LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte
 

 UN PELO IMPERTINENTE

Ir abajo 
AutorMensaje
Xanino
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Xanino

Femenino
Géminis Perro
Cantidad de envíos : 1247
Fecha de nacimiento : 29/05/1934
Edad : 85
Localización : Madrid - España
Fecha de inscripción : 30/11/2009

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

UN PELO IMPERTINENTE Empty
MensajeTema: UN PELO IMPERTINENTE   UN PELO IMPERTINENTE Icon_minitimeMiér Feb 02, 2011 5:19 am



Uploaded with ImageShack.us




UN PELO IMPERTINENTE



Coloqué sobre el estante del cuarto de baño los tres método que, entonces, yo conocía se usaban para la depilación. Un agua que olía a huevos podridos y quemaba si permanecía más de tres minutos sobre la piel, un trozo de cera compacta muy parecido a un pequeño adoquín que había que desleír al Baño María, y la clásica cuchilla de afeitar que usaba normalmente todo aquel que deseaba rasurar su cara o cuerpo.
Observé los tres métodos estudiando con cual de ellos me atrevía. Era absolutamente necesario dejar mi cuerpo mondo, lirondo y brillante como una bola de billar. Estaba citada con el hombre más guapo conocido en aquel viaje y mis deseos de conquistarlo se habían incrementado cuando me confesó su interés por el matrimonio puesto que ya tenía edad suficiente y medios económicos más que ídem para realizar este deseo –dijo-. Al fin había encontrado el hombre adecuado y, en aquel momento esperaba su llamada en la puerta para acercarnos a la piscina del Hotel en el que, yo en una habitación y él en otra, como personas íntegras y decentes, nos habíamos hospedado.
Pasé la noche en vela escogiendo mentalmente el traje de baño que iba a lucir, claro que sólo tenía tres: dos bikinis exiguos que dejaban poco para elucubrar a la imaginación calenturienta de cualquier hombre y el traje completo que a mí me parecía muy seductor por aquello de insinuar algo que sólo se podía adivinar por un hueco aquí o una abertura allá. Era negro, un adorno en un azul brillante, ocupaba la parte central de un escote que llegaba justo hasta el ombligo sin llegar a enseñar nada inconfesable. Subía en unos tirantes afinados en los hombros para bajar ampliamente hasta más abajo de la cintura en un coqueteo casi indecente con el trasero. Escotadísimo en las ingles, anunciaba un vientre plano y todo lo que, además, se quisiera imaginar y me decidí por él. A partir de ahí comenzó la parte crucial de la decisión. Debía depilarme. Dejar el cuerpo liso, fino y reluciente, suave y deslizante ante cualquier caricia.
Después de pensar seriamente sobre el método de depilación más adecuado, opté por agarrar la maquinilla de afeitar y una vez embadurnado mi cuerpo de espuma de jabón bien extendida por una brocha de pelo de tejón, comencé la obra de arte. Piernas en toda su largura y extensión hasta llegar a esa rayita asquerosa que baja desde el ombligo hasta el pubis y que no sé para qué sirve. Después de dejar las axilas impolutas, me entretuve con aquello que me daba más repelús. Primero el pubis y las ingles y luego, poco a poco y con mucho cuidado en las piruetas obligadas a ejercitar, todo lo demás donde había vello. Claro que no estaba muy segura de si hacía bien o mal. Sabía que en este asunto, los hombres tenían sus particulares gustos pero... después de pensarlo unos segundos, me decidí por rapar todo cuanto estuviera cubierto de pelo. Cuando terminé, satisfecha, me miré en el espejo de cuerpo entero y entonces lo vi. ¡Un pelo! ¡Negro! ¡Brillante! ¡Grueso! ¡Jugoso! ¡Largo! adornaba el centro exacto de mi muslo izquierdo ¿De dónde había salido? ¿O es que había crecido de repente? Faltaba muy poco tiempo para que los nudillos de mi amado elegido, sonaran en la puerta de la habitación, por lo tanto, debía darme prisa. Agarré otra vez la maquinilla y !ras-ras! a contrapelo y a pelo, a derecha e izquierda y ¡nada! El pelo brillante, negro y largo, resbalaba de la cuchilla como si le estuviera haciendo burla, no había quien lo cortara. Cuando cogí las pinzas para tirar de él hasta hacerme sangre si era necesario, sonaron los golpecitos en la puerta: "pam.pam". ¡Dios mío! ¡qué podía hacer! No se me ocurrió otra cosa que, enrollar aquel insolente filamento y ocultarlo bajo un pequeño trocito de esparadrapo, tal vez pasara desapercibido. Me cubrí con un blusón de gasa semitransparente que cubría mi cuerpo justo hasta la tirita y me acerqué a la piscina colgada del brazo de mi anhelada futura conquista.
Pasé el tiempo sentada en una tumbona con temor a un chapuzón por si el agua levantaba el pequeño trocito de cinta y dejaba al aire el desaguisado y cuando aquel inmensamente deseado príncipe azul se colocó a mi lado, lo oí, y sin dar tiempo a ninguna reacción, lo hizo:
-¿Qué te ha pasado? ¿Por qué llevas una tirita?
Inmediatamente sentí como la despegaba y miré aterrorizada mi muslo. Poco a poco observaba como el pelo negro, brillante, grueso y largo, se desenrollaba en una erección que me pareció obscenamente sexual y allí se quedó, tieso, en medio de mi muslo blanco completamente depilado. Quería llorar pero las palabras del hombre escogido me dejaron sin aliento:
-¡Qué cacho pelo más estupendo! ¡Nunca había visto nada igual!
Y como si le hubiera entrado un ataque de erotismo, comenzó a acariciarlo, a chuparlo, a balancearlo con el dedo índice en un acto que me pareció todavía más impúdico. Completamente descontrolado por la pasión me cogió en sus brazos y me llevó a la habitación del Hotel donde se consumó el acto.
Llevamos muchos años casados y el pelo sigue ahí, en el centro mismo de mi muslo izquierdo, pero ahora lo cuido como si fuera de oro. La pena es que comienza a perder vigor y energía, ya no es fuerte, ni erecto, ni brillante, ni grueso, ni negro. Y es que el tiempo pasa para todo, hasta para el pelo más impertinente. MAGDA.


Uploaded with ImageShack.us
Volver arriba Ir abajo
http://loscuentosdemagda.blogspot.com
Mateo
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Mateo

Masculino
Escorpio Gallo
Cantidad de envíos : 5296
Fecha de nacimiento : 18/11/1993
Edad : 26
Localización : Montevideo-Uruguay
Fecha de inscripción : 07/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2ºLugar Concurso "Ecología", parte Textos, Octubre de 2010

UN PELO IMPERTINENTE Empty
MensajeTema: Re: UN PELO IMPERTINENTE   UN PELO IMPERTINENTE Icon_minitimeVie Feb 04, 2011 10:45 pm

JAJAJAJA,NOOOOOOOOOO ,JAJAJAJA,UFF.
ME DIO GRACIA LA SITUACION, EL TRABAJO QUE PASAN LAS MUJERES POR DIOS JAJA,EN MI CASA HAY VARIAS MUJERES,Y UFFF, A ESCONDER MAQUINITAS D AFEITAR Y NADA DE ESAS COSAS, TE USAN TODO JA,Y NO SE PARA QUE TANTO DRAMA
MIRA QUE BIEN LE FUE A LA PROTAGONISTA.

SABIAN QUE EN CUBA LAS MUJERES NO SE DEPILAN,Y ES HASTA UN SIGNO DE BELLEZA LAS PIERNAS ASI NATURALES (NO ES MI GUSTO,PERO..)

ME HICISTE REIREN VERDAD ,ME ENCANTO EL CUENTO,Y JA PENSE QUE ERA DE UN PELADO O ALGO ASI, CUANDO LEI EL TITULO,NINCA PENSE QUE ERA ESO JAJAJA

_________________
El amistad mejora la felicidad y disminuye la tristeza, porque a través del amistad, se duplican las alegrías y se dividen los problemas.

Mateo
Volver arriba Ir abajo
Xanino
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Xanino

Femenino
Géminis Perro
Cantidad de envíos : 1247
Fecha de nacimiento : 29/05/1934
Edad : 85
Localización : Madrid - España
Fecha de inscripción : 30/11/2009

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención:
Premios Premios:

UN PELO IMPERTINENTE Empty
MensajeTema: Re: UN PELO IMPERTINENTE   UN PELO IMPERTINENTE Icon_minitimeSáb Feb 05, 2011 5:47 am

En Cuba yo no sé pero sí se que en Alemania no acostumbran a depilarse las mujeres, por lo menos hace un tiempo cuando yo era más joven.
Gracias por leerlo y me alegro de que te hayas reído... un poquito. Un beso.
Volver arriba Ir abajo
http://loscuentosdemagda.blogspot.com
Contenido patrocinado




UN PELO IMPERTINENTE Empty
MensajeTema: Re: UN PELO IMPERTINENTE   UN PELO IMPERTINENTE Icon_minitime

Volver arriba Ir abajo
 
UN PELO IMPERTINENTE
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: