LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 Nadies mata.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
antifaz
Moderador
Moderador
avatar

Masculino
León Perro
Cantidad de envíos : 3589
Fecha de nacimiento : 23/07/1958
Edad : 59
Localización : Villa Colón - Montevideo
Fecha de inscripción : 24/09/2009

MensajeTema: Nadies mata.   Lun Jul 26, 2010 8:20 pm










Ovidio Nadies estaba contrariado, pronto sería Semana Santa y la Empresa cerraba por
descanso del personal. Así que, en cualquier momento, los tarados de siempre, o
sea sus compañeros, empezarían con el royo. Primero a fanfarronear sobre dónde,
cómo y qué irían a cazar, y enseguida, con el consabido ¿y vos qué vas a hacer,
Ovidio?, a suponer todo tipo de estupideces para reírse a su costa.


¡Y claro, como él no toleraba la vida al aire libre…! Era alérgico a
casi todo lo que flotaba en el aire y tampoco pertenecía a esa clase de bárbaros
capaces de convertirse en animal para matar a otros animales. Tantos años de
civilización tirados en un segundo. No, eso no era ser un hombre, ¡él era un
hombre! Hombre y caballero, un señor que respetaba la vida que merece ser
respetada.


¡Qué iban a saber ellos de ir al cine, al teatro o a un concierto, qué
de una exposición o una buena lectura! No, ellos bailongo y trasnochadas, y
cuanto más mujeriegos y más borrachos, mejor. Ya en Carnaval había sucedido lo
mismo cuando la Empresa
también cerrara. Cada bobo a planear su viaje, hasta el cadete se iba para
Brasil. Él, en cambio, había estudiado cuidadosamente toda la agenda de
espectáculos que brindaba la ciudad; pero bastó que invitara a sus sobrinos al
teatro, esos demonios, que ya quedó fatigado por toda la licencia.


¿Es que nadie educa? ¿A nadie le importa el otro? ¿Cuándo había
cambiado tanto el mundo? La culpa la tiene la maldita televisión, eso echa todo
a perder. Bastaba ver cómo se les caía la baba a los taraditos hablando de esas
putitas que salen en los programas cómicos. ¡Pero si no saben decir ni dos
líneas de corrido, qué va a ser humor eso!


Hasta la Srta.
Chones Coll, que en realidad pensaba como él, se callaba y
festejaba con una risita los comentarios generales. Sobretodo los de Galán, que
es tan buen mozo, como dice ella. Pero bien que Galán le daba pie al baboso de
Moratorio para que se burlara de él. Y entonces, ¡ay, pobre Ovidio!, decía la
señorita, y todos a reír. Eso si, a primera hora los demás leyendo el diario
mientras él hacía el café. La
Srta. Chones Coll el suplemento, Moratorio policiales y Galán
y el cadete los deportes. Luego el bobo de Ovidio a arreglarlo antes de que
llegara el Sr. Gerente. Le queda tan prolijito, agradece la señorita; y él se
queda sin las reseñas de espectáculo que es lo único que le interesa.


Tal como lo había previsto, después de Turismo, como llaman los
bárbaros a Semana Santa, un olor espantoso inundaba el comedor. Y va una presa
de liebre a la cazuela y viene un trozo de tararira al escabeche. ¿Querés
probar, Ovidio?, dale nomás, con confianza. Y ése era el permiso para iniciar
las humoradas de siempre que empezaban con un ¿y vos qué hiciste, Ovidio? El
cadete tampoco había ido a ninguna parte, pero había jugado tanto al fútbol que
no le molestaron por no tener novia o haber andado por ahí, como hacían “los
expertos” cuando tenían su edad. A Esteban le daban libre, para fastidiar
bastaba con Ovidio.


Sin matar algo, aunque fuera por gusto, nadie era un hombre; esa
parecía ser la consigna. Y de tanto rechazarla, de tanto aborrecerla, de tanto
castigarla, la fue teniendo siempre presente. Comenzó como un juego al abrigo
de la cama: él esperando la embestida de un jabalí, dejándolo seco de un solo
tiro, bajando el rifle para señalar el punto exacto donde moriría la alocada
carrera de la bestia muy cerca de sus botas impecables, y atrás, donde hubiera
sacrosanto silencio, el murmullo de admiración. O si no, la nutria que
indolente dejaba escapar, luego la andanada errónea de sus compañeros y
finalmente la pregunta muda en sus miradas para que él ilustrara ¡es una madre!
Ya cuando el sueño casi lo vencía, tiraba el reel displicentemente y recogía la
mejor presa sin mirar a nadie para no humillar; caballerosidad deportiva, que
le dicen. Eso enseñaría; lástima no ser inglés para pasear su elegancia en la
cacería del zorro.


En esa semiinconsciencia que antecede al sueño, donde vamos dejando de
ser plenipotenciarios para sumirnos en la noche grande que piadosamente no
recordaremos al despertar, en ese caldo de cultivo, la idea fue socavando su
coraza para instalar la infección. ¡Pero si cualquiera podía matar! Un crimen,
salir en los diarios. Y sin un motivo, que digo, sin un prontuario, la policía
jamás podría descubrirlo.


Una tarde lo sacaron de las casillas y estalló. Bien clarito y con
altura les había dicho a los babosos lo que pensaba sobre ellos. Moratorio
también se había enojado y casi llegaron a insultarse. En realidad, por bien
insultado se tendría que haber dado ese abombado si supiera leer las indirectas,
pero no hay caso, el que nace para pito… Si no resultó peor fue porque la Srta. Chones Coll
salió de Gerencia pidiendo silencio, que así no se podía trabajar y anunciando
que el Sr. Gerente quería saber lo que estaba sucediendo. ¡Mejor, qué se
enterase! Todo había empezado con Galán y Moratorio aconsejando al cadete sobre
cómo convertirse en hombrecito, vanagloriándose sobre cómo eran a su edad y
contando lo que hacían. ¡Como si a alguien le importase! Es fácil hablar del
pasado, cada cual lo presenta según le conviene y la más mínima referencia
alcanza para darle credibilidad. Y como él era soltero, lo miraban de reojo
mientras cuchicheaban provocando la risa del mocoso. ¡Él no era ningún estúpido
para no entender el juego que se traían!


Después de la discusión vinieron días de trabajar a reglamento. ¡Ojalá
fuese siempre así!, pensaba mientras levantaba la vista encontrando todo en su
sitio. Ordenado y prolijo, ése era el aspecto general. Los biblioratos en los
estantes caratulados por su propia letra legible y angulosa, todo un carácter;
las personas en su escritorio con tareas escrupulosamente cumplidas; la
satisfacción de que el Sr. Gerente no se tuviera que anunciar con carraspeos
previsores. Pero el susto no les iba a durar mucho tiempo, los conocía de
sobra.


La idea como un cometa, cada noche era más visible. Llegaba, se
agrandaba, se detallaba. Recordó que en el ropero estaba el revólver de su
padre, quién sabe en qué estado ya que haría treinta o cuarenta años que no se
utilizaba, pero guardado limpio en su estuche con la respectiva caja de balas.
Por otra parte, por la misma razón, jamás podrían relacionarlo con él.


Con una satisfacción que no sabía como salírsele pero que lo hacía
pisar con otros pies, se instaló un sábado de tardecita en las mesas de la
acera de un bar aledaño al parque de diversiones y pidió cerveza, bebida que si
bien no era de su agrado, le pareció la más adecuada. Cada tanto se complacía
en arreglarse la caída del saco que el arma deformaba. Muchas personas le
parecieron merecedoras por alguna u otra razón de recibir un balazo, sin
embargo, preferir una no fue tan sencillo como imaginara.


Moratorio estuvo enfermo y faltó una semana, fueron días de júbilo y
cultura. Con la Srta.
Chones Coll intercambiamos comentarios cinematográficos; ella
admira a Robert de Niro y hay que admitir que es un buen actor además de tener
un aire recio y varonil. No tuve ninguna objeción en elogiar sus películas que
son realmente buenas. Hasta Galán escuchó con atención y habló cuando le
correspondía. También Esteban atendió aunque lo suyo pasa más por los balazos y
las correrías de autos. Es un buen muchacho; sano, trabajador y honesto. Cuando
dice que va a un sitio es verdad, no como Moratorio que los días de lluvia se
mete en una matinée pornográfica en vez de salir a vender y antes de regresar
pasa por un chorro de agua para recibir las lamentaciones de la Srta. Chones Coll.


La hija del Sr. Gerente se casa y la Srta. Chones Coll
está ocupadísima; sin ella todo el mundo a trabajar a rajatabla. A mí hasta me
rinden los días, la oficina es un paraíso. Tuve tiempo de notar que Esteban
anda cabizbajo; ¿qué le pasará? Un muchacho de esa edad no puede tener
problemas muy serios, si no, qué deja para los hombres. Yo estoy un poquito
fatigado, hace días que no duermo bien.


Lo hice. Elegí el domingo a media tarde para que toda la información
estuviese disponible para el diario de primera hora. Por desgracia, perdió
Peñarol y nadie reparó en policiales. Para que vean que buen ojo tengo, se
trató de un hombre que tenía profusos antecedentes por hurto y rapiña a mano
armada y con agravantes. Lo hallé sentado en un muro como si faltaran bancos en
la vía pública. Fue verlo y reconocerlo, me miró con ese desprecio de los
inadaptados por la gente seria y se eligió solito. Bajé unos escalones a su
espalda, me fijé que no hubiera nadie a la vista y saqué el revólver que hizo
un ruido tremendo cuando le descorrí el seguro. Me miró en el mismo instante en
que le disparaba en la cara. Murió hace tres horas.


Se supo, el cadete dejó embarazada a la novia. Otra boca a pedir comida
entre los hambrientos porque el padre no tiene edad para serlo ni un lugar
donde caerse muerto. ¡Qué se embrome por hacerle caso a los babosos! ¿Por qué
no vienen ahora los consejeros a felicitarlo? Sólo la Srta. Chones Coll le
dio un beso para levantarle el ánimo y preguntarle qué iba a hacer. Se va a
casar, o sea, a un problema le agrega otro mayor. ¿No me dirán que la chica que
dio el mal paso sabe atender un hogar? Si sus sobrinos son unos salvajes, a
quién podían educar estos dos que ni siquiera saben limpiarse el traste. ¡Ah,
pero así va el mundo! Por algo él no había querido casarse. Y no por falta de
oportunidades, ¿eh?; sin ir más lejos... ¡Bueh!, los caballeros no hablan de
esas cosas. Es cierto, una desgracia no haber encontrado a la compañera
indicada, pero no por eso iba a caer en un estado peor. En cuanto a lo otro,
bueno, iba a tener que esperar a que el revuelo pasara un poco antes de volver
a intentarlo.


Hace casi seis meses del primer homicidio y todavía nada. La prensa me
llama “El asesino dominguero”. Recién el tercero me dio algo de fama. Era un
comerciante lleno de deudas, un estafador diría yo, que dejaba en la calle
viuda y tres hijos. Eso es lo triste, las víctimas inocentes de esos
sinvergüenzas irresponsables. Vaya a saber en qué se gastaba la plata, en pagar
seguro que no. Sin embargo, la primera satisfacción me la dio la vecina: ¿Va a
salir don Ovidio? Como todos los domingos, doña Clara. ¿Pero es que no se
enteró que anda suelto un asesino? Señora mía, si yo dejara de hacer mi vida
porque un criminal se pasea libremente, no podría llamarme un Hombre.


En la oficina todo comenzó un jueves y no por el diario. La Srta. Chones Coll
tenía el cumpleaños de su ahijada al domingo siguiente y no se animaba a salir
de su casa. Me ofrecí a acompañarla y quedó gratamente sorprendida. No hubo
bromas esta vez y el tema quedó instalado. Galán opinaba que el asesino era un
homosexual reprimido, que por eso mataba hombres, y Moratorio en seguida se
subió al carro. De ninguna manera, los corté, el modus operandi no concuerda
con ese perfil. Así capté la atención de todos, la Srta. Chones Coll
estaba fascinada con mis conocimientos. Obviamente, se trata de un hombre que
no está de acuerdo sobre como marchan las cosas, dije, ¿y quién lo está? Vamos
a ver si es tan hombre cuando lo agarren, replicó Galán. ¡Pero qué lo van a
agarrar, lo chanté, si la policía sólo encuentra a los que llevan en la frente
un cartel de culpable! Es evidente que “El dominguero” no tiene antecedentes y
matará a cuanto atorrante se le antoje. Después de este punto final
inobjetable, todavía me jacté, no sé ustedes, pero yo duermo tranquilo.


Nadie habló de fútbol al lunes siguiente pese a que no hubo otro
asesinato. En la página policial, a falta de cadáver los cronistas fantaseaban
sus especulaciones para que no muriera el tema. En lo único en que acertaban es
en la posibilidad de que volviera a matar. ¿Usted qué piensa, Sr. Ovidio?, me
preguntó el cadete. Pienso que deberías ocuparte de educar bien a tu hijo para
que cuando crezca no sea un delincuente como estos estúpidos que la prensa
llama víctimas de “El dominguero”. Sé que estuve un poco duro, pero una palabra
a tiempo es el principio de la prevención. ¡No vaya a resultar candidato como
algunos que yo conozco!, insinué en voz alta para que todos me oyeran.


Hasta con el Sr. Gerente tuve que tratar el caso. Pero señor, ¿toda la
ciudad es una porquería y nos vamos a preocupar por unos pobres diablos que
hasta merecido lo tendrían?, sinceramente, no creo que usted o yo corramos
riesgo alguno. El hombre se está poniendo un poco viejo, pude notar sus
temores. Fui observándolo en días posteriores y efectivamente estaba más lento,
menos enérgico. No sé si nuestra charla tuvo algo que ver, supongo que sí, lo
cierto es que cuando tuvo que viajar al exterior le pareció lo más natural que la Srta. Chones Coll y
yo quedásemos a cargo de la oficina.


Cometí una imprudencia y casi me descubren. El domingo pasado cuando
salí de casa un imbécil me pechó. ¡Disculpe!, le grité para ver si entendía, y
el muy atrevido me insultó de lejos nomás. Lo perseguí dos cuadras y aunque
todavía era pleno día le descerrajé un tiro en la espalda. No murió, quedó
inválido.


El identikit que hasta la televisión pasa es graciosísimo. Sólo tenemos
en común el bigote y los lentes. Comprendo que se espere que un criminal tenga
la mirada pervertida, pero por qué hacerme el pelo así, cuando yo nunca salgo
desalineado; lo mismo la ropa. En lo único que me beneficiaron es en la edad,
entre cuarenta y cuarenta y cinco años, diez menos de los que tengo. La gente
sólo puede vivir en paz cuando el monstruo es conocido, nadie puede imaginar
que haya nacido una nueva especie.


El lunes, todos sabían que había sido cerca de casa. Incluso Moratorio
hizo notar mi parecido con el dibujo y ya estaba a punto de tomarme para la
chacota reconquistando su viejo lugar. Veo que no tiene miedo de que
efectivamente sea yo, le dije. Y no sé si fue el tono o la réplica puntual,
pero sigo manteniendo las riendas. Enseguida Galán me atacó con que si
realmente pensaba que alguien podía arrogarse el derecho de decidir quién vivía
y quién no. Se parece, estimado, y lo miré a los ojos, a cuando ustedes salen
de cacería. ¿Pero no va a comparar a la gente con los animales? Por supuesto
que no, los inocentes no me han hecho nada, sonreí.


La
Empresa cierra
definitivamente, el Sr. Gerente tiene que operase y no se sabe cómo quedará. Y
la hija está bien casada y jamás mostró interés alguno en las importaciones.
Treinta de agosto es nuestro último día de trabajo, Santa Rosa. Hace tiempo que
venimos conversando en un clima de velorio permanente y una vez más tuve que
dar el ejemplo. Es que tuve la gratificación de que se especulara con que yo
quedase al frente de la oficina, hasta la Srta. Chones Coll lo
vería con buenos ojos. Pero no, no puede ser de esa manera, se los dije
claramente, cada uno sabe cuál es el lugar que le corresponde. Galán ya se
retiró porque tiene intereses en Punta del Este; el que está muy preocupado es
Moratorio, que se imagina trabajando por cuatro pesos locos a su edad. ¿Y yo?,
bueno, señores, yo pienso vivir de mis ahorros hasta que me jubile, que para
eso los tengo y sé como disfrutar. A la que trato de animar es a la Srta. Chones Coll;
usted es joven y bonita y con las excelentes referencias de que dispone, entre
las que me incluyo si me disculpa el atrevimiento, no tendrá ningún
inconveniente en conseguir otro empleo y hasta mejor remunerado que éste, le
dije. En cuanto a Esteban, vive con los suegros que son quienes paran la olla,
y ya encontrará otra cosa, para él es fácil porque tiene toda la vida por
delante.


¿Y qué piensa que hará “El dominguero”?, me preguntaron ya resignados a
su suerte. Creo que como yo se retirará, porque sin importar a cuántos mate,
siempre habrá más. También habrá otros asesinos, sin duda, porque cualquiera
puede matar, pero éste creo que no, que ya tuvo suficiente. Eso sí, todavía le
han de quedar algunas balas en la caja.

















Volver arriba Ir abajo
Poesiacarnivora
Admin
Admin
avatar

Femenino
Aries Rata
Cantidad de envíos : 15802
Fecha de nacimiento : 16/04/1972
Edad : 45
Localización : Montevideo-Uruguay
Fecha de inscripción : 05/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - A la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1ª y 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Mar Jul 27, 2010 3:36 am

uff, que relato amigo y no sé por que por un momento me fuí a la Isla Desierta de R.Alrt, ese ambiente de oficina también cuidado en el relato, dialogos ( aunque no están marcados como correspondería con guiones), bien llevados que orientan al lector.
Un narrador personaje que le da credebilidad al relato, y un hecho que rompe con la monotonía de esa rutinaria vida, como los barcos en el puerto, o Cirilo bailando en la oficina de Arlt.
Me prguntaba cuánto tiene de real este cuento,¿cuántos Nadies andaran por ahí?, ¿ajustes de cuentas?, así lo caratulan los medios de comunicación y la polcia...¿será así?.
Un texto impecable, salvo por eso de los dialogos y dos o tres errores ortograficos, que ni mella le hacen a la historia, que atrapa desde un comienzo, y que aunque me sono el cel, ja no pude dejar de leer hasta el final.
Muy bueno compañero, realmente lo disfrute.

Que las hadas te acompañen
Volver arriba Ir abajo
http://www.letrasyalgomas.com
antifaz
Moderador
Moderador
avatar

Masculino
León Perro
Cantidad de envíos : 3589
Fecha de nacimiento : 23/07/1958
Edad : 59
Localización : Villa Colón - Montevideo
Fecha de inscripción : 24/09/2009

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Mar Jul 27, 2010 9:04 am

Es un monólogo, no hay diálogos.
Por favor, dime los errores para corregir.
Volver arriba Ir abajo
Azucena
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Femenino
Cáncer Gallo
Cantidad de envíos : 668
Fecha de nacimiento : 22/07/1969
Edad : 48
Localización : Mexico
Fecha de inscripción : 06/03/2008

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Mar Jul 27, 2010 2:18 pm

Yo de atrevida nómas, creo que a lo que se refiere la compañera Poesiacarnivora, es a las interlocusiones que hay dentro del escrito, por ejemplo:

-¿Usted qué piensa, Sr. Ovidio?- me preguntó el cadete.
- Pienso que deberías ocuparte de educar bien a tu hijo para que cuando crezca no sea un delincuente como estos estúpidos que la prensa llama víctimas de “El dominguero”-. Sé que estuve un poco duro, pero una palabra ....

En cuánto errores ,no sé creo que rollo va con doble ll y consebido em lugar de consabida ( en eso tengo mis dudas pues es como yo hablo no se como se escribe,perdón)

Un relato excelente, que yo no sentí como monologo, pues hay cambios de escenarios, hay situaciones externas al personaje que son perfectamente descritas,etc.Si veo un relato ,un cuento, con cierto aire policial, social y critco muy bien llevado, que atrapa realmente.

Felicitaciones
Volver arriba Ir abajo
http://aescribir.mundoforo.com   (Luna de Abril)
Ricardo Cesar Garay
Moderador
Moderador
avatar

Masculino
Acuario Cerdo
Cantidad de envíos : 2138
Fecha de nacimiento : 24/01/1948
Edad : 69
Localización : Haedo Buenos Aires Argentina
Fecha de inscripción : 11/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención:
Mención Mención:
Premios Premios: 2º Lugar en Concurso de Prosa Erótica

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Mar Jul 27, 2010 5:29 pm

Un relato que encierra una critica a la sociedad con aristas muy bien descriptas y que de alguna manera despierta el enano fascista que tenemos cuando vemos resignados algunas miserias que nos rodean.

Disfrutable al máximo

Saludos antifaz
Volver arriba Ir abajo
Marioes
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Pez Gallo
Cantidad de envíos : 4304
Fecha de nacimiento : 23/02/1957
Edad : 60
Localización : Uruguay
Fecha de inscripción : 14/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concurso Honrando a la poesía 2012- 2º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Mar Jul 27, 2010 6:36 pm

Totalmente de acuerdo con Ricardo, el texto nos lleva de alguna forma a sentir compación y hasta darle la razón a nadies, agudicima critica, que muestra alguna fasceta más del ser humano llevado a su limite.
Un buen texto ( tampoco lo veo como monologo,en eso concuerdo con Azucena)

_________________
En busca de la Fortuna.
Marioes.
Volver arriba Ir abajo
Mateo
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Escorpio Gallo
Cantidad de envíos : 5252
Fecha de nacimiento : 18/11/1993
Edad : 23
Localización : Montevideo-Uruguay
Fecha de inscripción : 07/08/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 2ºLugar Concurso "Ecología", parte Textos, Octubre de 2010

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Mar Jul 27, 2010 7:41 pm

JA IBA A DECIRTE ES NADIE NO NADIES, PERO YA ENTENDI LA IRONIA DEL NOMBRE DEL PERSONAJE.
UN BUEN RELATO, QUE CREO QUE SE VE LA MUY POCA CAPACIDAD DE COMUNICACION ENTRE LOS SERES HUMANOS, EL MIEDO A SER DIFERENTE, LA BUROCRACIA DE LA VIDA MISMA
LOS DOS PROTOIPOS DE PERSONAS QUE MUESTRAS CREO SON INTOLERANTES, TANTO EL NADIES COMO LOS OTROS, AMBIS ENCERRADOS EN SUS PEQUEÑAS CONVICCIONES, SIN POSIBILIDADES DE ESCUCHAR.
A MI NO ME DA PENA EL NADIES, NO CREO QUE NINGUNA SITUACION DE ESTA INDOLE EMPUJE AL HOMBRE A ASESINAR, CREO QUE ESO ES ALGO INNATO EN EL SER HUMANO Y QUE PUM UN DIA SE DESPIERTA, JUSTAMENTE POR LA MISMA INCAPACIDAD DE TOLERAR A LOS OTROS.
ME GUSTO EL TEXTO, ESTA "JUGOSO" COMO DICEN LOS PIBES , HAY MUCHO PARA SACAR

_________________
El amistad mejora la felicidad y disminuye la tristeza, porque a través del amistad, se duplican las alegrías y se dividen los problemas.

Mateo
Volver arriba Ir abajo
antifaz
Moderador
Moderador
avatar

Masculino
León Perro
Cantidad de envíos : 3589
Fecha de nacimiento : 23/07/1958
Edad : 59
Localización : Villa Colón - Montevideo
Fecha de inscripción : 24/09/2009

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Mar Jul 27, 2010 8:37 pm

Efectivamente, rollo está con ye y es un error.
En cuanto a los guiones son propios del diálogo y aquí hay un sólo interlocutor (el consabido Pedro), aún cuando habla un tercero, es él quien trae la voz parodiándola. Es como si todo el cuento se lo contase Pedro a otro (el lector).
Gracias por la atención!
Volver arriba Ir abajo
Ciudadano del Mundo
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Tauro Caballo
Cantidad de envíos : 1554
Fecha de nacimiento : 02/05/1990
Edad : 27
Fecha de inscripción : 06/03/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: Mención Especial en el Primer Concurso Conjunto de Fotografía

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Mar Jul 27, 2010 11:50 pm



Excelente texto, para leer, disfrutar y sacar conclusiones del accionar humano en relación a su medio
Volver arriba Ir abajo
Diegobh71
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
avatar

Masculino
Virgo Cerdo
Cantidad de envíos : 330
Fecha de nacimiento : 18/09/1971
Edad : 46
Localización : Buenos Aires, Argentina
Fecha de inscripción : 01/07/2010

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Miér Jul 28, 2010 1:01 am

Alto texto! como dicen en mis pagos los pibes (ni que fuera tan viejo, yo) Lo que dice Ricardo, es tal cual se nos despierta el enano fascista y a la marosca, gente muerta en las esquinas. Quién no ha tenido esos momentos, en que aunque sabiendo que nunca lo haría, lo piensa. Un escrito que no pude dejar hasta el final... aunque debo admitir que todo iba bien, hasta que me quedé, cuando liquidó al primero, como que no me lo esperaba... después el morbo de querer saber hasta donde era capaz de llegar... uff un planteo de como esta la sociedad en general con sus vericuetos, más que interesante. Bravo Antifaz.

Y mejor dejo de escribir porque me voy a ir al pasto en cualquier minuto.
Volver arriba Ir abajo
http://diegobh71.wordpress.com
jcarva95
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Masculino
Aries Cerdo
Cantidad de envíos : 119
Fecha de nacimiento : 04/04/1995
Edad : 22
Fecha de inscripción : 31/10/2012

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Sáb Jul 27, 2013 9:42 pm

Es un gran relato que pone a pensar sobre muchas cosas

Aprendo mucho cada vez que leo sus letras, es un placer hacerlo.

Un saludo
Volver arriba Ir abajo
María Elisa Giupponi
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo


Femenino
Escorpio Cabra
Cantidad de envíos : 584
Fecha de nacimiento : 08/11/1955
Edad : 61
Localización : Paysandú Uruguay
Fecha de inscripción : 01/06/2012

MensajeTema: Re: Nadies mata.   Sáb Jul 27, 2013 10:57 pm

Mi estimado compañero:voy a atreverme a darte mi opinión, no técnica, porque sería un atrevimiento de mi parte, pero como lectora...me hizo acordar (en parte) a la película "Un día de furia" con Michael Douglas. El gigante dormido que todos llevamos dentro. O como mi madre decía: "tanto va el cántaro a su fuente, que al final se rompe". Pobre Nadies!!! sí que se le rompió el cántaro de tanto acallar palabras y dejar hablar al pensamiento. Claro ejemplo de que se ven caras pero no se ven corazones. Me gustó mucho, ¿estaremos rodeados de Nadies?. Para reflexionar. Sorprende tu narración...y enciende una lucecita amarilla. Reverenciadores abrazos al escritor, Malisa.
Volver arriba Ir abajo
http://hotmail.com.uy
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Nadies mata.   

Volver arriba Ir abajo
 
Nadies mata.
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Sigue la mata dando
» Un leopardo mata a un mono y cuando va a devorarlo.....descubre al beb
» Mata Mariposa Mata (Kill Butterfly Kill, 1974)
» Mata- usuario
» Tanto peca el que mata como el que tira de la pata

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: