LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 4) Los No Mundos: Buscando sin encontrar

Ir abajo 
AutorMensaje
Fernando L.R.
Escritor activo
Escritor activo
avatar

Masculino
Géminis Gallo
Cantidad de envíos : 59
Fecha de nacimiento : 21/06/1981
Edad : 37
Fecha de inscripción : 16/03/2010

MensajeTema: 4) Los No Mundos: Buscando sin encontrar   Mar Mar 16, 2010 11:04 pm

Capitulo IV.
Buscando sin encontrar.

Oscuridad perfecta, paredes lisas, habitación vacía. En medio de ella una hoja, a la par de ella una rosa. Todo congelado y frio, silencio perfecto. Allí se encuentra la hoja acompañada de la emoción, pero congelada en el tiempo, camino tembloroso hacía ella, estrecho mis manos tratando de cogerla, ¡Me hieren sus contornos! Esta fija como concreto, la rosa bebe su sangre y se embellece de ternura. La hoja despierta, brilla, desquebraja el espacio, libera esta instancia, y me llama me incita. Buscar sin encontrar, buscar sin encontrar, ¡Esa es la respuesta!

Ecus: Ahora se que la incertidumbre es una ilusión, que la razón de todo se encuentra en lo que ocurre, el paso que doy en la esquina, la mirada que echo al pasado. Todo es parte de una bella incongruencia lógica, todo es claro como un rompecabezas sin armar.

Imagus: ¡Si! Yo también lo he comprendido, nuestra concepción de la existencia describe nuestra percepción de esta, el mal es el bien disfrazado, por tanto no existen categorías: Hay que idealizarlo para comprenderlo, hay que comer de la fantasía para luego comprobarla con nuestras manos, hay que reducir todo a pequeñas partes, hay que armar el rompecabezas por sus contornos, hay que buscar sin encontrar.

Dark: Basta de filosofías obtusas, es hora de que conozcáis lo no mundos.

(Dark comienza a declamar: Alegoría a los no mundos)

Alegoría a los no mundos:

Sentado en una banca, puedes ver temblar el universo, de ti parten flechas a infinitas direcciones. Los objetos, los edificios; Todos son el reflejo de tu alma: Hay ojos en las ventanas, bocas en las puertas, excitación en las ruedas. Y hasta un amigo para cuando la soledad te invada. Estos son los no mundos escondidos detrás de las paredes, ¡Los símbolos son el lenguaje de las acciones! Esto ocurre cuando nuestra mente viaja por la rápida experiencia; Figuras detrás de las palabras, sonidos en los contornos de las formas, alaridos en las imágenes, y ecos en la oscuridad.
Este es el reino de Opak: Donde lo que sucede, sucede, y sucede, donde el razonamiento aclara amargamente la percepción. Muchos lo llamaran tortura, incongruencia con nuestra condición de ordinarios seres: Pero es la pregunta que me despierta por las mañanas, me tortura con su bella estimulación durante el día, y al final de la noche solo tengo unos pocos ángulos de esta figura infinita, y dormiré soñando con buscarla, y viviré buscando sin encontrar.

(Este es el momento de su vida mas temido por ecus, sabe que deberá enfrentarse a la realidad concreta, sabe que deberá combinar todas estas experiencias adquiridas en estos viajes del alma. Condensar el reino de Opak, las obras del duende: Vivir en los no mundos, y no dejar que la vela de la cordura se extinga. Es aquí donde las reflexiones de Imagus y las experiencias de Dark lo ayudaran a ser humano).

(Sale Ecus a la calle, el día es frio y ventoso, todo llama a la tristeza, mas Ecus lucha contra ella. Pero ya todo es diferente ¿Se encuentra en los no mundos?)

(En pensamiento: Es Ecus).

Ecus: Esta es la última y definitiva experiencia. ¿Que encontrare fuera del umbral de la percepción común? ¿Que hay detrás de mis pensamientos? ¿Cual es el mecanismo de mis ideas?

(Ve entonces Ecus a un bello y robusto caballo negro, de abundante pelaje, mechones negros en sus patas, aliento de fuego, ojos rojos y, mirada pasiva. Es Exitor el caballo de los no mundos).

(Se acerca Ecus a este y Exitor le dice).

Exitor: Murrrrrfssss. ¡No te acerquéis! ¡No te acerquéis!

Ecus: ¡Que! ¿Acaso tú hablas? No puedo creerlo.

Exitor: ¿Y en que reside el que no puedas creerlo? ¡No te acerquéis!

Ecus: ¿Pero porque me adviertes? ¿Porque me alejas?

Exitor: ¡Buscar sin encontrar! No puedes tocarme si hay dudas sobre tu búsqueda, perderías la razón, ¡yo se porque me ves! Tú ya no vives en el mundo de los hombres comunes, eres habitante de los no mundos, ¡Mas no te pierdas! ¡Más no te quemes! Pues al final del día solo habrá mas preguntas, y mis pelajes son alambres de incertidumbre y melancolía.

(Ecus lo entiende, el caballo es excitación pura, la búsqueda sin restricción ni dudas).

(Ecus esta a punto de aceptar su destino. Cuando en ese justo instante aparece Fadiman con una biblia en su mano y dice).

Fadiman: ¡Ha! Casualidad encontrarte aquí joven amigo, tu rostro se ve cansado, y tu mirada un tanto demacrada. ¡Bien te decía yo que no te llevaras con ese tipo de gente! Pero ven te invito a mi iglesia, pero ven, te invito a conocer al creador.

(En su mente Ecus pensó: ¡Ja! Ya lo conocí en el Edén Narcótico, pero igual lo seguiré).

Ecus: Esta bien te acompañare, me siento cansado, estoy débil, Carcomido de angustia.

(Y en esto Ecus no mentía. Se fue con Fadiman, mas Imagus monto sobre Exitor y fue tras el a paso lento, contemplando lo que sucedía).

(En pensamiento, es Ecus).

Ecus: Hey, que pasa, que hago yendo con este tipo, ¿y los no mundos? ¡Pues han desaparecido!

(Ecus ve a su alrededor, mas no logra ver a Exitor e Imagus, Estos los siguen a un metro de distancia. Obvio es que ecus no puede ver lo no mundos).

(Llegan a aquel centro religioso, y Ecus ve al Duende sentado en la puerta).

Fadiman: ¡Vete de aquí hombrecillo, corruptor de mentes!

El Duende: ¡Prefiero ser lo que dices, a ser corruptor de almas!


(Mira fijamente el duende a los ojos de Ecus, se acerca a el y rocía sus ojos con un liquido transparente, son las lagrimas de Imagus, y dan discernimiento a los ojos de Ecus).

(El duende se va, y aquella iglesia se ve igual, mas Ecus se siente mas tranquilo).

Fadiman: ¡Que bueno que se fue! Entra muchacho, esto es lo que curara tu alma y tu corazón. ¡Y no habrán mas dudas, aquí están todas las respuestas!

(Se sienta Ecus en una de las bancas, y ve aun extraño hombre con un sombrero sentado en una esquina; Este ve pasivamente a Exitor e Imagus, y luego el culto comienza).

(Casualmente el pastor de esta iglesia se llama Abel, Imagus saca su espada, el hombre se sombrero aguarda paciente).

(Haya en su esquina Dark siente un llamado, y camina hacia aquel lugar).

El culto:

Abel: Bienvenidos sean hermanos, alzad vuestra mirada, y dad gracias al creador.

(Hay vísceras en la boca de Abel, y un canino huele a cada miembro buscando entre sus bolsillos).

Abel: ¡Hooo! Mis amados hermanos, solo nosotros comprendemos la gracia y la paz de dios, creador del universo y de las cosas. Oremos hermanos, pidámosle abundancia, pues dice la palabra: “Pide y se te dará”, y dios nunca deja desamparados a sus hijos.

Oración:

Danos entendimiento señor.
Ilumina nuestra mente y nuestra alma.
Necesitamos de tu santa presencia.
Esto te lo pedimos, o gran creador.
Ruega por nuestras almas.
Organiza nuestras vidas.


Sabemos que estas allí arriba.
Un respiro nos da gracia de tu ser.
Con el entendimiento, de ti profundo.
Imagen clara del santo espíritu.
Objeto eres de total veneración.

(Luego entra Dark en escena y dice).

Dark: ¡Parad! ¡Que esto es pura confusión!, el dios que buscáis no se encuentra aquí, si no en vuestras almas: Vosotros sois sus dioses, dios es vosotros.

(El hombre se sombrero negro se para).

Zatan: Es que acaso no veis, yo soy el símbolo de vuestras penas, y vivo en los malos actos que ustedes me atribuyen.

(Seguido la luz del creador bajo a la tierra desde el cielo, y dice).

Dios: ¡Abel! ¡Hijo mío! Estas ovejas están ya muy descarriadas, no es posible traerlas de nuevo al rebaño. ¡No creen en mi existencia, viven en instancias ajenas a nuestro paraíso!).

Abel: ¡Pero señor! ¡Todos deben estar bajo tu gloria!

(Luego Imagus atravesó la garganta de Abel con su espada, este quedo mudo al instante, y Zatan vuelve a los avernos de la culpabilidad, se alegra de hacer sido escuchado).

(Fadiman llora al ver al pastor mudo).

Fadiman: ¡Pastor! ¡Pastor! Satanás ha bloqueado tu boca para que no saques los demonios de estos impíos.

Ecus: ¡Pero Zatan ni lo ha tocado!

Imagus: No te preocupes, a el siempre lo culpan de todo, El pago, paga, y pagara por los errores de los hombres.

Dark: ¡Vámonos, este lugar me huele a estiércol!

(Salen, Imagus, Dark, y Ecus a las calles, el climas esta ya un poco más cálido. Exitor sonríe con una mirada de astucia y dice: Vamos pues amigos, los llevare a conocer los no mundos, y a mi reino, el reino de Opak).

(Monta Dark sobre Exitor y señala el camino a cualquier parte, a los no mundos).

(Van en medio De la calle todos, es de noche, ven castillos y universos, en cada cosa y en cada lugar).

(Se abre el suelo bajo sus pies).

Ecus: ¡Imagus que sucede!

Imagus: ¡No temáis caballero!

(Se abre el cielo sobre sus cabezas).

Dark: Bienvenidos sean amigos.

Los No Mundos.

Tomad.
Comed el bello fruto.
Envenenado de placer.
Delicioso cual labios vírgenes.
Y prohibido al hombre común.

(Bajo estas cálidas palabras se levanta Ecus del suelo, y vio la hoja de sus encantos flotando apacible en el aire).

(Mas la hoja vuela, se aleja de el, y Ecus la sigue en aquel espacio negro y bizarro).

(Llega a un extraño monumento con las palabras).



I. Monumento.

La soledad del alma:

Prodigiosa tarde, abandonada la carne, muerta la pena. Más es de sabios alejarse de la mirada de los hombres, tocar violines al son de lo sublime, y reír por las melodías que estos nunca escucharan: Bailar al son de ellas, y forjarse un alma, una armadura, y con ella protege el fruto, y en ella porta siempre la espada. Mora en la montaña, duerme bajo los astros fugases, que la luna se dibuje plena en tus ojos. El alma corriendo eufórica por los senderos nocturnos, y el cuerpo en un coma narcótico. Muerte a la pasión impura, y la emoción en la palma de la mano: regida por cinco pilares de astucia, y condensada en una mirada sarcástica. Envenenada la felicidad por un placer oscuro he indescriptible. ¡Es el ritual de las dagas! ¡Es la muerte del hombre!

Imagus: Veo que gustas ahora de palabras puras, de esencias marchitas; Pues aquí encontraras lo que siempre has soñado, y sufrirás al conocerlo, y sentirás placer al seguir sus designios.

(Viene Exitor a todo galope, he invita a Ecus a montar sobre el).

Imagus: ¡No temáis caballero, yo montare contigo!

(Exitor recorre una calleja a toda velocidad).

Caudal de las venas, gran velocidad.

A la par de ellos un cochero, arrea sus caballos a fuertes latigazos, su mirada en blanco, sus rasgos fuertes y enigmáticos. Gigantes delgados la atraviesan y ofrecen al pasante, sus frutas con sabor a alegría, y el hombre del poste gira como fuente esparciendo su placer.

Exitor: ¡Agarraos camaradas, conoceréis el vértigo!

(Acelera Exitor a una velocidad prodigiosa, y luego se detiene lentamente frente a un alto pilar).

Imagus: Aquí lo tienes caballero.

(Ecus lo ve y se conmueve, llora lagrimas de felicidad oscura. ¡Da gritos de desesperación al contemplarlo!).

Dark: Es el final del camino caballero, allí estas tu.

(El pilar contiene múltiples rostros, son caras de Ecus en diferentes estados, expresando distintas emociones).

(Ecus se dispone a leer la escritura de este segundo monumento).

Ecus: ¡Dos! Pues dos es la clave de la vida.




II. Monumento.

El alma:

...

(Imagus y Ecus ríen, y se amaran por siempre, Dark reina en los no mundos, y Exitor los conducirá a la lujuria cuando lo deseen).

FIN.

Nota final del autor:

Bien fácil me hubiera sido, escribir lo que decía el último pilar, mas no es mi alma, ni la de Ecus la que debes encontrar. Por eso oz incito camarada, a ver tu sombra, y a ver detrás de ella.

Escrita por:

Amimsped.
Volver arriba Ir abajo
http://www.amimsped.blogspot.com
 
4) Los No Mundos: Buscando sin encontrar
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La Verdadera Guerra de los Mundos
» BUSCANDO FELICIDAD
» yo vivo en dos mundos...
» Buscando tienda en Madrid
» Buscando Escritores para el Blog...

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Novelas,Textos en capítulos,Obras de Teatro.-
Responder al temaCambiar a: