LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 La Triste Historia de Siul Emiaj y Bertha Alicia fragmento dos

Ir abajo 
AutorMensaje
Siul Emiaj
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Virgo Cabra
Cantidad de envíos : 418
Fecha de nacimiento : 25/08/1955
Edad : 63
Localización : Tijuana Baja California México
Fecha de inscripción : 08/10/2010

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención:
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: La Triste Historia de Siul Emiaj y Bertha Alicia fragmento dos   Mar Oct 26, 2010 5:02 am








Me deshice de la edad y adopte nuevamente la mirada ansiosa de un joven, me canse de recorrer el mismo camino, ver el tiempo pasar y darme cuenta que seguía arrastrándome en el mismo lugar. Hoy me doy cuenta que los mayores conflictos no se dan entre dos personas, si no dentro de una misma, porque el doble pensamiento de mi felicidad perdida y de un dolor perpetuo me atormenta sin tregua, paseo en torno mio mis ojos funestos, en los que se pintan la consternación y un inmenso dolor, juntamente con mi arraigado orgullo, de una sola mirada, y atravesando con mi mirada un espacio tan lejano, como solo es dado a la penetración que pude tener un corazón herido. veo aquel lugar triste, devastado y sombrío, aquel lugar donde las llamas ya no despedían luz ni calor alguno, pero las tinieblas visibles me sirven tan solo para descubrir regiones de pesares, oscuridad dolorosa, en donde no penetra ni aun la esperanza, la esperanza que donde quiera existe, si yo soy aquel...pero cuan adelgazar en el afán de palpitar en una entrega sincera, cuan decaído, cuan diferente del que revestido de un brillo sobrepujaba en brillo a millares...si tu eres aquella, a quien una mutua alianza, un solo pensamiento. un mismo dictamen, una esperanza igual unieron conmigo en otro tiempo en una empresa gloriosa, y a quien hoy une también. una misma desgracia, contempla desde que altura y en que abismo hemos caído, solo en la vida secreta que llevamos adentro nos enfrentamos con la verdad, ahí cobramos venganza, ahí destruimos, ahí levantamos un ego tan alto como ningún otro, ahí, solo ahí nos atrevemos con nuestras traiciones y cobardías, los teólogos hablan del pecado original para explicar las caídas del hombre, a mi me atrae la fragilidad del hombre para acercarme humilde y soberbio a sus faltas que son las mías, endeblez todos, semejantes, la mujer insustituible y la aborrecida, el padre amado y el despreciado, el hijo que cuenta y el que esta de mas, el amigo amargo y el que ni eso es, nadie escapa a su propia debilidad, todos caemos y no hay quien termine ileso, de esta realidad que es el hombre, la gracia y la desgracia que se juntan, la linea recta y la linea curva que se enredan en una sola geometría, me atrae el mundo de los infractores porque lo hábito, tengo mi propio testimonio, el que vale, mi vida secreta, a cincuenta y tres años de distancia debería serme fácil elaborar certezas, pero no es el caso, los misterios de la vida siguen siéndolo para mi, y no les he encontrado aclaración alguna que pueda satisfacerme, en cambio estoy convencido de que siempre creí en mi destino providencial, y fue probablemente de esa apreciación tan extraña, de donde saque la audacia de querer medirme de frente con quien fuera, me hacia así la ilusión de ser mas hombre de lo que realmente era, la tragedia de vivir, es la de tener un tiempo y un espacio frente a una energía que alcanza para dimensiones mayores, el estar medido para una fuerza rebelde, que siente el poder traspasar cualquier frontera, entonces se presenta el problema, de si esa energía es real o solo soñada, en suma, todo esto es mera vanidad, yo no era nada al venir al mundo, y ahora se que no seré nada, después de abandonarlo, pero aun cuando mi cuerpo sea consumido por el fuego, y mi alma se convierta en vapor, seguirá subsistiendo en los limbos un rastro de este orgullo que fue mi único tesoro, el orgullo de los que nacimos para no tenerlo, el orgullo es la vena, el nervio, el corazón, el territorio sagrado del hombre, el orgullo es el ego, y nada mas sensible que mi propio yo, yo mismo, estarán pensando que ya no hay mañana ni pretextos, que estoy en un callejón sin salida, que Alicia se me fue de las manos, y ha quedado con graves repliques mi responsabilidad, de indolencias y de vanidades egoístas no obstante y a pesar de todo, ni me arrepiento ni vario, por mas que haya cambiado mi brillo exterior, nada podrá alterar este carácter obstinado, este soberano desdén, hijo de la conciencia del amor propio ofendido, ese espíritu, que le indujo a ha levantarse en mi contra, que importa la perdida del campo de batalla, aun no esta perdido todo, conservo todavía una voluntad inflexible, y un valor que no cederá ni se someterá jamás, jamás podrán arrebatarme esta gloria, no me humillare,, no doblare la rodilla para implorar por su amor, esto seria una bajeza, esto seria una vergüenza, mas humillante aun que nuestra caída, construye tu catedral y ríete del resto, así reza el refrán, pero no obstante yo seguí el consejo, y construí en ella mi catedral, sin duda, con mucho mas trabajo y sufrimiento, de lo que ella realmente merecía, el amor esta hecho de tal modo, que ha veces la inteligencia unida a la estupidez, suelen formar parejas mas estables que esas bodas entre mentes semejantes, que no son mas que odios y conflictos, ahora que era mía, la encontré fría y cavernosa, se parecía a esas pesadas construcciones, siempre envueltas en lluvias y heladas brumas, en las que las mentes mas brillantes descubren de pronto la duda, y ven aparecer el reflejo de sus viejas vanidades, reducidas a gesticulantes esqueletos.
Si, yo construí mi catedral, ¡Pero ha que precio!. Mi cerebro esta tan lleno de espuma y pesares, que ha veces no puedo encontrar con precisión mis recuerdos, si no los tiño de ironía y de malicia, su deshilvanado intercambio de ideas, tratando de todo, de nada, y de otras cosas también, sus pensamientos se confundían con sus intenciones, y los manotazos de su ternura, movían un aire espeso de audacias balbuceantes, al verla se podía uno imaginar el peso de sus silencios, los largos silencios interrumpidos por metáforas oscuras, elaboradas en la conjugación de un capricho, de jugar a la creación de cosas extrañas, sin pies ni cabeza, rotas en el primer intento de explicación lógica, su recuerdo llega y corre por mi cabeza, como esos malos vientos insidiosos que vienen y nos refrescan después de un tiempo demasiado pesado, pero nos traen también la tos y la mala muerte si nos descuidamos, se dice ha menudo, que las mujeres pueden amar sin reservas, pero que su admiración es mas exigente, no toleran las debilidades, o las lamentan, lo que no es mejor ¿Acaso pretendí ser mejor que otros? Solo lamento haber sido tan débil, como para amar esa embriaguez del juego y la carrera, la amargura que me producen mi vejez y mis errores, me hacen ver las glorias de este mundo como esas ciudades bellas y misteriosas a la distancia, pero malolientes y sucias no bien estamos dentro de ellas, si se me diera la opción de volver ha vivir mi vida, querría ante todo, que se me concediera otro carácter, entonces la gloria me seria indiferente, y no tendría mas ambición que vivir como un perro al sol, royendo mi hueso y enfrentándome sin demasiada rabia a algunos otros perros felices, tanto por placer como por el ejercicio, el peso de las responsabilidades esta contenido en una alforja, que los hombres se quitan gustosos de sus hombros, para colgarla de los de dios, del diablo, o del vecino, los astrólogos llegan ha colgársela a las estrellas, lo que resulta sumamente practico, revientan ahogados por sus mentiras y entregan al diablo un alma que ya le pertenecía de largo tiempo, y deberían de arrastrar con ellos también a la bola de estúpidos que creen ciegamente en ellos, tengo tanta rabia encerrada dentro de mi, que la erupción de un volcán seria poca comparada con ella, ¿Que si voy a librar batalla?
Me remito a la ayuda de dios para que no tenga que hacerlo, por lo demás, el arte supremo de todo conflicto, debería ser dominar al enemigo sin tener que combatirlo.
Que difícil es vivir sin ella, dominar el corazón, controlar la mente que no se hiera..... hiriéndome, que difícil resulta vivir, teniendo que luchar con los mismos enemigos siempre, siempre los mismos, que no quede hueco para el odio, celos, cansancio, ira, y desaliento, contra los crueles enemigos del alma, la soberbia, la impureza, la traición, a veces en una etapa, a veces en otra, siempre en lucha nunca ceder, porque si cedo
me lastimo, y sufro, y me pongo agresivo, y lastimo a quien amo sin motivo, es tan difícil vivir sin ella, debo cuidar al máximo mi mente, para que nada penetre en mi que no sea bueno, soy tan humano y tan pequeño, pero aspiro por su amor sacar a flote lo que tengo de divino, pese al barro que me cubre, aunque se que realmente nunca fue mía, como yo hubiera querido, me siento como un barco cargado de buenos genes, que perdió todo su valor después de haber llevado su carga ha puerto seguro. Esa forma de devolver con bondades los imperdonables errores, esas manifestaciones cristianas, tan diabólicas, que se recompensan con sonrisas y agradecimientos, mientras por abajo crece el odio y la venganza. Nunca me di cuenta, de que mientras yo me hundía en mi trabajo, ella se construía una nueva vida a pasos acelerados, estaba demasiado ocupado como para notar que ella comenzaba ha dejarme atrás, y sin embargo no pasa un día sin que la eche de menos, yo creía en el matrimonio, pensé que se suponía que ayudaba a la gente a superar las dificultades, pero el nuestro simplemente se desmoronó.

CONTINUARA
Volver arriba Ir abajo
 
La Triste Historia de Siul Emiaj y Bertha Alicia fragmento dos
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Triste Historia de Siul Emiaj Y Bertha Alicia fragmento uno
» Historia de un hombre solitario
» porque me hiciste esto? la triste historia de un perro
» LA MAS TRISTE HISTORIA DE BUSCADORES DE TESOROS ¡PELIGRO!
» La triste historia de Tite Kubo, el mangaka de Bleach.

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: