LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 La piscina de los holandeses.

Ir abajo 
AutorMensaje
antifaz
Moderador
Moderador
antifaz

Masculino
León Perro
Cantidad de envíos : 3605
Fecha de nacimiento : 23/07/1958
Edad : 60
Localización : Villa Colón - Montevideo
Fecha de inscripción : 24/09/2009

MensajeTema: La piscina de los holandeses.   Jue Jul 29, 2010 4:29 am

Estimado:

Te sorprenderá que te escriba siendo que nos vemos con frecuencia, ya que vienes a visitarme casi todas las semanas. Pero por favor, ten paciencia.

No bien llegas, sé que tienes algo nuevo que contarme porque reteniendo el apretón de manos te burlas de mi cara. Que si cojea porque una patilla está más alta o que hay sudestada según el remolino de mi coronilla; que el club de mi bigote tiene un nuevo adepto o que he soñado amores por lo quebrado de mi jopo. En fin, que es en esa instancia cuando queda implícito que viviremos otra de tus aventuras. Y mientras vamos desarrollando la rutina de juntar las cosas, de mirar por la ventana y de decidir sentarnos afuera, tu alegría sin envase me palmotea donde caiga, redescubre algún detalle de la casa y pasa revista al estado de mi familia todo en uno. Es la convulsión por conquistar una mujer recién nacida a tu vista, la corriente más definida del río que desbordas sin cauce. Y el claroscuro bajo una capelina o el contoneo de una falda en
el trolley o el simple enterarte de tal cosa, un hecho nimio, no importa cual, motivo suficiente para que salgas a tender la sutil estratagema que la atrapará. Y ya por fin instalados en la terraza, mientras fumamos en pipa y bebemos vermouth, vas riendo y desarrollando los pormenores que encarnan tu aventura. Mas es imposible permanecer así porque me cuentas y gesticulas, vuelas y creces, respiras la acción que se corporiza mientras yo me voy sumiendo en la más absoluta inmovilidad con e te atiendo.

Ya ves, en nuestra amistad tú eres el héroe y yo el historiador. Sí, podría redecirte hasta en el más mínimo detalle, pero te resultaría insulso pues no tengo tu don para recrear. Si te escribo es porque no puedes escucharme, tú entiendes a través de tus propias preguntas y éstas sólo viven del cómo lo habrías hecho tú en ese mismo
instante en que me interrumpes. En esta diferencia para ti incomprensible radica la esencia de la historia que tanto nos obsesiona, la piscina de los holandeses. Yo sólo puedo ser el testigo que fui y hasta aceptarlo; tú, en cambio, te martirizas ante la imposibilidad de matarla como a tus aventuras, viviéndola de una vez. Por eso hago de cuenta que estás aquí, que he disfrutado tu última conquista y que vuelto a sentarte fumamos y bebemos en la terraza ya sin sombras, y que viendo el confín del parque donde ahora los cipreses tienen claros y ramas secas y dejan ver el nacimiento rotundo de sus troncos pero que en mi niñez era un cerco impenetrable, te fijas en mí y vuelves a pedirme que te cuente la historia.

Para la mayoría de las personas, la llegada de la primavera ha de ser un verde
tierno o un aroma en la brisa; para mí es el rumor torrencial que llega desde el otro lado del cerco y que se irá amortiguando con la mañana conforme se vaya llenando la piscina hasta que sólo quede el traca-traca de la bomba. Y hace dieciséis años que vivo con ese referente porque tenía ocho cuando me lo prohibieron porque los holandeses vivían allí. El matrimonio o los concubinos, porque ni siquiera eso ha quedado establecido, vivió en esa casa mientras la guerra destruía Europa. Creo que traían el agua en la sangre y por eso construyeron la piscina. Nada tenían que ver con los alemanes, pero no se les perdonó la consonancia del idioma. Si aun se les recuerda es por la libertad con que gozaron sus prácticas sexuales, que nadie viera y todos imaginaran, desatando un escándalo póstumo que consumió la intimidad de los hogares del barrio. Y fue necesario que murieran en un crimen pasional o por abuso de opio, con testimonios aducidos que prevalecieron sobre aquellos que
circunstancialmente les vieran marcharse. Desde entonces, sin que nadie más la habitara, la casa tiene un casero deteriorándose con el predio, que durante un día de cada primavera, llena la piscina que así permanecerá hasta el fin de temporada.

Cuando ellos todavía vecindaban, yo era un niño para el que ese cerco representaba el concepto de bosque; detrás habitaban los dragones y las brujas o los alemanes y sus tanques. Era la realidad de la fantasía que empezaba tras las ramas siempre verdes del cerco prohibido. Nada más hubiera sido, salvo la imposibilidad de jugar en el parque si había fiesta en casa de los holandeses -y todavía siento aquellas noches estivales, cálidas, oscuras, pletóricas de luciérnagas y punteadas de misteriosos fuegos, a las que les amanecía una luna inmensa y amarilla vista desde la ventana de mi dormitorio-, nada más hubiera sido, si no fuera por lo que vi. Buscaba una ametralladora olvidada antes de la merienda, la última vez que muriera a manos de los alemanes, cuando escuché… Bueno, cómo saberlo, a esa edad las cosas se
aprenden antes que el nombre. Lo cierto es que me hundí bajo las ramas, que repté levantándolas como pude, que me escurrí instintivamente sigiloso y que ya asomado vi dos senos blancos y redondos casi inmaculados, que se alzaron fugazmente para fijarse en la eternidad de mi memoria. A partir de ese instante que veló el follaje, tuve un motivo que sospechar en cada circunstancia. Ellos desfloraron la palabra prohibido.

Una vez me preguntaste si no había visto el brazo, pues se te antojó que habían escapado en un estertor y que como aldaba debió encerrarlos en las sombras. Enseguida te imaginaste inmerso en plantas blandas con la cabeza hundida en la humedad flagrante de los tallos, con hojas frescas atenuando la fatiga de la espalda y con raíces cómplices donde afirmar los pies. Me explicaste que nuestros jugos no deben caer en el desierto, que somos de agua pura y que perdemos mucha cuando empapamos el ambiente, de ahí la importancia de compensar con la sabia. Reíste ante un recuerdo surgido y me preguntaste si no conocía mi propio sabor. Y que tendrías diez u once años cuando echado en la cama palanqueabas con las piernas en alto para que la pelvis cediera y la boca alcanzara. ¿No?, ¡una lástima!, porque tal elasticidad sólo se logra a esa edad. Pero entonces, tampoco habría probado mi propia salsa. ¡Hermano, no se puede andar convidando sin saber con qué! En otra
oportunidad creíste que eran dos muchachas jugando a esconderse y que debí
quedarme para saber si la cautiva lograba escabullirse o se rendía en otro juego.No te interesaba comprender a un niño asustado.

Otra tarde quedaste convencido de que viera una estatua al desplomarse y me
reprochaste que no supiera distinguir la intolerancia del yeso. Es que estabas
enojado por mi reacción a tu broma, que tuvo como consecuencia que se congelara el resto de la charla. Venías contándome una victoria que te resultara particularmente halagadora por la agilidad del trámite, tanto que disculpaste al hotelucho de pésima categoría por estar al paso y dada la premura del caso. Me explicabas los pormenores de una posición que te permitía experimentar el goce de un máximo contacto a pesar de su difícil ejecución, en la que decidiste debutar en honor a la vertiginosa conquista. Postura que no tuviste mejor ocurrencia que denominar de la SS porque te recordaba al símbolo nazi. Estabas feliz y hasta te reíste de que se te escapara y ella tuviese que ayudarte. De repente me tocaste con un ¿no te estoy excitando, no? y debo haberme quedado visiblemente descompuesto.
No es que no comprenda hoy como entonces que fue una broma, es que fue la única vez que un varón me tocó. ¿Recuerdas nuestra correría? Comenzábamos la Facultad,tú ya habías debutado e incluso me llevabas ventaja. Yo pensaba que presumías y tú intuías mi virginidad, así que me invitaste. Conseguiste las amigas y el auto de tu padre y será a lo grande me dijiste para contagiarme tu entusiasmo. Y en una playa oscura y solitaria me dejaste a la grandota porque la supusiste con los senos de mi infancia y te fuiste con la parlanchina. A mi torpeza le faltaba espacio sobre el improvisado lecho y la arena fría nos llovía la carne que intentábamos encender. Mis sentidos inconexos se dispersaban en el cielo infinitamente estrellado y en las olas que escuchaba llegar. Me sentía como el boxeador que perdiendo la pelea está más consciente del público que de los golpes de su oponente. Por fin cerré los ojos,brillaron los senos y pude acompasar la marea. No bien terminé supe que estabas ahí,parado,observando, Que habías atravesado el cerco: una criatura en celo recién salida del agua. ¿Acabaste?, fue tu permiso para entrar donde yo saliera. Debo haberme quedado igual de descompuesto que cuando me tocaste, sólo que no
podías verme y por eso te lo cuento. A medio vestir volví al auto donde la parlanchina sonreía sentada en el capó, o talvez era una bruja en el espolón de un pánzer. Muchas veces me he preguntado qué hubiera pasado si yo no me retiraba y créeme,la fantasía ha sido peor que el haberlo experimentado. Luego nuestra amistad se ha ido encausando en lo que es, tus aventuras y mis expectativas en un juego de exquisita sensibilidad. ¿Quién más podría entender esto? Ahora sé que gozas tu cuerpo sin prejuicios pero me pregunto por qué nunca lo hemos conversado. ¿Dónde ubicas tú la delicada frontera de la entrega en la amistad? Yo por mi parte te confieso que he sido educado en una familia donde aprendimos a querernos sin medida.
Nunca sentí la necesidad de graduar el amor para diferenciar a sus escasos
integrantes. Y si jamás he salido con una amiga es por todo lo que eso implica, para mí algo abrumador. ¿Comprendes ahora por qué tuve miedo? Tú conoces los límites porque tú mismo los fijas; para mí todo es un abismo. La vez que me jacté llamándote sexo-dependiente me pediste que me explicara y te dije que habías nacido para deleitarte físicamente y en eso te reafirmabas, nada más. No supiste si estar de acuerdo, antes tenía que conocer un secreto de tu propia infancia y me advertiste que no debía juzgarte, sólo saberlo y tratar de entender. Me contaste que de pequeño, y curiosamente tendrías la misma edad que yo cuando vi los senos,jugaste unas vacaciones con un primo con el que llegaron a conocerse demasiado, que se hicieron un reconocimiento en aras de un instinto ancestral que la sociedad lleva siglos reprimiendo, que seguramente tu primo sabía cosas inconvenientes y que las compartía contigo, pero que no querías exculparte, porque lo que yo tan a tinadamente había asentado, podía tener su raíz en esos juegos que ahora iluminaba mi firmación. En todo caso, te considerabas exonerado por inocencia y sólo aceptabas un despertar prematuro que debió esperar como el de cualquiera hasta que llegase el tiempo. Así supe lo profundo de nuestra amistad y cómo estaba
en deuda de franqueza, por eso te lo cuento.

Te mencioné que una vez vi la piscina de cerca, esto es exactamente lo que ocurrió.Recién había cumplido los catorce y era el veranillo de San Juan aunque como de costumbre no estaba en fecha. La humedad chorreaba al sol por todas partes y no sé por qué, ese ambiente asfixiante me remitió a la piscina. Así que me puse una pelota de tenis en el bolsillo por si me encontraba con el casero y atravesé el cerco. Me topé con una vegetación enmarañada que se tragaba al parque entero. Estuve un rato escuchando ese otro mundo y como sólo escuché cantos y rumores de aves, me abrí paso por el pastizal hasta encontrar un sendero que rodeaba el perímetro.Apenas unos restos de bitumen con despuntes de ladrillo, anegado de yuyos e interrumpido de tanto en tanto por las ramas rastreras de los arbustos. Avancé fascinado respirando perfumes desconocidos sudando copiosamente pese a la sombra fresca, ya que si el cielo aparecía era por un quebrado de ramas secas.Flores, frutos y hojas inmensas asomaban cada tanto, así como esculturas de ninfas procaces en el descuido de su castidad. Tratando de salir de un arbusto espinoso me topé de bruces con un muro de piedras coronado por una espléndida Venus fosforescente en la penumbra, dibujada por el moho de los años. Detrás había una isla salvaje de rosales tragándose lo que fuera una pérgola para el té y más allá, aparecía por fin un retazo de los inclinadísimos tejados de la casa que yo conocía de pasar por la calle y que siempre me pareciera una vieja dama que se dejara avejentar con mansedumbre. Ya con los ventanales traseros a la vista me encontré que daban a una explanada grande a la que se accedía por escaleras laterales.Recompuse la ropa tanto como pude y tanteando la pelota milagrosamente en mi bolsillo, subí. La terraza albergaba a la piscina vacía. Me impresionó pequeña, era adoquinada, como de unos seis por cuatro metros y dos de profundidad. Unas plantas rojizas volcaban salvajes en su interior desprendiendo un perfume penetrante, entre acre y dulzón; se me ocurrieron descoloridas a falta de agua,como la melena de una anciana sin teñir. Una escalera de material se perdía en el fondo totalmente recubierto por podredumbre vegetal y entre un penacho de ramas aparecía el caño herrumbrado por donde la bomba la llenaba en cada primavera. Se me ocurrió bajar unos escalones y fue fatal. El olor reconcentrado me mareó y de
pronto se me nubló la vista y un fuego interior me abrazó; caí suavemente, casi desvanecido. Tuve una última conciencia de lo inevitable y apenas si pude liberar la tirantez que ya estallaba palpitante.

Ahora voy a interrumpir estas letras para matar esta historia como lo harías tú,
viviéndola de una vez. Tengo la autorización del casero y esta tarde voy a
bañarme. Lo que resulte, sea lo que sea, estará esperándote en tu buzón y cuando regreses de Buenos Aires me habrás leído y ya no podré arrepentirme.
He aquí mi baño inaugural, todavía estoy bajo sus efectos. No sé si hago bien en contártelo, quizás debiera esperar a que tú también lo experimentes. Estaba helada y tuve que entrar lentamente para aclimatarme; muy oscura, por las rodillas ya no me veía los pies. Las plantas son de una coloración mucho más profunda y semejan manos que remueven el agua; nada queda del perfume que me embriagara. Otra fragancia tiene el aire zumbado de insectos y los pájaros cantan a gusto en la espléndida tarde; la casa está muda como de costumbre. Con el agua al cuello braceé para mantenerme a flote y la excitación se me metió piel adentro como si el agua me inundara por los poros. Me saqué el bañador y cerré los ojos. Imaginé a los holandeses bajando a la terraza con sus invitados: ella muy blanca, caderuda y plana;él rechoncho, rosáceo y de genitales pequeños. Me venció la somnolencia y fui aleteando con las manos mientras hacía la plancha a la deriva, sólo volvía a centrarme
instintivamente cuando mis pies tocaban las plantas o mis manos la piedra. Los oí entrar al agua; ni borrachos ni drogados, sólo bañistas sumisos. También estabas tú y creo que las otras eran conocidas; sin verlos todo era perfectamente natural. Una noche tórrida de antorchas y deseos, protegida de los niños y recelada por los demás,que la guerra de la envidia destruiría con sus ejércitos de moralidad bajo la consigna de las buenas costumbres. De pronto fui todo el universo a partir de mi consciencia,una música sideral que viajaba la eternidad. Estuve, fui; infinitamente solo y con todos y con todo.

Afectuosamente, tu amigo.
Volver arriba Ir abajo
Poesiacarnivora
Admin
Admin
Poesiacarnivora

Femenino
Aries Rata
Cantidad de envíos : 16322
Fecha de nacimiento : 16/04/1972
Edad : 46
Localización : Montevideo-Uruguay
Fecha de inscripción : 05/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - A la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1ª y 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Jue Jul 29, 2010 3:31 pm

Bueno, me gusto mucho el estilo epistolar de este texto, en eso no tengo nada que acotar, es perfecto.
Y supiste perfectamente difrazar dentro de ese género varios temas: la amistad no bien entendida, las memorias de una guerra, brevemente mencionada, el despertar de la sexualidad de dos chicos pero de diferente forma...
Las descripciones impresionantes, perfectas, puede visualizar ese jardin abandonado, con los rosales como pulpos abarcandolo todo, es más me fui a esas casonas del prado anbandonadas, donde detras de sus muros uno se imagina tantas cosas sucedidas.
Me encanto, realmente me encanto, tiene mucho este texto.
Quizas te parezca raro que diga "memorias de una guerra", pero en dos oportunidades "la imagen de la ss y que se confundiera a los holandeses con los alemanes, inmediatamente me llevo a evocar eso.
Por otro lado, una critica a la hipocrecia de la sociedad, ese creer mejor que se murieron, como para expiar sus propias culpas, ,ufff, mucho, mucho que sacar de esta carta.
El final, una estampa de pelicula sinceramente, así la visualice.Perfecto.
Y volvere a leerlo, pues creo que encontrare más aún.

Que las hadas te acompañen
Volver arriba Ir abajo
http://www.letrasyalgomas.com
manuelchocano
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo


Masculino
Capricornio Serpiente
Cantidad de envíos : 533
Fecha de nacimiento : 07/01/1978
Edad : 41
Localización : Guatemala/Capital
Fecha de inscripción : 23/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención:
Mención Mención:
Premios Premios:

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Jue Jul 29, 2010 4:55 pm

"....Ya ves, en nuestra amistad tú eres el héroe y yo el historiador..."

Cortazariano, simplemente genial.
Volver arriba Ir abajo
Gladys
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo


Femenino
Cantidad de envíos : 531
Fecha de inscripción : 01/08/2008

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Jue Jul 29, 2010 5:11 pm

Una carta interesante que en el fondo me sono a reproche y a una final auto valoracion de si mismo.
Volver arriba Ir abajo
Ciudadano del Mundo
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Ciudadano del Mundo

Masculino
Tauro Caballo
Cantidad de envíos : 1553
Fecha de nacimiento : 02/05/1990
Edad : 28
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: Mención Especial en el Primer Concurso Conjunto de Fotografía

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Vie Jul 30, 2010 1:23 am

Creo que no le quedo nada por decir en su carta, y por demás deja bien en claro quien es el héroe de la historia...al menos para mi, no es su amigo.
Muy bien trabajado el tema y el género.
Volver arriba Ir abajo
sgrassimeli
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
sgrassimeli

Femenino
Cantidad de envíos : 5982
Fecha de inscripción : 07/04/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: POEMA EXCEPCIONAL: CUANDO ME NOMBRAS- a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2º Lugar Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Vie Jul 30, 2010 10:25 am

Impecable... Todo es logradísimo y sin embargo estas dos frases me parecieron magnas también: "Ya ves, en nuestra amistad tú eres el héroe y yo el historiador...Estuve, fui; infinitamente solo y con todos y con todo."
Volver arriba Ir abajo
Sagid
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Sagid

Masculino
Pez Cerdo
Cantidad de envíos : 387
Fecha de nacimiento : 12/03/1971
Edad : 47
Localización : Columbia MO 65202
Fecha de inscripción : 28/05/2010

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Lun Ago 09, 2010 11:53 pm

Es una carta que vale la pena y merece ser leída y releída a fondo no una sino varias veces ya que hay mucho que encontrar entre líneas...
El historiador pasa a ser el héroe al final, siento como una reinvindicación al término de la carta.
Las imágenes son claras debido a lo pulcro de la narración.
La forma de exponer ese despertar a la sexualidad y la cierta atracción hacia el amigo es muy sutil, lo trataste con suma delicadeza y creo que es una situación que se vive muy a menudo pero que no es fácil hablar del tema...
Me llamó mucho la atención la mención de las SS... es la primera vez que leo algo así en muchos años...
Y el final... deja todo un abanico de posibilidades...
Volver arriba Ir abajo
http://www.lasiestamex.com
antifaz
Moderador
Moderador
antifaz

Masculino
León Perro
Cantidad de envíos : 3605
Fecha de nacimiento : 23/07/1958
Edad : 60
Localización : Villa Colón - Montevideo
Fecha de inscripción : 24/09/2009

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Mar Ago 10, 2010 12:28 am

Gracias!
Es un tema ambiguo, difícil de tratar sin que se desvirtúe o caiga hacia un área no deseada.
Por eso presté especial atención a estos comentarios y hasta molesté.
Gracias!
Volver arriba Ir abajo
Mateo
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Mateo

Masculino
Escorpio Gallo
Cantidad de envíos : 5296
Fecha de nacimiento : 18/11/1993
Edad : 25
Localización : Montevideo-Uruguay
Fecha de inscripción : 07/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2ºLugar Concurso "Ecología", parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Mar Ago 10, 2010 3:36 pm

COMO TE DIEJE YA LO HABIA LEIDO Y ME ENTRO UNA COSA POR COMENTARLO,PERO BUENO, VOY A TIRARME AL AGUA:

LA PSICINA DE LOS HOLANDESES,UN TITULO EMBLEMATICO Y SIMBOLICO,QUE NOS ADELANTA EL TEMA Y QUE A SU VEZ CONTIENE OTRA SIGNIFICACION QUE EL LECTOR DEBERA ENCONTRAR AL LEER EL TEXTO


Estimado:

Te sorprenderá que te escriba siendo que nos vemos con
frecuencia, ya que vienes a visitarme casi todas las semanas. Pero por
favor, ten paciencia.

ES UNA CARTTA, DE ESTILO COLOQUIAL, NO FORMAL, DONDE DE ENTRADA EL EMISOR ADVIERTE, NO SOLO A EL DESTINATARIO, SINO QUE YA PONE EN ALERTA AL LECTOR,POR UNO SE PREGUNTA, SI SE VEN SEGUIDO PARA QUE DIABLO LEESCRIBE,PERO CON ESA INTRODUCCION LOGRA CAPTAR LA ATENCION DE QUIEN LA LEE,ME PARECIO UN GRA ACIERTO ESO,YA QUE SINO UNA CARTA NO ES ALGO QUE ATRAPE A NO SER QUE SEA PARA UNO.

No bien llegas, sé que tienes algo nuevo
que contarme porque reteniendo el apretón de manos te burlas de mi cara.
Que si cojea porque una patilla está más alta o que hay sudestada según
el remolino de mi coronilla; que el club de mi bigote tiene un nuevo
adepto o que he soñado amores por lo quebrado de mi jopo. En fin, que es
en esa instancia cuando queda implícito que viviremos otra de tus
aventuras. Y mientras vamos desarrollando la rutina de juntar las cosas,
de mirar por la ventana y de decidir sentarnos afuera, tu alegría sin
envase me palmotea donde caiga, redescubre algún detalle de la casa y
pasa revista al estado de mi familia todo en uno. Es la convulsión por
conquistar una mujer recién nacida a tu vista, la corriente más definida
del río que desbordas sin cauce. Y el claroscuro bajo una capelina o el
contoneo de una falda en

YA DE ENTRADA EL EMISOR NOS MUESTRA QUE BIEN RECONOCE A SU AMIGO,YA SABE SUS MOVIMIENTOS,Y HASTA LO QUE DIRA.
ME RESULTO FACIL ENTENDER ESA PARTE, POR QUE TENGO AMIGOS QUE CUMPLEN ESA RUTINA, CASI COMO UN RITO,LLEGAN,ENTRAN UNA O DOS BROMAS, SE COMIENZA A PENSAR QUE HACER MIRANDO PARA A FUERA, TE EMBROMAN CON ALGO DE TU CASA, O TE CACHAN SI HAY MEDIAS SUCIAS EN EL PISO, YO QUE SE, ALGO QUE PARECE SER COMO UN RITUAL EN ESTA PARTE DE LA VIDA Y QUE EL QUE ESCRIBE CONOCE Y DESCRIBE BIEN.

Mas es imposible
permanecer así porque me cuentas y gesticulas, vuelas y creces,
respiras la acción que se corporiza mientras yo me voy sumiendo en la
más absoluta inmovilidad con e te atiendo.

OBVIAMENTE SU AMIGO TIENE UNA PERSONALIDAD QUE LO APABULLA, DE ESOS QUE CON LA PARLA LOGRAN DEJARNOS CHIQUITOS, Y SIN SABER QUE HACER, O QUE DECIR Y QUE CUALQUIER COSA QUE CUENTEN SIEMPRE SE NOS RIDEMSIONA.EN ESTA PARTE ES CASI LA ACEPTACION DE LA ANULACION DEL PERSONAJE EMISOR, FRENTE AL OTRO PERO TAMBIEN COMIENZA A TOMAR FORMA DE DESHOGO LA CARTA, PUCHA NO PUEDO DECIRTELO DE FRENTE POR QUE ME ANULAS, TE LO DIGO ASÍ, A VECES ES MAS FACIL, ES COMO QUE MEDIANTE PAPEL EL EMISOR RETOMA SU LUGAR, SINO SE PIERDE FRENTE AL OTRO,POR QUE HASTA EN EL RELATO DE LAS ACCIONES DEL OTRO , EL AMIGO TOMA MAYOR IMPORTANCIA O CAPTA MAS LA ATENCION DEL LECTOR QUE LA DEL POBRE TIPO QUE ESCRIBE.

Ya ves, en nuestra
amistad tú eres el héroe y yo el historiador. Sí, podría redecirte hasta
en el más mínimo detalle, pero te resultaría insulso pues no tengo tu
don para recrear. Si te escribo es porque no puedes escucharme, tú
entiendes a través de tus propias preguntas y éstas sólo viven del cómo
lo habrías hecho tú en ese mismo instante en que me interrumpes. En
esta diferencia para ti incomprensible radica la esencia de la historia
que tanto nos obsesiona, la piscina de los holandeses.
SE AFIRMA LO QUE DIGO ANTERIORMENTE EN ESTE PARRAFO, ENFANTIZA LA IDEA , EL MISMO EMISOR RECONOCE QUE DE OTRA FORMA EL PIERDE VALOR FRENTE AL OTRO.
PRIMERA REFERENCIA AL TITULO,A LA PSCINA DE LOS HOLANDESES,HAY UN ADELANTO IMPORTANTE DEL CARIS DE LA HISTORIA, DE COMO SERIA CONTADA SEGUN LAS DIFERENCIAS, O COMO ESA PISCINA INFLUYO EN LA HISTORIA ENTRE LOS DOS.SE CRE ESPECTATIVA EN ESTA PARTE COMO FORMA DE MANTENER LA ATENCION.


Yo sólo puedo ser
el testigo que fui y hasta aceptarlo; tú, en cambio, te martirizas ante
la imposibilidad de matarla como a tus aventuras, viviéndola de una
vez. Por eso hago de cuenta que estás aquí, que he disfrutado tu última
conquista y que vuelto a sentarte fumamos y bebemos en la terraza ya sin
sombras, y que viendo el confín del parque donde ahora los cipreses
tienen claros y ramas secas y dejan ver el nacimiento rotundo de sus
troncos pero que en mi niñez era un cerco impenetrable, te fijas en mí y
vuelves a pedirme que te cuente la historia.

ESTA PARTE ME CONFUNDE, UNO ES TESTIGO CALLADO Y PREFIERE SEGUIR ASI, NO FUE PARTICIPE DE ESA HISTORIA, EL OTRO SE MARTIRIZA, ES DECIR , NO SE PERO SI ALGO CAUSA MARTIRIO ES PORQUE DUELE, PORQUE ES ALGO QUE QUISIERA BORRARSE DE LA MENTE Y NO PUEDE, Y AHI MI CONFUSION POR QUE SIN EMBARGO PIDE QUE SE VUELVA A CONTAR LA HISTORIA.

Para la mayoría de las personas, la llegada de la primavera ha de ser un verde
tierno
o un aroma en la brisa; para mí es el rumor torrencial que llega desde
el otro lado del cerco y que se irá amortiguando con la mañana conforme
se vaya llenando la piscina hasta que sólo quede el traca-traca de la
bomba. Y hace dieciséis años que vivo con ese referente porque tenía
ocho cuando me lo prohibieron porque los holandeses vivían allí.
QUE LE PROHIBIERON? ENTRAR A LA CASA?, DISFRUTAR DE ESA PISCINA QUE AHORA TAN SOLO PUEDE EVOCAR EL RUIDO?,LA PISCINA ES UN ELEMENTO FANTASTICO EN EL CUENTO, COMO EN CORTAZAR LO SON LOS PARQUES DE ROBLE, ES UNA PUERTA A OTRA DIMENSION QUE TODAVIA NO LOGRO CAPTAR.PERO SI ES EVIDENTE QUE DETRAS DE ESE CERCO HAY UN MUNDO FANTASTICO Y QUE LA PSICINA ES EL ELEMENTO QUE UNE AMBOS PLANOS (JA ME LEI EL CUENTO DE CORTAZAR MIL VECES ME LO SE DE MEMORIA Y EN ESTE PUNTO LE ENCUNTRO SIMILITUD EN CUANTO AL REALISMO MAGICO QUE SE APLICA A ESTA HISTORIA)

El
matrimonio o los concubinos, porque ni siquiera eso ha quedado
establecido, vivió en esa casa mientras la guerra destruía Europa.

TODO ES IMPRESISO, ES MAS MEJOR ASI,PUES SEGUN EVOCA EL TIEMPO EN QUE SE DIO LA HISTOIA,LE CREA MAS EXPECTATIVAS QUE SEAN CONCUBINOS, PUES PARA LA SOCIEDAD DE ESA EPOCA ESO ERA ALGO ABERRANTE,LO QUE HACE QUE YA NOS TOMEMOS UNA IDEA DE ESA PAREJA, QUE ESCVAPA DE LA VIOLEENCIA DE UNA GUERRA Y VIENEN A REFUGIARSE EN ESA CASA
VA A VER A PARTIR DE AQUI UNA BREVE CRITICAA SOCIAL , PREJUICIOS DE UNA EPOCA QUE MUCHO NO DIFIEREN DE ESTA, HISTORIAS QUE SE TEJEN SIN SABER ,COMO DIRIA POE JA NADIE ME SERVI DE COLCHON PARA ANDAR HABLANDO,PERO LO HACEN IGUAL, Y ESO ES TIPICO DE UN BARRIO.
Y ES MAS QUEDA MAS FIRME LA IDEA CUANDO LOS RUMORES PUEDEN MAS QUE LA VERDAD, POR QUE SINO,LA HISTORIA YA NO TIENE SENTIDO, PIERDE INTERES, A TODOS NOS LLAMA LA ATENCION UNA HISTORIA CON PERSONAJES SORDIDOS QUE CON BUENA GENTE, DEBE SER PARTE DE LA NATURALEZA HUMANA ESO DEL MORBO QUIZAS NO SE COMO LLAMARLO, PERO ENTRE LA HISTORIA DE UNA PAREJA EXTRAÑA, CON PRACTICA SEXUALES ALOCADAS, FIUMADORES DE OPIO CON ALGUN ASESINATO PASIONAL,Y UNA PAREJA NORMAL CASADA CON DOS HIJOS, TRABAJADOR Y AMA DE CASA, OBVIO QUE VQAMOS A LEER LA PRIMERA, POR QUE QUIZAS ES LO QUE NO CONOCEMOS, LO QUE LLAMA LA ATENCION,POR LO CUAL ESTA BIEN MANEJADA LA PSIQUIS DEL LECTOR
Desde entonces, sin que nadie más la habitara, la
casa tiene un casero deteriorándose con el predio, que durante un día
de cada primavera, llena la piscina que así permanecerá hasta el fin de
temporada.

ESTO TAMBIEN ES IMPORTANTE,POR QUE LE DA CONTINUIDAD A LA HISTORIA, COMO DIJE LA PISICINA ES EL LAZO DE UNION, SI SIMPLEMENTE SE SECARA, EL CUENTO NO TIENE SENTIDO, ADEMAS LE CREA UN HALO DE MISTERIO AL CUENTO,PUES ES LLENADA COMO SI ESA PISCINA ESPERARA EL REGRESO DE ALGUIEN, O COMO UNA TENTACION AL DELITO O ALGO ASI.

Cuando ellos todavía vecindaban, yo era un niño para
el que ese cerco representaba el concepto de bosque; detrás habitaban
los dragones y las brujas o los alemanes y sus tanques. Era la realidad
de la fantasía que empezaba tras las ramas siempre verdes del cerco
prohibido. Nada más hubiera sido, salvo la imposibilidad de jugar en el
parque si había fiesta en casa de los holandeses -y todavía siento
aquellas noches estivales, cálidas, oscuras, pletóricas de luciérnagas y
punteadas de misteriosos fuegos, a las que les amanecía una luna
inmensa y amarilla vista desde la ventana de mi dormitorio-, nada más
hubiera sido, si no fuera por lo que vi. Buscaba una ametralladora
olvidada antes de la merienda, la última vez que muriera a manos de los
alemanes, cuando escuché… Bueno, cómo saberlo, a esa edad las cosas se
aprenden
antes que el nombre. Lo cierto es que me hundí bajo las ramas, que
repté levantándolas como pude, que me escurrí instintivamente sigiloso y
que ya asomado vi dos senos blancos y redondos casi inmaculados, que se
alzaron fugazmente para fijarse en la eternidad de mi memoria. A partir
de ese instante que veló el follaje, tuve un motivo que sospechar en
cada circunstancia. Ellos desfloraron la palabra prohibido.

LA MENTE INFANTIL AYUDADA POR LOS COMENTARIOS DEL BARRIO POTENCIAN LA IMAGINACION, PERO SOBREVIENE EL HECHO FORTUITO, EL DESCUBRIMIENTO O LA ACCION DE LA QUE SERA TESTIGO....LOS PUNTOS SUSPENSIVOS ME DIERON GANAS DE PUTEAR JA,POR QUE YA QUIERO SABER QUE VIO O QUE PASO ALLI, MANTIENEN LA EXPECTATIVA Y YA COMIENZA A DESEPERAR AL LECTOR ( AL MENOS A MI).
VIO A LA HOLANDESA DESNUDA, HAY UNA IMAGEN MUY POETICA PARA DESCRIBIR ESA PARTE LO QUE NOS MUESTRA LA FASCINACION Y CONTEMPLACION DEL PERSONAJE ANTE AQUELLO QUE NO HUBIERA IMAGINADO. DESDE ESE MOMMENTO LO PROHIBIDO PERDIO SENTIDO

Una
vez me preguntaste si no había visto el brazo, pues se te antojó que
habían escapado en un estertor y que como aldaba debió encerrarlos en
las sombras. Enseguida te imaginaste inmerso en plantas blandas con la
cabeza hundida en la humedad flagrante de los tallos, con hojas frescas
atenuando la fatiga de la espalda y con raíces cómplices donde afirmar
los pies. Me explicaste que nuestros jugos no deben caer en el desierto,
que somos de agua pura y que perdemos mucha cuando empapamos el
ambiente, de ahí la importancia de compensar con la sabia. Reíste ante
un recuerdo surgido y me preguntaste si no conocía mi propio sabor. Y
que tendrías diez u once años cuando echado en la cama palanqueabas con
las piernas en alto para que la pelvis cediera y la boca alcanzara.
¿No?, ¡una lástima!, porque tal elasticidad sólo se logra a esa edad.
Pero entonces, tampoco habría probado mi propia salsa. ¡Hermano, no se
puede andar convidando sin saber con qué! En otra
oportunidad creíste que eran dos muchachas jugando a esconderse y que debí
quedarme para saber si la cautiva lograba escabullirse o se rendía en otro juego.No te interesaba comprender a un niño asustado.

Otra tarde quedaste convencido de que viera una estatua al desplomarse y me
reprochaste que no supiera distinguir la intolerancia del yeso. Es que estabas
enojado
por mi reacción a tu broma, que tuvo como consecuencia que se congelara
el resto de la charla. Venías contándome una victoria que te resultara
particularmente halagadora por la agilidad del trámite, tanto que
disculpaste al hotelucho de pésima categoría por estar al paso y dada la
premura del caso. Me explicabas los pormenores de una posición que te
permitía experimentar el goce de un máximo contacto a pesar de su
difícil ejecución, en la que decidiste debutar en honor a la vertiginosa
conquista. Postura que no tuviste mejor ocurrencia que denominar de la
SS porque te recordaba al símbolo nazi. Estabas feliz y hasta te reíste
de que se te escapara y ella tuviese que ayudarte. De repente me tocaste
con un ¿no te estoy excitando, no? y debo haberme quedado visiblemente
descompuesto.
No es que no comprenda hoy como entonces que fue una
broma, es que fue la única vez que un varón me tocó. ¿Recuerdas nuestra
correría? Comenzábamos la Facultad,tú ya habías debutado e incluso me
llevabas ventaja. Yo pensaba que presumías y tú intuías mi virginidad,
así que me invitaste. Conseguiste las amigas y el auto de tu padre y
será a lo grande me dijiste para contagiarme tu entusiasmo. Y en una
playa oscura y solitaria me dejaste a la grandota porque la supusiste
con los senos de mi infancia y te fuiste con la parlanchina. A mi
torpeza le faltaba espacio sobre el improvisado lecho y la arena fría
nos llovía la carne que intentábamos encender. Mis sentidos inconexos se
dispersaban en el cielo infinitamente estrellado y en las olas que
escuchaba llegar. Me sentía como el boxeador que perdiendo la pelea está
más consciente del público que de los golpes de su oponente. Por fin
cerré los ojos,brillaron los senos y pude acompasar la marea. No bien
terminé supe que estabas ahí,parado,observando, Que habías atravesado el
cerco: una criatura en celo recién salida del agua. ¿Acabaste?, fue tu
permiso para entrar donde yo saliera. Debo haberme quedado igual de
descompuesto que cuando me tocaste, sólo que no
podías verme y por
eso te lo cuento. A medio vestir volví al auto donde la parlanchina
sonreía sentada en el capó, o talvez era una bruja en el espolón de un
pánzer. Muchas veces me he preguntado qué hubiera pasado si yo no me
retiraba y créeme,la fantasía ha sido peor que el haberlo experimentado.
Luego nuestra amistad se ha ido encausando en lo que es, tus aventuras y
mis expectativas en un juego de exquisita sensibilidad. ¿Quién más
podría entender esto? Ahora sé que gozas tu cuerpo sin prejuicios pero
me pregunto por qué nunca lo hemos conversado. ¿Dónde ubicas tú la
delicada frontera de la entrega en la amistad? Yo por mi parte te
confieso que he sido educado en una familia donde aprendimos a querernos
sin medida.
Nunca sentí la necesidad de graduar el amor para diferenciar a sus escasos
integrantes.
Y si jamás he salido con una amiga es por todo lo que eso implica, para
mí algo abrumador. ¿Comprendes ahora por qué tuve miedo? Tú conoces los
límites porque tú mismo los fijas; para mí todo es un abismo. La vez
que me jacté llamándote sexo-dependiente me pediste que me explicara y
te dije que habías nacido para deleitarte físicamente y en eso te
reafirmabas, nada más. No supiste si estar de acuerdo, antes tenía que
conocer un secreto de tu propia infancia y me advertiste que no debía
juzgarte, sólo saberlo y tratar de entender. Me contaste que de pequeño,
y curiosamente tendrías la misma edad que yo cuando vi los
senos,jugaste unas vacaciones con un primo con el que llegaron a
conocerse demasiado, que se hicieron un reconocimiento en aras de un
instinto ancestral que la sociedad lleva siglos reprimiendo, que
seguramente tu primo sabía cosas inconvenientes y que las compartía
contigo, pero que no querías exculparte, porque lo que yo tan a
tinadamente había asentado, podía tener su raíz en esos juegos que ahora
iluminaba mi firmación. En todo caso, te considerabas exonerado por
inocencia y sólo aceptabas un despertar prematuro que debió esperar como
el de cualquiera hasta que llegase el tiempo. Así supe lo profundo de
nuestra amistad y cómo estaba
en deuda de franqueza, por eso te lo cuento.

TODA ESTA APRTE NO ENTIENDO MUCHO, ES DECIR SI VEO COMO EVOCA LAS VIVENCIAS, LOS RELATOS, COMO A TRAVES DE ELLOS HACE UNA VALORACION DE LA AMISTAD, DE LOS VALORES DE CADA UNO, DE COMO QUIEN A VALORADO ESA AMISTAD, COMO EL VE EL ROL DE CADA UNO DENTRO DE ESA RELACION,LO QUE NO SE QUE TIENE QUE VER CON LA PISCINA JA JA, SE HABLA DE COMO SE SIENTIERON DIFERENTE LAS EXPERIENCIAS VIVIADAS, UNO DESDE EL MIEDO Y EL DESCONOCIMIENTO, OTRO DESDE LA SEGURIDAD , DESDE EL DESENFRENO DE PROBAR LO QUE SEA,PERO ME QUEDE CORTADO CON LA PSICINA... NO SE MUY BIEN COMO RELACIONO ESTO, Y PORQUE COMIENZA DICIENDO, ..NO LE VISTE EL BRAZO?, QUE MAS PASO O VIO OCULTO ENTRE LOS ARBUSTOS QUE TODAVIA NO CONTO?

Te
mencioné que una vez vi la piscina de cerca, esto es exactamente lo que
ocurrió.Recién había cumplido los catorce y era el veranillo de San
Juan aunque como de costumbre no estaba en fecha. La humedad chorreaba
al sol por todas partes y no sé por qué, ese ambiente asfixiante me
remitió a la piscina. Así que me puse una pelota de tenis en el bolsillo
por si me encontraba con el casero y atravesé el cerco. Me topé con una
vegetación enmarañada que se tragaba al parque entero. Estuve un rato
escuchando ese otro mundo y como sólo escuché cantos y rumores de aves,
me abrí paso por el pastizal hasta encontrar un sendero que rodeaba el
perímetro.Apenas unos restos de bitumen con despuntes de ladrillo,
anegado de yuyos e interrumpido de tanto en tanto por las ramas
rastreras de los arbustos. Avancé fascinado respirando perfumes
desconocidos sudando copiosamente pese a la sombra fresca, ya que si el
cielo aparecía era por un quebrado de ramas secas.Flores, frutos y hojas
inmensas asomaban cada tanto, así como esculturas de ninfas procaces en
el descuido de su castidad. Tratando de salir de un arbusto espinoso me
topé de bruces con un muro de piedras coronado por una espléndida Venus
fosforescente en la penumbra, dibujada por el moho de los años. Detrás
había una isla salvaje de rosales tragándose lo que fuera una pérgola
para el té y más allá, aparecía por fin un retazo de los inclinadísimos
tejados de la casa que yo conocía de pasar por la calle y que siempre me
pareciera una vieja dama que se dejara avejentar con mansedumbre. Ya
con los ventanales traseros a la vista me encontré que daban a una
explanada grande a la que se accedía por escaleras laterales.Recompuse
la ropa tanto como pude y tanteando la pelota milagrosamente en mi
bolsillo, subí. La terraza albergaba a la piscina vacía. Me impresionó
pequeña, era adoquinada, como de unos seis por cuatro metros y dos de
profundidad. Unas plantas rojizas volcaban salvajes en su interior
desprendiendo un perfume penetrante, entre acre y dulzón; se me
ocurrieron descoloridas a falta de agua,como la melena de una anciana
sin teñir. Una escalera de material se perdía en el fondo totalmente
recubierto por podredumbre vegetal y entre un penacho de ramas aparecía
el caño herrumbrado por donde la bomba la llenaba en cada primavera. Se
me ocurrió bajar unos escalones y fue fatal. El olor reconcentrado me
mareó y de
pronto se me nubló la vista y un fuego interior me
abrazó; caí suavemente, casi desvanecido. Tuve una última conciencia de
lo inevitable y apenas si pude liberar la tirantez que ya estallaba
palpitante.

Ahora voy a interrumpir estas letras para matar esta historia como lo harías tú,
viviéndola de una vez. Tengo la autorización del casero y esta tarde voy a
bañarme.
Lo que resulte, sea lo que sea, estará esperándote en tu buzón y cuando
regreses de Buenos Aires me habrás leído y ya no podré arrepentirme.
He
aquí mi baño inaugural, todavía estoy bajo sus efectos. No sé si hago
bien en contártelo, quizás debiera esperar a que tú también lo
experimentes. Estaba helada y tuve que entrar lentamente para
aclimatarme; muy oscura, por las rodillas ya no me veía los pies. Las
plantas son de una coloración mucho más profunda y semejan manos que
remueven el agua; nada queda del perfume que me embriagara. Otra
fragancia tiene el aire zumbado de insectos y los pájaros cantan a gusto
en la espléndida tarde; la casa está muda como de costumbre. Con el
agua al cuello braceé para mantenerme a flote y la excitación se me
metió piel adentro como si el agua me inundara por los poros. Me saqué
el bañador y cerré los ojos. Imaginé a los holandeses bajando a la
terraza con sus invitados: ella muy blanca, caderuda y plana;él
rechoncho, rosáceo y de genitales pequeños. Me venció la somnolencia y
fui aleteando con las manos mientras hacía la plancha a la deriva, sólo
volvía a centrarme
instintivamente cuando mis pies tocaban las
plantas o mis manos la piedra. Los oí entrar al agua; ni borrachos ni
drogados, sólo bañistas sumisos. También estabas tú y creo que las otras
eran conocidas; sin verlos todo era perfectamente natural. Una noche
tórrida de antorchas y deseos, protegida de los niños y recelada por los
demás,que la guerra de la envidia destruiría con sus ejércitos de
moralidad bajo la consigna de las buenas costumbres. De pronto fui todo
el universo a partir de mi consciencia,una música sideral que viajaba la
eternidad. Estuve, fui; infinitamente solo y con todos y con todo.

Afectuosamente, tu amigo.


AHH BUENO, NO SE,JA, PRIMERO, LA DESCRIPCION DEL LUGAR ES BELLISMA, MUY POETICA, Y BIEN REALIZA QUE PERMITE SEGUIR LOS PASOS AL EMISOR.
AHORA BIEN, QUE CUERNOS REVIVE JA JA.
NO SE , A COMO ENTENDI EL CUENTO, QUIZAS LO QUE EL VIO AQUELLA VEZ ENTRE LOS ARBUSTOS, FUE A SU AMIGO, CON AQUELLOS HOLANDESES EN LA PISCINA, EL COMO SIEMPRE SOLO TESTIGO MUDO, AHORA , EL SE VUELVE EL PROTAGONISTA Y METIDO EN EL AGUA, ESTA LE TRASMITE TODAS ESAS SENSACIONES DE ANTAÑO, SE SUMERGUE EN LO PROHIBIDO, EN LO IMPUDICO, EN LO QUE NO ES MORALMENTE ACEPTADO Y LO DISFRUTA.
SI FUE TESTIGO, AHORA ES PARTE DE ESA SENSACIONES, LA PISICINA , CON ESA ESCALERA HASTA EL FONDO LO SUMERGE EN UN MUNDO FANTASTICO, LOS LIMITES DE LA PSICINA SON LOS LIMITES DE LA REALIDAD, Y ALLI INMERSO, VIENE LA CONFENSION DE LO VISTO,ESTUVO ALLI, FUE Y AHORA LO DICE.

NO SE ANTIFAZ, EN LA INTERPRETACION DE LO QUE REALMENTE VIO O PASO ME PIERDO, DE TODOS MODOS NO SE SI ESO IMPORTA, YA QUE LO QUE IMPORTA ES EL JUEGO ENTRE LO REAL Y LO FICCITISIO, ENTRE DOS HISTORIAS VIVIDAS DESDE DIFERENTES OPTICAS Y QUE MEDIANTE LA CARTA,HOY UNO LA REVELA.

ME GUSTO EL CUENTO,ME QUEMO LA CABEZA TAMBIEN JA JA, Y RECONOZCO QUE DESMENUZARLO ASI POR PARTES COMO ME DIJO POE ,ME AYUDO MUCHO A ENTENDERLO MAS...AUNQUE NO SE SI LO LOGRE.


ME GUSTARIA SABER EN QUE PUNTOS COINCIDE Y EN CUALES ME VIAJE, O ERRE, ME GUSTARIA SABER SI REALMENTE LO QUE VIO FUE LO QUE ENTENDI, SUPONGO QUE NO LO SABRE ,PORQUE NO TENDRIA MUCHA GRACIA QUE ME LO DIJERAS JA.

UN BUEN CUENTO.

_________________
El amistad mejora la felicidad y disminuye la tristeza, porque a través del amistad, se duplican las alegrías y se dividen los problemas.

Mateo
Volver arriba Ir abajo
Mateo
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Mateo

Masculino
Escorpio Gallo
Cantidad de envíos : 5296
Fecha de nacimiento : 18/11/1993
Edad : 25
Localización : Montevideo-Uruguay
Fecha de inscripción : 07/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2ºLugar Concurso "Ecología", parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Mar Ago 10, 2010 3:37 pm

LA PUCHA , DECIME UNA COSA ANTIFAZ, DESPUES DE ESTE ANALISES A VOS TE PARECE JUSTO QUE LA PROFE DE LITERATURA ME HAYA MANDADO A EXAMNE Y TODAVIA NO PUEDA SALVARLO?, O YO SOY UN ATREVIDO O LA PROFE NO SE QUE QUIERE,

_________________
El amistad mejora la felicidad y disminuye la tristeza, porque a través del amistad, se duplican las alegrías y se dividen los problemas.

Mateo
Volver arriba Ir abajo
Marioes
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Marioes

Masculino
Pez Gallo
Cantidad de envíos : 4307
Fecha de nacimiento : 23/02/1957
Edad : 61
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 14/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concurso Honrando a la poesía 2012- 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Mar Ago 10, 2010 8:43 pm

Un cuento excelente,jaja,me rio perdón por que si digo lo que pienso repito a mateo.
insisto para comentar hay que hacerlo antes de Poe o Mateo, como bien dijo alguien por ahi.

resumiendo, un cuento que me atrapo en la ranación, por momentos casi mostrando un mundo encantado,mágico.
Una historia que proyecta dos historias a travres de esta carta cuyo lazo de unión es la pscina de los Holandeses.
hay una experiencia en común, mejor dicho varias, sentidas de diferente opticas.

Me gusto, y agregar algo más sería redundar

_________________
En busca de la Fortuna.
Marioes.
Volver arriba Ir abajo
Madelen
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Madelen

Femenino
Cantidad de envíos : 212
Localización : el mundo
Fecha de inscripción : 19/05/2008

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Mar Ago 10, 2010 9:58 pm

Leido....no se si comprendido....si disfrutado
Volver arriba Ir abajo
Ricardo Cesar Garay
Moderador
Moderador
Ricardo Cesar Garay

Masculino
Acuario Cerdo
Cantidad de envíos : 2188
Fecha de nacimiento : 24/01/1948
Edad : 71
Localización : Haedo Buenos Aires Argentina
Fecha de inscripción : 11/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención:
Mención Mención:
Premios Premios: 2º Lugar en Concurso de Prosa Erótica

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Jue Ago 12, 2010 1:04 am

Muy bueno antifaz, aunque merece releerlo para poder opinar hay mucha tela que cortar.
Un abrazo
Volver arriba Ir abajo
Fobio
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
Fobio

Masculino
León Caballo
Cantidad de envíos : 4339
Fecha de nacimiento : 07/08/1954
Edad : 64
Localización : Hollywood, Florida, USA
Fecha de inscripción : 07/08/2010

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: Por sus aportes a Letras
Mención Mención: Por sus comentarios a los compañeros
Premios Premios: 3º Lugar en Concurso "Honrando la Poesía" 2012

MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   Jue Ago 12, 2010 12:50 pm

Muy buen cuento Antifaz. No se si logre entenderlo completamente, pero el estilo y las descripciones me parecieron excelentes. Un gusto leerlo.
Saludos,
Jose
Volver arriba Ir abajo
http://www.literaturadefogon.blogspot.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: La piscina de los holandeses.   

Volver arriba Ir abajo
 
La piscina de los holandeses.
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» VINILOS HOLANDESES
» REAL ARMADA DE HOLANDA
» *Cosas que no quiere perder siresilvia8*
» Netherlands 10 gulden 1997 67
» Arena de silice o cristal?

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: