LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 UN BAILE DE CARNAVAL EN MI CLUB

Ir abajo 
AutorMensaje
MARGARITADIMARTINOdePAOLI
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 1197
Localización : GENERAL ALVEAR -PCIA.BS.AS.
Fecha de inscripción : 02/05/2011

MensajeTema: UN BAILE DE CARNAVAL EN MI CLUB   Mar Mayo 10, 2011 1:09 am

Corría un 5 de Marzo del año l956, en un hermoso día de sol que languidecía plácidamente recostado entre las nubes, mientras el bostezo de la noche invadía el cielo. Yo había deseado fervorosamente que la noche fuera linda, porque era mi primer baile de carnaval y estaba ansiosa por lucir mi disfraz de bailarina hindú, que también se decía de odalisca.
No se porqué…pero con mis veinte años llenos de ilusión, imaginaba que ésa noche, iba a ser mi noche, en la cual encontraría mi príncipe azul….locas ideas de toda jovencita que cree alcanzar lo que desea con solo pensarlo, porque desde adolescente, ya tenía en mi mente idealizada, la imagen del joven que quería conquistar, y lo había guardado como un secreto, solo Dios sabía que era lo que pretendía encontrar , tal cual lo había imaginado…alto, delgado, buen mozo, de pelo negro ondeado y con bigotes…nada más ni nada menos….que parecía tener una fotografía…!
Y llegó la hora de vestirme con mi hermoso disfraz de odalisca, y una vez arregla
da, me miré al espejo y me dije…ésta noche matas, claro… lucía un disfraz oriental demasiado exótico, con amplia babucha roja con filigranas amarillas abotonadas en los tobillos, una elegante casaca amarilla con bordes de encaje negro, hasta la rodillas, y un gran velo rojo de gasa, que caía desde mi cabeza prendido en una gran diadema de strass y terminaban sus puntas sujetas en mis muñecas de unas pulseras. Luego sobre mi rostro me había colocado un velo de gasa verde que pasando sobre mi nariz, quedaba sujeto en cada una de mis orejas, de uno largos aros de strass. y realmente me sentía espléndida. Terminaba mi disfraz con unos zapatos negros de charol, de tacos altos que me daban más esbeltez Cuando llegamos al club, había un mundo de gente entrando. ¡De repente, sentí como si una varita mágica me tocara y me hiciera ver al hombre de mis sueños…!
Un joven alto, delgado, de pelo negro ondulado, con bigotes y buen mozo, hacía su entrada al club, acompañado por un Señor Mayor. Apenas lo vi, le dije a mis dos hermanas, que ése era el hombre de mi vida, y que si no bailaba con él…no bailaba con nadie…!
- ¡Que exagerada que sos…! dijeron riendo
- Yo solo les pido, que cuando entremos, nos paremos delante de él, para que me vea y tal vez me saque a bailar….les supliqué
- Bueno, vamos hacer lo que pedís, entramos y nos paramos adelante del joven.
Era tanta la cantidad de jóvenes que había, que repararon enseguida en mi, por lo atrayente de mi disfraz y por mi rostro oculto, que enseguida me invitaron a bailar, a lo que yo …decía no…! Al rato mis hermanas habían formado pareja y yo seguía sin aceptar la invitación de nadie…hasta volvían a invitarme y me decían ¿No ves que no viene…? ¡Salí a bailar conmigo…! Pero yo firme en lo que quería, seguía empecinada en decir no. a los jóvenes y había pasado más de media hora diciendo lo mismo. cuando de pronto escuché una voz que desde el fondo del gran patio, invitaba a los bailarines a participar del baile de la silla. Me quedé quieta en mi lugar y de reojo, veía como todos los concurrentes se desplazaron hacia ése lugar, y cuando el joven de mis sueños, hizo lo mismo lo seguí con la mirada para ver donde se ubicaba, y cuando se detuvo delante de un banco de plaza, siempre acompañado por ése Sr, me apresuré a llegar, y subiéndome al mismo, me quedé quieta detrás de él, que ni miró para atrás.-
De pronto el organizador del baile, en voz alta decía que faltaba una pareja varias veces y de repente el joven de mis sueños se dio vuelta y me invitó a bailar..!
Fue tanta mi sorpresa…que en lugar de decirle ¡ Si..! le dije ¡No hay porqué…gracias…! Pero él, como si no lo oyera, me tomó de la mano y me ayudó a bajar del banco, llevándome hasta el centro de la pista ¡ Era tanta mi emoción en ése instante…que temblaba…! El organizador dio la orden de que las parejas tomadas del brazo, dieran la vuelta a la pista y que cuando parara la música se soltaran para salir corriendo y atrapar la silla. ¿Pero que pasó…? Que cuando pararon la música, él no me soltó, y dejó que corrieran los otros, de modo que fuimos los últimos en entrar y los primeros en salir….y en eso nos vio una de mis hermanas, que con disimulo se tomó la cabeza con las manos como diciendo…¿Cómo lo lograste…?
Y no me dejó en toda la noche…fue un sueño de hadas hecho realidad, el velo sobre mi rostro no me lo saqué ni un solo instante, y para beber, usaba la pajita…Llegó el final del baile y mis deseos se cumplieron…me pidió el teléfono para volver a vernos al día siguiente que era domingo…..jamás latió tanto mi corazón…había encontrado a mi príncipe azul….!!!
¡¡¡Habíamos congeniado maravillosamente….!!!
Esa noche no pude dormir, no hacía más que pensar en la suerte que había tenido de encontrar al hombre de mis sueños….se me estremecía el alma.con solo recordar su mano apretando mi cintura durante el baile.
Ese día se desperezó desparramado en un gran bostezo de luz y mil rayitos de sol que bañaban con su calor el hermoso amanecer. Las nubes parecían enormes bollos de algodón dispersadas coquetamente por el cielo, y hacía, que cuando una miraba hacia arriba, todo lo viera mejor, …además, ésa tarde nos veríamos, y yo me sentía como flotando en una de esas hermosas nubes.
Cuando llegó la hora, me arreglé lo mejor que pude, y fui hacia el club caminando despaciosamente, porque había salido con tiempo para hacerlo, quería distender mis nervios con una previa caminata. Al llegar al club, pasé el grueso añoso árbol que había frente a la puerta, y me paré en la misma. Había llegado nada más que cinco minutos antes, y me extrañó no encontrarlo, pero disimulé mi impaciencia y miraba de a ratos hacia ambos lados y hacia enfrente, y no aparecía, entonces me angustié pensando que se había arrepentido y había desistido de la entrevista, cuando de pronto al levantar la vista estaba ante mi sonriente y dándome un beso me saludó, invitándome a entrar al club.
Nos ubicamos en una mesita al lado del amplio ventanal que daba al patio, y donde de repente me vino a la memoria toda mi odisea de la noche anterior.
-¿Que queres tomar…? me preguntó solicito
-Un pomelo blanco…le dije y al llegar el mozo, agregó unos sándwiches de miga calentitos.-
Intrigada por mi espera, y porque no lo había visto llegar desde ningún lado y de repente apareció ante mi, le pregunté si él había llegado por generación espontánea al club
Me miró sonriendo con picardía y me confesó que él, en un descuido mío cuando yo miraba para el otro lado, al llegar, se escondió detrás del árbol, para poder verme de cuerpo entero, ya que él me conoció dentro de ése hermoso disfraz, y no me había podido ver ni mi cuerpo ni mis piernas….y como a él las chicas les gustaban con lindas piernas, quiso ver las mías, porque si eran chuecas…se iba.
Una carcajada brotó de mi boca ante tal simpática ocurrencia que a mi ni se me había ocurrido que pudiera imaginársele a él, pero bueno, y contenta dentro de mi alma, que pasé su examen de inspección satisfactoriamente, nos abocamos a nuestra conversación, y las preguntas afloraron
- ¿Cuantos años tenés…? preguntó
- 20 años, le dije, pero el 6 de Mayo cumplo 21 años, y vos,,’,?
- Yo también 20 años y el 14 de Mayo cumplo 21 años…!
- Y tan cerquita los días en que cumplimos y además somos de Tauro, del mismo mes..!
¿Vos sabes que yo te había dado 25 años….?
No me extraña, desde que tenía l5 años, ya me daban 21 años, y entraba a los clubes sin documento, solo saludaba, me dijo sonriendo su travesura
Y la conversación siguió su curso, nos entendimos tan bien, que a partir de ése día, no nos separamos nunca más. Hasta había dado la casualidad de que trabajábamos a seis cuadras de diferencia, así que cuando él salía de su trabajo, me pasaba a buscar y me acompañaba a casa. Y unos de esos días en que el amor está más incipiente que nunca me dijo que cuando cumpliéramos el mes de salida, me iría a pedir a mis padres, así podría después ir a visitarme también a casa
Mi emoción era tan grande, que no podía respirar, y él me besaba con profunda ternura. Llegó el día tan ansiado, y cuando sonó el timbre, al abrir, ahí estaba él con un regalo….es para vos me dijo después de darme un beso, y cuando lo abrí estaba el disco de Carlitos Gardel con su canción “Yo no sé que me han hecho tus ojos” y lloré, porque para mí fué tan tierna su confesión con ésa canción, que no hacia falta más nada que decir. Entramos y lo pasó de lo más lindo, cayó bien con mis padres y con mis hermanos y todo anduvo sobre rieles, hasta el día de su cumpleaños.
Volvíamos ésa noche después del trabajo, y durante nuestro paseo le había entregado mi regalo, me invitó a entrar al bar del club, y ahí charlamos y charlamos hasta que me dijo de pronto Tengo que decirte algo…..Yo me asusté y pensé que algo malo pasaba…que a lo mejor se había arrepentido de nuestro noviazgo…que se yo cuantas malas ideas me invadieron en un segundo.
No pienses nada malo respecto a nosotros, solo quería decirte que cuando nos conocimos te mentí respecto a la edad….
¿Como…? le pregunté sorprendida
- Si… porque cuando vos me preguntaste la edad que tenía te mentí , porque siempre a mi me daban siete años más de los que tenía, y si yo en ése momento te hubiera dicho que tenía dos años menos que vos, seguramente, no hubieras aceptado de salir con un chiquilín de 18 años, porque a veces se valora la capacidad y la corrección por la edad, y yo me dije, nos tratamos y si todo va bien, y ella comprueba que el ser dos años menor, no significa tener menos capacidad para conducirse en la vida, no me va a dejar….y mirándome tiernamente me preguntó..¿Me vas a dejar…?
- Tomándole las manos lo miré a los ojos y le dije “Nunca” pero no te imaginas el drama que me va hacer mi mamá cuando se entere. Sabes que mis padres son italianos, y que tienen la tradición metida en la cabeza, y que siempre me dijeron que mi novio tenía que tener por lo menos cinco años más que yo, sino que no lo eligiera. Menos mal que te aceptaron de la misma edad, fíjate que va a pasar cuando les diga que sos dos años menor…además el problema no es mi papá, el no diría nada, es mi mamá, que es una verduga para ejercer sus decisiones
- Bueno, vamos a tu casa y veamos con que nos sale tu mamá
- Cuando llegamos, mi corazón, empezó a palpitar tremendamente cuando mamá lo felicitó por su cumpleaños y le preguntó cuantos cumplía, con una sonrisa amable, pero cuando mi novio le dijo Sra cumplo l9 años, su rostro se transformó, y de la mujer amable que conoció, surgió inexplicablemente, una mujer que lo definió como chiquilín y que a partir de ése momento, nuestro noviazgo quedaba terminado y que no volviera nunca más por casa…! Papá
desgraciadamente, todavía no había llegado, de modo que después de discutir ásperamente

con la intransigencia de mi madre, salí de casa con mi novio, y nos fuimos a programar de ahí en más nuestras vidas.
- Caminamos mucho, mucho y él no podía consolarme de tanto que lloraba, me tranquilizó y me acompañó hasta la puerta de casa dejándome con la promesa de que él trataría de hablar otro día, en que ella seguramente, estaría más tranquila y viera las cosas de otro modo.-
Pero cuando entré a casa, ya estaba papá, y mamá me llamó autoritariamente. Me acerqué con respeto, porque en aquellos tiempos, existía la palabra respeto, y uno jamás le contestaba a los padres, al contrario, sabía escuchar y se respondía en una forma que actualmente ya no existe.
Supongo que habrás concluido tu noviazgo con ese chiquilín, me dijo
No mamá, Ud. se equivoca, no es ningún chiquilín, es un hombre hecho y derecho, con principios, y además de parecer más edad, la tiene también mentalmente, en ningún momento durante el año que estuvimos de novio me dio la impresión de no razonar como un hombre, al contrario, lo sentí como tal a mi lado, así de protegida y cuidada.-
Te dije que éste noviazgo se terminó, y aquí no entra más, ni va a ninguna fiesta con nosotros, sácatelo de la cabeza.
Pero mamá, como pretende Ud. que yo me saque un noviazgo feliz de mi cabeza, si él es el hombre de mi vida , y no pienso dejarlo, además, ya soy mayor de edad, y puedo decidir por mi misma lo que me conviene o no, y mi novio vale mi decisión.
Pues bien, harás tu noviazgo por la calle, aquí no entra más ese chiquilín, dijo dejándome sola en el comedor con papá. Yo me acerqué a él, que era un padre tierno y cariñoso conmigo, lo que no era mi madre, y le hablé como a un amigo…Papá, mamá está equivocada, y no quiere entender que hace un año que estoy enamorada de mi novio, que no es un paquete que hoy lo pongo aquí, y mañana lo tiro allá. Es un ser humano, somos seres humanos, tenemos sentimientos que viven dentro de nosotros con profunda ternura y que no se pueden desterrar a la sola orden de una madre que hace problemas por la estúpida diferencia de dos años de edad, que yo le aseguro papá, jamás sentí en este año de noviazgo y en todas nuestras conversaciones que existiera la misma, sino me lo dice él, para mí eran 21 años en lugar de 19 años ,
Mamá hace problemas por la edad numérica, porque no se fija en la edad mental….? Si hasta ahora estaba bien con los años que él dijo que tenía, y a ella nunca le pareció un chiquilín, como es que ahora se le cambia todo el buen concepto por la diferencia de dos números….?
Papá me abrazó y me dijo que él no se oponía, que iba a hablar con ella ésta noche, para hacerle comprender.su error. Pero al día siguiente, la cara de papá me demostró su fracaso, pero yo firme en mis convicciones y derechos le dije Papá, seguiré de novia por la calle, hasta que nos podamos casar, y llorando salí de casa a encontrarme con mi amor.
Fueron pasando los meses y habíamos llegado a los seis meses de pasear por la calle, y mi madre seguía haciéndome la vida imposible todos los días, hasta me quería imponer otro novio, como si fuera lo mismo que cambiar de vestido, y no cesaba de amargarme la vida, como si fuera su única meta.
Y así como el agua orada la piedra, ella había horadado mi alma de tal forma, que una noche en que volvíamos a casa, destruida mentalmente por mi madre, al llegar a la vuelta de mi casa para despedirnos, le dije como inconcientemente.que teníamos que separarnos, porque yo no aguantaba más a mi madre, que se había ensañado en tal forma conmigo, por esos dos desdichados años de diferencia, que me obligaba a dejarlo.
El me tomó de los hombros y mirándome con unos ojos desesperados, ante mi resolución me dijo con voz firme y segura ¡No…! ¡ Esto lo arreglo yo ahora mismo..! ¡ Voy a tu casa …toco el timbre y mato a toda tu familia,,,!
Me quedé petrificada, sus palabras golpearon en mi cabeza como un mazazo y mis ideas se aclararon de repente, mi alma estalló en rebeldía y dije nooo!!! Eso no, lo que vos recién dijiste me hizo reaccionar, como puede una madre querer hacerme tanto daño con tanta autoridad, como si yo fuera un títere en sus manos, como si lo que yo quería de éste amor fuera malo…reprochable…noooo, por un capricho no lo iba a aceptar, y tomando del brazo a mi novio, nos volvimos al bar del club, y ahí empezamos a programar nuestras vidas, lejos de esa mala madre, que no me daba amor, pero si constantes amarguras, por el solo hecho de que si yo quería blanco, ella quería negro.-
Y como los padres de él, eran también italianos, pero gente muy buena y que amaba profundamente a su único hijo, les pidió si lo dejaban vivir de casado en su dormitorio de soltero,,y como le iban a decir que no…! Entonces dentro de tres meses.me caso mamá dijo contento abrazando a sus padres. .
Esa noche, en el momento en que mi mamá había ido a la cocina para buscar la comida, yo me acerqué a mi papá y le pedí que se quedara después de comer con la excusa de leer el diario, que le quería hablar urgente, a lo que él, asintió con una sonrisa..Mi madre hasta me controlaba si hablaba con papá, ya era inadmisible lo que me hacía.
Al terminar de cenar y ordenar la mesa, me fui a mi dormitorio y cuando mamá subió al suyo, yo bajé por la escalera de servicio, y corrí al comedor abrazándome a mi papá al que adoraba profundamente y me comprendía, pero que .no podía con mi mamá, y para no discutir se mantenía fuera de la misma, total sabía que a mi no me faltaban argumentos, y que los esgrimía como una buena hija, que no tenía la culpa, de la intransigencia de una madre equivocada y caprichosa.
Papá, le dije, si Ud. quiere que yo me case como una hija que tiene padre y madre, le aviso que me comprometo el 26 de Septiembre y me caso el 18 de diciembre. Me miró y me abrazó, y tiernamente me habló, vos vas a tener tu fiesta de compromiso y de casamiento, igual que tu hermana que se casó hace seis meses. Sumamente emocionada lloré en sus brazos, y ambos lamentamos la actitud obstinada de mi madre.-
Llegó el 26 de septiembre y papá me hizo una hermosa reunión en mi casa, igual que a mi hermana, para festejar mi compromiso, que se desarrolló en paz, porque estaba mi padre atento a todo.-
Pero todavía mi calvario no había terminado, empezó la discusión del vestido de novia, seguía entrometiéndose a pesar de mi silencio, de no contestarle, quería obligarme a usar el vestido de mi hermana.´
Mamá, le dije mirándola fijamente, Ud.ya no puede obligarme a nada, el vestido de novia me lo voy hacer a mi gusto, y me voy a casar en la iglesia que quiero, con el hombre que quiero…entiende…? Deje de hacerme daño, no me hiera más, sabe que es lo más triste…? que todo ese inmenso amor que le tenía se me vino abajo, y de él no queda nada, sé que me voy de ésta casa como si fuera una extraña , a pesar de haber vivido 24 años.
Cuando mi novio se enteró de la opresión que ejercía mi madre sobre mi, por el traje de novia, me llevó a una sedería de Bs.As. que su madre le había recomendado y me compró la tela del traje de novia, que yo me había diseñado.
Hasta en ése detalle tan hermoso para toda jovencita, se interpuso en su egoísmo, no me quería dejar realizar mis sueños libremente. Me acuerdo que faltando unos 10 días antes de mi casamiento, la veía llorar desconsoladamente, con lágrimas copiosas que brotaban de sus ojos, y yo no entendía el por qué :::?
Tuve muchas veces ganas de preguntarle ¿Por qué llora tanto mamá…? ¿Le pasa algo..? Pero no me animaba, le tenía demasiado respeto que rayaba en el miedo….y la pregunta quedaba flotando en el aire, sin respuesta. Cuando faltaban 15 días para mi casamiento, mi madre y hermanas organizaron mi despedida de soltera, la que resultó por suerte agradable y feliz para mi y en la que repartí las invitaciones de casamiento a mis amigas..No sé como pasó, pero justo el día anterior a mi boda, me llamó enojada una de mis amigas, echándome en cara que no la había invitado a la fiesta ¡.No puede ser ! le dije, como no te voy a invitar, si le contraté la agencia de remís a tu tío para el viaje de mi casamiento, se te habrá caído sin darte cuenta, pero todas las amigas que estaban en mi despedida fueron invitadas a la fiesta. Bueno, no te preocupes, cuando llegues mañana a la fiesta, pedí tu tarjeta que está reservada en la entrada, y no pienses mal, búscala…porque la perdiste. Bueno un beso y hasta mañana, nos vemos, y corté nerviosa por ese incidente.
Y llegó el día de mi boda,,, sola con mi modista en mi habitación, ella me ayudó a vestirme, ninguna de mis hermanas se acercaron a verme vestida de novia, tampoco mi mamá…era como un complot en mi contra. Solo mi querido padre me esperaba abajo, para llevarme al altar, con todo el amor de su alma.,mientras mi querida modista, arriba en mi dormitorio, hacía las veces de madre y de hermanas.- No hay peor castigo que soportar el silencio….silencio maldito que nunca pude saber por qué…? Mis preguntas quedaban siempre sin respuesta, ¿Como dios al que tanto amaba pudo permitir tanta maldad, a pesar de mis ruegos…?
Mi modista me elogió con ternura y me abrazó, diciéndome sos la novia mas linda del mundo y tomándome de la mano me ayudó a bajar la escalera. En ése momento sonó el teléfono y era el chófer del remís que tenía que pasar a buscar a mi novio, diciendo que no encontraba la casa
¿Como….? le dije, si hace una semana que el chófer tiene las direcciones de todos los lugares a los cuales debe llevarnos, agregué con enojo. Y tuvimos que esperar en casa hasta que el chófer nos llamara para decirnos que ya había encontrado la casa del novio, sino no podía salir.
Tardó como 15 minutos, para mi angustia, y como mi coche estaba esperándonos, salimos tomando las distancias correspondientes, y eran tantos mis nervios, los de papá y los de la modista, que no nos dimos cuenta que el remís en lugar de doblar hacia la derecha, doblaba hacia la izquierda y para mi desesperación, paraba en la puerta de una iglesia a oscuras.
¿Pero que hace, le grité, a donde me trajo…? Si yo no me caso en ésta iglesia, me caso en la que está del otro lado de ésta avenida. Pero a mi me dieron ésta dirección dijo el pobre chofer, y dando la vuelta a la avenida y sentada en la punta del asiento, del disgusto que tenía, llegamos retrasados a la iglesia. Tantos eran mis nervios por el tremendo atraso, que ni las ovaciones de admiración del público de la calle, conseguía disipar mis ganas de llorar.
En la puerta, la maravillosa marcha nupcial llegó a mis oídos, serenando mi espíritu, y cuando las puertas se abrieron, solo veía embelesada la figura de mi amor esperando en el altar…solo a él…porque él era todo mi mundo. La ceremonia fue sublime, inolvidable y saliendo del brazo en un andar pausado entre tanto público presente, familiares y amigos, descendimos las escaleras de la iglesia y cuando íbamos a subir al coche para que nos llevara primero a la casa de fotografías, el chófer nos preguntó la dirección del lugar a donde debía llevarnos- Sorprendida otra vez le dije…. ¿Cómo….? ¿Pero otra vez la misma pregunta…? ¿Que pasa con las direcciones…?.Ya van tres veces.que cometen el mismo error..!!
Subimos al coche nerviosos, mientras la modista después de ayudarme a acomodar el vestido, le indicaba el lugar de la casa de fotos. Por suerte las fotos se realizaron con felicidad, todo bien, y partimos nuevamente para el salón de fiestas. Ya en el coche, mi esposo antes de que el chófer abriera la boca, le indicó el lugar del salón.
Descendimos felices, ante la ovación de la enorme cantidad de chicas que se agolpaban en la entrada, y como pudimos, ascendimos la escalera, hasta llegar al primer piso, donde todos nuestros amigos y familiares nos rindieron las consabidas pleitesías.
Y como el tiempo está preso dentro de las agujas del reloj, que gira implacable, la hora de irnos llegó por suerte, y cuando entré al vestidor, detrás mio entró mi madre para pedirme la enagua armazón, que me había prestado del vestido de novia de mi hermana, como si yo me lo fuera a llevar.
Ilusa de mí… que llegué a pensar que había tenido un gesto de arrepentimiento, y venía a ayudarme a desvestirme….Cuando supe a que venía, le dije con gesto despectivo ¿ Ud que se cree que yo soy tan miserable como para llevarme la enagua…? En eso entró la modista y ella salió como si nada.-
Partimos felices de viaje de luna de miel, llenos de ilusiones, dueños de nuestro mundo de amor, desapareciendo de nuestras mentes los pensamientos inútiles. Y fuimos realmente felices, volvimos llenos de emociones y de esperanzas.
Ya instalados en la casa de mi suegra, una mujer buena, servicial y compañera, nuestra vida se fue desarrollando en un marco de absoluta normalidad, hasta que un día, me llamó por teléfono la sobrina del dueño de la remisería a la que le había alquilado los remís para mi casamiento, para decirme que estaba cerca de casa y que si no me molestaba, me pasaba a saludar.
Si yo lo hubiera deseado, no creo que se me hubiera dado con tanta prontitud….tenía ganas de tener una larga charla con ésa chica…y se me dio….y ahí estaba esperándola. Sonó el timbre, y al abrir la puerta se me echó al cuello como la amiga más amada que hubiera podido tener. ¿Qué le dio a ésta…? me dije Pasa…pasa...y llegándonos hasta el living le ofrecí sentarse.
¿Que tal…como te fue en tu luna de miel….? Me preguntó toda melosa…ya tenés las fotos..? ¿Y las del casamiento… ? Era un torbellino de preguntas, la cuestión era abrir la boca y escupir palabras. En eso llegó mi esposo y se sumó a la conversación.
Ya que estás aquí, quiero aprovechar para preguntarte si te divertiste mucho con la maldad que nos hiciste …con los malos entendido de los choferes,?
¿Qué estás diciendo..? ¿De que mal entendido me hablas…?
Es lamentable que quieras fingir asombro, la verdad que si tu propósito era hacerme pasar un mal momento, lo conseguiste, y todo para vengarte de tu pérdida de mi invitación. Solo a una ignorante como vos, se le puede ocurrir la maldad que nos hiciste, solo una mente denigrante puede llegar a cometer tanta iniquidad en un día tan importante para toda mujer. Pero no importa, el daño fue por suerte del tamaño de tu cerebro, , nos hizo cosquillas, y gracias por haber venido a saludarme, me diste la inmensa alegría de poder decirte lo que me desesperaba no poder hacerte oír.
Y levantándome la invité a salir. Roja de furia, se fue sin decir una palabra, y cuando cerré la puerta me senté al lado de mi amor, y dándole un profundo beso, le dije…no sabes lo bien que me siento…!

- - - - - - - o - - - - - -- -


.
Volver arriba Ir abajo
http://www.margapaoli.blogspot.com
 
UN BAILE DE CARNAVAL EN MI CLUB
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» UN BAILE DE CARNAVAL EN MI CLUB
» Ouran Host Club Fandub Latino
» COPPERS: Nuevo club de Jazz en Platja D`aro
» club de fans de enma ai
» Club de Señoras

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: