LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 La Posada de los Brujos. Capítulo 4.

Ir abajo 
AutorMensaje
Jaime Olate
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2008
Fecha de nacimiento : 17/01/1941
Edad : 77
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 01/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: -Escritor con textos DESTACADOS
Mención Mención: Lobo ,El Detective. Texto EXCEPCIONAL
Premios Premios: 1ºLugar Concurso "Ecología" parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: La Posada de los Brujos. Capítulo 4.   Miér Feb 01, 2012 6:10 pm





Capítulo 4

La Magia de la Luna.
El despertar de la naturaleza con las primeras horas del alba, el divino Creador tiñó de vivos colores el bello paisaje. Con los ruidos de la granja y la imagen tan extraordinaria de la noche anterior en su mente, Lucas salió de la casona, respirando con fruición el vigorizante aire puro matinal; llevaba el atril y elementos para pintar en dirección al preferido y cercano bosquecillo.
Sergio y sus tíos conocían el celo de su amigo de trabajar solo mientras pintaba sus telas, pues, como a muchos artistas, le gustaba mostrar la obra pictórica ya terminada.
Acariciándose la barbita, el joven miraba el lienzo blanco, pero su alma veía la hermosa escena de su aventura nocturna que tanto lo turbó y deslumbró. Con un profundo suspiro dio inicio a su labor. Tan ensimismado estaba que el sol del mediodía comenzó a caer en la tela; regresando a la realidad, se apresuró a llevar el atril a la sombra arbórea y con febril energía continuó su grata tarea.
Su fiel y joven amigo estaba sentado en el pasto, bajo la protectora sombra de un boldo; casi dormido cuidaba una pequeña canasta, hacía horas que esperaba que el pintor hiciera un alto en su labor.
Mientras observaba su tela, Lucas notó su presencia, comprendió que el adormilado muchacho lo esperaba. Conmovido se aproximó y con suavidad pasó su mano por el cabello de Checho, despeinándolo. Era su acostumbrada manera de demostrarle su afecto.
—Gracias, amigo, por preocuparte por mí —señaló la canastita muy bien tapada con un blanco paño.
— ¿Y quién dijo que esto es para ti?
La burla del joven era evidente; de un salto el muchacho se puso de pie y con un chillido tomó la posición característica de un karateca. Ambos rieron a carcajadas.
— ¡Pareces más una gallina clueca que un águila!
Reían como locos con sus bromas, mientras destapaban la olorosa cesta.
—Mi tía siente tanto cariño por ti, te trata como a un hijo… mira —hablaba, mientras sacaba un pollo asado con todos los “flecos” que lo acompañaban—. Mi pobre vieja preocupándose por un pintor loco y volado como tú… En fin, compadre, te acompaño a comer.
En medio de risas y bromas, gozando de la vida, los jóvenes comieron el delicioso refrigerio y bebieron jugos de frutas. Mientras tragaba, Sergio con la boca llena, farfulló, señalando la pintura fresca.
— ¿Y? ¿Cuándo puedo verla?
—Mañana, viejo, mañana. Es increíble, pero la inspiración me vino a borbotones, la sirena de la laguna fue mi musa. Sólo tengo que terminar los detalles y serás el primero en ver lo que considero mi primera y verdadera obra de arte… Perdona la falta de modestia, pero… así lo siento.
Efectivamente, al otro día, con una tarde de intolerable calor, Lucas pasó su brazo por la frente perlada de transpiración; aproximó su rostro a la tela y sus ojos escrutaron cada centímetro de la pintura. Luego se alejó un par de metros y levantó sus brazos con un pincel en una mano y la paleta en la otra. Giro sobre sí mismo con una pequeña danza, en su rostro una sonrisa y se detuvo al ver a su fiel amigo que lo contemplaba expectante a varios pasos del atril. Le hizo una seña y el diablillo de un salto se puso de pie y corrió a observar la obra; contuvo la respiración, pero debió abrir la boca para que entrara más aire a sus pulmones.
Sin apartar la vista del cuadro, movió la cabeza lentamente, alejándose un poco, dejó escapar un ruidoso suspiro.
—Oye, Luquitas —musitó ahogado por la emoción—, ¿es… lo que viste en la laguna?
Su voz algo estrangulada por la emoción, comenzó a tartamudear.
—Esto… esto —ya no era el travieso chico con sus acostumbradas chanzas—. ¡Esto es increíble!
Volteó a mirar la cara de satisfacción del artista y con sus ojos brillantes, evidenciando su admiración, le estrechó la mano.
—Sabes, amigo, me detengo a pensar que no es ninguna gracia la que acabo de hacer. Sólo me limité a copiar de mi memoria lo que vi en la Posada de los Brujos: una Venus naciendo en un embrujo nocturno.
— ¡Eh! —Exclamó Checho— ¡Por ahí va el título! —con su locuacidad recuperada lanzó una serie de nombres para la bella obra de arte.
— ¡Ya, ya, cálmate Checho! Tengo el título preciso —sus manos acariciaron el borde del bastidor, con voz ronca pronunció —: “La Venus Nocturna”.
La pintura mostraba en medio de la oscuridad, una brillante luna llena reflejada a retazos en el pequeño lago con sus aguas ondulantes y el tema central, una bella mujer desnuda saliendo de las oscuras aguas. Sus hermosos pechos, la perfecta curva de sus nalgas iluminadas desde el cielo estrellado y su rostro oscurecido por su larga cabellera, en un contraste de luz y sombras, formaban en conjunto la voluptuosidad hecha mujer.
La casona rodeada de sombras, pintada de rojo amarillento cual flamas, impresionaba con su resplandor, casi cayéndose del borde derecho de la tela. En el campo, frente a una hoguera, esbozadas las figuras de la machi alzando sus brazos con su pequeño tambor y el indígena varón soplando el ruidoso instrumento.
Checho sintió que aún quería más a su amigo, a su hermano mayor, quien permanecía estático, contemplando con un gesto pensativo, aquella maravillosa escena. Llegó tan misterioso a su vida cuando, en sus locuras de muchacho, lo salvó de caer a una abismal vida de fracasos y dolores.
—Perdona, Lucas —susurró con gravedad— nunca terminaré de darte las gracias por tu abnegada amistad… de hermano…, de hombre de bien.

(Continuará: “Un Chico Rescatado del Precipicio”)
Volver arriba Ir abajo
Jaime Olate
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2008
Fecha de nacimiento : 17/01/1941
Edad : 77
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 01/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: -Escritor con textos DESTACADOS
Mención Mención: Lobo ,El Detective. Texto EXCEPCIONAL
Premios Premios: 1ºLugar Concurso "Ecología" parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: Re: La Posada de los Brujos. Capítulo 4.   Miér Feb 01, 2012 6:19 pm

Gracias Etel por tan maravillosa portada, tu talento de pintora logró esta bella pintura estilizada.
¡Uf! Me mamé todo el día hasta que llegó cerebrito José, mi segundo hijo, se cabeceó un poco y, finalmente, me sacó del atolladero.
Saludos a Cynthia y reitero mi agradecimiento a la paciencia de santas que tienen ambas con un tarugo como yo. Aunque no soy católico, voy a encenderles una velita "Gracias por favor concedido".
Un besote para ambas de este satanás chilensis, "rajadiablos" y loquillo.
Jaime

affraid
Volver arriba Ir abajo
sgrassimeli
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 5982
Fecha de inscripción : 07/04/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: POEMA EXCEPCIONAL: CUANDO ME NOMBRAS- a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2º Lugar Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: La Posada de los Brujos. Capítulo 4.   Sáb Mar 31, 2012 4:02 pm

Pues continúo despacito también andando la lectura de esta posada. Felicitaciones a los tres (escritor y colaboradoras_ Cynthia y Ethel).
Volver arriba Ir abajo
Trina Leé de Hidalgo
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo


Femenino
Virgo Gallo
Cantidad de envíos : 1701
Fecha de nacimiento : 07/09/1945
Edad : 73
Localización : Araure Estado Portuguesa
Fecha de inscripción : 12/05/2012

MensajeTema: Re: La Posada de los Brujos. Capítulo 4.   Dom Oct 13, 2013 9:54 pm

Aunque ya este es un capìtulo avanzado, me encantò, tiene una redacciòn atrayente, una trama agradable, donde el arte predomina, el diàlogo es ameno y la descripciòn nos incita a ser otro de los personajes observadores y silenciosos para no despertar la magia que encierra. FELICITACIONES.

TRINA



Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La Posada de los Brujos. Capítulo 4.   

Volver arriba Ir abajo
 
La Posada de los Brujos. Capítulo 4.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Posada de los Brujos de Jaime Olate
» HABLEMOS DE ESPIRITUISTAS, BRUJOS Y MEDIUMS EN LOS TESOROS.
» Brujos, Charlatanes y demas...
» Entierros de brujos poderosos.
» LA POSADA DE LOS VIENTOS Y OTROS CUENTOS INQUIETANTES, de Rocío de Juan Romero

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: