LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 La encrucijada de Arturo. Capítulo III. Fuimos explotados siendo niños

Ir abajo 
AutorMensaje
Josan
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 287
Fecha de inscripción : 28/12/2010

MensajeTema: La encrucijada de Arturo. Capítulo III. Fuimos explotados siendo niños   Sáb Ene 22, 2011 4:05 pm

Fuimos explotados siendo niños
Si llegar hasta aquí en plena guerra civil se nos hizo difícil, ¿qué iba a ser de nosotros sin una madre que nos amparara? Ya no intercedería para evitar el castigo, y podría pegarnos sin que nadie le contradijera. Quedamos a su cargo cuatro hermanos, en una edad comprendida entre dos y doce años, y en una época en que la escasez de alimentos abundaba por toda España. Sólo e impotente para dar de comer a sus cuatro hijos, le buscó trabajo a dos de mis hermanos en casa de algunos vecinos siendo todavía niños, exceptuándome a mí, y a mi hermana Natalia que éramos muy pequeñitos para trabajar, con dos y cuatro años de edad. Mis hermanos a su corta edad, el trabajo que podían realizar era pastorear ovejas y cabras, su salario, trabajo por la comida, si se podía llamar comida, unas migas hechas con harina y poco aceite.
En esta dramática situación, fue transcurriendo el tiempo hasta que cumplí siete años de edad. Mi padre consideró que ya podía empezar a trabajar pastando cabras y ovejas y me busco trabajo en casa de un vecino cercano.
Él siguió trabajando la pequeña parcela y ayudando con algún jornal en fincas de otros vecinos, pero su ocupación le impedía atender a mi hermana más pequeña, teniendo que dejarla sola en casa o de prestado. Ante esta situación de desamparo de mi hermana, pidió a mis abuelos paternos si podían hacerse cargo de la niña hasta que mejorara nuestra situación económica. Estos cedieron sin poner objeción alguna, ya que eran mayores y vivían solos en su casa. Contando que cuando cumpliera unos añitos más les podría ayudar en los trabajos de la casa y de la tierra que poseían. Mientras, mi padre siguió solo en casa y sin nadie que le molestara. A pesar de que ya no vivíamos con él, nunca dejo de agredirnos, pues bastaba la disconformidad de los amos respecto a nuestro trabajo para recibir sus caricias. Además, siempre insistía a los patrones que realizábamos el servicio: “no tengáis ningún miramiento con ellos; si no cumplen, una bofetada a tiempo les servirá de escarmiento, sé que son muy vagos y no me enfadaré por ello, ante todo deben cumplir con su trabajo”.
Sus consejos surtían efecto y no dudaban en pegarnos por el mínimo motivo.
Por lo tanto, recibíamos palos por ambas partes, y echábamos en falta los cuidados y el amor de mi madre, que siempre prefirió recibir los palos antes que sus hijos.
Fueron transcurriendo años y a pesar de trabajar de sol a sol, nuestra situación económica no mejoraba. Aparte de ser explotados al máximo por aquellos caciques sin escrúpulos, vivíamos en una zona de pobreza y no se podían hacer grandes milagros. Ante esta situación y aconsejado por los vecinos, mi padre decidió nuestro traslado a otra zona rural, donde las tierras eran mejores, para sacar mejor rendimiento a nuestro trabajo.
Mientras, mi hermana más pequeña se vio en la necesidad de quedarse con mis abuelos paternos, con la esperanza de que cambiaria para bien nuestra situación económica y viniera con nosotros — según promesa de mi padre —. Pero se quedaron sólo en buenas intenciones, y mi hermanita quedo con mis abuelos, hasta que — tempranamente — se casó con tal de liberarse de ellos. Y digo liberarse porque en casa de los abuelos fue poco afortunada, ya que también fue objeto de maltratos, pues en un porcentaje medio eran habituales en aquella zona rural por parte de sus progenitores.





Última edición por Josan el Mar Jun 14, 2011 3:51 am, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Jaime Olate
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Capricornio Dragón
Cantidad de envíos : 2008
Fecha de nacimiento : 17/01/1941
Edad : 77
Localización : Santiago de Chile
Fecha de inscripción : 01/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: -Escritor con textos DESTACADOS
Mención Mención: Lobo ,El Detective. Texto EXCEPCIONAL
Premios Premios: 1ºLugar Concurso "Ecología" parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: Re: La encrucijada de Arturo. Capítulo III. Fuimos explotados siendo niños   Mar Ene 25, 2011 11:35 pm

Es tan realista tu historia, que dudo sea ficción. Mientras leía y hablaste de la dictadura, donde en España no eran castigados los abusadores, aquí en Chile se fueron al otro extremo. Una ocasión llegué por mi trabajo a un cuartel de la Policía de Carabineros, llegó una mujer embarazada más o menos unos 8 meses, golpeada en rostro piernas y todo aquello que lográbamos ver; el capitán de ejército ordenó ir a buscar al marido golpeador. Creo que nunca en mi vida vi una golpiza más grande contra el cobarde golpeador de su esposa. Un hombre fornido y acostumbrado a la vida casi salvaje de la zona del carbón, las costillas rotas y las extremidades sonaban con las patadas de las botas de los uniformados. Naturalmente fue llevado al hospital; la idea,según ellos, era restablecer el orden y las leyes (?)
Una novela que muestra crudamente la situación de España de ese entonces.
Volver arriba Ir abajo
Josan
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 287
Fecha de inscripción : 28/12/2010

MensajeTema: Re: La encrucijada de Arturo. Capítulo III. Fuimos explotados siendo niños   Miér Ene 26, 2011 6:18 am

Hola Jaime:
De nuevo te doy las gracias por comentarme y por seguir esta biografía de Arturo, (nombre ficticio), pues en realidad se llamaba Mariano, y digo se llamaba porque ya no está entre nosotros, a Mariano lo conocí como conozco la palma de mi mano, ya que además de vivir juntos algunas vivencias en nuestra niñez somos primos hermanos.
Has acertado amigo, esta historia es real como la vida misma, tú ya sabes que yo siempre me baso en hechos reales para escribir, pues aparte de un cuento y cuatro poemas que que tengo escrito y que es ficticios lo demás todo es real, tu ya conoces mi historia de vida “Las cicatrices del alma” y por si faltaba poco hasta los versos que pego en esta misma página son reales, ya que son sacados de las vivencias de mi niñez, que precisamente relato en cicatrices, por lo tanto, podrás observar plena coincidencia en el libro y en los 84 versos épicos.
De la dictadura de España puedo hablar con razón de causa porque la viví en mis propias carnes, y vi cosas que casi es mejor no hablar porque pone la piel de gallina, ya en mi libro relato algunas vivencias, como el enfrentamiento de la guardia civil con los “maquis” (resistencia al franquismo) en el puente de campanar Valencia (España) 1948 y aquello fue horroroso, entonces tenía yo 10 años y vi como la guardia civil prendía fuego en la entrada de las cuevas del rio turia para que los maquis heridos que se habían refugiado en dichas cuevas murieran asfixiados, así la guardia civil no corría riesgo de recibir algún disparo por parte de los maquis.
Por otra parte se de la dictadura que sufriste los chilenos amigo, para mi todos los extremos son malos, bueno ya no te canso mas jajajajaj.
Te dejo un abrazo muy fuerte y ya sabes que en España tienes un amigo, Josan
Volver arriba Ir abajo
antifaz
Moderador
Moderador
avatar

Masculino
León Perro
Cantidad de envíos : 3605
Fecha de nacimiento : 23/07/1958
Edad : 60
Localización : Villa Colón - Montevideo
Fecha de inscripción : 24/09/2009

MensajeTema: Re: La encrucijada de Arturo. Capítulo III. Fuimos explotados siendo niños   Sáb Feb 05, 2011 1:46 am

En lo que me debo fijar es en lo que está escrito,
no en los entretelones.

Veo un escritor muy firme, de buen pulso para plasmar la historia
y siempre entretenido, lo que no es fácil.

Hay un equilibrio notable en los personaje que importan por la vida que encierran.

Me haré un tiempo para leerla de un tirón, esta sección casi no la frecuento por falta de tiempo. Pero pienso seguirlo de a uno y empezaré por vos.
Volver arriba Ir abajo
Josan
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Cantidad de envíos : 287
Fecha de inscripción : 28/12/2010

MensajeTema: Re: La encrucijada de Arturo. Capítulo III. Fuimos explotados siendo niños   Sáb Feb 05, 2011 8:55 am

Hola antifaz:
Te doy las gracias por leer el III capítulo de “La encrucijada de Arturo” a pesar de no disponer de tiempo, para tu información te diré que todavía quedan por pegar en la página 23 capítulos porque hoy mismo voy a pegar en IV, así que todavía hay para rato jajajajajajaj.
De nuevo te doy las gracias y te mando un abrazo amigo, Josan
Volver arriba Ir abajo
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La encrucijada de Arturo. Capítulo III. Fuimos explotados siendo niños   

Volver arriba Ir abajo
 
La encrucijada de Arturo. Capítulo III. Fuimos explotados siendo niños
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Lovely Complex Fandub Latino!! Grabando Capítulo 3
» SaintSeiya ? - Capítulo 43 - ¡Reviven los dioses de la guerra! ¡Atraviesen el ultimo templo! SUBTTULADO
» La Pantera Capítulo 4 "Superada"
» Las Crónicas de Blorch Capítulo 22 "Dib vs Blorch"
» Julio Verne

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: