bravo
Gracias por compartirlo!

Un abrazo.
Volver arriba Ir abajo
http://sumysel.blogspot.com/http://groups.msn.com/TUYYO-CRECIEND
antifaz
Moderador
Moderador
avatar

Masculino
León Perro
Cantidad de envíos : 3590
Fecha de nacimiento : 23/07/1958
Edad : 59
Localización : Villa Colón - Montevideo
Fecha de inscripción : 24/09/2009

MensajeTema: Re: Despierta! Te están apurando-Malisa Giupponi-(segmento del libro)   Lun Mar 18, 2013 8:04 pm

Una pluma muy clara, es difícil expresarse con tanta claridad. Felicitaciones.

Sin embargo –y voya dar una opinión que debe tomarse con cuidado,
porque es sólo mi opinión-, las sentencias deben estar coloreadas con
ejemplos que sitúen al lector en un marco temporal y escenográfico.
Estas viñetas no solamente entretienen al lector, le hacen comprender mejor
las ideas, y sentirlas, porque los detalles corporizan al personaje haciéndolo
querible. Curiosamente, cuanto más se enfoca el detalle mejor se pasa a lo
general, porque el juego del lector es interpretar el texto y las imágenes
dicen más que las palabras. No basta con decir que el personaje “está
triste”, hay que contar los hechos que producen ésa tristeza. Luego,
para el lector es fácil traspolarla a su propia experiencia.

_________________
"Aprendemos de todos y entre todos"
Taller de Escritura (Aula Virtual)





Mis cuentos:

http://www.letrasyalgomas.com/t26420-bolazos-para-gente-seria-y-viceversa#204930



Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Despierta! Te están apurando-Malisa Giupponi-(segmento del libro)   

Volver arriba Ir abajo
 
Despierta! Te están apurando-Malisa Giupponi-(segmento del libro)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Despetador no me despierta a veces.
» Soñando despierta - liras
» SEGMENTO DE AMOR
» la muerte te despierta y te liberas de la noche de las opiniones y la falsedad.
» DESPIERTA, TE LO RUEGO (Ante el cadáver de la esposa)

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: