LETRAS Y ALGO MAS
Para poder interactuar en la comunidad, debes estar conectado,o registrarte.Tu cuenta será activada a la brevedad por un Administrador del Foro que hará llegar la activación a tu correo.,por lo cual ten especial cuidado en no equivocarte al registrar tu email sino no podrás ingresar al foro.
Te esperamos

LETRAS Y ALGO MAS

Un espacio diferente , para compartir y crear Registrado en Safe Creative
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  CONTACTANOS  

Responder al temaComparte | 
 

 AL TERCER DÍA...

Ir abajo 
AutorMensaje
juankis
Escritor Muy Activo
Escritor Muy Activo
juankis

Masculino
Géminis Gato
Cantidad de envíos : 158
Fecha de nacimiento : 28/05/1987
Edad : 31
Localización : Trujillo - Perú
Fecha de inscripción : 19/06/2008

RECONOCIMIENTOS
Mención Mención: - a la excelencia en sus comentarios
Mención Mención: - por sus Grandes Aportes a Letras y Algo Más
Premios Premios: 1º Lugar en Concursos Letras y Algo Más

MensajeTema: AL TERCER DÍA...   Jue Mar 04, 2010 10:57 am

El cariño, el afecto el amor es así. El amor para que funcione tal vez sea como en el caso de los explosivos: la pólvora mas el detonante, nosotros somos la pólvora y el detonante son los tres días que por tanto tiempo hemos esperado y ahora en febrero lo hemos vivido… no hemos encarnado una explosión bárbara sin embargo de a pocos, de a poquitos hemos logrado un montón de buenos momentos… hoy viendo una película horrorosa en las húmedas butacas de un cine al que por primera vez he visitado, te he besado, nos hemos besado, nos hemos abrazado nos ha sobrado el amor, he suspirado contadas veces y tu también lo has hecho, te has pegado a mí y has escuchado los extraviados latidos de mi corazón, cada diástole cada sístole han sido para ti… tu ojos chinitos, tus ojos café tus ojos miel… tu rostro rosado se ha quedado hasta ahorita en mi pecho, en mi camisa celeste con rayas azules… tu cuello olía rico, huele rico todo el tiempo y tus manos húmedas han sido las dos solitas para mí… que lindo es volver a vivir esto, eso que el tiempo nos ha faltado … te he querido hasta el número once (en la escala del uno al diez) y tú me has querido hasta el diez. Al volver de los servicios los aires renovados de tu ser me robaban el corazón por enésima vez…

Mis hermanas, mis padres, dicen que si sigo tan metido en internet, seguiré perdiendo el tiempo y que nada de provecho sacaré, mentiras!!! yo le tengo mucha confianza al internet (más de la que imaginas, es mas sin internet no concibo mi rutina) en internet en medio de un mosaico de fotografías te apareciste… mi habitación estaba en silencio en la casa no había nadie más que Junior (mi gato) yo surfeando entre tantas páginas terminé viendo tu fotografía (la primera imagen tuya que vi) leyendo tu perfil y escribiéndote un hola… luego de un segundo me respondiste, en seguida te contestaba y todo ha sido desde el primer día en Badoo como un juego de ping pong , de ahí pasamos al msn y creo que ahí ya no fue ping pong creo que fue tennis porque hablábamos más y mejor y muy linda tu creíste en mí, me diste el número del móvil y el avión que nos está llevando a la estabilidad emocional empezó a despegar…
En las estatuas (aunque en realidad sea el Parque de Los Filósofos) el veintitrés de febrero a las cuatro fue el primer contacto visual, el primer contacto físico… el sol abrasador nos intimidó tu sonrosada expresión, tu alegría al hablar y la certeza que ambos tuvimos al pensar que el encuentro se estaba dando de la mejor manera nos hizo sentir quizá algo de tranquilidad, el helado de frambuesa te encantó y yo por sobre mi cono miraba tus ojos chinitos… ahí mismo supe que eras mi niña, que eres mi niña.

Habían pasado pocos minutos a tu lado y no podía dejarte ir, por ahí llamó mi mamá ¿recuerdas? No podía dejarte y te llevé conmigo, conociste mi casa y también a mi abuelita, te puse la mochila de mi universidad y resultamos caminando por Pizarro, por la plaza de Armas, detrás de una firma para los documentos de mis padres me mirabas pensativa, me mirabas seria, me mirabas linda con tus ojos café y yo empezaba a quererte y ya cansados nos subimos a otro taxi, siempre juntos, siempre amigos, siempre sonriendo y yo hablaba como el gallo Claudio y tus carcajadas se notaban a kilómetros, ambos para al asiento posterior del taxi jugando como dos chiquillos y cuando el semáforo estuvo en rojo, unos niños se asomaron por la ventana y nos cantaron una canción de amor mientras el taxista regordete por el espejo retrovisor te miraba de una forma inapropiada y para el lado derecho un tipo que también iba en taxi te sonreía deshonestamente yo tontamente me inclinaba hacia la ventana como para impedirlo y tú te reías y yo atrevido te decía que estaba celoso…
Al término de nuestra cita, al despedirnos ese primer día en el parque grande, por vez primera y sin advertirlo caminamos como dos adolescentes, entrelazadas nuestras manos y por algunos segundos mudos, no decíamos ni jota ni nada… ya el click estaba dado, nos dimos un beso lindo en las mejillas y te vi desaparecer por esa calle que se llama Basilio Pacheco.
Las condiciones estaban dándose, el internet nos siguió uniendo, nos une, empecé con la idea de las canciones candidatas para nuestro top de temas exclusivos (o sea las canciones que fueran con nosotros) además hablamos muchas horas y te pregunté por si me dabas otra cita (claro de amigos) y aceptaste, tres días después de nuestra primera cita, nos volvimos a ver ahí en las estatuas… y te hice caminar unas cuadras por mi culpa y el sol otra vez ese sol insolente te fastidiaba, aun así caminabas conmigo y ya desde un primer momento otra vez entrelazadas nuestras manos…


Paseando por una casona del centro de la ciudad, observamos reliquias y cosas por el estilo hasta que tomamos un par de lugares en el patio de la misma casona donde organizaban un concurso de marinera para niños… nos sentamos juntos obviamente y mientras tomábamos nuestras chichas moradas te tomé disimuladamente una foto con mi celular y como nunca empezaba el concurso, nos aburrimos y salimos hacia la plaza de armas ( siempre de la mano) dimos vueltas, nos sentamos en una banca y unos niños alrededor saltaban detrás de las burbujas que hacía un vendedor ambulante, yo también quería mi argolla y ese compuesto para hacer mis propias burbujas, y por ahí había una música bonita y nos emocionamos y me dijiste “que niño” , jamás lo dudé y le compré al ambulante el kid para hacer burbujas, fue ahí cuando me sorprendiste: mientras yo hacía las súper burbujas, tu jugabas con ellas, corrías toda niña tú, me hiciste feliz con esa acción, me hiciste comprender que yo no soy el único aniñado de este lugar… y quise darte un beso pero sonso yo, no te lo di, mientras te burlabas de mí porque un niño me dijo “señor… compre chocolates para su esposa” (aunque claro según tú no escuchaste la palabra esposa) yo sí eh… estas viejo me decías y la ilusión empezó a germinar. Tenías que llegar temprano a casa y yo perdía la oportunidad para pedirte que seas mi chica (si ya lo sé era demasiado rápido, pero así pasa cuando uno anda súper seguro) continuamos por Pizarro hasta España, donde nos subimos a una combi cuya ruta nos dio tantas vueltas que al bajar resultamos mareados y creo que un poco enamorados también, antes de despedirnos, me abrazaste diferente y me gustó todo lo que haces para sorprenderme…


Cuando estuve en mi habitación vi las fotos que te tomé y muchas sonrisas se dibujaron en mí… te mande mensajes de texto, y al instante contestabas, uno de ellos decía así:

“Ok juank tbn t kelo [¿^-¿^] kdte ok spero k tngas dulcs sueños y 1 lindo fin d smana, bye mi niño bexitoz”

Era increíble, pensar que para mí este verano no prometía nada y ahora estaba como un loco comprando minutos a movistar para llamarte durante la noche, como lo he venido haciendo, para escucharnos, para morir de risa con nuestras ocurrencias, para aprender de nuestras vidas… así hemos estados estos días, aunque el ultimo lunes andabas confundida y no puedo negarlo me asustaba la idea de que no quieras enamorarte de mí, tuve que quedarme pegado al celular hasta la una de la mañana del día miércoles hablándote desde la azotea viendo el plenilunio… pensando en ti, enamorándome de ti, sorprendido cuando me dijiste que eras ambiciosa porque no solo pensabas en el único abrazo que te ofrecía si no que querías dos y muchos más… ya desde ese momento me tenías como la canción: colgando en tus manos…
Hoy ha sido el tercer día y he temido que la lluvia no te deje salir de casa, he corrido todas las cuadras posibles para estar ahí aguardando tu llegar, te he llamado desde el 513030 y me dijiste que estabas en camino (y yo en mi mente: fuiii jeee ke suerte, pensé que no salías por la lluvia) me apresuré y en el parque grande mientras llegabas yo jugaba a abrir y cerrar los ojos, hasta que en una de esas los abro y llegabas niña, nos dimos un abrazo y ambos juramos que nos hemos extrañado… pensamos a donde ir y terminamos en el cine viendo esa película horrorosa que no me ha gustado, en fin yo lejos de gozar la película, he gozado con tu presencia, con el primer beso que nos hemos dado en medio de la licantropía que sufría el protagonista del film…

A las siete dimos un vistazo a ese lugarcito que ya te anticipé, me hace feliz: la librería, preguntamos por: “Lo que Varguitas no dijo” de Julia Urquidi (un libro que hasta ahora en Trujillo por más que lo he buscado no puedo encontrarlo) y como lo suponía no estaba en stock y como nos dijo el vendedor, solo estaba en Lima y que en ocho días venían tres o cuatro ejemplares de tan rebuscada novela…
El frio, hacía de las suyas a la salida y ya como si nada nos dimos mas besos y sin condición te vengo dando mi amor… mi abrigo mi buen humor, mi alegría… ahora después de despedirnos en el parque grande y después de correr de tu mano, para que llegues a tiempo para que tu mami no te regañe, ando metido en internet no estabas al principio y cuando me hablaste, me llamó mi papá, te dije un toque no te muevas voy al fono, mi papa me llamó al fijo, no te muevas… puse el estado de mi msn en ausente, a los diez minutos volví a mi habitación y mi hermana estaba frente a la computadora y mi msn estaba cerrado y he sufrido porque no sé que me habrás escrito y porque no pude despedirme y peor aún, he marcado a tu móvil y con esta van como trece veces que escucho: “si desea deje su mensaje en la casilla de voz” debes estar dormidita y yo como siempre terco quiero hablarte… en fin después de todo ahora al escribirte todo esto es como si fuera un alivio para mí…
Ahora mismo envío este relato, este cuento, esta carta o lo que sea a tu correo, para que sepas que te quiero hasta el once, en la escala del uno al diez.
Te quiero Cecilia, mil besos, mil abrazos amor mío…
Volver arriba Ir abajo
http://www.juancarlosgalvez.tk
 
AL TERCER DÍA...
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Alenia Aeronautica entrega el tercer C-27J a la Fuerza Aérea de Bulgaria
» Dkc returns reseña
» la veo , la veo y no me la creo, mi tercer macuquina
» Top 50 de mangas vendidos desde el 2010
» El matrimonio Espectro presenta... su (casi) tercer proyecto

Permisos de este foro:Puedes responder a temas en este foro.
LETRAS Y ALGO MAS :: NARRATIVA :: Textos (literarios, Científicos,Periodísticos, etc.)-
Responder al temaCambiar a: