LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte
 

 Juan qué me importa

Ir abajo 
AutorMensaje
mariazul11
Moderador
Moderador
mariazul11

Femenino
Cáncer Dragón
Cantidad de envíos : 6341
Fecha de nacimiento : 11/07/1952
Edad : 67
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 11/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2º Lugar Concurso Honrando la Poesía 2012

Juan qué me importa Empty
MensajeTema: Juan qué me importa   Juan qué me importa Icon_minitimeJue Ago 04, 2011 10:02 pm

Juan qué me importa Juanq

Lo conocí aquel verano en el que tanto necesitaba reírme y él fue el medio para lograrlo.

Desde el principio presentí que iba a ser un enigma, cientos de preguntas quedaban sin respuestas ante su imperturbable serenidad. El misterio que rodeaba su persona me fue atrapando irremediablemente, su autodominio, su dar sin darse demasiado, su limitado compartir. Yo, que soy de abrir el alma, me sorprendía copiando sus actitudes, me reprimía.

Su casa ordenada, pulcra, sin nada fuera de lugar era su perfecto reflejo como lo eran sus prefijados horarios, su rígida rutina, sus estructuras inamovibles.

Mi interés en él fue creciendo y comencé a sentir la ineludible necesidad de descubrir qué se escondía detrás de ese equilibrio que me crispaba los nervios, o al menos aprender la fórmula para alcanzarlo. Totalmente independiente, autosuficiente en su soledad, para mí representaba mirarme en un espejo al revés. Fantaseando llegaba a preguntarme si en esa figura humana había sangre, había vida. En fugaces momentos pensaba que sí pues tenía una enorme capacidad para disfrutar del sexo. No importa su nombre, yo lo bauticé “JUAN QUÉ ME IMPORTA”.

Nos veíamos regularmente hasta que se produjo una ausencia de dos o tres días.

Reapareció telefónicamente comentándome que había estado enfermo. Yo pensé ¡Aleluya, Ésta es la mía! Me ofrecí - siempre ofrezco - llevarle un excelente remedio para su congestión, aceptó a regañadientes, lo que me obligó a concurrir a la farmacia para averiguar cuál podía ser. Cuando entré en su casa lo encontré perfectamente prolijo ¡hasta era prolijo para enfermarse! Me pasó por la mente mi cocina desastrosa, mi desamparo, mi uniforme de enferma (soquetes, un pulóver encima del pijama) mi cara desolada, mi impotencia, el miedo a ser despedida aunque el termómetro marque 39°. Fui en plan de samaritana; quería dejarlo limpio, medicado y fortalecido, pero curiosamente terminé cenando algo que él mismo preparó, luego de lo cual me agradeció mi visita y me fui con la sensación de estar enfermándome.

Luego de otros fracasados intentos continuaba pensando con envidia “no tiene mujer, ni hijos, ni familia, nada lo ata y está en perfecto equilibrio ¿cómo hará?”

Una tarde lo vi sentado en un bar, llenaba carillas, su cara era diferente, traslucía dolor, pérdida, sufrimiento y... ¡lloraba! ¡JUAN QUÉ ME IMPORTA podía llorar! Él lloraba y yo, paradójicamente me sentía magnífica. Estuve mucho tiempo observándolo hasta que decidí acercarme. Al verme su expresión cambió, guardó nerviosamente las hojas en el portafolios y en un segundo volvió a ser el mismo. Pensé que la escena anterior había sido un sueño. Su risa contagiosa, su fino humor, el gesto amable, su habitual serenidad. Otra vez JUAN QUÉ ME IMPORTA.


Él ya formaba parte de mi vida pero el misterio seguía sin develarse. Ya estaba resignada y hasta dudaba que la escena del bar hubiese sucedido. Una noche en su casa, mientras él ordenaba papeles en la cocina, entré en una cuarto repleto de cosas. Cuando lo advirtió se puso notablemente incómodo.

-¿Esto es lo que buscabas?- preguntó agresivamente. No pude emitir palabra, ese cuarto era un absoluto desorden, lleno de polvo, objetos encimados, fotos tiradas en el piso, parecía como si hiciese años que alguien no entraba allí. Cerró la puerta con llave y tiernamente me tomó de la mano. Nos sentamos en el sillón del living y el silencio se hacía eterno. Tomó mi mano y la besó.

- Sé que buscás mi alma hace rato pero ella está encerrada en ese lugar, yo lo decidí así y ahí seguirá. Es mucho más fácil -

Pasaban las semanas y el episodio de esa noche nunca más fue mencionado. Desistía ya de poder hacer algo más cuando una tarde en que llegué a su casa más temprano, impulsivamente decidí tomar la llave del cajón y entrar en la habitación. Mi cuerpo temblaba y no podía dominarme, el olor a cerrado era insoportable. Abrí las ventanas y comencé por las fotos, Lo vi sonriente, abrazado a una hermosa mujer con un bebé en brazos, lo vi chiquito tomado de la mano de una señora que supuse sería su mamá, lo vi con un hombre grandote de actitud posesiva, lo vi con compañeros de escuela, con grupos de amigos. La expresión de su cara era totalmente diferente a la que yo conocía. Apilé las fotos con sumo cuidado y las dejé a un costado. Encontré entonces arrugados recortes de diarios: “Accidente fatal. Muere una mujer y su pequeño hijo. El marido se encuentra grave”. Fotos de un auto destrozado, su nombre. Sentí frío. Acomodé los recortes encima de las fotos. Encontré las cajas, una llena de juguetes, otra con ropa infantil doblada cuidadosamente; papeles, documentos y decenas de hojas escritas desprolijamente. Aunque me daba cuenta que estaba invadiendo su intimidad leyendo frases que encerraban una pena y un dolor inmensos, no podía dejar de hacerlo. Con gran esfuerzo y un terrible sentimiento de culpa, estaba por abandonar la habitación cuando él llegó. Se enfureció, comenzó a tirar las cosas por el aire, rompiendo algunas que antes miraba. Me insultó, me echó de su casa pero no me fui, no podía moverme. Frenéticamente metía las cosas en bolsas que luego llevaba a la calle. Lo único que guardó fueron las fotos y algunos documentos. Yo iba tras él, parecía poseído. Me miró con odio.

- ¿Qué hacés acá todavía? Te dije que te fueras - No respondí, lo seguí al baño. Estaba pálido, vomitó tomado de mi mano, Lo ayudé a incorporarse y lo acompañé al dormitorio. Lloraba como una criatura abrazándome, desesperadamente murmuraba nombres, hablaba a borbotones. Cuando por fin pudo relajarse se quedó dormido. Me recosté a su lado y también me dormí. Al despertarme ya no estaba. Lo encontré sentado en el sillón del living.

- ¿Por qué hiciste esto? ¿Cómo hago ahora? - Parecía vencido.

- ¿Cuánto tiempo hace que pasó? -

- Cinco años. No pude afrontarlo ni puedo hoy. No quiero creerlo. No puedo-
- Tal vez éste sea el comienzo, tal vez hayas perdido mucho tiempo, pero creo llegó la hora de de enfrentarte con la verdad -


Lili Frezza

_________________
Juan qué me importa Fondoromantico1copia

Los espero los sábados 20 hs para compartir música, poemas, temas de debate y sobre todo sentimientos
RADIO VOCESYLETRAS
http://www.letrasyalgomas.com/forum
http://radiovocesyletras.blogspot.com.es

Espero nos envíes tus preferencias musicales, tus propuestas de temas de debate y tus escritos que serán leídos con todo respeto y mucho cariño
Mi mail personal es
noralilianaf@yahoo.com.ar
Volver arriba Ir abajo
http://lilifrezza.blogspot.com/
sgrassimeli
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
sgrassimeli

Femenino
Cantidad de envíos : 5982
Fecha de inscripción : 07/04/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: POEMA EXCEPCIONAL: CUANDO ME NOMBRAS- a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2º Lugar Concursos Letras y Algo Más

Juan qué me importa Empty
MensajeTema: Re: Juan qué me importa   Juan qué me importa Icon_minitimeVie Ago 19, 2011 4:34 pm

Juan no me importa tiene muchos rostros que he cruzado en mi vida (puaj eso sonó como si tuviera el doble de los años que tengo, pero es real... affraid )
Lo describes muy bien. Y lindo personaje le pusiste para darle el hombro. Particularmente creo que es difícil el narrador en primera persona porque se juegan muchas cosas pero lo siento logrado.
Volver arriba Ir abajo
 
Juan qué me importa
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Real de Juan I (1379-1390), ceca Sevilla (Falso por microfusión)
» Medalla de San Juan de Dios y beato Juan Grande
» FELIZ CUMPLEAÑOS A Juan Jiménez J, y Jose (Strigoiu Vallack)
» Medalla de San Juan De La Cruz / Inscripcion - s. XIX
» 50 Pesetas 1995. Juan Carlos I

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: