LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 La química del Amor

Ir abajo 
AutorMensaje
xlequisele
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
xlequisele

Masculino
Escorpio Dragón
Cantidad de envíos : 278
Fecha de nacimiento : 22/11/1976
Edad : 42
Localización : Villa Ballester - Buenos Aires - Argentina
Fecha de inscripción : 11/11/2011

MensajeTema: La química del Amor   Sáb Nov 19, 2011 6:31 pm

En un pueblo de la provincia de Santa Fe llamado La Esmeralda, un pueblo chico donde todos se conocen, funcionaba el colegio secundario Manuel Belgrano. Es allí donde trabajaba Bernabé Márquez, un hombre de unos cuarenta años, cabello castaño, un físico que parecía ser el de medio hombre, unos anteojos que casi no permitían ver sus ojos y un guardarropa que aparentaba estar constituido por un solo traje marrón. El era el profesor de Química del quinto año en el turno de la mañana.
Muy a menudo iba a dar clases los días que no tenía, incluso a veces, los sábados o los domingos. Una vez llegó con una media de cada color y siempre olvidaba el tema que estaba dando el día anterior. Era un profesor distraído pero nadie tenía tantos conocimientos de Química como él.
Todos lo habían tomado como el hazme reír del colegio. Siempre buscaban la forma de hacerle una broma y así hacerlo quedar en ridículo. Sus alumnos eran los que más se empeñaban en ello; le aflojaban los tornillos de su silla para que se cayera y un millón de cosas más como si se tratara del bufón de la corte.
Pero no todos eran egoístas y desconsiderados. El profesor tenía una alumna muy aplicada que no participaba en esas bromas. Se llamaba Carolina Durán, una chica de diecisiete años, figura armoniosa, cabello rubio y una capacidad de aprendizaje envidiable, complementada por una necesidad casi insaciable de adquirir conocimientos. Carolina siempre trataba de evitar que maltraten así a su profesor, pues consideraba que, una persona tan inteligente y amable como él, no merecía ese tipo de trato. Ella sentía una gran admiración, respeto y cariño por él; eran, en cierta, forma, muy parecidos.
Pero la vida tiene esas cosas inexplicables que, poco a poco, cambiaron sus sentimientos hacia él y con el pasar de las semanas, todo ese respeto y admiración, se fueron transformando en algo casi incontrolable.
Los días en que Carolina no tenía clases con el profesor, sentía como si algo le faltara; no prestaba atención en las demás clases y sus calificaciones ya no eran tan alentadoras, excepto por las de Química, en las que obtenía las más altas. Pensaba todo el tiempo en él y, de a poco, se fue dando cuenta de que se estaba enamorando de Bernabé, su profesor. Veía en él a un hombre muy sensible con un corazón tan grande que solamente era superado por su mente.
Pasó el tiempo y su amor se incrementaba hasta que no pudo soportarlo más y fue entonces que, después de clase, decidió enfrentarlo y confesar le todo lo que por él sentía. Bernabé quedó pasmado frente a semejante revelación porque él también sentía algo parecido por ella, pero se lo ocultaba a sí mismo puesto que sabía que esa relación no seria muy bien vista y trataba de borrarla de su mente, aún cuando no podía. Esa tarde, hablaron durante horas acerca de lo que sentían el uno por el otro y de que no podían llevar a cabo una relación como esa. Bernabé trataba de convencer a Carolina de que debían olvidarse de aquello pero, como para el amor no existen barreras, sus sentimientos se abrieron camino a través de esa charla sin sentido. De pronto, se encontraron atrapados en un beso tan profundo que ya no pudieron negarse el uno al otro y se entregaron al poder de ese amor sincero que los unía. En un pacto secreto se juraron amor eterno y decidieron verse cada noche en una estación de ferrocarril cercana en la que, después de cierta hora, no había nadie.
El tiempo pasó y en el colegio seguían maltratando al profesor de la misma forma y ella no podía contener esa necesidad de defenderlo; tanto que sus compañeros comenzaron a sospechar de aquella relación. Un día, un grupo de estudiantes los siguieron a una de sus citas secretas y confirmaron sus dudas. Al día siguiente, después de que el profesor terminó de dictar su clase, el rector del colegio lo citó en su oficina. Bernabé ni se imaginaba para qué lo había llamado y, al entrar en la oficina del rector, notó que su rostro no tenía una expresión muy favorable y comenzó a asustarse. El rector le dijo que se había enterado de algo que no dejaba una buena imagen de él ni del colegio. En ningún momento le comentó qué sabía exactamente pero si que no podría seguir dando clase en ese lugar y que debía transferirlo a un colegio en otra provincia, de lo contrario, su reputación sería tan mala que no podría ejercer ni en ese colegio ni en algún otro. El aceptó para salvar su reputación y la de Carolina. Entonces la citó como de costumbre en la estación del ferrocarril y le explicó que lo mejor era separarse y que ése amor eterno que se habían jurado se encargaría de unirlos nuevamente.
Carolina concluyó sus estudios, se convirtió en una excelente profesora de Química y la llamaron de un colegio privado en la provincia de Buenos Aires. Ella aceptó la propuesta y viajó rumbo a esa provincia. Al llegar al colegio, se dirigió hacia la oficina del rector para presentarse y descubrió que era Bernabé Márquez, su único y gran amor. Se abrazaron, se besaron y, recordando su último encuentro en la estación del ferrocarril, el amor y su juramento nuevamente se hicieron realidad para nunca más volver a separarse.
Volver arriba Ir abajo
https://facebook.com/xlequisele
xlequisele
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
xlequisele

Masculino
Escorpio Dragón
Cantidad de envíos : 278
Fecha de nacimiento : 22/11/1976
Edad : 42
Localización : Villa Ballester - Buenos Aires - Argentina
Fecha de inscripción : 11/11/2011

MensajeTema: Re: La química del Amor   Lun Nov 21, 2011 1:22 pm

Lo escribí a los 16 años. Un trabajo para Lengua y Literatura. Tenía que hacer una composición conteniendo estas tres frases.. un profesor distraído.. un pacto secreto.. una estación de ferrocarril. Espero sea de su agrado.
Volver arriba Ir abajo
https://facebook.com/xlequisele
Invitado
Invitado



MensajeTema: Re: La química del Amor   Lun Nov 21, 2011 4:50 pm

el final feliz del cuento, en la vida y sus jugadas, esto terminaría en carcel y traumas de por vida, hechos entre los pupitres y las hormonas, en fin, no me hagas mucho caso.
En cuanto a la propuesta del trabajo cumplió con los tres requerimientos.
saludos y bienvenido
k
Volver arriba Ir abajo
xlequisele
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
xlequisele

Masculino
Escorpio Dragón
Cantidad de envíos : 278
Fecha de nacimiento : 22/11/1976
Edad : 42
Localización : Villa Ballester - Buenos Aires - Argentina
Fecha de inscripción : 11/11/2011

MensajeTema: Re: La química del Amor   Lun Nov 21, 2011 5:52 pm

Muchisimas gracias Gara por tu tiempo y por regalarme tu comentario. Realmente me siento muy bienvenido. Gracias otra vez.
Volver arriba Ir abajo
https://facebook.com/xlequisele
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La química del Amor   

Volver arriba Ir abajo
 
La química del Amor
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» PRESUROSAS LLAMAN AL AMOR
» ¿Amor? -Sin sueños a los que aferrarse, se cae en un precipició de desesperación-
» Descubrí, la grandeza del amor.
» Amor... llévame en ti
» El juramento de amor

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: