LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 PROHIBIDO AMARTE CAPITULO 01.

Ir abajo 
AutorMensaje
princesstarsandy
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Femenino
Acuario Gato
Cantidad de envíos : 35
Fecha de nacimiento : 18/02/1987
Edad : 31
Fecha de inscripción : 14/09/2012

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Grandes Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: PROHIBIDO AMARTE CAPITULO 01.   Lun Oct 01, 2012 8:50 pm

[quote]http://www.letrasyalgomas.com/t26540-prohibido-amarte-prologo#205659
]center]CAPITULO 01.
ROJO ATARDECER.[/center]


15 de Mayo de 1957 Tres minas Coahuila; se vestía de fiesta debido a que los Romero, una de las familias más importantes y poderosas del lugar, (de hecho eran solamente dos los Romero y los Garcia dos familias de alto poder económico), se ponía de manteles largos por así decirlo ya que el señor Antonio Romero Rodriguez contraía nupcias con Ángela Castro, quienes en su juventud tuvieron un tórrido romance no llegando a casarse ya que ambos ya se encontraban comprometidos, tras el fallecimiento de don Prospero Nieves. Ángela y Antonio comenzaron su romance, llegando a si a este maravilloso enlace.

La hacienda el Romeral se engalanaba en todo los lugares de la casa y la hacienda estaba adornado por azucenas y rosas blancas, todos en el pueblo querían asistir a este evento ya que de ello dependía la fama y la fortuna de muchos, algunos aprovechaban para hablar de negocios, algunas damas solteras para criticar a la hoy desposada ya que Antonio Romero a pesar de sus ya envidiables 33 años aun capta la atención de algunas jóvenes, por su atractivo y galanura un hombre de hombros anchos y brazos bronceados debido a las excesivas horas bajo el sol, su mirada azul contrastando con su cara perlada, además era de reconocimiento que debido al trabajo duro era portador de un cuerpo demasiado atlético, sin dudas un hombre demasiado gallardo que contrasta con su personalidad amable y por si fuera poco un padre tierno y cariñoso.

Algo que fue sorprende para todos los invitados fue la ausencia de Salvador Garcia un hombre alto cuya belleza tampoco pasaba desapercibida, sin embargo a diferencia de Antonio el aún conservaba el luto por su difunta esposa, de quien a un le doria su muerte, a pesar de ser competidores innatos son dos grandes amigos, a quienes la vida no les ha dado su mejor cara, ambos han logrado sacar la hacienda y sus hijos adelante, Salvador Garcia Bronce es de origen escoses teniendo dos hijos Albert de 10 años y Antonio de 08 años.

Salvador y Antonio guardan mal de amores pero nada que no hayan podido superar tras el paso de la adolescencia y la madurez cuando cada uno conoció a sus respectivas esposas, siendo así que ambos han comprometidos a sus hijos, de tal manera ambas haciendas quedarían siendo una sola.
Sin embargo lo que levantaba las habladurías no era tanto la ausencia de Salvador si no la discusión que había mantenido unos días antes, nadie sabe los pormenores pero al parecer el problema de amor que tenían solucionado aun permanecía abierto.
Todo el mundo celebraba y disfrutaban Stephanie y Elizabeth con sus hermosos vestidos blancos y ambas con caireles en el cabello corrían de un lado a otro festejando que ahora ya eran hermanas legalmente. Don Antonio se paro del asiento y tomo su copa de vino tomando de la mano a su esposa, a su lado llamo a las dos jovencitas, ambas de la misma edad, la diferencia es que una era rubia y hermosos ojos azules y la otra era pelirroja con sus bellos ojos color avellana, mientras una era blanca como la leche, otra era morena como el cacao, pero ambas con una belleza sorprendente a pesar de sus 09 años de edad.
------------…------
Era tarde el sol ya estaba cayendo, a esta hora los Romero se encontraban de fiesta, nosotros también estábamos invitados, pero mi padre se encontraba revisando unos documentos en su despacho desde temprano se veía que era muy importante ya que esta tarde no comió con nosotros, desde que mama murió, habíamos implantado la rutina de merendar todos juntos, era ya una obligación entre nosotros, como nos había indicado en el desayuno estábamos listos y arreglados pero papá no bajaba, y al parecer no íbamos a ir, ya que Dolores mi nana me informo que hace rato mi padre se había encerrado en el despacho con unos empleados del Romeral para atender unos asuntos de vital importancia.
Y eso ya tenía más de una hora, estaba aburrido además de Toni, no dejaba de fastidiar que quería ir a la fiesta y para ser honestos yo también, extrañan estar con mis amigas, quienes hoy es un día muy importante para ellas, ya que por fin van a ser hermanas de verdad. A aunque no entiendo muy bien de que se trata eso, pero en fin…es asunto de ellas, al final tenían que ser niñas, el caso es que también deseaba irme a divertir con ellas ya que en el pueblo eran las únicas que nos llevábamos bien, al menos no nos quieren besar como las demás niña ni dicen que soy su novio en verdad es que eso era realmente fastidioso, mi nana dice que cuando este más grande eso va hacer lo que más me va a fascinar pero no lo creo, la verdad es que no soporto mucho a las niñas.
Estaba enfadado de tanto esperar, cada vez se hacía más y más tarde y mi padre no salía, así que decidí ir al despacho, al final que me podía pasar, solamente que me regañe por interrumpir, así que lentamente abrí la puerta del despacho y lo que vi me asusto mucho.
….----….----

- ¡Salud! - decían todos en el Romeral para celebrar el enlace nupcial
-Muchas gracias por estar este día en especial para nosotros en el cual dos corazones que se encontraban solitarios se unen para volver a amar, sin traicionar a aquellos a los que una vez pertenecimos- comento Antonio en su discurso, Ángela de manera melosa le dice algo en el oído a Antonio el sonríe de manera amable a los recién llegados, eran unos hombres altos y robustos, ambos trabajadores del Romeral.
-Con tu permiso voy a atenderlos-comento de manera amable a su hoy esposa
-Pero Antonio…es…
-No te preocupes, no me tardo-comento de manera amable Antonio.
-Niñas vayan a lavarse esas manos que las tiene muy sucias- regaño Ángela, fue lo último que se escucho en el ambiente antes de que Ángela de Romero volteara en donde se encontraba su esposo minutos antes y un estruendo se escucho en el instante Antonio Romero caía muerto.
-Nooo!!- grito con dolor Ángela, y varios disparos y gente gritando y corriendo se escuchó ese día, un dolor en verdad desgarrador. Ángela intento correr hacia el cuerpo de Antonio sin embargo fue interceptada en su carrera por uno de los hombres que la miraban de manera lujuriosa, esto la asusto mucho y quiso correr hacia atrás pero no pudo ya que choco con otro de los hombres que la sujetaba fuertemente, ella grito, suplico, pataleo para que la soltaran sin embargo eso no sucedió.

Al escuchar el estruendo y el llanto de afuera la nana tomo a las niñas y se encerró con ellas en una de las habitaciones que daba justamente al patio central donde se celebraba la fiesta, la nana había escuchado el estruendo y sabia a la perfección que eso no era a causa de los cuetes, si no que eran balazos y eran demasiados, tenía miedo por sus patrones, pero ahora su mayor prioridad eran sus niñas.

Ambas lloraban de miedo, al no saber qué sucedía, con mucho cuidado Stephanie se asomo pro la ventana, y lo que vio la dejo sin habla solamente un grito salió de su boca, ya que observo como había mucha gente corriendo, y en donde había manteles blancos, ahora estaban manchados de un color escarlata, producto de la sangre de algunos inocentes, Stephanie desde la ventana reconoció a uno de los hombres era Adolfo Bustamante, capataz de la Azucena, al mando de don Salvador Garcia.
Se escuchaba como golpeaban fuertemente cada una de las habitaciones, Stephanie y Elizabeth tenían mucho miedo, y el hombre gritaba sus nombres, ambas temblaban de pies a cabeza, más Stephanie quien había visto como se habían llevado a Ángela y la golpeaban sin ningún temor.

-Vengan niñas y no hagan ningún ruido-indico la nana encerrándose con las niñas en el baño, Elizabeth lloraba ya que mientras Stephanie estaba en completo silencio ella también se acerco y lo que vio la había dejado pasmada, gente tirada en el suelo y las mesas manchadas de sangre.

Se escucho como habrían la puerta de la habitación donde se encontraban, lágrimas silenciosas corrían por el rostro de las tres, eran lágrimas de miedo, desesperación y también de tristeza de lo que estaba sucediendo, se escucho demasiado ruido, como si movieran los muebles de un lado a otro.

-Nicanor ¿Qué haces?
-Buscando a las malditas mocosas-comento el hombre
-Dice Adolfo que nos vayamos, con esto nuestro patrón estará más que contento.
-Claro, con esto de segurito que don Chava nos haciende-comento el hombre contento.
-Vámonos.

Stephanie apretaba fuertemente sus manos, hasta el grado de sangrarse del coraje contenido, ella conocía perfectamente a Salvador Garcia, muchas veces había ido a sus casa, compartieron juegos con los hijos de este, se decían los mejores amigos, ella le decía de cariño Tío, y él le compraba juguetes y le daba dulces, ese hombre tierno y cariñoso fue quien mato a su padre, porque si ella vio el cuerpo de su padre tirado en el patio central.

Ese día que debía de ser de fiesta se convirtió en un luto en el corazón de dos pequeñas, ese día en que por fin se convertían en hermanas, y comenzaban un comienzo como una familia, ahora comenzaban ambas con un odio infinito, en donde todo lo que conocían ya no existe.
Sin embargo no solamente ellas habían tenido un día de luto, también en la hacienda Azucena el grito desgarrador de Albert al entrar al despacho después de que los hombres marcharan rápidamente, para encontrar el cuerpo de su padre, lo único que el conservaba en su corazón era el odio por los Romero, ya que fue lo único que escucho de unos de los hombres.

-Nuestro patrón quedara contento.

Ambas familias tenían que comenzar desde cero, el 15 de Mayo de 1957, Tres minas se acostaba con un sabor agridulce en la boca, las dos familias más poderosas y las que fomentaban la unidad en el pueblo, se marchaban para siempre, con dos versiones totalmente distorsionadas, ya que ambas familias eran al parecer culpables de la muerte de cada cabeza de familia, naciendo así el odio y el rencor entre ellas.
Mientras que ambos jóvenes de cada familia pudiera tomar cuenta de su fortuna, Tres minas se encontraba en total desasosiego, ya que de ellos depende mucho el bienestar del pueblo.
Volver arriba Ir abajo
 
PROHIBIDO AMARTE CAPITULO 01.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» PROHIBIDO AMARTE CAPITULO 01.
» PROHIBIDO AMARTE... PROLOGO.
» El Triangulo de amor prohibido(cap 1)
» "Prohibido Amar": Una Telenovela Entre lo Bueno y lo Malo (Crítica Final)
» ¿Esta Prohibido enamorarme de ti?

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: