LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 EL VAGABUNDO AMANTE Y LA DAMA DE LA NOCHE (CAPITULO 7)

Ir abajo 
AutorMensaje
RosanaVera
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
Escorpio Dragón
Cantidad de envíos : 895
Fecha de nacimiento : 20/11/1964
Edad : 53
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 22/11/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: EL VAGABUNDO AMANTE Y LA DAMA DE LA NOCHE (CAPITULO 7)   Dom Ago 21, 2011 9:26 pm

CAPÍTULO SÉPTIMO


¿Dónde estoy? ¿Porqué estoy atada? no recuerdo nada... Solo el agua un disparo, su voz, mi cuerpo desnudo, su piel...

¡Por Dios! , qué me está pasando, tantas imágenes en mi cabeza se me va a reventar.

Al parecer voy en un vehículo en movimiento, ¿por qué me habrán vendado los ojos, maniatado y medio amordazado? recuerdo que alguien conocido me despertó a la orilla del río, pero, desperté tan asustada que lo agarré a golpes, chillaba más que mujer, sólo alguien grita así, un cobarde como Joseph?...

Si era él, pero, más no recuerdo, me desmayé...

¿Joseph? Joseph, ¿eres tú? Contesta maldita sea y sácame esta venda, dime donde me llevas qué pasó con el vagabundo, sé que eres tu, si no me sueltas te juro que...

La furgoneta ronqueaba deslizándose por la carretera, un camino totalmente solitario y de escasa iluminación. Solo los faros del vehículo y la Luna eran testigos resplandecientes de lo que allí estaba pasando ¿y que podía pasar en una vieja furgoneta polvorienta en medio de un camino olvidado y desértico?
Yo, Joseph Hill, lo sabía y una sonrisa nerviosa se marco en mis labios. La cuestión no era para bromas desde luego, pero sentir como luchaba la dama de la noche en la trasera del coche a pesar de sus ataduras y como pese a la mordaza intentaba gritarme, me provoco una irresistible sonrisa “es como una fiera...” me dije para mí mientras seguía conduciendo entre la noche.

Finalmente la furgoneta fue tragada por la tierra, introduciéndose en una especie de casa cueva. Pare el vehículo y me dirigí hacia la parte de atrás, abrí la puerta y me metí dentro. Luna, la dama de la noche se encontraba tumbada, maniatada, amordazada y vendada, solamente la cubría mi chaqueta que con gentileza tape su desnudez, después le quite la venda de sus profundos y hermosos ojos, ella clavo una mirada asesina sobre mí, estaba verdaderamente deslumbrante pese a la situación y sus pies aun atados quisieron dame una patada que si me hubiera alcanzado su objetivo no hubiese podido escribir, a menos como hombre viril, lo sucedido...

___No temas nada mi señorita, estas a salvo___ Dije quitándole la amordaza esperando todo un aluvión de improperios...

Salí del vehículo dando patadas a diestra y siniestra sin importar las ataduras y le grité:

__ ¡Joseph! , desgraciado, infeliz, maldito bastardo, sabía que eras tu... Más vale que no me sueltes porque las patadas y combos que te daré harán que te revientes en el suelo por hacerme esto...

___Lo sé muy bien señorita, no se olvide que sus padres adop... Este, bueno quise decir sus adorables padres me contrataron para que siendo usted muy jovencita la cuidara y protegiera. Y me honra decir que así lo hice hasta este justo momento. Si la amordacé y ate fue porque conozco su carácter y no iba a entrar en razones, la encontré desnuda en la orilla del río casi ahogada y muy cerca aun de sus perseguidores, tenía que salvarla y precisamente me faltaba tiempo para explicaciones.___ Le conteste.

__Desátame y explícame todo ahora, prometo no lastimarte, no al menos hasta que termines de vomitar...

Le sonreí y la desaté obedientemente, la conocía muy bien era como mi hija y así la amaba, no la amaba no, la veneraba. Era justo que ya le desvelase algunas cosas, aunque aun no era prudente contárselo todo

___Debe saber la señorita que a quienes llama padres no son sus padres biológicos. Usted fue adoptada cuando era un bebe, no puedo revelar la naturaleza de su origen pero si puedo decir que las manos que os entregaron a aquella familia como su hija sabían lo que hacían. Usted por su cuna tiene poderosos enemigos, razón por la cual yo pasé a formar parte de su escolta personal sin que usted lo supiese. Durante la infancia todo fue muy bien, salvo un detalle, su memoria, usted a medida que entrara en su pubertad debería haber recordado su naturaleza así todos los esperábamos, pero no ocurrió. Usted no recordó nada y siguió viviendo como una joven normal, hasta hace poco que sus enemigos la encontraron.

Mientras escuchaba sus palabras me puse la chaqueta que traía sobrepuesta para movilizarme mejor. Por inercia fui hasta el refrigerador como si conociera ese lugar, al tomar un vaso del mueble me topé con un objeto algo así como un símbolo de la luna, me lo colgué en el cuello al hacerlo pronuncié sin pensar una frase en lengua arcaica y me serví un poco de leche chocolatada, mientras Joseph, me miraba espantado...

__ ¿Pasa algo? le pregunte

-- ___La señorita recuerda...
Solté el vaso con leche se partió en mil pedazos saltando la leche por todo el piso, me puse muy nerviosa sin saber que hacer ni que decir, me senté y le pedí a Joseph, que por favor me dejara sola un segundo..
Apoyé la cabeza en el mesón, miré para todo mi alrededor era una cocina tipo americana con todo abierto, luego puse los brazos sobre mi cabeza y me puse a llorar, mucho rato...


La espere sobre una hora, necesitaba pensar y sobretodo necesitaba desahogarse, oí su llanto y me estremecí todo... en ese instante hubiese dado cualquier cosa para aliviar el dolor de Luna. Cuando volví a entrar me miro con su carita manchada en lágrimas le dije de un modo imperioso que me siguiera sin dejarle tiempo a reclamar nada. la conduje por una serie de pasillos en forma de un pequeño laberinto, hasta que entramos en unas estancias completamente diferentes a las anteriores, todo aquí era de una presencia, aroma y decoración arcaica y mística; en uno de los recintos en su centro se encontraba una gran cama dorada entre visillos de seda estampados con los dibujos en oro y plata del sol y la luna, al lado reposaba una cuna también plateada delicadamente grabada por un artista que parecía por su sublime trabajo no ser mortal.
Me dirigí hacia un baúl y saqué una túnica blanca, me arrodillé ante ella bajando la cabeza, en ese instante sentí arder en mi pecho el tatuaje que tenia de la Luna, y elevando mis brazos se la ofrecí.

___ Aquí nació la sagrada Lihi…


Rosana Vera Vidal y Miguel Ángel Muñoz

Obra registrada en Safe Creative:
Código: 1108219905419
Fecha 21-ago-2011 20:57 UTC



SIGUE
Volver arriba Ir abajo
http://cholyta.blogspot.com
 
EL VAGABUNDO AMANTE Y LA DAMA DE LA NOCHE (CAPITULO 7)
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Dama y El Vagabundo
» No seré un perro casero (La dama y el vagabundo fanfic)
» A mi Groove, mi compañero ajeno y amante.
» Los dos compadres y la dama
» si tuvieras que escojer entre ¿Cual seria?

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: