LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 EL VAGABUNDO AMANTE Y LA DAMA DE LA NOCHE (CAPITULO 8)

Ir abajo 
AutorMensaje
RosanaVera
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
Escorpio Dragón
Cantidad de envíos : 895
Fecha de nacimiento : 20/11/1964
Edad : 53
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 22/11/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: EL VAGABUNDO AMANTE Y LA DAMA DE LA NOCHE (CAPITULO 8)   Jue Sep 08, 2011 10:32 pm

[size=18][i]CAPÍTULO 8

La herida aun me punzaba en mi piel cuando sigilosamente
me deslicé por entre las calles escondiendo mi rostro entre las sombras como un
vulgar ladrón, pero los locuaces del caos, más que humanos parecían sabuesos
bien entrenados y me seguían los pasos con su infesto olfato de muerte. Desdoble
una esquina buscando entre las mortecinas luces de las farolas, rastreando
inútilmente alguna huella que me condujera hacia la dama de la noche, había
pasado 5 días desde aquella fatídica noche donde miserablemente nos separaron y
me hirieron, cuando me recupere, apenas pude nadar por debajo del río y salir
para esconderme entre mi bosque en donde tiempo atrás nací, intente localizar a
Luna sin ningún resultado. Solo me quedaba la esperanza de que Viccenza, su
íntima amiga, supiera algo. Y allí me encontraba invisible en el portal de atrás
del antro, en su zona privada, donde vivía la dama de la noche, mi Diosa…
camuflado entre sombras como un cazador esperando su presa. Finalmente
apareció.

___No temas soy amigo de la dama de la noche, no quiero
lastimarla señorita. ¿Dónde está Luna?___ Dije sorprendiéndola por detrás y
tapándole la boca.

Instantes después la solté para que me pudiese
responder

_Suélteme quién es usted y cómo se le ocurre atacarme de esa
forma... ___ Me abalancé sobre aquel desconocido después de que me soltó dándole
algunos combos y patadas por el susto que me hiso pasar, sé defenderme muy bien,
no en vano estudié artes marciales y tengo mi cinturón negro, aunque muchos me
miran como una insignificante mujer, pero, sólo tienen que probar mis patadas
voladoras y mis llaves de yudo, ja, no saben con quien se están
metiendo...

Esquivar todos los combos y patadas de Viccenza fue
totalmente imposible, uno me dio en el muslo que me hizo arrodillarme y un
segundo me alcanzo en el estómago produciéndome un dolor de color de estrellas.
A la tercera patada dirigida a mi rostro no solo la esquive sino que en una
rapidísimo contra ataque la tumbe sobre el suelo, me senté sobre su vientre y
agarrare sus brazos por encima de su cabeza.

___Tranquilízate, no te voy
a dañar, jugamos en el mismo equipo, los dos a nuestra manera amamos a la dama
de la noche, ya sé que no me crees, que siempre me negaste. Pues bien, mírame
soy real, soy el vagabundo, el amado de tu amiga Luna, soy real como tú. Y tan
verdadero como el hecho de que si no me ayudas tu amiga morirá en manos de una
fuerza que ni te imaginas. ___ Le respondí bravamente jadeando aun por sus
patadas y mirándola con una fuerza en mi mirada que le disipara sus normales
dudas. Después la solté y me levante.

___ Tu amiga tiene un tatuaje
simbolizando media Luna justo debajo del pecho izquierdo ¿verdad? Pues quizá
esto te convenza y empieces a confiar en mí. ¡Mira! ___ Le espete al tiempo que
me desgarraba la camisa dejando mi pecho desnudo donde justamente en el lado
izquierdo lucía un tatuaje igual que la dama de la noche...

___Mas si
todavía no me crees mátame a golpes, no me defenderé porque sin tu ayuda Luna
morirá y entonces mi vida dejara de tener sentido.

Era cierto, era el
mismo tatuaje que más de una vez pude apreciar bajo el pecho de mi amiga Luna.
Asombrada asentí con mi cabeza y él me ayudó a ponerme de pié, caminamos en
silencio hasta una plaza que estaba cerca, y conversamos largamente, fueron
muchas cosas las que me dijo, su forma de hablar respecto a mi amiga Luna me dio
confianza y nos fuimos en dirección hasta el local quería pasar por algunas
cosas que mi amiga me encargó y la verdad sentía una inquietud extraña, como si
algo grave fuera a pasar, me sentía perseguida, observada luego pensé que estaba
exagerando así es que traté de olvidarme de esa sensación, mientras en mi mente
los pensamientos se desplegaban, ¿cómo podía ser que Luna, mi amiga de la
infancia era una diosa? y debía cumplir una misión aquí en la tierra?
Esto
parecía sacado de una película, extrañamente ese hombre era real, tan real que
lo pude golpear, divisar el estigma en su pecho, no sé vi honestidad en su
mirada.

Luna, Luna... ¿cómo te metiste en esto? ...

El nerviosismo
en Viccenza, era muy natural, aceptar que su amiga de toda la vida era la diosa
femenina del ying y el yang (siendo yo la parte masculina) y que se había
reencarnado en un cuerpo mortal para cumplir un ritual cósmico de equilibrio y
armonía sexual, rito que era necesario realizar cada centuria y que estaba en
peligro por el caos del cosmos primigenio que nunca acepto la evolución de este
universo a través de la fuerza del amor y que para ello se introducían en
cuerpos mortales manejándolos como marionetas para matadnos en nuestros cuerpos
humanos y así romper el equilibrio del firmamento que puso fin a su oscuro
mandato. Como decía, tragar de un sopetón todo esto no fue fácil para Viccenza e
incluso creo que nunca se lo creyó de todo. Fuera como fuese, allí estábamos los
dos buscando algunas cosas personales de la dama de la noche cuando me
dijo:

-__Tengo una idea señor… se dio cuenta que nos están siguiendo,
verá usted irá a la cueva le daré la dirección y llévele las cosas que me pidió.
Mientras yo iré al local y me seguirán será la forma de despistarlos... Sólo
quiero hacer una última pregunta, ¿si Luna es una diosa porqué su dios no hace
algo para librarla del mal?

___Soy un Dios del amor, no un súper héroe de
esos que vosotros los humanos creáis para no reconocer la verdadera y la más
poderosa arma, el Amor, si usara poderes sobre humanos me comportaría de la
misma forman que nuestro perseguidor. Nacimos mortales para renovar los votos
con la Madre Tierra, unos votos que solo se cumplen derramando amor. El cuerpo
de Luna y el mío es tan humano como el tuyo, y por tanto sufrible de conocer la
muerte, tan solo el amor traspasara sus fronteras físicas y a través de él
uniremos el universo en una armonía de paz entre la Madre tierra y el Universo,
por ello la Luna símbolo místico del género femenino y cubridora de los amantes,
es nuestra señora y protectora. Tu idea me parece muy buena y apropiada, pero
por favor Viccenza ten mucho cuidado, no te descuides y hazte reconocer lo antes
posible así no la mataran. Y en el nombre de Luna, del amor y mío, gracias. ___
Le respondí con un cariño surgido entre la complicidad del momento y tras
besarla en la mejilla me fui con los objetos personales de la dama de la
noche.

Rosana Vera Vidal y Miguel Ángel Muñoz


Obra registrada
en Safe Creative:
Código: 1109070010991
Fecha 07-sep-2011 1:33
UTC

Volver arriba Ir abajo
http://cholyta.blogspot.com
 
EL VAGABUNDO AMANTE Y LA DAMA DE LA NOCHE (CAPITULO 8)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Dama y El Vagabundo
» No seré un perro casero (La dama y el vagabundo fanfic)
» A mi Groove, mi compañero ajeno y amante.
» Los dos compadres y la dama
» si tuvieras que escojer entre ¿Cual seria?

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: